www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1609591
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana?

Que hasta los muertos le tienen ganas.

¿Qué es lo que baila Ana?

Que todo el mundo se pide un turno.

El Papa se lo consulta...

...al Dalái-lama. ¿Qué es lo que baila Ana?

El reportero de "El Mundo" al de "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Y el pijo del cochecito cupé...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ana.

¡Ah!

¡No, no, no!

¡No, no!

¡No, no, no!

¡No! No, no...

¡No!

¡No! -¡Fonti!

¡No! -¡Joder, Fonti!

¡No! -¡Despierta!

¡No!

Oye, ¿qué pasa?

¿Otra vez?

Pues sí, otra vez.

Esta noche te vas a dormir a tu casa.

No me hagas eso, tío.

No puedo dormir solo.

Tengo pesadillas. -¡Tengo que descansar!

Joder, Nando, que eres mi mejor amigo.

En serio, necesito desahogarme contigo.

¡Por favor!

Tú, tú... No te habrás vuelto trucha...

...con la vasectomía.

No digas esa palabra.

¿Trucha? -Vale, muy bien.

¿Qué? ¿Te vas a regodear?

Rómpeme la cabeza con un bate de béisbol.

¡Hombre!

¿No ves que estoy destrozado?

Si no lo supiera, no dormirías aquí. Pero es que llevas mucho así.

¡Ya está!

Ya está, tío, ya está.

Voy a dar un cambio radical.

Voy a recorrer mundo buscándome a mí mismo.

Déjate de buscarte, que estás aquí. Déjate de tonterías.

Y para viajar hace falta dinero.

Tengo unos ahorrillos.

Y si hace falta, vendo todos mis órganos a la ciencia.

Hombre, todos, todos...

Todos menos uno.

Ríe

Muy gracioso.

Ríete, mamón.

Haces leña del árbol caído, del amigo que se quedó inútil.

No exageres, que no pasa nada.

Además, siempre te quedará meterte a monje.

¡Claro, tío, monje! -Monje.

¡Monje shaolin!

¿Me devuelves el libro? -Si te hacemos un favor, empollona.

Llora un poco, Hidalgo.

Un pucherito y te devolvemos el libro.

Si no lo sueltas, lloras tú. -¿Tú de qué vas?

Además de tonto, sordo. Dale el libro.

Moncho, pasa de él.

Porque llego tarde a clase, que si no...

Gracias. -Nada.

No tiene importancia. Esos son dos pringados.

Eres hermana de Amalia, ¿no? -Sí, ¿cómo lo sabes?

Te he visto salir con ella. Va a mi clase.

No te había visto. -No te fijarías.

Pero tú sí te has fijado en mí. -Bueno, sí.

¿Amalia no está?

Entró antes. Iba a darle algo a uno.

Me alegro de conocerte.

Si te molestan,...

...me lo dices.

¡Oye!

No me has dicho cómo te llamas.

Quique.

Encantada.

¿Me devuelves el libro?

¡Anda! Sí, toma. -Gracias.

No les hagas caso a esos.

Vale. Gracias otra vez.

De nada. Nos vemos. -Adiós.

Suspira

Es esencial que tenga experiencia con niños.

¿Aquí? Siete, de todas las edades, entre siete y veinte.

Pero para los mayores no hace falta.

No, son ocho, contando a María, de cinco.

Pues que sea una niñera...

...de toda la vida. Trabajadora, cariñosa,...

...con sensibilidad para los niños.

Bueno.

Cuanto antes, mejor. ¿Hoy mismo?

Pues muchas gracias.

No pongas esa cara, que es mejor para todos.

Para Fernando, para mí...

Pero para mí va a ser muy duro. Bueno, para mí y para todos.

A ver, me voy a casa de Sharon, no a Sudáfrica.

Eres el alma de la casa.

El alma de la casa son los niños.

Bruno, anima esa cara. No me lo pongas más difícil.

Y tú los cuidas mejor que nadie. ¿Y el señor sabe que tú...?

¿Que busco una sustituta? Claro.

¿No dice nada?

Bueno, yo creo que se lo esperaba.

"Hola, soy Queca.

Estoy buscando a mi mamá". -Estoy aquí, Queca.

Estoy cambiando a tu hermana.

"Hola, soy Queca. Estoy buscando a mi mamá".

¡Serás pesada!

"Hola, soy Queca. Estoy buscando a mi ma..."

Menos mal, ¿eh? Se ha callado, por fin.

¿Quién eres tú?

Soy Rafa.

Me has roto la muñeca.

Bueno, era una pesada.

Tú lo dijiste.

"Hola, soy Queca. Hola, soy Queca." Quien habla demasiado...

...está mejor callado, ¿no te parece?

¿No te parece?

Pasos

Perdone, ¿quién es usted? Hola, soy Rafa.

Bruno trabaja aquí, ¿no?

Sí, sí, sí.

¿Te pasa algo, María?

¡Ha pisado a Queca!

Fue sin querer. Al ver a una niña...

...tan guapa, no me fijé en la muñeca.

Pero te compraré otra.

Pues Bruno ahora está arriba.

Si puedo ayudarlo...

Mejor te ayudo yo a ti, que esto pesará mucho.

Gracias.

Tú debes de ser la señora.

Ríe

No.

Pero ¿por qué te ríes? Ah, claro.

Eres la hija de la señora.

Ríe

¿Es posible?

Tengo que ir a ver qué ha pasado. Parece que se ha caído algo.

¿No me dices quién eres?

Soy Catalina.

La cocinera.

¡Ah!

Ajá.

¿Rafa?

¿Qué haces aquí? -Viene a verte. ¿Lo conoces?

Nos criamos juntos. ¿Verdad, hermanito?

Catalina, ve a recoger una bandeja que hay en el salón.

Se me ha caído. Sí.

Llévate a María también. Sí.

Pues nada, me alegro... ¡Catalina, por favor!

Venga, María, vamos. Corre, corre.

¿Así tratas a tu hermano ante el servicio?

¿Cuándo te soltaron? Esta mañana.

Y he venido directo a verte.

Te echaba de menos. Han pasado tres años.

Si te condenaron a seis... Ya ves.

He sido bueno. Y tengo buenos amigos.

Ya.

¿Y a qué has venido?

A que me eches una mano.

Lo siento.

Pero aquí no te quiero.

No tienen por qué saber que he estado en la cárcel. Ayúdame.

¿Que te ayude? No pienso ayudar a alguien que ha hecho lo que tú.

Cometí un error, pero fue algo de poca monta.

No me refiero a lo de la estafa.

Sabes bien de qué hablamos.

Te pillaron por una cosa, pero eres culpable de muchas más.

¿Qué pasa? ¿Eres juez además de mayordomo?

Se es inocente hasta probar lo contrario.

Y en mi caso nunca nadie pudo probar nada.

Siempre te lo montaste bien.

Es increíble.

La única persona que jamás ha confiado en mí eres tú.

Mi propio hermano. Esto sí que es duro.

Canta

¿No te ríes con papá?

Ven, ven con papá.

¡Ahora! Ahora sí que te ríes.

Hola.

Hola, ¿qué tal?

¿Qué haces?

Estaba...

Esta tarde he quedado con el abogado y el notario.

Ah, no lo sabía. Tenemos que firmar unos papeles.

¿Un papel? Un documento donde...

...reconozco la paternidad, es...

Lo mínimo que puedes hacer por él.

Bueno, dame la oportunidad de hacer otras cosas.

¿Ah, sí? ¿Y qué vas a hacer? ¿Firmar un papel donde digas...

...que vas a respetarme? Perdona.

¿Cuándo no te he respetado?

El señor respeta al servicio. Pero es que además...

...soy la madre de tu hijo. Perdona.

Lo eres desde hace unos días.

¡Chist! No lo digas, que se va a enterar.

Perdona, Nico. Lo soy desde que nació.

Pero me lo contaste hace unos días.

No es cierto.

Y me enteré por otro. No es para estar feliz.

¿Te gustaría que fuera de David?

Esperabas a que volviera David.

¿Crees que habría sido mejor padre? Mira, por favor.

Lo estás poniendo nervioso. Perdón, Nico.

Y tengo que darle el biberón. No te preocupes, cielo.

¿Te vas? No estoy tranquila. Yo estoy tan tranquilo.

Pues yo no. ¡Hala! A mí no me pasa nada.

Mi vida...

¿Qué te pasa, Nico, cariño?

¡Oye!

Estás pasmada.

¿No me ayudas?

¡María!

A ti también te da cosa el hombre ese, ¿no?

Mmm... Sí.

Un poco.

¡Pisó mi muñeca!

Pero si te dijo que fue sin querer.

Y además...

...te llamó guapa.

Sí, ¿y qué?

¡Huy! ¡Qué enfadada está!

Si quieres, te dejo dinero para una pensión hasta que trabajes.

Ríe

¿También me vas a mantener?

Necesito un trabajo, Bruno.

En una casa así, habrá algo.

¿Aquí? ¡Aquí ni lo sueñes!

¡Qué ruido estáis armando!

Venimos corriendo. El abuelo te llama. Es urgente.

Ahora mismo vuelvo.

Como lo vea el abuelo, nos caen siete años de castigo y un día.

Con lo que le costó y se le mueren todas las flores.

¿Puedo ayudar? ¿Qué buscáis?

Pegamento ultraultrafuerte. ¡Aquí está!

¿Qué habéis roto? -La jardinera de la entrada.

Es una antigualla carísima.

Una antigüedad.

Lo que sea, pero la rompiste tú con la bici.

¡Chivato!

Cuando las cosas van mal, los compinches tienen que ayudarse.

Para eso estoy yo.

Vamos a quitar esa tierra.

La habéis cagado. Os habéis cargado la jardinera.

No fueron ellos, fui yo. Iba tan nervioso buscando a mi hermano...

...que tropecé con el chisme.

Es cerámica italiana de cien años. -Pero se puede pegar. Él lo dice.

¿Y quién eres? -Rafa.

El hermano de Bruno. Tres años sin verlo y meto la pata.

Da igual, pero si sabes pegarla, hazlo antes de que os pillen.

¡Nos has salvado!

Si no es por ti, nos cae una buena.

Los compinches tienen que ayudarse.

Qué hermano tan guay tiene Bruno.

¡Bah! -Genial.

¿Eres jardinero? El nuestro se fue.

Yo sé de todo. Primero pegaré la jardinera.

Y vosotros alejaos de la escena del crimen.

Es lo mejor. Os lo dice un experto.

Yo siempre digo que a los niños mano de hierro y guante de seda.

O se les ata corto...

...o hacen lo que quieren.

Yo llevo cuatro años aquí y no he tenido que tomar medidas extremas.

¡Mmm!

Mal asunto.

Entonces, me deja unos niños consentidos.

Y un niño consentido es como un auto sin volante.

Va donde él quiere.

No donde una lo debe llevar.

Que no, que estos niños son muy listos. Saben lo que quieren.

Perfecto. Entonces, entenderán perfectamente las normas...

...desde el principio.

Como tiene que ser.

Sí. Bueno...

Vamos a ver.

Es que no hay que cambiar las normas.

Basta que...

...controle las normas de siempre. Está tirado.

Llevo muchos años en la profesión. Soy vocacional.

¡Ah! Pues aquí lo importante es el sentimiento familiar.

Esta familia es una piña. Lo esencial es el cariño.

Aunque tienen sus riñas, como todos.

No me diga más.

Bien, pues...

Si no le importa,...

...hablemos de dinero. ¿Quiere conocer a los niños antes?

Francamente, creo que tendré tiempo de hacerlo.

Además...

Los niños son siempre niños, aquí y en Pekín.

Claro, en Pekín.

Pues de estas cosas se encarga el mayordomo.

¡Oh! Sí.

¿Me acompaña?

Sí, cómo no.

Pase.

Gracias.

¡Joder, vaya careto, Amalia!

¡Quique!

¿Qué buscas en mis cajones? -Nada, un rotulador.

La próxima vez me lo pides.

Y deja de hurgar en mis cosas. -Claro.

No entiendo eso de que es muy rígida.

Un palo de señora. Parece que ha trabajado en una cárcel.

Quiero alguien responsable para mis hijos.

¿Quieres decir que yo no lo soy? Digo...

...lo que digo.

Una cosa es ser responsable, y otra, un mandón como tú.

Debe inculcarles ciertos valores.

¿Ah, sí? ¿Por ejemplo?

Por ejemplo, no mentir.

Pues una persona mentirosa como yo no es la más adecuada para...

...escoger niñera. Es increíble.

Me diste solo un mes.

Y no encuentras nada. Me dejarás con el embolado.

¿Embolado, tus hijos? Tienes ganas de bronca.

¡Empezaste tú! Me llamaste irresponsable.

Alguien que deja a siete hijos...

...sin dar explicaciones es irresponsable.

Y mentirosa.

Alguien que no dice que es la madre de mi hijo lo es.

¡Me dan unas ganas de arrearte!

¡Eso ya sería el colmo, la guinda! ¡Venga, dame!

Venga, pégame por llamarte eso.

¡Ah!

¡Ay, ay!

Fernando, lo siento. ¿Te he hecho daño?

¡Déjame! ¡Que me dejes!

¿Sabes lo que te digo?

¡Que te la merecías!

¡Sí, encima!

No lo creo. -Pues eres boba.

Lo hemos visto con nuestros ojos.

Ana no puede irse, es el hada madrina de esta casa.

Ana no se va a ir. Está buscando otra niñera para que la ayude.

Claro, como tiene que estar con Nico...

Y Nico es nuestro hermano.

O sea, que Ana es de la familia. Papá no dejaría que se fuera.

¡Ana!

¿A que no te vas?

Voy a ver a Nico, ¿vale?

¿Te lo crees? -Ana no me dejaría.

¿Qué pasa?

¿A que Ana no se va de casa? Preguntadle a ella.

No nos ha contestado.

Ya lo sabréis. A estudiar. ¿Y tu barbilla?

Nada, no me pasa nada.

¡Ay! ¡Ay, Dios!

Papá, lo siento. No pasa nada.

Es que me había dado otro golpe.

¿Estás bien? ¡Sí!

¡Todo el mundo con la barbilla!

Qué bien tener un hermano, ¿no? Sí.

Parece muy simpático.

Sí, eso parece.

¿Y ha venido solo de visita o se va a quedar...?

¡Sí, solo! No volveremos a verlo más.

¿Ah, no?

¿Es que vive fuera?

Sí, vive fuera. Está de paso, no volverá por aquí.

¡Vaya!

¿Y no te da pena verlo tan poco?

Mira, Catalina, me da mucha pena, pero me aguanto.

Voy a... A...

Ahí.

Un castin para un musical que piden una tía buenorra...

...que cante y baile, que tú lo bordarías...

Y tú no te presentas. Sharon, por favor.

No hables delante de Nico del pasado; no existe.

Vale. Por eso me voy a presentar yo.

Porque, si me lo dan, metemos una pasta en casa.

Vale, muy bien.

¿Y cuándo es ese tema? Bueno...

La verdad...

Lo que tiene es que es un pelín pronto.

¿Cuándo es? Mañana.

¡Mañana!

Sí. Perdona, cielo.

No puedo.

No puedo.

¡No puedo! ¡Pero bueno!

Tienes que acompañarme, no puedo ir sola.

Necesito a alguien que me anime.

No puedo. ¿Sabes qué lío tengo?

Con Fernando ni te cuento.

A los niños no les he dicho nada, pero se lo huelen.

¿Y sabes lo duro que es buscar niñera?

Y luego está lo de...

A ti te hace gracia, mi vida. Pues no la tiene.

¿Qué?

Lo que le he hecho a Fernando.

¿Qué?

¿Cómo que qué? ¿Qué?

Pues que...

Que le he agredido. ¿Que le...?

¿Que le has atizado?

Ríe el bebé

¡A este le hace gracia!

¿Una bofetadita? Sí.

Bueno... Una bofetada no.

¿Un empujoncito? No, Sharon.

Ha sido un puñetazo que te cagas.

¿Un puñetazo?

Puerta

Puerta

¿Amalia?

No, hija, no soy Amalia, soy tu abuelo.

Ya decía yo.

Amalia no llamaría. -Esto...

Si no estás ocupada, me gustaría que me ayudaras con Internet.

¿Ahora?

Necesito información sobre bancos y...

Ahora no puedo. Tengo que hacer un trabajo importante.

Ya, entiendo. Bueno, los estudios son lo primero.

Y me parece muy bien.

Luego lo intento. -Vale.

Hasta luego. -Adiós.

Otra vez solos.

Ah.

Hola, hijo.

Hola.

Te esperaba, que a los bancos canadienses les ha pasado...

Ya te he dicho...

...que no te preocupes por el banco, te puede dañar.

Lo que me afecta a la salud es no poder ayudarte.

¿Qué te ha pasado ahí?

¿Un accionista enfadado?

Tiene que ser la caña repartir desayunos, meriendas...

De eso no me ocupo yo.

Se ocupan Catalina y Brunete.

Hola. Hola. Tela de curro, ¿no, Bruno?

Sí. Pero una cosita.

Las niñeras hacen otras cosas, ¿no tenías experiencia?

Sí, estudio Pedagogía.

Ah. Cosas de mi viejo.

Los niños también me molan.

Ah. También te molan.

A mí me molan los míos.

¿Los tuyos? ¿No eras la niñera?

Bueno, es una forma de hablar. Bruno ya te contará...

Hola. Eh...

Ah, perdón.

Este es el señor.

Fernando.

Pura. Encantado.

Una casa preciosa. Muchas gracias.

Y 8 hijos. Preciosos también.

Ah, te imaginaba mayor.

¿No eres muy joven para tener ocho hijos?

Bueno, dos son gemelos y... Ah.

Me gustaría conocerlos. No.

Pura tiene mucha prisa.

Bruno, ¿acompañas a Purita a la puerta?

Sí.

Ya te llamaremos.

Encantada. Igualmente.

Porque... tú eres viudo. Sí.

Venga.

Venga. Por aquí.

Te llamamos.

Adiós. Hala, bonita.

¿Y bien?

¿Qué?

¿Qué te ha parecido?

Fresquita. Sueltita.

A mí, encantadora. Guapa.

Simpática. Directa.

Directísima, al día siguiente se mete en tu cama.

Y no buscamos eso, ¿no?

No sé qué buscamos.

No encontramos nada.

Espero el momento en que lo encontremos.

Esto me fastidia.

Yo lo espero también.

Me quiero ir de esta casa. Tranquilo.

Sí. Tranquilo.

¿Le puedo decir algo, señor? Sí, dígame.

No encontraremos una como Ana. Muy bien.

Vale, muy bien.

Lloros

No, otra vez no, no va a haber manera.

Vamos otra vez.

Lloros

Puerta

Alberto, ¿qué haces?

¿Qué haces ahí?

Tú, ¿y ahora qué?

Huy, mi chiquitín.

Qué tranquilito está.

Ha estado toda la tarde calladito, ¿verdad? Si no se le oye.

Si mi niño es un cielito.

¿Qué hacías ahí?

Nada, no, no, es que...

¿Nada? -Para...

...el cuello es muy bueno. -¿Ah, sí?

Estiras los músculos.

¿De verdad? -Y es como terapéutico.

Sí, sí.

¿Es bueno para la espalda? -Buenísimo.

¿Ah, sí?

Alberto. -¿Eh?

¿Sabes de qué me están entrando ganas al verte así tumbadito?

¿De ponerte un collarín?

De hacer un niño.

Ay, el cuello.

¿No te has enamorado nunca?

¿Yo? No, nunca.

Si te quieres enamorar, me lo dices un día antes...

...y te consigo un novio...

...al día siguiente. ¿Dónde vas a ir a buscarlo?

Que es una broma, Catalina. Ah.

Qué tonta.

Mi hermano es un bromista, ¿no lo sabías?

Hola, Rafa. ¿Tú qué haces aquí?

Esta mañana me ha dicho que nunca encontraría trabajo en esta casa.

Lo he encontrado.

¿Trabajarás aquí? ¿Qué dices?

Fernando ha decidido...

Don Fernando, el señor. Ah, eso.

Don Fernando, el señor.

Me he ofrecido como jardinero y le ha parecido bien.

Puedo empezar hoy mismo.

No puede ser.

El señor siempre me consulta para cualquier contrato.

Ya ves, esta vez, no.

Me ha dicho que puedo vivir en el cobertizo.

Está muy bien acondicionado. Os dejo.

Hay mucho trabajo que hacer.

Voy a hablar con el señor, Catalina.

¡Om...!

Ahora, novicio, voy a demostrarte...

...que puedes tener control sobre tu cuerpo...

...gracias a la meditación.

Sí, eminencia.

Tus temores de haber perdido la energía sexual...

...desaparecen.

Si usted lo dice, eminencia.

A partir de ahora, aquel gatillazo...

...solo será un mal recuerdo.

Y tanto, no te fastidia.

Ahora eres un shaolin, un atleta mental.

Y puedes hacer todo lo que te propongas...

...con todas las partes...

...de tu cuerpo. -Ahí, ahí quería yo...

Eso significa que recuperarás la capacidad de ser padre.

De tener muchos hijos.

Mientras no vengan todos de golpe...

¿Sientes mi mano sobre tu cabeza, novicio?

Afirmativo, eminencia.

¿Sientes mi frente sobre tu frente?

Pues sí que la siento, eminencia.

¿Sientes mis labios sobre tu frente?

Los siento, sí, eminencia.

La eternidad es un segundo.

Y un beso es la eternidad.

Yo te voy a enseñar lo que es eso.

Eternidad.

¡Fonti! -¡Ah!

¡Ah!

¡Dios!

¡Qué asco! ¿Será cerdo? Que me ha besado.

¿A que besa fatal?

Fonti.

Fonti, despierta. -¡Ah!

Eminencia, le ha crecido el pelo.

Sal de mi cama.

¿Qué dice?

Yo qué sé. ¿Qué soñabas? Y otra vez en mi cama.

No, nada, sueños de un monje guerrero con su maestra.

Estabas mazo guapa, Vero.

Bueno, gracias. Haría el papel de mala, ¿no?

Pues sí.

Yo me voy a lavar la boca del cerdo este.

Y tú no te aproveches de él, que el chaval está convaleciente.

Pero será maricón.

No le entiendo. ¿No necesitábamos jardinero?

Sí, claro.

Pero es preferible una persona especializada.

Pero si su hermano ha trabajado en jardinería, y parece trabajador.

Con todos mis respetos, es un veleta.

Toda la vida...

...dando tumbos.

Y está mal que yo lo diga, pero tiene que saber que...

...incluso...

Ha estado en la cárcel.

¿Lo sabe? Me lo dijo, fue muy valiente.

¿Y le dijo por qué? Pues sí.

Un momento de necesidad de dinero, malas compañías.

Y luego se arrepintió.

Pero su compañero le denunció.

¿le dijo eso? Sí, ¿no es honesto por su parte?

Sí, la verdad es que sí.

Ha tenido mala suerte, merece una oportunidad.

Sí, sí, señor.

Lo que pasa es que no acabamos nunca de llevarnos bien.

Los dos en la misma casa vamos a chocar.

Ya he tomado la decisión. Y si es su hermano, no será mala persona.

De acuerdo, señor. Muy bien.

Por cierto, señor, quisiera hablarle, si me lo permite, de...

¿No será de Ana?

Sí, señor.

¡Ja!

Que sepa que todo esto que ha pasado con Ana me da mucha pena.

Cosas de la vida que hay que superar. ¿Algo más?

No, señor.

Te recuerdo que tienes reunión con Galindo.

Ya lo sé.

Es clave para recuperar el banco. Ya.

Pásalo a tu bando. Ya.

Da la imagen de un caballero serio.

Con nervios de acero, muy sereno.

¿No crees que ya soy mayorcito?

Solo quería recordarte que es clave.

Que sí, que ya lo sabía, papá.

Hay una cosa más:

Yo también soy mayorcito para ver que entre Ana y tú...

De esas cosas no quiero hablar, ¿vale?

Pero deberás ir a un monasterio, a un convento de monjes, y estudiar.

¡Qué va! ¡Si yo voy a ser monje "free lance"!

Iré por mi cuenta.

Yo domino las cuatro reglas...

...y las artes marciales. Y sobre todo...

Sobre todo sé algo de electricidad y fontanería.

No veas cómo cotiza un monje fontanero.

Un chollo, tía.

Habrá reglas, modos de meditar y controlar la mente.

¡Joder, Vero!

¡Hablas igualito que en mi sueño!

Tú estás aquí...

...para enseñarme el camino.

¿El camino de qué? -Mira, te lo cuento.

En mi sueño, vi que me cambiaría la suerte.

¿Qué quieres decir?

Pues eso, que, ahora que voy a ser monje y dejar...

...los placeres terrenales,...

...pues nada, me gustaría que la última vez fuera contigo.

¿La última vez de qué?

¿De qué va a ser? De la última vez que... Vamos...

Que el último rollo fuera contigo. -Fonti, Fonti...

Tengo que decirte una cosa importante.

Bueno, muy importante.

Es acerca de la operación.

¿Qué?

Muy gracioso, ¿eh? -¿Qué?

Pues verás...

¿Qué me querías decir?

Que los chicos últimamente están muy alborotados.

No sé qué decirles. No tengo tiempo de hablar con ellos.

Diles que su padre va a reconocer a su hermano.

¡Vaya!

¡Qué alegría! No sé.

Dejo el "walkie" en la cocina, por si despierta Nico.

Descuida, estaré al tanto. ¿Nos vamos?

Sí, el notario espera. Con su permiso.

Quiero darles mi sincera enhorabuena...

...a usted y a Ana.

Vamos.

¡Hombre! ¡Hombre, mi Bruno! ¡Mecachis en la mar!

¡Mecachis en la mar!

¡Mecachis en la mar!

Mi primer hijo...

...se llamará Bruno.

Y además...

...vas a ser su padrino y te voy a regalar un coche.

¡Adiós, Bruno!

¡Este es idiota!

Se fueron hace mucho.

¿Qué crees? ¿Que se firma en una hora?

Con lo que se han peleado, tienen que hablar mucho.

Pero ¿por qué tienen que firmar?

Así se sabrá que Nico es nuestro hermano, como quiere Ana.

Ana no quiere eso, sino que papá cambie.

Pues lo tiene claro...

¿Y vuestro papá tiene siete papeles...

...donde dice que sois sus hijos?

Supongo. -Esto es distinto.

Es para que nadie se equivoque de nuevo y crea...

...que es hijo del tío.

Es lo que creíamos antes.

Y eso a papá le molesta mogollón.

¡Vaya lío!

Lo importante es que Bruno ha dicho que hoy firmarán la paz.

Y todo volverá a ser como antes.

Ojalá sea verdad. Cuando peleaban, me daban ganas de llorar.

Jo, las tías sois más cursis... -¡Al loro!

¡Vamos!

¡Pero bueno! ¡Qué sorpresa!

La hemos pintado nosotros. ¿A que mola?

¿Qué tal la firma de la paz?

Eh...

Bien, bien. Bien.

Y te quedarás para siempre, ¿no?

Cariño, yo ahora me tengo que ir. Pero te prometo que mañana...

...estaré pronto aquí. Y ahora me voy a recoger a Nico.

Oye, ¿ha pasado algo?

Eso, ¿qué pasa?

Nada, tranquilos.

¿No firmasteis la paz?

Pero ¿qué lío es este?

¡Ana se va!

¿Adónde?

¡Bueno! ¡Vaya recepción!

¿Me esperabais?

¿Por qué se quiere ir?

Que os lo cuente ella.

O tú. Os habéis peleado y tú sabes por qué.

¿Quién se ha peleado? -Ana. Se va a casa de Sharon.

¿Otra vez, papá?

Tenían que firmar un papel, pero siguen como antes.

No os preocupéis, ya buscamos otra persona para cuidaros.

No queremos otra, queremos a Ana.

Ya, pero va a estar ocupada con Nico.

Ayúdala tú, papá, eres el padre. -Nosotros ayudaremos entre todos.

Oye, papá.

¿No hay modo de arreglarlo?

No lo sé, hijo, no lo sé.

Bueno, pues...

...hasta mañana.

¿Y habéis hecho los deberes?

Con la pancarta...

Vale, pues mañana repasamos.

Lucía, cariño, no llores.

Mañana estoy antes de que vayas al cole.

¿Te lleva el chófer?

No, muchas gracias.

Pitido

Ese es mi taxi.

Vuestro hermanito os dice adiós.

TODOS: "¡Adiós!"

Que sepas...

...que eres feísimo.

Mira quién habla, Miss Universo. ¡Guarra!

Nunca te querré, imbécil. ¡Mira lo que te pierdes!

¿Y a mí qué, cara culo?

Perdona, ¿qué has dicho?

Lo que has oído, ca-ra-cu-lo.

¡Ia!

¡Oh, oh! ¡Ay!

Te tragarás tus palabras, bola de billar.

¡Iii!

¡Escoba con tetas!

Tu aliento apesta a pedo de sapo.

Se acabó.

Pero ¿qué haces? ¡Eso no vale!

Llegó tu hora, cara flan.

¡No dispares, que no vale!

Si no quieres morir, acéptame como niñera.

Y súbeles la paga a Álex y a Guille al doble, al triple, al cuádruple.

¡Cara culo!

Mira que tienes una mamá valiente, Toni.

Debe de estar pasándolo fatal cantando para esos ogros.

Me dio un abrazo,...

...y en aquel lazo creí morir...

¡Huy! ¡Qué mal le está saliendo!

Su mejor amiga lo está pasando fatal.

También es mi mejor amiga.

Y yo también estoy triste porque se va.

Arroró, mi niño.

Arroró, mi amor.

Arroró,...

...pedazo...

...de mi...

...corazón.

Este niño lindo,...

...que nació de día,...

...quiere que lo lleven...

...a la dulcería.

Mira que me das envidia.

Tienes suerte de que Ana se vaya a vivir con vosotros.

Nico y tú seréis los mejores amigos.

Tomás, esta es la chica, tienes que oírla cantar.

Perdón. ¿Cantar yo?

Sí, dice mi ayudante que lo haces de maravilla.

Si solo le cantaba una nana al bebé.

Cuando acabe la última candidata, ¿puedes hacer una prueba?

¿Una prueba, yo? -Ajá.

Aunque solo sea para que te oiga el equipo.

Claro.

"Super!" -Muy bien.

¡Dios mío!

¡Qué susto me has dado! -¿Te han vuelto a molestar esos?

Desde que les diste un toque, no.

¿No salen más tarde las de tu curso? -Sí, pero he salido antes.

Me dolía un poco la cabeza.

¿Esperas a tu hermana? -Claro.

¡Anda! ¿Y esto? A ver...

"Un capitán de 15 años", me encanta.

¿De verdad? -Sí.

¿Por dónde vas? -Por el capítulo 12.

¡Hola! ¿Qué haces aquí?

He salido antes. Te estaba esperando.

Vete sola a casa, yo me voy con Quique.

¡Celia!

Vete tú sola.

Luego voy yo.

Si quieres, la acercamos. Tiene miedo de unos niñatos.

Pero ¡qué majo eres!

Déjala, es bastante bruta.

Se puede defender solita, ¿verdad?

Sharon... -Carolina...

Tú primero.

Necesito un favor.

Yo también. -Sí.

Lo primero, darte las gracias por acompañarme.

Aunque ya no podré conseguirte...

...las entradas.

No quiero que Alberto sepa que he estado en el castin.

¿Por qué? Ir a un castin no es vergonzoso.

Ya. -Bueno.

Vale. Yo te quería pedir lo mismo.

Promete que no le dirás a nadie que me han escogido.

Pero ¿por qué? ¡Si es estupendo!

¡Es un notición!

Todos se pondrán muy contentos.

Ya, sí, pero mi padre no.

No. Además, no estoy segura de qué voy a hacer con todo esto.

¡Que te han elegido entre 30 candidatas!

Prométemelo. -Te lo prometo.

¿Qué tiene que prometer? Yo no he dicho prometer.

Esto...

Pues que...

Que Sharon ha dicho que si la escogen a ella para el musical,...

...nos invita a cenar. -Sí.

¡Qué bien! Prometido.

Si me lo dan, cenamos en el mejor restaurante.

¿Y cómo te fue?

Ya sabes, ni idea. Un poco mal. No.

Había alguna que cantaba...

...muy bien y no lo veo claro.

Yo me voy a estudiar. Vale, Carol.

Hasta luego. -Bueno, ¿qué tal con las niñeras?

Fatal, he visto cinco candidatas.

Fernando tiene razón: no me gustará ninguna.

Ninguna lo va a hacer como tú.

¿Tú crees? ¡Hombre!

Hola, Sharon, Ana. Hola.

Hola. Ana, quiero hablar contigo.

Bueno, pues yo... No.

Acabas de llegar.

Es que tengo a Toni con Bruno.

Si... Luego nos vemos y... Adiós.

Venga. Hasta luego.

Hasta luego, Sharon. Adiós.

Un besito a Toni.

¡Podías esperar dos minutos!

Pues no. ¿Qué pasa?

¿Qué quieres decirme?

He estado pensándolo muy bien.

Tú puedes irte por las noches, pero mi hijo Nico se queda aquí.

¿De qué va? ¡Yo no persigo a Quique!

He visto tu cara cuando le miras.

¡Estás paranoica!

Solo le pregunté por qué tú no habías salido.

Y yo voy y me lo creo. Dales la brasa a los tíos de tu clase.

Tú les das la brasa a los de tu peña.

Pero Quique es mi novio.

Vete a jugar con las muñequitas.

Hasta luego. ¡Celia!

¡Vaya humos! ¿Habéis vuelto a discutir?

La niña quiere ser mujer.

Dame un boli para apuntar una cosa.

En cualquier cajón.

¿Con quién hablabas?

Con Natalia. Me ha contado una cosa de su novio...

...de cuando...

¿Qué es eso?

¡El diario de Celia!

Esta niña me va a oír.

¡Celia!

¡Vamos a ver!

¿Dices que me vaya y que deje aquí a mi hijo? ¿Estás loco?

He querido decir...

...que para Nico será mejor estar aquí con su familia...

En fin, en su hogar.

Y si se va, se perderá esas cosas.

Nunca separaría a Nico de sus hermanos.

Y tú...

Tú nunca has estado con tus hijos y han salido estupendos.

¿Y a ti te va a ver? Me imagino que buscarás trabajo.

¿Y con quién lo vas a dejar?

No lo he pensado. ¡Ana todavía no ha pensado nada!

Pues no.

Te vas de esta casa escopetada sin pensar nada.

¡Sin pensar en tu hijo! ¿Te estás volviendo loca?

Fernando, lo único que no quiero es que Nico vea...

...cómo su padre trata a su madre.

No quiero eso para él. ¿Y qué has pensado?

Hay que hablar con los demás ahora mismo.

Hermano, ha llegado la hora de salvar esta familia. Vamos.

"Quique es un ángel en la tierra. Un regalo en primavera.

Un rayo de sol en la niebla".

¿Se te ha ido la olla o qué? No se puede ser más cursi.

Déjalo ya.

Tú me robas, ¿y yo no puedo leer tu diario?

Bea, sigue tú, que esta letra me cansa.

"A partir de hoy tengo que sonreír,...

...esperarle al salir de clase, peinarme de otra forma".

¡Como sigáis, os vais a arrepentir!

Largarte.

Pero la foto me la quedo, Quique es mío.

Antes de irte, haces tu cama.

Este cuarto es de las dos.

Ya no dormiré aquí.

Pues mejor.

Es que eres... -¿Qué?

Te has pasado.

Ella se ha pasado.

Amalia, tenemos que reunirnos.

Enano, vete a jugar.

Papá y Ana se están peleando en serio.

Nando y Carolina nos están esperando.

¡Vamos!

Ahora vengo.

Papá y Ana están peleando.

¿Te pasa algo?

No.

A ver si vas a tener apendicitis.

Si la tienes, díselo a Ana.

No tengo apendicitis.

Carolina y Nando quieren que vayamos todos.

Vale.

No voy a abandonarle por tu cabezonería.

Mi hijo va a ir donde yo vaya.

¡Tengo cosas que hacer!

Entre otras, los deberes de tus hijos.

¡Así que me voy! Los deberes pueden esperar.

No hay que hacerlos. ¿Qué hacéis ahí?

Y vosotros, ¿qué hacéis ahí? Me da vergüenza.

No os escucháis el uno al otro.

No veis. -Ni oís.

Ya os vale.

Me tengo que ir. A vuestras ocupaciones.

Luego os pasaré la lección.

Tú no vas a ningún lado.

No puedes hablar así a tu padre.

Tú tampoco te vas esta noche. ¿Cómo?

¿Qué estáis diciendo?

Que vais a firmar la paz.

No podemos seguir así, esto es muy triste.

Tenemos un plan.

En campo neutral, los dos solos, mañana.

¿Mañana qué?

Hemos reservado una mesa.

Hasta entonces, ni discusiones...

Ni deberes. -Eso.

Así que esta noche...

...duermes en casa, Ana.

Veintisiete euros con veintidós céntimos.

¿Creéis que tenemos suficiente para una cena?

Pues no, porque el Bernabé es carísimo.

En mi hucha hay muy poco dinero.

Fonti va a tener que cenar un huevo.

¿Por qué hay que pagarle la cena a Fonti?

Necesitamos un espía para que nos cuente...

...lo que dicen papá y Ana.

O lo que se gritan.

Papá y Ana no se van a gritar, se van a perdonar de verdad.

Bruno, estírate. Tú también te querrás enterar.

Lo que me faltaba: pagarle yo la cena a Fonti.

Además, ¿cómo nos vamos a enterar de lo que les pasa?

Nando y Carolina tienen un móvil con vídeo.

Enviarán las imágenes al ordenador.

Claro. Fonti va disfrazado, se sienta al lado y lo ve todo.

Es una pasada. ¿Pones pelas o no?

Siendo así, voy a participar.

Tampoco pasa nada por...

Venga, anda.

TODOS: "Pero ¿cómo un euro?"

Venga, pongo otro y ya.

¡Qué tacaño! ¡Es el doble!

Tantatachán...

Se presenta el agente secreto Bom.

Fonti Bombón.

Ya lo tengo todo.

¿Tienes el disfraz?

Sí, y algo más importante.

Una churri.

¿Una churri?

Sí, una churri.

Una pibita que está como un tren y viene a la cena.

¿Cuándo habéis visto...

...a un espía cenando solo?

¿Se puede saber cómo has engañado a esa piba o churri...

...para que te acompañe?

Bueno...

El caso es que ella está por mí y he tenido que...

Vale. Me debía un favor.

La chica es anestesista.

Muy guapa. Me anestesió por error para operarme de la...

De la...

¡De la vesícula! ¡Vesícula!

¿Qué es la vesícula?

Pues un...

Un músculo.

Uno de los muchos que yo tengo, chata.

¿Dónde está la vesícula? -A la altura de...

Fonti, tampoco hace falta colocar nada ahí.

Sharon.

Sharon, no llores.

Alberto ahora es joven y no quiere tener niños,...

...pero algún día querrá tener miles.

Yo no lloro por eso.

Como estás apretujando a Nico,...

...pensé que era por eso.

No, yo lloro por ti. Yo estoy muy emocionada por ti.

Es que yo esto lo veo de película.

Sí, sí, sí.

Esto es...

Es tan romántico, cariño.

Yo os imagino allí, con las velas...

Os pedís perdón...Yo no tengo nada que perdonar a Fernando.

Pon algo de tu parte.

Con el carácter de Fernando, a ver si lo vas a estropear.

Yo no sé por qué tengo que ir a esta cena.

Lo haces por los chicos.

Tienen ganas de que esto se arregle.

Es verdad.

Y tú también tienes ganas de lo mismo.

A mí no me engañas.

Ya no sé ni lo que quiero.

Nico, cariño, ven aquí.

Ven aquí.

Catalina tiene unas manos para planchar...

Gracias, Carol.

Chicas, este traje es bonito, pero ¿no os parece...

...un poco sugerente para una cena?

Él bosteza, no le hace gracia.

Es perfecto. Tienes que conquistarle.

¡Yo no tengo que conquistar a Fernando!

Vale. Pero tienes que reconocer...

...que con este vestido a mi padre...

...se le van a romper un poco los esquemas, ¿no?

Si te emociona tanto, ve tú a la cena.

Yo no lloro por la cena.

Con un vestido así, Alberto...

...cambiaría de decisión.

Yo te voy a dar...

Dale a la tía Sharon.

Dile: "No llores".

Ya se me ha pasado.

¿Un whisky? ¿Cuándo me ha visto beber whisky?

Perdone el atrevimiento.

Pero un whisky antes de la cena le prepara para la soltura y...

¡No necesito soltarme! ¡Lo tengo todo claro!

No quiero darle motivos a Ana para...

¿Abandonarte? Cállate.

Deja el armario.

¿No pensarás ir así...

...en un día tan especial?

No voy a ir en pijama. ¡Déjeme!

Yo creo que la camisa de rayas...

¿Quiere que le dé una sugerencia? Bébase eso y vaya a cenar con Ana.

Convénzala de que se quede. Lo estás deseando.

Claro. Por Nico, por supuesto.

Por eso te has puesto tanta colonia.

Siempre me pongo. No tanta.

Ponte este reloj, iba a dejártelo como herencia,...

...pero la ocasión merece la pena; da suerte.

No necesito amuletos. Tengo claro...

Piensa antes de hablar.

¿Queréis iros? Tengo que cambiarme.

Bueno.

¿Quiere un whisky? No me tiente.

¡Papá!

Es muy fácil. Se le da a "enviar" y ya está.

Espero que Fonti lo entienda. -Déjalo, que te lo vas a cargar.

Mira quién habla.

Igual se ponen a darse besos en medio del restaurante.

Ojalá.

Fonti, ¿cómo lo llevas? -Vais a alucinar.

No me va a reconocer ni Bruno.

¿Preparados para ver un espectáculo?

Déjate de rollos y sal ya.

Tatatachán...

Flipas. -Cómo mola.

Flipando voy, flipando vengo...

Soy el rey del disfraz,...

...el más grande. -Nunca mejor dicho.

Vamos adentro, que como nos pillen...

¡Que viene el abuelo!

Niños.

¡Niños!

Estáis ahí, os he visto.

¿Qué estáis haciendo?

Son las 21.30 y no ha bajado. Empezamos bien.

Si empiezas con esos humos... -Estás muy guapo.

Mucho mejor sin corbata.

Vale, vale, vale.

Bueno...

AMBAS: "¡El hada madrina!"

Siento tardar.

Nico no quiere el biberón.

Lo he intentado y nada.

Se lo he dado yo.

Y luego le he ido a cambiar y... Le he cambiado yo.

Ah.

Sharon. Qué guapa.

Gracias.

Gracias.

¿Me ayudas? Claro.

Bueno, niños, portaos bien.

Sharon, ¿los cuidas? Tranquila.

¿Vamos? Sí.

TODOS: "¡Bien!"

Ven para acá.

¿Me acompañan? -Sí, por supuesto.

Un poco de cariño, ¿no?

Señor. -¿Eh? ¡Ah!

Señora.

Gracias.

Ya está. Ya está.

Te recuerdo dos cosas. Primero:

te olvidas de mi equivocación con la anestesia.

Y segundo:

no te pongas pesado, porque esto no te da ningún derecho.

Sí, sí, sí.

Al final serás tú la que me pida caña.

Seguro.

Guapa.

Bueno, ¿qué te parece el disfraz?

Patético. -Pero ¡mujer!

¡Estamos ayudando a unos niños!

Ya. Espero que esto se acabe pronto.

Un segundito, tengo que...

Chicos, aquí el superespía.

El pájaro ha entrado en el nido.

El pájaro ha entrado en el nido.

Señora.

Gracias.

Fonti, habla lo menos posible.

Es un nido ficticio.

La carta.

Muchas gracias.

A mí no me hace falta.

La dejo. Muy bien.

No hablan nada.

A mí esto no me parece bien.

¡Chist! Que están hablando.

¿Enciendo la vela? No, te veo muy bien así.

Bueno...

Ya estamos aquí.

Sí, ya estamos aquí.

¿Qué haces tú aquí?

Me daba una vuelta.

Cómo te lo montas, hermanito. Deberías estar en el cobertizo.

Aquí no puedes estar.

Te voy a vigilar de cerca.

Te gusta vigilar: vigilas a los señores en la cena,...

...me vigilas a mí...

¿No descansas?

Sí. Descansaré cuando te vayas de esta casa.

Tengo malas noticias: esta casa...

...me gusta para pasar una temporada.

Tengo planes.

Un besito.

Señora.

Muy bonita. Gracias.

Señor.

"Gracias".

¡Champán!

Sí, antes de comer sienta muy bien.

Yo la abro. ¿Antes de comer?

Se toma después de comer para brindar.

¿Un Rouge del 92, para después de comer? Increíble.

¿Rouge?

Vaya, cómo se las gasta Fonti.

Típico de él.

No os metáis con él, que mola mucho.

Lo hace como en las películas.

Nando, dile que apunte bien.

Fonti, lo estás haciendo perfecto. De verdad.

Pero concéntrate en el objetivo.

Ahora que habían pedido el cava...

Por favor, déjame. Yo sé abrir las botellas.

Después de bailar abríamos una.

¡Fernando!

Es que la cámara tiene vida propia.

¿Dónde está don Fernando?

¡Fernando, por Dios!

Fernando.

"La próxima semana,...

...más".

Jo, no sabe nada.

Va bien.

¿Para beber? ¡Vino!

Si Ana está en el cuarto de papá es que se quieren.

No encuentro la cartera. -¿Llamo a la policía?

¡Ya ha llegado papá!

A comisaría. -¡No, alto! ¡Eso no!

¡Ay, qué susto! Venía a hablar con mi hermano.

Su habitación no está por aquí. ¿No?

Buenos días.

¡Han dormido juntos!

Cada vez peor.

Los niños te van a echar de menos.

Mira. -¿Qué haces con eso?

Ve-ró-ni-ca.

En menos de una semana.

Has sido tú. Te equivocas.

¿Cómo puedes acusarle? Él ha robado la cartera de Fonti.

Perdona por ojear tu diario.

Quique, ¿qué haces aquí?

¡Coño! -¡No me lo puedo creer!

Ana y los siete - Episodio 83 - De repente un extraño

13 dic 2012

Después de lo ocurrido con Lucía, Fernando intenta un acercamiento a Ana pero ésta no está dispuesta a ponérselo fácil. Ana ha decidido dar un mes de plazo a Fernando para que busque nueva niñera. Los niños están preocupados ante la posibilidad de perder a Ana.  

A la casa llega Rafa, el hermano menor de Bruno. Pese a su parentesco, el carácter de Rafa no puede ser más distinto al del bonachón Bruno. Mientras que el comportamiento a veces brusco del mayordomo esconde su innata ternura y una gran humanidad, el desenfado, la aparente simpatía y el don de gentes de Rafa esconden algo más. Esta diferente manera de ser se ha reflejado en las trayectorias vitales y profesionales de los dos hermanos y ha creado entre ellos una ruptura.  

Sharon va hacer una prueba para un importante papel en un musical. Necesita que alguien la acompañe para que se haga cargo de Tony, pero Ana no puede. Por su parte, Amalia tiene un nuevo amigo. Es un chico atractivo y simpático que va a su mismo colegio llamado Kike. Mientras Fonty, frustrado por su supuesta operación de vasectomía, decide hacerse monje ''shaolin''. Sharon, por su parte, está decidida a tener un hijo con su novio.

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 83 - De repente un extraño" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 83 - De repente un extraño"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos