Aprendemos en casa La 2

Aprendemos en casa

Lunes a viernes a las 12.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5569946
Para todos los públicos Aprendemos en casa - De 12 a 14 años - Ciencias Sociales - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música)

Hola, muy buenas estudiantes. ¿Cómo lo lleváis?

Yo cada día mejor.

A estas alturas estoy viendo un poco la luz al final del túnel.

Queda poco para volver a la normalidad.

Seguro que esa vuelta se hace un poco extraña,

pero yo la afronto con muchas ganas y con mucha ilusión.

Seguro que vosotros y vosotras también.

Espero que ya me recordéis de los martes anteriores.

Soy Montse, la profesora de Geografía e Historia.

Esta clase está dirigida a alumnos de entre 12 y 14 años.

Ya estamos en el mes de mayo. ¡Parece mentira!

El mes de mayo,

además de florido y hermoso como dice el refrán,

es un mes en el que hay un montón de cosas que celebrar.

Por ejemplo, el próximo día ocho, viernes,

es el Día Internacional de la Cruz Roja o la Media Luna Roja

en los países musulmanes.

(TARAREA)

Es por todos conocida la gran labor social

que hacen los voluntarios de Cruz Roja.

¿Sabéis que están extendidos internacionalmente?

En los países en los que operan tienen los mismos principios.

¿Sabéis uno de ellos? La imparcialidad.

¿Qué significa esto?

La imparcialidad quiere decir que no distingue

ni de nacionalidad ni de religión ni de sexo

ni de raza ni de condición social.

Es decir, todas las sociedades tienen los mismos derechos.

Debido a su labor, Henri Dunant, el fundador,

fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1901.

Os animo a que investiguéis sobre la vida de este señor

porque es interesantísima.

Ahora sí, vamos a por nuestros vídeos.

Conoceremos temas de geografía universal

como la cosmografía o la medida de nuestro planeta.

En historia profundizaremos sobre la Edad Moderna

y sobre el arte en el Renacimiento.

Y por supuesto nuestro reto.

Para que estéis atentos os daré una pista:

tratará sobre los viajes a América.

¿Cómo será ese viaje? ¡Ah!

Quizá os he adelantado demasiado.

Solo espero que no os vayáis y que estéis conmigo a la vuelta.

Ahora os dejo los vídeos que seguro vais a disfrutar.

¡Hasta luego!

Estamos en el siglo XVI.

El Mapa Cosmographia Universal de 1507

es el primero en el que aparece la palabra América

para denominar al nuevo continente en honor a Américo Vespucio,

a quien Waldseemüller atribuyó erróneamente su descubrimiento

tras leer una descripción de sus viajes.

Aunque en obras posteriores retiró ese nombre

y llamó al nuevo continente Terra Nova o Terra Incógnita,

el error se perpetuó debido al enorme éxito

y difusión del mapa.

Otra novedad de ese mapa es que aparece América

claramente separada de Asia por el Océano Pacífico.

Antes, incluso el descubrimiento de este por Núñez de Balboa en 1513.

Otras curiosidades del mapa.

Tiene forma de corazón, se llama cordiforme.

En la parte superior puedes ver el mundo

ya dividido en dos hemisferios,

donde aparece Ptolomeo junto al hemisferio oriental,

representando el mundo conocido y descrito por él,

y a Américo Vespucio en el lado del hemisferio occidental,

junto al nuevo continente descubierto.

Observa la perfección con que se detallan

las zonas costeras por la información

que proporcionaban los navegantes

y el desconocimiento de las zonas interiores.

Curiosa la simbología y denominación

de los territorios y de la población.

En África describe la población de zonas

como antropófagos, trogloditas,

comedores de peces, elefantófagos o comedores de elefantes.

O en América, que se dibuja un loro

para divulgar el tipo de fauna existente en la zona.

El hombre siempre se ha sentido atraído

por conocer o explicar su lugar en el universo.

Desde las primeras representaciones del cielo y de la Tierra

hasta los actuales sistemas de posicionamiento global,

han sido necesarios siglos de trabajo de astrónomos,

matemáticos, ingenieros, cartógrafos y navegantes.

Las primeras creencias sobre nuestro planeta

suponían que la Tierra era plana y encerrada en la bóveda celeste

donde se fijaban las estrellas.

Ya en el siglo III antes de Cristo, Eratóstenes,

observando la sombra del Sol en dos lugares distintos

del Antiguo Egipto, demostró la esfericidad de nuestro planeta

y midió con una sorprendente precisión el radio de la Tierra.

En aquella época aún se suponía que nuestro planeta

era el centro del universo.

Hasta que en el siglo XVI Copérnico demostró

que eran la Tierra y los demás planetas

los que giraban en torno al Sol.

Los astrónomos continuaron catalogando

las posiciones de las estrellas en la bóveda celeste.

Y a partir de estas posiciones pudieron determinar

cuál era la latitud o distancia angular al ecuador

del lugar donde nos encontramos.

Bastaba con medir el ángulo de elevación máximo

que alcanza una estrella conocida

a su paso por el meridiano de ese lugar.

Mucho más difícil fue determinar la longitud geográfica

o distancia angular a un meridiano de referencia.

Al principio, cada país fijó su propio meridiano cero.

En 1884 se acordó internacionalmente como meridiano cero

el que pasaba por el Observatorio de Greenwich en Londres.

La diferencia entre el tiempo del paso de una estrella

por el meridiano donde se encuentra un observador

y el momento del paso de esa misma estrella

por el meridiano de Greenwich

corresponde a la longitud geográfica de su emplazamiento.

Por ello, la longitud geográfica

se mide en horas, minutos y segundos.

A partir de unos primeros puntos de referencia

cuyas coordenadas se determinaron con gran precisión,

se fueron estableciendo nuevos puntos

de coordenadas geográficas bien conocidas

llamados vértices geodésicos,

que son los que constituyen las redes geodésicas.

También se conectaron geodésicamente

mediante triangulaciones islas y continentes.

Al mismo tiempo se fueron estableciendo

las llamadas redes de nivelación formadas por puntos

que indican la altitud con respecto al nivel medio del mar.

Todos estos datos geodésicos han hecho posible obtener mapas

de cada vez mayor exactitud.

Aunque dejaban sin resolver la imposibilidad matemática

de representar una superficie esférica en un plano

sin que aparezcan deformaciones de la superficie representada.

En la segunda mitad del siglo XX se produce una revolución

en el conocimiento de nuestro planeta.

Con la llegada de los ordenadores y la cartografía digital,

por fin ha sido posible superar el problema de la representación

y visualizar la Tierra tal y como es

a través de la pantalla de nuestro ordenador.

Además, con la llegada de la era espacial

y de las radiocomunicaciones los estudios astronómicos,

geodésicos, geofísicos y cartográficos

han experimentado un auge sin precedentes.

Así mismo se ha podido determinar con extraordinaria precisión

la orientación del eje de giro de la Tierra;

realizar continuas mediciones

y obtener fotografías y medidas de altitud

de gran precisión de cualquier lugar en el planeta.

En el siglo XXI los telescopios continúan mirando al cielo

en busca de otras estrellas, otros planetas

y otras formas de vida.

Buscando algo que nos ayude a seguir conociendo

el lugar en el que vivimos y nuestros propios orígenes.

(Música)

Muy buenas y bienvenidos a un nuevo vídeo

sobre la historia de la Edad Moderna.

La primera clase la dedicamos a las transformaciones económicas

y los cambios sociales que tuvieron lugar

a partir del siglo XV.

Y en esta segunda hablaremos de la evolución política

centrándonos fundamentalmente

en la aparición de la monarquía autoritaria

y sus principales manifestaciones.

Empezamos, vamos a hablar de historia.

A comienzos de la Edad Moderna

los monarcas europeos reforzaron su poder

instaurando la denominada monarquía autoritaria

que sustituyó a la de tipo feudal.

Los reyes impusieron su autoridad sobre la nobleza y la Iglesia

y ejercieron un mayor control sobre el territorio.

Para conseguir esos objetivos fue fundamental en primer lugar

la aparición de nuevas teorías políticas,

de entre las que cabe destacar

la obra del italiano Nicolás Maquiavelo.

Y en segundo término la utilización de una serie de instrumentos

que pasamos a explicar a continuación.

Los reyes solicitaron el territorio nacional,

que pasó a ser considerado patrimonio de la familia real.

Crearon además una burocracia de funcionarios

que, financiados por el propio rey, trabajaban a su servicio.

Instauraron una Hacienda real

encargada del cobro de los impuestos.

Y en consecuencia los monarcas

empezaron a obtener importantes beneficios.

Establecieron un ejército permanente pagado por el rey

y al servicio de este.

Por último, con el fin de establecer relaciones con otros estados,

crearon un cuerpo diplomático.

Con ello surgió el Estado moderno,

caracterizado por la creciente concentración de poderes

en manos del rey.

La corte que rodeaba al monarca dejó de ser itinerante

como en la Edad Media y se estableció en una ciudad

que adquirió el rango de capital política

desde la que se dirigía el gobierno del reino.

A principios de la Edad Moderna

algunos estados alcanzaron un gran peso internacional,

para lo que fue fundamental la ampliación de sus territorios

ya fuera por conquista o por política matrimonial.

Estos reinos que veremos a continuación

están en gran medida en el origen de los estados europeos actuales.

Durante la segunda mitad del siglo XV

Inglaterra estuvo sumida en un conflicto civil,

la guerra de las Dos Rosas,

que enfrentó a la Casa de Lancaster con la Casa de York.

Esa circunstancia debilitó profundamente a la nobleza

y permitió que la monarquía aumentara su poder.

También la monarquía francesa salió fortalecida

de un conflicto bélico,

nos referimos a la guerra de los Cien Años

que le enfrentó a Inglaterra

entre 1337 y 1453.

Mientras tanto en la actual Rusia,

el príncipe de Moscú Iván III el Grande

unificó el país y adoptó el título de zar.

También continuaba existiendo el Sacro Imperio Romano Germánico

gobernado por el emperador Maximiliano

de la dinastía de los Habsburgo,

familia que controlaba extensos territorios

en la Europa Central y Oriental.

En la península ibérica destacó la unión

de Castilla y Aragón bajo los Reyes Católicos,

cuyo reinado será objeto de estudio en las próximas clases.

(Música)

(Música)

Muy buenas y bienvenidos al vídeo

con el que inauguramos la Edad Moderna.

Una etapa de la historia que trajo consigo

numerosas transformaciones que nos permiten diferenciarla

del periodo que hemos estudiado hasta ahora, la Edad Media.

Estos cambios se produjeron de manera progresiva

durante el siglo XV

y supusieron la modificación

de las estructuras económicas y sociales

así como la aparición de nuevas formas políticas y culturales

y la ampliación del mundo geográfico conocido.

Este vídeo está únicamente dedicado a la economía y la sociedad.

Así que comenzamos, vamos a hablar de historia.

Una de las principales características de la transición

entre la Edad Media y la Edad Moderna

fue el periodo de crecimiento económico

vivido durante el siglo XV.

Las actividades agrarias experimentaron una clara expansión

debido a la mejora de las técnicas empleadas,

la roturación de nuevas tierras

y el aumento de la demanda de alimentos.

La industria artesanal gozó también de un importante auge

estimulado fundamentalmente por el crecimiento demográfico

y el menor control de la producción por parte de los gremios.

Por su parte, el comercio inauguró un periodo de gran prosperidad

favorecido por el aumento de la demanda

y la apertura de nuevas rutas comerciales.

Además aparecieron nuevas prácticas financieras

y crediticias que dieron seguridad a los métodos de pago.

En este contexto, el medio urbano adquirió una especial importancia

siendo las ciudades las que controlaban

la producción artesanal

y capitalizaban las rutas comerciales.

De hecho Florencia, Venecia, Sevilla y Amberes, entre otros,

se convirtieron en lugares especialmente prósperos.

Y vinculados a ellos aparecieron negocios mercantiles

y financieros que sentaron las bases de un capitalismo comercial.

Durante el XV, la población europea superó la crisis del siglo anterior

y experimentó un crecimiento demográfico sostenido

favorecido por el aumento de la producción de alimentos

y la menor incidencia de las epidemias.

Si bien la sociedad mantuvo las estructuras estamentales

de la Edad Media,

desde el siglo XV experimentó importantes cambios

vinculados a las transformaciones económicas.

La nobleza y el clero quedaron sometidos

a la autoridad del rey,

pero siguieron siendo estamentos privilegiados

ya que no pagaban impuestos, controlaban buena parte de la tierra

y ocupaban los cargos principales.

La burguesía se había enriquecido con los negocios comerciales

y financieros y alcanzó gran protagonismo

y un creciente poderío.

La posesión de riqueza se transformó

en un medio de ascenso social y de prestigio,

por lo que muchas familias de comerciantes y banqueros

se emparentaron con familias nobles.

Algunas de ellas, como los Médici en Italia

o los Függer en Alemania lograron una gran influencia.

Los campesinos de Europa Occidental se libraron poco a poco

se la servidumbre feudal

y fueron convirtiéndose en personas libres,

aunque la mayoría de ellos llevaba una vida humilde.

(Música)

(Música)

Muy buenas y bienvenidos al primero de los dos vídeos

que vamos a dedicar al arte del Renacimiento.

Esta clase se divide en tres partes.

En primer lugar hablaremos de las características generales

del arte renacentista.

Pasaremos después a tratar la cuestión

de los artistas y los mecenas.

Y por último abordaremos la arquitectura del Renacimiento.

Dejamos por tanto para el vídeo siguiente

la pintura y la escultura.

Pues empezamos, vamos a hablar de historia.

Los cambios del Renacimiento se reflejaron también

en la aparición del arte renacentista,

que sustituyó a los estilos medievales

y más en concreto al arte gótico.

El nuevo estilo se inspiró en la Antigüedad clásica,

recuperando los artistas renacentistas

los ideales de belleza y armonía propios del mundo grecolatino.

El arte del Renacimiento surgió en Italia

y tradicionalmente se divide en dos periodos.

El Quattrocento, que sirve para denominar

al arte del siglo XV.

Se trató de una etapa de descubrimiento

y de experimentación con las formas grecolatinas

en el que la ciudad de Florencia fue el foco artístico más importante.

Y el Cinquecento, que se dio durante el siglo XVI.

En este periodo si bien Roma

se convirtió en el centro del arte renacentista,

el nuevo estilo se expandió por todo el continente europeo.

Se trató de un momento de madurez en el que aparecieron

nuevas formas estéticas que anticiparon el arte barroco.

En el Renacimiento los artistas alcanzaron fama y prestigio

y lograron una creciente autonomía.

En esa transformación tuvo una vital importancia

la figura de los mecenas.

Se trataba de personajes acomodados

y con inquietudes culturales y artísticas

que daban protección y apoyo a los artistas

mediante la financiación o el encargo de obras de arte.

En Florencia fue trascendental la labor de la familia Médici,

protectores de insignes artistas como el arquitecto Michelozzo

o el escultor Donatello.

En Roma el mecenazgo fue asumido directamente por los papas.

Así, bajo la protección de Alejandro VI, Julio II o León X

trabajaron artistas como Bramante, Alberti y Miguel Ángel.

La arquitectura renacentista

presenta las siguientes características.

El uso de elementos propios de la arquitectura grecolatina,

como el arco de medio punto, la bóveda de cañón,

las cúpulas, las columnas

y los frontones de forma triangular en las fachadas.

Los edificios recuperaron

las ideas clásicas de proporción y armonía

tratando de representar así belleza y equilibrio.

Además, el antropocentrismo propio de la época

impulsó la construcción de edificios adaptados a las medidas humanas.

En la arquitectura del Quattrocento destacó Filippo Brunelleschi,

a quien debemos la construcción de la gran cúpula

de la Catedral de Florencia y también las iglesias

de San Lorenzo y del Santo Espíritu entre otras.

Otros arquitectos importantes del Quattrocento

fueron Alberti y Michelozzo,

autor este último del palacio Médici Riccardi.

En el Cinquecento romano destacó la construcción

de la basílica de San Pedro

en la que participaron, entre otros, Bramante y Miguel Ángel.

Pero también hay que destacar

la arquitectura veneciana de la época,

sobre todo la obra de Andrea Palladio.

(Música)

(Música)

Muy buenas y bienvenidos a un nuevo vídeo

sobre el arte del Renacimiento.

En la clase anterior habíamos hablado

de las características generales de este estilo

y de la arquitectura renacentista.

Por tanto, nos queda hablar de la escultura y de la pintura.

Pues empezamos, vamos a hablar de historia.

Al igual que la arquitectura, la escultura del Renacimiento

también se inspiró en la Antigüedad clásica,

de la que tomó el interés por el cuerpo humano,

la proporción y el equilibrio.

Del Quattrocento el primer autor a destacar fue Ghiberti,

a quien debemos el relieve en bronce

de las Puertas del Baptisterio de Florencia,

en las que se aprecia un marcado naturalismo

y un dominio de la perspectiva.

También destacó Donatello,

quien supo representar el ideal renacentista

en obras en bronce como el "David" o el condottiero "Gattamelata".

Esta última realizada al modo de las esculturas ecuestres

de los antiguos emperadores romanos.

Por su parte, en el Cinquecento sobresalió el genio de Miguel Ángel,

cuya capacidad para combinar equilibrio y armonía

con emotividad contenida lo convierte

en el principal escultor del Renacimiento.

De entre sus obras en mármol destacan el "David",

la "Piedad" y "Moisés".

Hay que destacar los siguientes rasgos.

El dominio de la perspectiva que permitió

representar la profundidad y la distancia

en una superficie plana;

el sentido de la armonía y de la proporción

reflejadas tanto en las figuras como en los paisajes.

Y una temática variada donde sobresalieron

los temas religiosos y mitológicos,

así como los retratos y los desnudos.

En la pintura del Quattrocento destacaron autores

como Fra Angélico, Masaccio y Botticelli.

Mientras que en el Cinquecento,

donde se logró un mayor dominio de la perspectiva y del color,

habría que hablar de Leonardo, Miguel Ángel y Rafael.

La pintura de Leonardo da Vinci se caracteriza

por el uso del sfumato, una técnica que consiste

en difuminar los contornos para aumentar la profundidad.

Entre sus obras destacan "La Gioconda" y "La última cena".

Miguel Ángel realizó los frescos de la Capilla Sixtina

con un estilo escultural que superaba el clasicismo.

Entre las escenas más sobresalientes de encuentran

su composición del "Juicio Final" y de "La creación".

Rafael Sanzio dominó el color y la composición.

Entre sus obras destacan los frescos

de las estancias del Vaticano

y sus representaciones de vírgenes o madonas.

Otros pintores importantes del XVI son aquellos que constituyeron

la escuela de Venecia,

caracterizada por el dolor y la sensualidad de sus obras.

Sus principales representantes fueron Tintoretto y Tiziano.

(Música)

Este plano de Madrid realizado por Pedro Texeira en 1656

es una obra excepcional por su gran detalle y minuciosidad.

No es un simple dibujo de la ciudad

ya que se realizó con mediciones reales.

Destaca su fidelidad con el trazado actual

de gran parte de sus calles.

Si nos acercamos al plano,

se puede observar la distribución interna

de las manzanas con detalles de la disposición de las fachadas,

cubiertas y espacios interiores.

Según se describe en la propia leyenda del mapa,

las fachadas orientadas al sur de todos los edificios

están dibujadas fielmente,

lo que permite reconocer a día de hoy

palacios, conventos e incluso estatuas.

Curioso también comprobar algunas escenas

con personajes en calles y plazas.

O edificios que ya no existen y que cumplían su función

de almacenes de hielo en aquella época,

los pozos de nieve,

en varios sitios estratégicos de la ciudad.

Sobre el plano se describe una extensa relación de edificios,

parroquias, conventos, ermitas, hospitales, huertos, puentes

y una detallada descripción del desaparecido Palacio Real

y del canal de navegación que discurría

por el actual Paseo de Coches del Retiro.

O el trazado original del puente de Segovia.

Los límites que se muestran son los que tuvo la ciudad

hasta las grandes remodelaciones urbanísticas del siglo XIX.

Y la extensión equivale al actual distrito Centro

con El Retiro, Barrio de los Jerónimos

y la Casa de Campo.

(Música)

Muy buenas y bienvenidos al primero de los vídeos

sobre la España del siglo XVII.

Se trata de una clase que está dedicada

a dos cuestiones que tienen que ver

con la política interior de la monarquía hispánica.

Nos estamos refiriendo al valimiento y a los conflictos internos,

que son los dos temas que dan título a los apartados de este vídeo.

Pues empezamos, vamos a hablar de historia.

El principal cambio del funcionamiento

en el sistema político español del siglo XVII

fue la aparición de los validos,

miembros de la aristocracia

en los que el rey depositaba su total confianza.

De esta manera, el monarca se desentendía

de las labores de gobierno,

siendo el valido quien tomaba las principales decisiones.

En gran medida, el valimiento se entiende

por la complejidad que había adquirido

la estructura estatal.

De tal modo, que los reyes por sí solos

eran incapaces de llevar a término sus tareas.

A lo que hemos de añadir que los Austrias del XVII

no destacaron ni por su espíritu laborioso

ni por sus altas capacidades.

Ahora bien, el valimiento no fue un fenómeno

exclusivamente español.

Figuras similares aparecieron en otras monarquías europeas,

siendo los mejores ejemplos el de Mazarino

y el cardenal Richelieu en Francia.

En España los validos gobernaron al margen del sistema tradicional

de organización política de los Austrias.

Es decir, no contaron con los consejos.

En su lugar crearon las juntas,

los cuales eran pequeños órganos de asesoramiento

formados únicamente por los partidarios del valido.

Y los validos de Felipe III fueron el duque de Lerma

y el duque de Uceda.

Los de Felipe IV,

el conde-duque de Olivares y Luis de Haro.

Y durante el reinado de Carlos II,

el padre Nithard, Fernando Valenzuela,

el duque de Medinaceli y el conde de Oropesa.

Otro fenómeno que surgió en la Administración española del XVII

fue la venta de cargos públicos.

Si bien era una práctica que para obtener beneficios

había inaugurado la monarquía española

en épocas anteriores,

su uso se extendió, sobre todo, a partir de Felipe III.

Los Reyes Católicos habían construido el nuevo Estado

a partir de la unión de una serie de reinos

que, a pesar de estar bajo el control

de unos mismos monarcas,

conservaban sus leyes e instituciones propias.

Sin embargo, desde el siglo XVI comenzaron a ser evidentes

las tensiones entre dos posturas contrapuestas.

De un lado estaría la tendencia centralizadora

que buscaba homogenizar todos los reinos

siguiendo el modelo del más poderoso de ellos, Castilla.

Y del otro estarían los partidarios de mantener las leyes

e instituciones propias de cada rey.

El problema terminó por estallar durante el reinado de Felipe IV

y más en concreto en el valimiento del conde-duque de Olivares.

En el contexto de la guerra de los Treinta Años

en la que la monarquía hispánica participaba activamente,

este valido propuso un proyecto reformista

que conocemos con el nombre del Gran Memorial.

La tendencia centralizadora de ese documento

se incrementó cuando se aprobó la Unión de Armas,

que preveía una mayor participación de todos los reinos

en el esfuerzo bélico que hasta entonces había recaído

fundamentalmente en Castilla.

Esto terminó por desencadenar la crisis de 1640,

que afectó a Portugal, Cataluña, Andalucía y Nápoles.

Y que será objeto de estudio en nuestro siguiente vídeo.

(Música)

(Música)

El siglo XVII fue testigo de la aparición y consolidación

de un nuevo orden internacional en Europa.

Los conflictos bélicos fueron una constante

durante toda la centuria,

siendo los más representativos la guerra de los Treinta Años

y el conflicto franco-hispano ligado a ella.

Las paces de Westfalia y de los Pirineos

pusieron fin a esos enfrentamientos.

Al tiempo que marcaban el inicio de una política internacional

basada en el equilibrio político y diplomático entre las potencias.

Es decir, la ausencia de una monarquía hegemónica

como había sido la hispánica.

Al acceder al trono Felipe III,

se encontró una España agotada

tras las continuas guerras del siglo anterior.

Llegados a este punto, conviene recordar

las bancarrotas de la Hacienda pública

de la parte final del reinado de su padre, Felipe II.

De esta manera, el nuevo monarca

emprendió una política caracterizada

por el establecimiento de tropas y tratados de paz con sus enemigos.

En concreto con Inglaterra firmó la Paz de Londres en 1604.

Con los rebeldes de los Países Bajos

la tregua de los Doce Años en 1609.

Mientras que con Francia heredó la Paz de Vervins,

que había firmado su padre en 1598.

Durante el reinado de Felipe IV España volvió a implicarse

en los grandes conflictos europeos.

En concreto, participó en la guerra de los Treinta Años

apoyando a los Habsburgo de Viena

y a los príncipes católicos alemanes.

Además, al expirar en 1621 la tregua de los Doce Años

con los rebeldes de los Países Bajos,

la monarquía hispánica se vio obligada

a atender un nuevo frente.

Estos conflictos se iniciaron con victorias de los Habsburgo.

Fue el caso de la toma de Breda en los Países Bajos

y de las batallas de Nördlingen y la Montaña Blanca

en el conflicto germánico.

Sin embargo, con la incorporación de Francia al conflicto,

el signo de la guerra cambió.

Además, al tiempo que las tropas españolas

era derrotadas en batallas como Rocroi o las Dunas,

ingleses y franceses atacaban los territorios americanos

y apoyaban las rebeliones de Cataluña y Portugal.

Finalmente, Felipe IV se vio obligado a firmar

la Paz de Westfalia en 1648

y la Paz de los Pirineos en 1659.

En estos acuerdos, además de perder la hegemonía europea,

España tenía que ceder a Luis XIII de Francia

territorios como Artois, Rosellón y Cerdeña.

Y en ese mismo contexto también se reconoció

la independencia de las provincias unidas

y de Portugal.

Durante su reinado, Carlos II hizo lo posible

por frenar el expansionismo de la nueva gran potencia de Europa,

la Francia de Luis XIV.

Sin embargo, una España débil tuvo que ceder nuevos territorios

en las paces de Nimega, Aquisgrán y Ryswick.

Finalmente, la muerte sin descendencia del monarca

llevó a un nuevo conflicto de carácter europeo:

la guerra de Sucesión española.

(Música)

(Música)

"No es noticia, aunque quizá debería serlo.

Un numeroso grupo de niños y niñas entra en un museo

con ganas de aprender y de pasarlo bien.

Son los participantes en la escuela de verano

que cada año organiza el Museo de América.

Este centro de conservación y difusión cultural,

situado en la Ciudad Universitaria de Madrid,

es uno de los museos españoles que más actividades

de carácter educativo ofrece para niños y jóvenes".

Nuestra línea de trabajo básica es que todos seamos conscientes

de la línea de interculturalidad; la igualdad entre las culturas;

la necesidad de respetar y tolerar todas aquellas cosas

que en principio nos resultan ajenas y que cuando las conocemos,

aprendemos a convivir con ellas.

Nuestro objetivo siempre debe ser que los niños aprendan en el museo

sin dejar de divertirse.

Siempre intentamos despertar en ellos la curiosidad.

Las actividades siempre son interactivas.

Buscamos que ellos no sean espectadores pasivos,

sino constantemente se les está preguntando;

que ellos den su opinión, que den su punto de vista.

Que vean qué es lo que observan en las obras

antes de contárselo nosotros.

Es muy importante esa parte participativa

porque es un aprendizaje diferente al de la escuela.

"Junto con esta escuela de verano que llevan organizando 23 años,

el Museo de América también realiza talleres familiares

a lo largo del año.

Este esfuerzo también es presupuestario,

ya que todas esas actividades son gratuitas".

El Museo América, el Museo Arqueológico

y el Museo de Ciencias Naturales

tienen parte de la colección de Carlos III.

Estamos viendo que esto está expuesto, que lo podemos ver.

¿Pensáis que el rey lo dejaba ver o que no?

(TODOS) Que no.

O sí. Carlos III dejó ver su colección

de lo que estamos viendo hoy aquí.

Y lo que hizo fue abrir, se lo dejó ver al público.

Es como el inicio o la primera semillita

de lo que hoy son los museos.

A la hora de hacer el discurso del museo,

de hacer los materiales,

tal vez somos más tendentes a hacer discursos más complejos

que son frutos de la investigación.

Pero siempre hay una manera de adaptar esos contenidos

a un lenguaje sencillo, a una actividad sencilla

que haga que los niños lo comprendan de una manera,

que sea más accesible y que, como digo,

si ellos no nos visitan hoy y no aprenden que el museo

es un lugar al que quieren volver,

no tendremos visitantes en el futuro.

Ayer estuvimos viendo el virreinato de la nueva España.

Hablamos un poco de cómo se conquistó Méjico.

Y estos cuadros narran cuándo sucedió esto

a principios del siglo XVI.

Pero se hicieron, fijaos, a finales del siglo XVIII.

O sea, casi 200 años después.

Sobre una tabla, a veces se colocaba un lienzo, a veces sobre una tabla,

se ponía una especie de yeso, para que os hagáis una idea,

y ahí se grababa el boceto.

El boceto es el dibujo previo,

que es lo que van a querer representar.

Pensando dónde querían poner las conchas.

Si os fijáis, no hay conchas por todas partes.

Están por ejemplo en las armaduras, en algunos elementos

que quieren que tengan relieve y que brillen

para tener esa sensación de metal.

Iban colocando cuando estaba aún fresquita la masa las conchas.

Y después pintaban por encima.

"Cada jornada de la escuela cuenta siempre con una sesión

en la que los alumnos dejan espacio a la creatividad,

la imaginación y las manualidades.

Junto con esta actividad de verano,

durante el curso los responsables del museo

también ofertan una propuesta didáctica".

El museo diseña todos los años una programación específica

para dirigir a los colegios para grupos

de educación infantil y primaria. Consiste en una visita-taller

que ofertamos cada año con un tema diferente

o incluso dos temas para elegir por cada ciclo.

Aparte de la oferta educativa para infantil y primaria,

estamos trabajando también en la puesta en marcha

de unos materiales específicos para educación secundaria.

"Cada año, a los pocos minutos de comenzar el plazo de inscripción,

se acaban las plazas de la escuela de verano.

Viendo el entusiasmos de los alumnos, se entiende mejor.

El museo, cuya existencia conocen muchos niños y mayores,

sigue siendo un tesoro pendiente de descubrir para otros.

Ahora que terminan las actividades con los más pequeños,

es hora de dar un paseo por sus salas.

Y lo primero que llama la atención es su discurso expositivo".

Hay visitantes que cuando vienen al museo se quedan desconcertados,

yo también cuando venía antes de empezar a trabajar aquí.

Porque quizá vienes buscando la sala azteca, la sala inca,

la sala de arte, la sala del mobiliario

y no es ese discurso.

Se apostó por un discurso mitológico diferente,

de carácter científico, académico, antropológico.

De manera que se pudiese abordar la vida, la cultura, la sociedad

a partir de tonos transversales.

La sociedad, la religión, la comunicación;

cómo pensaban los unos de los otros; qué éramos

y cómo somos en realidad cuando nos conocemos.

¿Qué sucede? Que para eso utilizamos nuestras conexiones

con independencia de la época o la procedencia.

"La recreación del Gabinete de Historia Natural,

recordando aquellas cámaras de las maravillas

y las colecciones reales, llama la atención del visitante.

Y nos lleva, de paso, a fijarnos en su colección

de carácter etnológico".

Con la llegada de los europeos al continente americano

se abre una nueva realidad, una gran diversidad cultural.

Seguramente de poder apreciar que existen culturas

muy diferentes a las nuestras con formas de abordar

el aprovechamiento incluso del medio;

de esa relación entre comunidades de forma muy distinta.

Fue una oportunidad enorme la que tuvieron

los primeros expedicionarios de conocer esas culturas

de primera mano y también

poder ser parte de ese choque

tan distinto entre sociedades

con códigos de interpretación de las cosas muy diferente.

Desde un punto de vista etnográfico es esencial

porque es poder observar la diversidad cultural

que es importantísimo.

Nuestro reto hoy es poder seguir mostrando al público

cómo esa diversidad cultural nos enriquece a todos hoy en día.

Una de las obras más destacadas de la colección de etnología

es un impermeable inuit, es una obra muy interesante

en cuanto que recoge muy bien las necesidades de uso

que se tienen a la hora de elaborar estas prendas.

Están realizadas con tiras de intestino

de un mamífero marino.

Se une una tira con otra interiormente

de tal forma que parece casi una sutura quirúrgica

que no permite que penetre el agua y que mantiene seca a la persona.

En el gabinete podrán ver una capa realizada con pluma

procedente de Hawái, es una capa del siglo XVIII.

Está realizada con un armazón de fibra vegetal

y cubierta con una enorme cantidad de plumas de color rojo y amarillo.

Colores importantísimos para algunas culturas de Oceanía,

el rojo es un color que simboliza el poder, la fuerza.

Y eran llevados

por los jefes de las comunidades.

"Casi la mitad de las piezas que alberga el Museo de América

forma parte de la colección arqueológica.

La América precolombina se muestra así

en su deslumbrante variedad".

A través de las colecciones de arqueología,

lo que podemos ver en el Museo de América

es una representación reducida, por el espacio

y por las dimensiones que tiene la colección,

una representación reducida de la expresión cultural,

de la diversidad de esa expresión cultural

de la América indígena antes de la llegada de los europeos.

Pero nos está hablando de eso, del modo de vida

de estas poblaciones, de sus creencias,

sus pensamientos, sus preocupaciones;

muchas similares a las nuestras.

Las necesidades, la convivencia; la representación de la mujer.

A pesar de la relación que ha tenido España con América

durante los siglos XV, XVI y XVII y XVIII,

lo que vemos es que había muy poco interés.

Hay una distancia en el imaginario cultural.

Vamos a pensar por ejemplo en la manera de entender la estética.

La estética europea es una y la americana es otra,

es mucho más simbólica.

No hay un gusto por lo precolombino hasta el siglo XX.

A partir del siglo XX sí.

O sea, el modernismo, el cubismo de Picasso

que redescubre un poco ese arte vamos a llamarlo

entre comillas "primitivo".

Un arte distinto, una manera diferente de ver,

de entender los objetos y de expresar la realidad.

Yo destacaría el tesoro de los Quimbayas.

En Colombia, en el Museo del Oro de Bogotá

puedes ver cantidad de objetos de oro.

Pero de esta cultura y con la carga estética

que tienen, sobre todo, las figuras antropomorfas,

son una especie de botellas que contienen cenizas humanas.

Ya no solo por el propio objeto elaborado en una aleación de oro,

por la propia figura que tiene esa cercanía estética

que antes comentaba.

En este caso sí apreciamos el valor estético

porque nos recuerda a otras producciones más próximas.

Y luego además por el uso,

son objetos que contenían cenizas de difuntos.

Esta escena es la representación de una divinidad maya

que en realidad es la representación del propio rey Pakal.

Es una escena del siglo VII elaborada en piedra y pintada.

Se conserva un poco de la policromía.

Es una de las grandes obras maestras del arte maya

y de las grandes obras que se pueden ver en el museo.

Forma parte de lo que se ha llamado el trono de Pakal.

Pakal es el rey más importante de la ciudad de Palenque.

Está representado un bacab, que es una especie de dios

sosteniendo el universo.

Hay un caparazón de tortuga que representa el universo

y este bacab sostiene ese universo.

Pero ese bacab al mismo tiempo es la representación de Pakal.

"A lo largo de la muestra que el Museo de América

ofrece al visitante, también llama la atención

el amplio y rico grupo de piezas procedentes de los virreinatos".

Resulta extraordinario, en primer lugar

por las tradiciones indígenas que se han mantenido

dentro de un arte que podemos considerar occidental, europeo.

Pero tiene mucha influencia en el mundo prehispánico.

Es una manera de poder conocer culturas que han dejado su huella

y su impronta en este arte europeo.

Fusión, extirpe, relaciones.

Un mundo global por primera vez.

Los problemas globales de ahora del siglo XXI

ya se producían a partir del siglo XVI.

Cuando España llega a América, empieza a ver

todo lo que es un trasvase de influencias y de culturas

y se puede hablar que la primera globalización

ya se está produciendo en los siglos XVI y XVII.

Es una oportunidad de echar a volar nuestra imaginación

y un viaje a través del tiempo y un viaje cultural

que puede iniciar en este museo.

(Música)

El Museo de América tiene una de las mejores colecciones,

si no la mejor colección, de pinturas de casas del mundo.

Es una pintura que se realiza en Méjico a comienzos del XVIII

y que muestra las mezclas culturales que se producen

entre el grupo blanco,

el grupo indígena y la etnia negra.

¿Por qué es tan interesante?

Porque nos está mostrando la manera de vivir,

los vestidos, la relación entre la sociedad.

Es muy importante para nosotros porque no hay tanta pintura

que muestre el mundo cotidiano del siglo XVIII.

"Si unas obras nos muestran la vida cotidiana,

otras son crónicas exhaustivas de hechos históricos.

Por ejemplo, esta entrada del virrey Morcillo en Potosí.

El monumental lienzo muestra el recibimiento

que los poderosos mineros hicieron al arzobispo

para conseguir los favores de la nueva autoridad.

La entrada en la ciudad de Quito de las tropas españolas en 1809

es otra de esas crónicas sobre lienzo.

Aunque en este caso, la intención del virrey del Perú

que la encargó era transmitir a las autoridades españolas

el mensaje de que las revueltas estaban controladas

y la ciudad pacificada.

La sorprendente variedad y calidad de las colecciones del museo

nos habla en definitiva de un pasado común

y de la presencia española durante siglos

en las tierras de ultramar".

(Música)

(Música)

Volvemos a nuestra clase de Geografía e Historia

para poner luz sobre los conocimientos

que hemos visto y aprendido.

¿No os quedáis de una pieza cuando os dicen

que la Edad Moderna es hacia el 1500?

Anda, que yo pensaba que modernos erais vosotros y vosotras

que habíais nacido en el siglo XXI.

Pero resulta que sí, que a la etapa comprendida

entre 1453 o 1492

y 1789 con la Revolución francesa

se le conoce como Edad Moderna.

Uno de los hechos que marcaron esta época

es el conocimiento prácticamente total

de todos los territorios del planeta que antes les eran desconocidos

a los europeos como, por ejemplo, Australia o América.

¿Sabéis cuál es una de las consecuencias que tuvo esto?

Que se consiguieron elaborar mapas de navegación

cada vez más precisos.

Muchos hombres de la época se lanzaron a explorar

nuevos territorios con el objetivo de enriquecerse

o de hacer hazañas memorables.

(TARAREA)

Esta situación tuvo también como consecuencia

hechos fatales como la pérdida de población autóctona

de los territorios conquistados o la esclavitud.

Aventureros, los hombres de acción de aquella época

se lanzaron a realizar intrépidos viajes

con el objetivo de buscar oro, enriquecerse

o conquistar territorios.

Uno de esos pioneros era Magallanes. ¿Te suena?

Magallanes era un navegante y explorador portugués.

Se le conoce por haber descubierto el paso navegable

entre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico.

Ese estrecho recibe su nombre, estrecho de Magallanes.

Hoy en día queda poco por nombrar de nuestro planeta.

Como mucho podrás ponerle nombre a tu gato.

Hacer todos esos viajes suponía un tremendo desafío.

Inspirada en estos viajes os traigo nuestro reto de hoy:

juego de exploradores.

¿Qué vais a necesitar?

Necesitaréis primero conocimientos e imaginación.

Lo siguiente: un lápiz, una regla, rotuladores

y un papel sobre el que dibujar.

Si tienes un cartón, mucho mejor.

¿Qué vais a hacer? Diseñar un juego

cuya temática serán los exploradores del Nuevo Mundo,

que es como se conocían esos territorios en aquel tiempo.

Cada jugador será un explorador como Magallanes o Vasco de Gama,

que fue el primer navegante

que llegó a las Indias rodeando África.

Os animo a investigar sobre otros exploradores

y navegantes de la época con el objetivo

de ofrecer diferentes roles a vuestros jugadores.

(TARAREA)

Ahora llega el momento de diseñar cómo se avanzará por este juego.

Os propongo uno sencillo, la mecánica del juego de la oca.

Se tira el dado, se avanza y hay casillas especiales

que te facilitan o dificultan avanzar.

Si sois unos "gamers" expertos en juegos de mesa

o juegos de cartas, podéis complicar

la mecánica de vuestro juego.

Inicio del juego:

primero hay que pensar si nuestros navegantes

saldrán de un puerto o habrá varios puertos donde elegir.

Tenéis que saber que en el siglo XV

florecieron importantes puertos en la península y en las islas.

Por ejemplo, el puerto de Santa Cruz de Tenerife;

el puerto de Ribadeo, Portugalete o Sevilla.

Tendréis que explorar para decidir qué puertos ponéis en vuestro juego.

Por ejemplo: Magallanes partió de Sevilla,

descendió hasta Sanlúcar de Barrameda

y allí recaló en Canarias antes de atravesar el Atlántico.

Podéis poner también en vuestro juego

puertos intermedios al igual que Magallanes.

Primero paró en Canarias y después en Cabo Verde

para hacerse con víveres.

Si ponéis estos puertos intermedios, ¿qué pasará con los jugadores

si caen en esta casilla? ¿Pueden tirar otra vez?

¿Tienen turno doble?

¿Qué pasa si uno de los jugadores no para en puerto seguro

para recoger víveres? ¿Se queda dos turnos sin jugar?

¿O tiene que esperar hasta pasar por puerto seguro

para seguir avanzando?

La aventura continúa no sin impresionantes riesgos.

Recordad poner en vuestro tablero casillas de los riesgos y amenazas

a los que se enfrentaban los navegantes exploradores

de aquella época cuando se aventuraban mar adentro.

Podéis crear en vuestro juego casillas de tormenta

o de maremotos que hundan el barco.

¿Qué pasa si un jugador cae en la casilla de tempestad?

Tenéis que tomar decisiones sobre las consecuencias

de esta casilla en el jugador.

También podéis añadir la casilla de motín,

que es cuando la tripulación se rebela contra el capitán.

Sabéis que a Magallanes se le rebelaron

sus capitanes de las otras naves con las que viajaba.

Tuvo que tomar medidas bastante drásticas.

Si os interesa, solo debéis investigar.

Escorbuto.

Es otro de los riegos a los que se enfrentaban

los marineros de la época.

Era una enfermedad intestinal derivada de la mala conservación

del agua y los alimentos en los barcos.

Por suerte, hoy tenemos un montón de medidas

como el lavado de manos para evitar infecciones.

¿Qué le ocurre a un jugador que cae en la casilla de escorbuto?

¿Tiene que volver a empezar?

Y si hay viento favorable, las naves avanzan más rápido.

¿Qué ocurre si caes en esa casilla? ¿Tienes doble turno?

¿Avanzas tres casillas?

¡Oh, no, piratas!

La piratería era una práctica habitual

desde la Antigüedad.

¿Qué ocurre si caes en la casilla de piratas?

¿Retrocedes tres o cuatro casillas?

Se acerca el final del juego, por fin llegamos a buen puerto.

¿Cuántos puertos habrá a los que llegar? ¿Uno o varios?

Por ejemplo, el de Veracruz en Méjico.

Podéis investigar sobre los puertos que en aquella época

había en el Nuevo Mundo.

Y luego tras el viaje, ¿qué ocurrirá?

¿Finaliza el juego o los jugadores

podrán seguir avanzando y viviendo nuevas aventuras

explorando los nuevos territorios? Tú lo decides.

"Oh, yeah".

Aventura es la que tenemos nosotros, aguantar estos días

y resistir al virus definitivamente.

En todos estos quehaceres os dejo hasta la próxima semana

deseándoos mucho aprendizaje y más salud.

Nos vemos el próximo martes.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • 12/14 - Ciencias Sociales

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Aprendemos en casa - De 12 a 14 años - Ciencias Sociales

05 may 2020

En esta franja horaria, comenzamos aprendiendo geografía física para conocer mejor nuestro planeta tierra. Posteriormente, nos acercaremos al surgimiento del Estado Moderno y al arte del Renacimiento. Concluiremos con una visita al Museo de América después de haber aprendido algo más de la historia de España del siglo XVII.

ver más sobre "Aprendemos en casa - De 12 a 14 años - Ciencias Sociales" ver menos sobre "Aprendemos en casa - De 12 a 14 años - Ciencias Sociales"
Programas completos (86)

Los últimos 87 programas de Aprendemos en casa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos