www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1612712
No recomendado para menores de 7 años Ana y los siete - Episodio 85 - A veces oigo voces
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que hasta los muertos le tienen ganas?

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que todo el mundo se pide un turno?

El Papa se lo consulta...

...al Dalái-lama.

¿Qué es lo que baila Ana?

El reportero de "El Mundo" al del "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Y el pijo del cochecito cupé...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ana...

¿Dónde vas?

¿No te han enseñado que no se debe espiar?

Y sabrás que si lo haces te castigarán.

Buena chica.

Espero que no cuentes nada.

¿Entendido?

Porque Rafa puede ser un chico muy malo.

¿Te ha quedado claro?

Venga, a dormir.

Lucía, ¿dónde estabas? No nos dejan jugar más al escondite.

Porque es tarde, María.

¿Estás bien? Ni que hubieras visto a un fantasma.

¿Has visto un fantasma? No, es una forma de hablar.

¿Estás bien, pequeña?

¿Seguro?

Pues venga, a dormir, pequeñajas.

No podemos dormir hasta que Ana venga a darnos las buenas noches.

Vale. Pues ahora le digo que venga.

¿Vale?

Venga.

¿No te pasa nada?

Buenas noches.

Lucía, ¿has visto un fantasma?

Prométeme que vigilarás a Rafa y luego me lo contarás.

¿Por qué quieres que lo prometa? -Prométemelo.

Vale. -Y no se lo cuentes a nadie.

¿Qué pasa? -Prométemelo.

Te lo prometo.

El pelo de fregona te quedaba mejor. ¡Aaah!

Lo siento. Por hoy vale.

Vale.

Ayúdame.

"Ayúdame".

Ay. ¡Ay!

¿No podéis esperar a llegar a la habitación?

Su amor es incontrolable. -Venga ya.

Venga. Buenas noches, niñas.

¿De mí no te despides? Claro.

Buenas noches, cariño.

Buenas noches.

Ana, ya lo sabemos. Claro.

Ya somos mayores, no disimuléis. ¿A que sí?

¿Ya lo sabéis? Vaya.

No sabíamos cómo decíroslo.

Lo sentimos mucho. Sí.

Ana y yo... Sabemos que dormís juntos.

Venga, a la camita. ¡No!

Dejaos de tonterías. Papá, dale caña.

Dale caña.

Estrenan una peli de fantasmas. ¿Venís?

Lucía hoy ha visto un fantasma.

¿A que sí? -Y tú te lo crees.

¿A que sí? -Os está vacilando.

Marchaos ya. -¿Has visto un fantasma?

Que se está riendo de ti. -Largaos.

Ya nos vamos.

¿Os quedáis a dormir aquí? -Nos has dicho que nos fuéramos.

Tengo miedo. -¿Del fantasma?

He visto un fantasma y estoy asustada.

Os lo he dicho.

¿Creéis que somos tontos?

¿Crees que te pediría que te quedases si no tuviera miedo?

¿Sí? -¿Y cómo era?

No podemos seguir así. ¿Cuánto tiempo hay que fingir?

Hasta que estén dormidos.

¿Cómo ha cenado Nico? Muy bien. Está dormido.

Está muy guapo. No se parece a ti.

Qué graciosa. Sí.

¿Cuándo se lo vas a decir?

Cuanto antes, no te preocupes.

Les diré que Ana y su padre se odian...

...y que nunca se querrán.

Que las heridas nunca se cerrarán y que te irás en unos días.

¿Te parece bien?

Muy bien. Pues ya está.

Hale. Hale.

Muy bien.

No quiero vivir contigo.

¿Entiendes?

¡Eh! Que tampoco ha sido para tanto.

Pero si os metisteis en mi cama.

¡Pervertidos! -¡Que te pires!

Paulita, ¿dónde voy a estas horas?

Lejos de aquí.

Ahora. -Tampoco hay que ser tan drástica.

¿Quieres compartir piso conmigo?

¡Que te pires!

No sé si lo has cogido, pero...

Ni se te ocurra abrir la bocaza, Fonti.

A ver dónde voy.

Si nos pillan, se nos cae el pelo.

Cuando estén durmiendo, las ponemos.

Solo tenemos una.

La pondremos en la cocina. -¿En la cocina?

Los fantasmas siempre pasan por allí.

¿Cómo lo sabes? -Porque lo sé.

La tenía yo.

Pues venga. Saca la ropa de camuflaje.

Es una fuerza sobrehumana.

Hay que estar preparados para lo peor.

¡A por ellos! -¡A por ellos!

Creo que ya estarán dormidos. Muy bien.

Buenas noches. Buenas noches.

¿Y las pilas? -Aquí. Tengo hambre.

Siempre te pasa igual. Los gemelos.

Vaya por Dios.

Otra vez soportar tu presencia. Será duro,...

...pero lo resistiré. Tú lo flipas.

De verdad...

Esto es increíble.

¿Cómo pueden pensar que me enamoraría de ti?

De verdad.

Me pongo a pensar...

...y es que no tenemos nada que ver. Somos polos opuestos.

Yo tengo gustos exquisitos.

Soy culto, refinado,...

...educado.

Exquisito, culto,...

...refinado...

La verdad es que...

...no nos parecemos en nada. ¡Es verdad!

Es verdad, no nos parecemos en nada.

Tú eres educado, y yo, maleducada.

Tú eres exquisito, y yo, una hortera.

Controla ese lado.

Despejado.

Bien.

Grabadora.

Cúbreme.

Si no salgo en medio minuto, huye.

Nunca te olvidaré, hermano.

Ya bajo.

Voy por las escaleras.

Un segundo. Qué pesado eres.

Venga, pasad. -Buenas.

¿Qué tal? -¿Qué tal?

No, esperaos.

A ti te voy a decir algo. Será la única noche...

...que pasarás aquí. Y mañana por la mañana...

...te vas de aquí.

¿Qué recibimiento es este? -Nando, hay que ser solidarios.

La solidaridad siempre viene por mi parte.

No. Cada uno pone lo que puede.

¿Nosotros te decimos lo que hacemos por ti?

¿Me podéis explicar qué habéis hecho vosotros por mí?

Pues nada.

Aquí estarás como un rey. Mira qué chabolo.

Parece un balneario de lo tranquilo que es.

Ahora sabremos si hay fantasmas.

¿Y si no pasan por aquí?

Solo hay una grabadora.

Si no graba, mañana la ponemos en el salón.

Fantasmas.

Es coña.

Hombre... -Sí, bueno, no.

No, no es coña.

Lo que pasa es que ahora está por aquí mi tío.

Mi tío... Jacinto.

El Jacin, joder, si tú le conoces.

Al Jacin. Mi tío, joder.

¡Ah! El tito Jacin, el "postergay".

"Me se" apareció una vez ahí.

Qué susto. -¿Me estáis vacilando?

No, no, no, no, qué va.

Tú no te lo creas, pero es verdad.

A dormir, que tengo sueño.

Mi cuarto tendrá un colchón majo.

Pero ¿tú qué dices? En mi habitación solo hay una cama.

Y la compartimos él y yo.

No, de verdad, la compar... ¿Qué?

Son las tantas y me he quedado sin gasolina en la moto.

Mañana tengo una ñapa cerca.

Pero vosotros estáis flipando. ¿Os creéis que esto es un hotel?

Este tiene un morro. ¿El mayordomo sube el desayuno?

El Bruno, venga, va, prueba a ver. -¿Sí?

Sí.

Intentad no meterme en líos.

Este pasillo parece el metro.

Es que no te quieres marchar.

¿Qué? Lo que oyes.

Ejerzo en ti una atracción inevitable.

¡Oh, sí! ¡Sí! Pues sí.

Pero tú no ejerces en mí atracción.

Abandona este dormitorio. Simplemente,...

...quiero dormir.

¡Ay!

¡Tira, tira!

Lo del zapato no cuela...

...porque me conozco el truco. Y en el pasillo no había nadie.

¿Me lo he inventado para pasar la noche aquí?

Sí, ejerzo en ti una fuerza, para mi desgracia, irresistible.

No me lo puedo creer.

Me voy, porque ejerces una fuerza...

...irresistible. Sí, así es.

Pasad. Pasa.

Ha salido del cuarto de tu viejo. -Sí, si yo lo he visto.

Era un zapato.

Va a ser que no le molas a su padre.

¿Te tira un zapato si le caes mal? -Qué va, hombre.

No sé, mañana hablaré con él.

¿Estás bien? -Más o menos, hijo.

Ruido

Carraspea

No puedo hablar.

Carraspea

Fonti.

Tú, despierta.

Carraspea

No puedo hablar, no puedo hablar.

¡Eh! -Ah.

Anda que...

¿Se puede saber qué haces aquí?

¿No puedes dormir?

Ay, siempre has tenido problemas con la garganta.

Infusión de eucalipto, aspiras los vapores.

Como te hacía mamá, te iba muy bien.

¿Te he preguntado?

Solo estoy comiendo. No sé qué pretendes.

Pero a mí no me engañas.

Solo quiero vivir en paz, no sé por qué no me crees, estoy limpio.

¿Limpio?

Eres un estafador, una mala gente.

Y siempre has sido así.

Bruno, no me creerás, pero...

...estos años en la cárcel me han hecho pensar.

Cambiar. No soy el mismo Rafa...

...que conociste, tienes ante ti a una persona distinta, mejor.

Solo te pido que me des una oportunidad.

Me gustaría creerte, ¿sabes?

Ahora me voy. Luego vuelvo.

Y no quiero encontrarte aquí.

Y deja esos pasteles ahí.

Móvil

¿De la Torre?

Sí, sí, sí.

Todo va bien.

Ya me he ganado al viejo, a don Nicolás.

Come de mi mano.

Sí.

Sí.

Tiene información del banco que le puede servir, no se preocupe.

Sí, sí, sé lo que hago.

Usted quiere a Fernando Hidalgo y su familia hundidos.

Yo le daré lo que necesita. Pero déjeme hacerlo a mi manera.

Muy bien.

Adiós.

Pero bueno.

Princesita, ¿qué haces aquí? ¿Estás bien?

Sí.

¿Seguro que estás bien?

Sí, solo quería verte.

Bueno, anda, dame un besito.

Buenas noches, a dormir. Duerme aquí, venga.

¡Ah! ¡Ah!

¿Quién grita?

¿Quién chilla ahora?

Anda, ven, deja los zapatos, vamos a ver qué pasa.

Ven.

Fernando, por favor.

Hablan a la vez

¡Eh, eh, eh! ¿Se puede saber qué pasa aquí?

Nada, déjalo.

Un malentendido.

¿Qué te pasa en la voz?

Afonía, me daba vahos y me encontré con él.

Parecía un fantasma.

¿Un fantasma? ¿Quién es?

Un capullo sin dónde dormir.

Hola, soy Ana. Encantado.

¿No se puede dormir en paz en esta casa?

El que faltaba.

¿Qué haces aquí?

Voy a traer a mis amigas. -Y yo.

Y yo. -Y yo.

No, un momento.

Nadie traerá a nadie, todos van a ir...

...a sus cuartos.

¿Qué es este follón?

Eh...

Nada, una... pesadilla.

Sí, sí.

A la cama todos. ¿Y el fantasma?

Fantasma. A dormir.

Adiós. -Buenas noches, Ana.

Buenas noches, Fernando. Buenas noches.

Pero ¿vosotros no dormíais juntos?

Ah, sí, claro, claro.

Una manera de hablar.

Adiós. Buenas noches.

Has conseguido entrar en mi cuarto. Pero si estás encantado.

Lloros

¡Ay, Nico!

Lloros

Ay, mi niño, pero si está despierto.

Cada día está más guapo. Sí.

Ay.

¿Qué?

¿Qué? ¿Eh? ¿Eh?

Fernando.

Buenas noches, me quiero ir a dormir.

Ah. Buenas noches.

No lo intentes, ¿eh?

Te mueres por mí. Hola.

Hola.

Debes estar en la cama.

Exactamente.

¿Duermo con vosotros? No, papá ya se va.

Sí, ya me voy. ¿Y eso, papá? Que sí.

Porfa.

Pero si es que... Porfa, contigo.

Y con Nico, los cuatro. Vale, vale.

Los cuatro. Qué ilusión, ¿eh, Fernando?

Juntitos. Sí.

Para rematar el día. Sí.

Qué ilusión.

De verdad. Hala.

Los cuatro: Nico, Lucía, papá...

Aquí estamos. ...y Anita. Hala.

Buenas noches, querida.

Buenas noches, querido.

Buenas noches, Ana, Nico. Buenas noches.

Buenas noches, papá. Buenas noches.

¡Buenas noches a todos!

¿Qué chaqueta se quiere poner hoy?

¿Cuál cree...

...que me pondré si llevo los pantalones grises?

Ah, sí, claro, sí, sí.

Está un poco afónico. Un poco.

¿Y la corbata, señor?

La de rayas azules.

Muy bien, señor.

Me temo que no va a ser posible, señor.

¿Cómo que no?

Mire, señor.

¿Y eso?

No lo entiendo.

Deme la de rayas doradas.

Muy bien, muy bien, señor.

Tampoco puede ser, señor. Están todas...

...rajadas. ¿Qué ha sido?

No sé, señor.

No lo entiendo, la verdad, no sé.

Ah, ya, ya.

¡Ya!

¿Aviso a los gemelos? No, deje.

Puedo investigar. No investigue nada.

Muy bien, señor, voy a ver si...

Te vas a enterar, Ana, ¡te vas a enterar!

Podría ponerse un jersey de cuello vuelto.

Gracias. Adiós.

Chist. Eh, Nando.

Despierta, tío, vamos ya, despierta.

Pero ¿qué mosca te ha picado?

Sé cómo vengarnos de Vero y de Paula.

Lo tuyo ya es enfermedad, vete ahora mismo de aquí.

¿Qué dices? -Ah, muy bien, le prefieres a él.

¿Qué?

Vale. -Es muy bueno.

Les ponemos una webcam y les damos un susto de muerte.

¿No te dije que durmieras en el suelo?

Sufro de la espalda. -Y yo.

¡Que os marchéis!

Las llamamos: "Os estamos vigilando", y se cagan.

Como quieras, pero dímelo luego.

Y vete ahora mismo de aquí.

¡Quita! ¡Macareno!

Y ahora vamos...

...a por la ropa.

Buenas, soy Fernando Hidalgo. Quiero pedirles un favor.

Hala, venga, comed, hombre, hay que alimentarse.

Es mejor que en la facul. Cómo hace los churros Catalina.

Y además paga mi padre, qué más da, venga.

¿Ves lo que te decía?

Si es que le molesta compartir.

La cama, la comida, la casa.

Es que siendo generoso no se llega a rico.

Tal cual.

¿Y has notado lo otro?

Sí, le huelen.

¿Ves lo que te decía? Los pies le huelen a ricos y pobres.

La naturaleza no entiende de clases.

Ni de jetas. Trae. -¿Qué haces?

Que no he acabado.

Ni tú ni yo ni este.

Hay que coger el equipo antes de ir a casa de Paula.

Yo tengo que pasar por casa.

Seguís mi plan.

Exacto, chaval. Exacto.

¡Ah!

No puede ser.

Esto está mal.

El albornoz, claro, por lo menos pesa... mogollón.

A ver ahora.

¡Ah! ¡Cinco kilos!

Esa cazadora es mía, trae. -Y una mierda.

Te vas a enterar.

Si no te la pones hace un año.

Con mi ropa hago lo que me da la gana.

No te la pones. -Dámela.

Que me olvides. Que no me agarres.

Dámela. -Vete a la mierda.

Eh, eh, eh, ¿qué pasa aquí?

La niñata esta, ahora roba la ropa.

No es verdad, no la usa desde hace un año.

Y la tiró con la ropa vieja.

Es mía.

Me tenéis harta.

Estoy harta de esta.

Y yo de ti. Basta ya.

Esta cazadora queda confiscada.

Y este fin de semana no salís.

AMBAS: "¿Qué?" Eso.

Os quedáis juntas.

Y si el lunes...

...sigue la guerra, no salís.

¿Qué os parece? Una idea mala.

Entonces es una idea buenísima.

A desayunar. Lo he hecho.

Rafa, por Dios.

Qué susto me has dado.

Lo siento, es que estaba podando los setos...

...de la entrada. Vale. Venga.

A desayunar. Me voy.

Vale. Venga.

Buenos días, Rafa. -Hoy sabremos si hay fantasmas.

Bien. -Pusimos una grabadora en la cocina.

Toda la noche.

Eso.

¿Una grabadora en la cocina? Qué ingeniosos.

¿A que sí?

Buenos días, Rafa. Buenos días.

¿Desayunas? No.

Tengo cosas que hacer.

Bien.

Bueno. Hasta luego.

Aquí tenemos grabada la voz de los fantasmas.

¿De verdad? No hagas caso.

Estos dos son unos fantasmas.

Lucía vio un fantasma. -¿A que sí, Lucía?

Tú lo dijiste. ¿Has visto un fantasma?

Bueno...

Sabes que no está bien mentir.

Es la verdad. Aquí tenemos grabada su voz.

Ah, ¿sí? Venga, ponlo.

A ver. Ya está.

No se oye nada.

Estará más adelante. ¡Quita!

Luego lo oímos. A desayunar.

Toma tu cruasán.

No puedo. ¿No?

No, solo frutita.

Es que...

¿Tú me ves más gorda?

No, yo te veo igual. ¿Seguro?

Eh...

Sí. No lo dices muy convencida, ¿no?

Sí, sí, sí. Ah.

¿Esto va a funcionar? -Esto no falla.

¿Y si se lo huelen? -Confía un poco en mis planes.

Nunca me sale un plan mal.

Bueno, alguna vez, pero este no.

Verás qué risa, confía en mí. -Es lo que me preocupa,...

...confiar en ti.

Muy bien, estás muy guapa.

¡Pero bueno! ¡Mira la que has organizado!

Lo siento.

¡Mira! -¡Qué torpe eres!

Dejadla en paz.

Al cole.

Coged las mochilas. Yo llevo a los pequeños.

¿Te importa recoger? No, claro.

¡Venga, venga!

Hola.

¿Un café?

Perdona, se me olvidaba que... Sí, gracias. Así desayuno.

Ah.

¿Qué tal el trabajo?

Muy bien. Me encanta la jardinería.

Y en primavera, con las flores, el campo está maravilloso.

Apetece estar fuera.

Me gustan mucho las flores, ¿y a ti?Me vuelven loco.

Catalina...

¿Qué haces aquí?

Va a desayunar.

Me ha invitado a desayunar.

¿Ya has acabado? No.

Pues venga. Déjale que termine.

Timbre

Voy a abrir, cuando vuelva, espero no verte aquí.

Qué mal humor.

Te voy a hacer una tostada.

Gracias.

Eres una persona maravillosa.

Ruido

Van a flipar en el cole cuando oigan al fantasma.

Sí.

Aquí está tu...

Vamos tardísimo. ¿Y los gemelos?

¡Venga!

Puedo llevarlos yo al cole.

Tengo que comprar abono.

Pues... ¡No!

¿Por qué? Si Rafa es muy amable. Yo quiero que me lleves tú.

¡Ya habló la caprichosa!

Vamos a llegar muy tarde.

Lucía, ¿qué te pasa?

Rafa es muy amable ofreciéndose. Es muy feo que digas que no.

No pasa nada. -Me hace ilusión que me lleves tú.

Princesa,...

...¿entiendes que estoy muy ocupada con Nico?

¿Eh? Bueno, vale.

Venga. Venga, Lucía.

Gracias. Portaos bien.

Vamos.

Hasta luego.

Qué susto me has dado.

Qué majo es.

Es un cielo.

Para que luego diga Bruno.

Ahora les dirán dónde está la habitación.

Bruno.

Sí, señor.

¿Qué desea? Acompáñelas a la habitación de Ana.

¿A la habitación de Ana?

Sí, es una sorpresa para ella.

Ah, muy bien. Entonces no diré nada.

Eso espero.

¿Qué le parece si para despistarla le digo...

...que usted quiere verla y, mientras, yo hago subir...

...a estas dos señoritas? Ah, muy bien.

Por aquí, por favor, señoritas.

Te has pasado con el vestuario.

Que no. Lo más importante es pasar desapercibido.

Lo que tú digas.

¿Estás seguro de que es buena idea?

Qué pesaditos. Pero si solo vamos a instalar una cámara.

Relájate y piensa en lo que grabará esto.

¿La instalas tú o la instalo yo?

Ya hemos llegado.

Daos la vuelta. -¿Para qué?

Yo no. -¿Qué vas a hacer?

Os he comprado un regalo, pero no podéis verlo hasta el recreo.

Lucía, ¿no quieres mi regalo?

Yo tampoco. -Qué tontas sois.

Bueno, chicos, daos la vuelta.

Daos la vuelta. Muy bien.

Prohibido mirar, ¿eh?

¿Por qué?

Cuando abráis las mochilas,...

...os dará mucha más ilusión.

Prohibido mirar.

No os giréis.

No os giréis.

Ya tenemos el primer regalo.

Ahora vamos a por el segundo.

Ya está. Listos.

Gracias, Rafa. -Qué enrollado eres.

Venga.

¿Puedo pasar? Ya has pasado.

Bruno me ha dicho que querías verme.

Voy a hablar con mis hijos de lo nuestro.

Les diré que no es lo que parece, sino todo lo contrario.

¿Y se lo dirás así? Eso decidimos, ¿no?

No podemos confesarles las ganas tremendas que tengo...

...de estrangularte.

Calma. Vale.

Tienes razón.

No hay que exponerles sentimientos negativos.

Eso es. ¿Algo más?

¿De acuerdo? Sí. ¿Me puedo ir?

Sí. ¡No! ¡Un momento!

Sí.

Eh...

Falda y pantalón. -Falda y pantalón.

Más los pantalones y el vestido. -El vestido ideal.

Estos ricos...

Señor.

Habéis acabado. Bien.

Pasadme la factura. Gracias. Adiós.

Habla pronto con ellos, para que no tengan ilusiones...

Absurdas.

Eso es. ¿Algo más?

Nada más. Bonita corbata.

¿Qué tal la selección de la niñera?

Muy bien. Mañana entrevistaré a una.

¿Puedo retirarme?

Sí. Que pases un buen día.

Si no le veo, es posible.

Una cosa. No te quiero molestar, pero...

...estás un poco...

¿Un poco qué?

Rellenita. Has engordado mucho.

¿Te lo parece? Sí, deberías hacer dieta.

Sí. No sé, bueno...

Bueno...

Hasta luego. Adiós.

No sé...

No, a ver.

Era...

Móvil

¿Sí?

Ya, la de vestuario.

No sé cuál es mi talla, nunca me he vestido de novia.

Cuando vaya al ensayo, me paso por el vestuario.

Hasta luego.

¿No estabas en la facultad? Me he quedado dormida.

Anoche te acostaste temprano. ¿Has estado estudiando?

Claro, estudiando.

¿Es muy difícil este curso? Sí.

No tengo tiempo para nada.

Todo el día en la facultad con las clases...

A desayunar y a reponer fuerzas.

Ana.

Ya lo sé. Estoy rellenita. ¿Qué le voy a hacer?

No. ¿Que para cuándo? ¿Para cuándo qué?

¿Que para cuándo os casáis papá y tú?

Bueno...

Es bueno para mis hermanos que sigáis así.Ya.

Vuestro padre va a hablar con vosotros.

Los dos, ¿no?

Claro, los dos. Sí.

Están emocionados.

Están deseando que digáis que os casáis.

Se lo merece.

Y nosotros también. Al fin seremos felices.

Sí, más felices...

Me alegra que habléis con ellos. Voy a desayunar.

Venga, a desayunar.

¿Quieres un café? Sí, gracias. Por favor.

Móvil

Hola.

No puedo ir, de verdad.

Tengo un examen de Penal.

En serio, no puedo.

¿No puedo llegar después de la boda?

¡No puedo llegar antes de la ceremonia!

Ya sé que yo soy la novia.

Pero...

Lo intentaré, pero no me presiones.

Os dije que estudiaba, y no puedo dejarlo todo.

Ya.

Sé que es mi gran oportunidad, pero...

Vale.

Sí, me encanta lo de la boda,...

...y que sea en Grecia es lo mejor.

Vale, lo intentaré.

No me he probado el traje de novia.

Vale.

Intentaré llegar lo antes posible.

Adiós.

¿Qué hora es?

¿Eh?

¿No te tomas el café? Llego tarde.

¡Ay, Jesús!

Me estáis vacilando.

Te lo juro, anoche escuché unos ruidos.

Serían ronquidos.

¿Qué pasa? ¿Se escucha algo?

Hay unos fantasmas en mi casa.

Ya te digo...

Aquí pasa algo.

No seas paranoica.

Pero ¿y éste? ¡Será imbécil!

Aquí pasa algo.

Es el cuarto que me mira como si me desnudara.

Tú no estás acostumbrada a que los chicos te miren; yo sí.

Eres muy mona y todos tenemos público.

Este es público de sex-shop. -Como todos.

Conejita. -¿Qué? ¿Qué me ha dicho?

Te ha llamado conejita. -Eso ya lo he oído.

Vale.

¿Qué pasa allí?

¿Se ríen de nosotras?

De mí no, se ríen de ti.

Serás...

Serás...

Qué fuerte.

Imagínese la cara cuando escuchen la cinta.

Sí.

Es una broma estupenda.

Ya han encontrado los fantasmas. He intentado reproducir...

...los sonidos más espeluznantes.

Uuuh...

Uuuh...

¿Me ayuda a plantar unas nuevas semillas?

Las pedí para usted. -¿Para mí?

Sí.

Le veo bajo de moral.

Yo no le conozco mucho, pero no sé...

Me ha dado la impresión de que no se encuentra bien.

De que pasa por un mal momento.

Ya sabes.

Uno se hace mayor y siente que ya no es tan útil.

No puedes seguir el ritmo que lleva la juventud.

¿Cómo que no? Es usted un chaval.

Lo de salir una noche a tomar una copa puede estar bien.

¿No le parece?

Sí, puede estar muy bien.

¿Una ayudita en el jardín?

Si le apetece.

Cada vez comprendo menos a Alberto.

Los niños son una monada. Los niños son una alegría.

Pero es que él quiere ser el único niño.

Estoy harta de Peter Pan.

¡No me entran!

Es verdad. Igual me valen a mí. Qué monos.

Por favor, estoy muy nerviosa.

No te empeñes, has engordado.

Alberto se empeña en no ser padre. Yo ya tengo un niño.

¿Por qué no podemos tener otro? Es una prueba de amor, ¿no?

No debería salir corriendo cada vez que me acerco.

¡Huy!

Sharon, esto era un traje.

Anímate, porque esto con un par de meses de gimnasio...

...se soluciona. ¡Pero si solo como lechuga!

Yo le digo que un par de meses se acostumbrará a ser padre.

A lo mejor Alberto se acostumbra,...

...pero yo no me acostumbro a estar gorda.

Sí que es un problema, ¿eh?

Sí.

¿No estarás embarazada?

¿Yo?

Si llevo un montón de meses sin...

¿De quién?

Lo descartamos. Sí.

Igual es un problema hormonal. ¿Un qué?

Una amiga se empezó a poner gorda de repente.

Y gorda y gorda y gorda.

Y ella comía lo mismo de antes.

¿Sabes lo que era? Un cambio hormonal.

A lo mejor me está pasando eso.

Cariño, ¿tú comes lo mismo de antes?

Sí.

¿Haces la misma vida?

Sí.

A ti las broncas con Fernando te alteran la cabeza...

...y te provocan... Lo sé.

Fernando te engorda. Me engorda.

Lo que faltaba que te haga un tío.

Te hace la vida imposible y encima te engorda.

¿Quién llama? -Paula está a punto de desnudarse.

Vamos.

Ahí. -Venga, vamos.

¡Mierda!

¡Joder! -Había que poner más cámaras.

No había más presupuesto.

Nos quedamos sin verla.

O se hace una producción bien o nada.

Llama. -¿Yo?

Claro.

No tengo ni idea... -A mí me conocen seguro.

Yo no sé poner voces.

Vosotros tenéis mucho morro.

Venga, teclea.

Levanta.

Teléfono

¿Sí?

¿Contesto?

Habla, imbécil. -Sí, sí.

Os estamos vigilando.

Sabemos todo lo que hacéis.

No podéis huir.

Nooo...

Allá donde os escondáis,...

...os veremos.

Aprende, chaval.

Anda, vete a amenazar a tu madre.

Me ha colgado.

Esto ya no me cabe.

¿Qué te parece?

Estoy como una foca.

Teléfono

¿Quién será?

¿Sí?

Carol no está.

¡Marta! Soy Ana. Carol está en la facultad.

¿No ha ido?

¿Que hace mucho que no va?

Pues no...

Yo la veo normal, no sé.

Bueno, un poco extraña.

Sí, estoy preocupada.

Vale, le diré que le guardas los apuntes.

Gracias, Marta. Un besito.

¿Me vais a hacer el favor? -¿Por qué?

¿Sí o no? -¿Por qué quieres que se lo digamos?

Me haríais un gran favor.

Venga.

Vale. -Vale.

Gracias.

Arriba, con el...

Detrás de la puerta. Detrás.

Hola, pitufas.

¿Dónde están los gemelos?

¿No estarán enfermos?

No, están merendando.

Vale.

Mientras, vamos a repasar, ¿eh?

A mí, si pudiera, me gustaría tener un padre como tú.

¿Qué?

María es huérfana y si alguna vez tuviera un padre,...

...le gustaría que fuese como tú.

¿Por qué como yo?

Eres el padre perfecto, ¿verdad? -Perfecto.

Despertador

Grita

¡No es posible!

¡Soy una foca!

¡Soy una foca!

¡Una foca maldita!

¡Mira qué culo!

¡Y qué tetas!

¡Dios mío, soy una foca!

¡Soy una foca!

Ana.

¡Ana!

¡Ana!

¡Aaah!

Hija, qué gritos.

Qué susto me has dado.

Lo siento.

Me he quedado dormida, tenía una pesadilla.

¿Estás mejor?

¡Sí!

Estoy mucho mejor, en serio.

Tenemos que hablar.

Dime, ¿qué pasa?

Es Carolina. ¿Carolina?

¿Qué le pasa? Yo creo que tiene novio.

¿Un novio? ¿Y qué?

Lo deja todo para casarse con él.

¡Y en Grecia!

Qué disparate.

La he escuchado hablando por teléfono.

A ver.

¿Cómo se va a ir...? ¡Además, es hoy la boda!

Catalina, la habrás escuchado mal, en serio.

Si algo me ha dado Dios es oído.

La he escuchado perfectamente y decía:

"Sí, lo intentaré.

Ya sé que soy la novia. ¿Y no puedo llegar más tarde?"

No es posible. Sí.

Eso pensaba yo.

Tienes razón. Hoy la he notado muy rara.

¿Verdad?

Ay, Dios mío.

Quédate con Nico. Sí.

Es un momento.

Estaba en la facultad, pero...

A ver.

Está desconectada.

Está con él. Con él.

Está claro. ¡Está con él!

Te quedas con Nico, ¿vale?

Ya ha tomado la papilla, solo tienes que darle agua.

¡No me entra! ¡Si es que no me entra!

¿Los estrenas hoy?

Qué va, por Dios.

Llevas colgando la etiqueta.

¿Que llevo colgando la etiqueta?

¿Qué?

¡Talla 32! Dos tallas menos de lo que utilizo.

No te digo yo.

No te digo yo.

32.

¿Cómo es eso posible?

A ver si es verdad que hay un fantasma.

Sí, y calvo.

¿Un fantasma calvo?

Lo tenéis claro, ¿no? -Has metido la pata tú, no yo.

Eh, no te equivoques.

La Paula es una piba con mucho carácter...

...y la Vero... La Vero es un caso aparte.

Que te lo digan a ti.

Calla y aprende. Quita.

A ver qué te contestan, listo.

Teléfono

ACENTO FRANCÉS: "No nos habéis tomado en serio...

...y nos tendríais que haber creído.

No te toques el pelo.

¿Para qué avisas a tu amiga?

No mires hacia la ventana, no estoy ahí".

Grita

"Tampoco estoy junto a la puerta".

Vamos... -Ahora sí que han picado.

Están totalmente furiosas.

Estas llaman ya.

¿Aprendiste o no?

Menos lobos, ¿eh?

Y sube eso un poquito.

Tranquila, será un imbécil que ha visto muchas pelis de miedo.

¡Que nos estaban viendo!

Eso es imposible.

¡Nos veía! Sabía cuándo me tocaba el pelo,...

...cuándo te avisaba, todo.

Van a por nosotras.

Qué exagerada. ¿Quién iba a querer hacernos daño?

Ay, madre.

Estas sospechan algo.

No, no sospechan. Están paranoicas perdidas.

Estas llaman seguro.

¡Te vas a enterar!

Te lo mereces por imbécil. -¡Imbécil tú!

Adiós.

¿Qué le pasa?

Ni idea.

No nos ha hecho caso. -Para que luego digan.

Pasan de nosotras. -Tienes razón.

Timbre

¿Qué tal?

Va a venir el señor Galindo. Trátele bien.

Si me vende sus acciones, controlaré el banco.

Avíseme.

Muy bien. Otra cosa.

En la cena hablaré con mis hijos. Que se reúnan conmigo en el salón.

Muy bien, señor. ¿Se trata de la fecha de la boda?

Eh...

Ya lo sabrá a su debido tiempo, ¿no?

De acuerdo.

Por cierto, señor, ¿qué le pareció la sorpresa a Ana?

Ah, la sorpresa. Espero que muy bien.

La voz.

Carolina.

Dime. Tengo que hablar contigo.

No puedo, lo siento. Tengo un examen y ya llego tarde.

No le hagas caso a tu novio. ¿Novio?

No cometas una locura de la que te puedas arrepentir.

¿Qué?

Vete para casa rápido y allí hablamos.

Te lo ha dicho Sharon.

¿Sharon?

Yo te llamo luego. Adiós.

¡Carolina! ¿Qué?

¿Qué haces aquí? ¿Y tú?

¿Qué voy a hacer? Evitar que cometas una locura.

¿Qué locura? ¡Pero bueno! Casarte en Grecia.

¿No es una locura?

No me lo puedo creer. ¿Qué te hace gracia?

¡Será posible!

Ana, por favor, ¿cómo me voy a ir a Grecia?

Encima se parte.

Carolina, te hablo en serio.

¡Ana! Te vas a ir a Grecia.

Tú no conoces a mi hermano.

Ah, ¿no? Creo que le conozco mejor que tú.

Jamás haría algo así.

Se le ve tan bondadoso y tan majo...

No entiendo la manía que le tienes.

Aunque ya me explicó que eres muy celoso.

Pero que yo no soy celoso, y menos de mi hermano.

Me meto donde no debo,...

...pero le maltratas injustamente.

¡Vamos a ver!

¿A ti no te habrá hecho tilín?

¿Qué dices?

No. No es de fiar.

Te haría daño.

¿Por qué no es de fiar?

Buenas.

Hola. ¿Pasa algo?

No.

Bruno, ¿no hay por aquí una regadera?

Creo que sí. Voy a regar las plantas del porche.

Estoy ayudando a Rafa.

Por cierto, se nota mucho que sois hermanos.

Es tan agradable como tú.

A lo mejor salgo con él esta noche.

Me vendrá bien tomar algo por ahí.

En fin, si encuentras la regadera, me la acercas.

Por supuesto, señor.

Van a hablar esta noche con nosotros.

Entonces ya... -Por fin.

Ya era hora. -¿De qué?

¿De qué?

Que ya van a anunciar su boda. -Ya les vale.

Que nadie falte y no metáis la pata.

Quieren que sea sorpresa.

Sí, qué sorpresa.

Pero si lo sabe todo el mundo.

Pero les hace ilusión hacerlo así.

¿De acuerdo?

Timbre

¿Qué tal? Pues ahí estamos.

Buenas noches, Ana. ¿Qué tal? Buenas noches.

Fernando. ¿Sí?

Llevas el pelo despeinadísimo.

¿Sí? Muchas gracias.De nada. Voy a preparar el bibe.

Vale.

El señor Galindo le espera...

...en la biblioteca. Muy bien.

A ver si así me deshago de De la Torre.

Ojalá, señor.

Sus hijos ya saben que quiere hablar con ellos.

Muy bien.

Dígale a Galindo que espere.

Sí, señor.

Pues aquí no llama nadie.

¿Eh?

Si es que os lo dije, estas no se asustan así como así.

Seamos sinceros.

Somos el género débil.

¿Quieren guerra? La van a tener.

Teléfono

¿Sí?

"Hola, Paula. Me gusta tu camiseta".

Depravado de mierda, como sigas llamando, llamaré a la policía.

Ay, tío, estas son capaces de llamarlos.

"No te va a servir de nada.

Cuando menos te lo esperes, estaré detrás de ti...

...para olerte el pelo y te clavaré mi cuchillo".

Muy bueno. Muy bueno.

Vale.

Hola. ¿Policía?

¡Ay!

¡Ay!

¡Los están llamando! ¡Os lo dije!

Me estás poniendo de los nervios.

Tronco, que las mires.

¡Los están llamando!

¿Y ahora qué?

¡Listillo!

¿Qué le decimos a la pasma?

No sé si sabéis que esto es un delito.

No sé muy bien cuál, pero lo es. Y yo no quiero volver al trullo.

Esto es una chiquillada como otra cualquiera.

Chiquillada.

Claro.

A ti tu papá te puede pagar cualquier abogado.

Pero ¿a mí quién me lo paga?

¿A los obreros quién nos defiende?

Timbre

Ahora llegará la pasma, les preguntará y... ¡zas!

¡Todos al trullo!

¿Esos quiénes son? -¿Quiénes van a ser? La secreta.

¡Hola!

Hola.

Me da a mí que no. -Súbelo.

Bueno...

Por lo menos ya sabemos que no es la policía.

No puede ser. Esto no puede estar pasando.

Oye, se están pegando el chuletón con nuestras pibas.

No me lo puedo creer. ¿Cómo pueden hacer eso?

Bueno, y ahora un "menage a trois", ¿no?

Sí, me apetece.

¿"Menage a trois"? Eso son cuatro, ¿no?

Tienes razón, son cuatro.

¡Dios mío!

Esto no puede ser.

Menuda cara se les habrá quedado.

Lo que daría por verlos.

Muchísimas gracias.

No hay de qué. -Os debemos una.

Mira qué gente tan guapa hay en mi barrio.

Lástima que seáis pareja.

Porque seguís...

Claro.

Lo que daría por tener una cámara en ese dormitorio.

Buenas noches.

Esta vez espero no atragantarme con nada.

Eso espero.

Muy original. Sí, señor.

¿Qué tal tu mujer?Bien. Pero si se lo cuento, no se lo cree.

Hablemos del asunto por el que te he hecho venir.

Las acciones.

No puedo, Fernando.

¿Por qué?

Perdona, dime una cosa.

¿Esto es idea tuya o de la niñera?

¿El qué? Es que no...

Quedamos mañana a cenar con mi mujer,...

...porque si se lo cuento, no se lo va a creer.

No me parece serio, hemos quedado hoy.

Mañana.

Pero bueno...

Cuando nos lo digan, ¿qué hacemos? -Felicitarlos.

Podemos tirar petardos. -Ni hablar.

Ana está en la cocina. -¿Y papá?

Está en la biblioteca.

¿En la biblioteca? Estará esperando a Ana.

AMBOS: "¡Ana!"

No chilléis. ¿Qué pasa?

Os estáis haciendo mucho de rogar.

Bueno...

¡El pelo! ¡Silencio!

¡El pelo, papá!

¿Qué pasa con el pelo?

¡Ana García!

"Un momento. La próxima semana más".

De la Torre, hay algo que debe saber.

Catalina Morales. ¿Es algo de la niña otra vez?

Una araña peluda, grande...

De vuestro padre para Ana.

No sé si una mujer como tú saldría conmigo.Me encantaría.

10 euros por cabeza.

10 euros por cabeza.

Esto será el anillo de compromiso del señor para Ana.

¿Quién me corta el pelo? AMBAS: "Yo".

Seguro que están tramando algo contra mí.

¡Aaah..! ¡Mira lo que me han hecho!

No recuperarás el banco. Ya lo veremos.

¡Lleva la camiseta del Atleti!

Duérmete, Nico...

Ha sido un éxito. -¿Traéis dos euros cada uno?

Hay que convocarlo.

¿Harás lo que te pida? ¿El qué?

Esto no te lo perdonaré.

Pero ¿qué hace el señor? Qué raros son los ricos.

Unos calamares a la romana.

Ana y los siete - Episodio 85 - A veces oigo voces

17 dic 2012

Rafa sabe que Lucia ha escuchado sus siniestras palabras cuando se creía a solas. El jardinero amenaza a la niña con causarle daño a ella y a la gente que quiere si cuenta lo que ha oído.

Al contrario de lo que los niños piensan, Ana y Fernando siguen con su guerra particular. Lejos de querer arreglar las cosas, su actitud inflexible les lleva a un conflicto continuo en el que todo vale. Dándose cuenta de que su comportamiento puede afectar a los niños, y no sabiendo cómo confesarles la verdad, pactan entre ellos una serie de puntos, entre los que se incluye que sus enfrentamientos los mantendrán a solas, mientras que ante la familia fingirán que todo va bien.

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 85 - A veces oigo voces" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 85 - A veces oigo voces"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos