www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1601423
No recomendado para menores de 7 años Ana y los siete - Episodio 78 - La boda de Carmen y Nicolás - ver vídeo
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana?

Que hasta los muertos le tienen ganas.

¿Qué es lo que baila Ana?

Que todo el mundo se pide un turno.

El papa se lo consulta...

...al dalái-lama. ¿Qué es lo que baila Ana?

El reportero de "El Mundo", al del "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Y el pijo del cochecito cupé,...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ana.

¿Has visto cómo come? Tragón.

Es un tragón.

¿Has elegido traje para la boda? Estoy en ello.

Nicolás y yo decidimos que yo buscaré la madrina y él, el padrino.

Buena idea. Sí.

Fernando será el padrino.

Claro. Nicolás lo tiene fácil. Como David se ha dado el piro...

Yo lo tenía más difícil.

Por mí no te preocupes.

Entiendo que elijas a Silvia.

No he elegido a Silvia. A ti. ¿A mí?

Sí. ¿De verdad? Dame un beso.

Ella es mi hija de siempre.

Pero tú...

¿Quieres ser la madrina? Claro.

¿Lo sabe Silvia? Sí.

¿Cómo se lo ha tomado?

Estupendamente. ¿De verdad?

Seré la mejor madrina de todos los tiempos.

Lo sé.

¡Qué bien!

Buenas.

Hola. -¿Qué tal?

Muy bien.

Una noche de estas podíamos volver a quedar.

Bueno. -Sé que la última vez...

La única vez dirás. -Eso.

La única vez.

No fue todo lo romántica que hubiera querido.

Pero está la segunda oportunidad. ¿Quedamos?

Bueno.

Hola, Bruno. Hola.

Si quedamos, esta vez...

¿Cómo que si quedamos?

¿Vas a quedar con este?

¿Qué pasa? -Fuimos a una hamburguesería.

Era más gracioso, Bruno.

Hicimos cola.

Había una chica con un micrófono.

Y la gente se lleva los paquetes.

Para comerlo en casa.

A una hamburguesería.

La has llevado a una hamburguesería.

Sí, bueno...

No, si romántico es. De lo más.

Ya. Bueno, yo me voy.

Oye, que quedamos.

Un momento. No te vayas.

¿Por qué no limpias las lámparas del techo...

...antes de que llegue Fernando? Sí.

Sí. Bueno...

Venga, ya estás tardando.

Fermín. Sí.

Quiero que sepas que esta chica es algo especial.

Me lo dices a mí.

Es un poco bastante especial.

Yo, por ejemplo, sé cosas que tú no sabes.

¿Qué? Sí, sí.

Cosas que no puedo decirle al correveidile del súper.

Oye, oye... Cosas que,...

...hasta cierto punto, la hacen única.

Ándate con ojo.

No me hubiese metido en camisas de once varas si sé que a ti...

A mí, ¿qué?Si sé que te gusta la cocinera, no la invito a cenar.

Pero, Bruno, machote, ¿con la cocinera?

Con Catalina. -¿Con ella?

Por favor. ¡Vamos a ver!

¿A vosotros nunca os han arreado con una paellera?

¿No tenías que hacer algo? -Un reparto. ¿Y tú?

Ver al Nando. -Vamos.

Qué lástima.

Mira, Sharon, yo vi lo que vi.

-Te tomaron el pelo, Alberto. -¿Sí?

Sí.

Esos niños tienen mucha imaginación. Son listísimos.

Dijeron: "¿Profe nuevo? No importa, le echaremos".

Ya. Y el profesor Fonteca ese, ¿qué?

Nunca han tenido profesor particular. Nunca.

Vi a un hombre bajito que decía:

Tú debes ser...

Alberto. Pero me iba ya. -El nuevo profesor.

El nuevo y antiguo profesor.

Yo soy Fon...

Fonteca.

El...

El antiguo profesor. -¿Sí?

¿Has dicho...

...un hombre bajito? -Sí.

¿Fonteca? -Sí.

Ya.

¿Qué?

Que era Fonti, Alberto. Era una broma.

¿Una broma? Aquello parecía una película de terror.

Era teatro para echarte, cariño.

Hablaré con Ana. -No vuelvo a esa casa.

Alberto, cariño, vamos a ver.

Simplemente, son unos niños que querían echarte.

Lo han conseguido.

Tú no me puedes dejar ahora mal. -O sea,...

...que ellos casi me vuelven loco y yo quedo mal.

Ese es el peligro de tratar con niños.

Te pueden descuartizar.

Y la gente dirá: "Pobrecitos, si son niños".

Y tú, medio muerto. Es así. -Es así.

Es así. Claro que sí.

Pero no te preocupes.

Yo voy a llamar a Ana...

...y le voy a decir que tú esta tarde vuelves a dar clase.

Ni borracho. -Sí.

¿Le enviaste flores a Ana con una tarjeta que firmaba Fonti?

Sí, eso es.

Ana va a creer que Fonti está por ella.

Pues esa era la idea, María.

De eso se trata.

Así Nico tendrá un padre; Ana, un marido, y todos felices.

Quedamos en eso. -Mola.

Mola. -Escóndete.

¿Dónde? -Venid aquí, venid aquí.

¡Chist! Callaos, callaos.

¡No vais a escapar!

¿No habrás visto a Lucía y a María?

No, ni idea.

Vale, adiós. -Adiós.

¡Chist!

Ahora, ahora.

Corre, corre. -Corre.

Corre. -Venga.

Mi cosita. Una sonrisita a mamá.

Hola. Qué cosa más bonita. ¡Te voy a comer!

Un día de estos me lo como frito.

El otro.

Quiero una oportunidad, nos la merecemos. Fonti.

¿Puedo pasar?

Ya estás aquí. Hola, Fernando. Claro.

Hola. Es que...

Venía a preguntarte por el profesor.

Genial. Muy bien, sí.

¿Sí? Tuvo una unión con los niños...

...muy interesante, pero volverá. Quiero saludarlo.

Hoy te lo presento.

Cada día se parece menos a mi hermano.

Sí.

¿Te gusta Fonti?

¿Fonti? Sí.

Me encanta. ¿Te encanta?

Es divino. ¿Es divino?

Tiene como un morbo... Sí.

¡Ana! ¿Qué pasa?

¿Morbo, Fonti? Sí. ¿Qué pasa?

Pues que... ¿Qué?

No, nada. Pues nada.

¿Tú sabes las ganas que tenía de reírme?

Chao, Nando.

Hola, Fonti. -Hola.

¿A que Ana es guapa? -Sí, claro.

Vamos, que nos van a pillar.

¡Por ahí!

¡Quietos parados ahí!

Se nos escapan, hombre.

¿Qué quieres? -¿Qué?

Nosotros teníamos un pacto, ¿no?

Yo os ayudaba y vosotros me decíais quién está colada por mí.

Es que nos ha pillado. -Me da igual.

¡Jo, tío! -Venga.

¿Quién es esa tía que dice que está enamorada de mí?

Serán mazo, pero decidme la que está más buena.

Ana. -¿Qué Ana?

¿Eres tonto? -Ana. Ana.

¿Ana? -Se lo oímos decir.

¿Ana lo dijo? Fonti.

Tenemos que hablar.

¡Adiós! -Y...

¿De qué quiere hablar? Vamos abajo.

Abajo. Usted y yo solos.

Sí, solos.

Como usted quiera.

Teléfono

¿Sí?

Perdona, ahora hablamos.

Fonti. Sí.

¿Qué has hecho para que hable contigo?

Nada. Te juro que fue idea de los gemelos.

¿El qué? Hacer de profesor.

Dile a don Fernando que me he tenido que pirar.

¡Fonti! ¡Fonti!

Sí, señor.

¿Te ha dado el anillo de compromiso? -Aún no.

¿Te gusta este?

Bonito. ¿Sabes cómo es el anillo?

Ni idea. ¿Los zapatos? -Monos.

¡No los has mirado! -¡Ay!

¿Cuál prefieres?

Es la primera vez que hago de madrina.

No voy a poder ni dormir.

Tengo que decirte algo.

Tú no vas a ser la madrina de mi boda. -¿Qué?

Se lo pedí a Ana. -¿A Ana?

Es como la hija pródiga: hay que mimarla.

Tú has vivido conmigo siempre.

Ella, unas semanas.

Entiéndelo. -Lo entiendo muy bien.

Y el padrino, claro, Fernando.

Claro, Fernando y Ana. Genial.

¿No te importa? -No. Qué va.

¡No me importa nada!

Bueno, bueno, bueno.

Me presionaron los gemelos.

¿Qué?

No quería hacer lo del profesor.

¿Profesor de qué?

De nada, de nada. No sé lo que me quieres decir.

Quería hablar de otra cosa. Dígame, señor.

Vamos a ver.

Sabes que David ha dejado a Ana. Sí, lo sé.

No sé los motivos, pero... Yo sí.

¿Tú sabes los motivos?

Me temo que sí.

Sabes más que yo. ¿Te importa decírmelo?

Pues sí.

Me temo que don David, su hermano,...

...abandonó a Ana porque supo que estaba enamorada de otro.

¿Y quién es esa persona?

Pues...

De un servidor.

¡Claro!

¡Claro!

Ya.

Yo creo que ella lleva mazo de tiempo deseándome.

No ha podido soportar más y ha estallado la pasión, el amor...

¿Entiende?

Claro que lo entiendo. ¿Y tú?

Yo, ¿qué? Bueno, que si tú...

Si correspondes a la pasión.

Estoy en ello. Estás en ello, claro.

Exacto.

Estás en ello.

Esas dos enanas se van a enterar. -Las ahogaremos.

La próxima vez que se quieran reír de nosotros, se lo pensarán.

¡Están llenos!

¡Hasta arriba!

¡Listos!

Se quedarán empalagosas.

Y pegajosas.

Con el pelo tieso. -A por ellas.

Vale. Adiós. Hasta luego, señor.

Hola, Silvia. Hola.

Sé que vas a ser el padrino y Ana, la madrina.

¿No te habrá molestado?

No.

Yo estoy muy segura de a quién quieres.

Sí. Creo que tenemos que hablar.

¿De qué? De lo nuestro.

¡Por fin!

Por fin.

Bueno, no es el momento.

Claro.

Mejor...

Una cena. Eso es.

¿Hoy? Sí.

Perfecto.

Teléfono

¿Sí?

Ah, hola.

Tenemos que movernos rápido...

...para saber quién quiere vender acciones.

Me lo va a pedir, me lo va a pedir.

¡Eh!

¡Eh, cuidado!

Esta vez todo va a salir bien.

Son solo niños.

¿Has visto a las dos enanas? -A las dos...

Sí. Están detrás de la puerta.

Ahora o nunca.

A por ellos.

Mala suerte.

¡Jopé!

Nosotros creíamos que...

Eras ellas.

Qué buen rollito tenéis.

Hola, Ana. Fonti.

¿Y tú quién eres? Yo ya me iba.

Espera un momento. Pasa.

¡Os voy a matar!

¡Papá! ¡Tu padre!

No se lo digo. Alberto, ven, ven. ¡Alberto!

Cariño... ¿Cómo que cariño?

Tú y yo... ¡Largo! Venga, venga.

Vamos.

Hola.

Hola.

Quiero conocer al nuevo profesor.

Sí, encantada.

Me gustará conocerle. Bien.

Adiós. Que pases un buen día.

¿Y esto? ¿El qué?

¡Bruno!

Señor.

¿Qué es esto?

¿Esto?

No lo sé, señor.

Pero límpielo. Está hecho un asco.

Lo limpiamos. Adiós, Fernando.

Silba

Chicos, salid. Venga.

Corriendo, venga. No se lo digas.

No se lo digo.

Vamos. ¡Cómo te has puesto! No puedo ni hablar.

No me extraña. Vamos, que te voy a cambiar.

Corre.

Venga.

Carmen.

Carmen.

Carmen. -Sí, Nicolás, pasa.

Hola.

Hola. -¿Qué te parece?

¡Guapísimo!

No deberíamos vernos la ropa antes de la ceremonia,...

...da mala suerte.

Qué tontería he dicho.

Venga.

Vaya marrón.

Pues sí. ¿Y ya le conoces?

No le quiero conocer.

Amalia, han traído esto para ti.

¿Qué es? -¿A ti qué te importa?

¿Me dejas verlo?

Qué bien huele, ¿no? A ver.

Dame una. ¡Qué guay!

¿Conoces al nuevo profe?

No. Pero Lucía dice que es muy guapo.

Qué sabrá Lucía.

Si será un carcamal.

Si Ana piensa que voy a dar clases...

Estás currando en el cole,...

...y llegas aquí y tienes que seguir.

Sí.

Yo voy a ir a conocerle. -Pues la has cagado.

Tendrás que ir todos los días.

A mí me da igual.

Eres extraterrestre.

Mis padres me quisieron poner a mí uno.

Pero les dejé muy claro que ni para atrás.

Conmigo van listos Ana y papá, los dos.

Ya sabes, déjaselo bien claro.

¿Tú crees? -Eso es lo que hice yo.

Pues voy a hacer eso.

¿Queréis la merienda? -¡Sí!

Sí. -¿Para qué pregunto?

¿Ves como se le queda el pelo tieso? -Nos podíamos haber echado espray.

Y así se nos queda el pelo tieso. Mola mazo.

Bueno.

Vamos a ver qué nivel tenéis.

Soy el primero en escupir más lejos.

Oye, piojo gordo,...

...no te hagas el gracioso o te hago en paté y te unto...

...en una tostada.

Para que lo sepas.

Buenas.

Hola.

Oye. -¿Qué?

¿Qué tal?

¿Con qué?

Con Ana.

¿Tú lo sabes?

¿El qué?

Qué va a ser, lo de Ana.

¿Que está por ti? -Pero ¿es verdad?

Pues claro, lo sabe todo el mundo.

¿En serio? -Sí.

Qué fuerte.

La Ana, yo nunca hubiera pensado que la Ana podía...

Bueno, yo tampoco estoy nada mal. Tengo un trabajo fijo.

Soy joven.

Un chollo.

Es lógico que haya pensado en mí.

¿Y la boda?

La boda, procuraremos tener...

¿La boda?

Claro, esas cosas cuanto antes, mejor, Fonti.

Con un niño, ya me dirás.

La boda. -Claro.

Lo está deseando seguro.

¿Tú crees? -Seguro.

Sí, sí.

Hola, Fonti. -Hola.

María.

¿A Ana le gusta Fonti? -Mogollón.

Mogollón.

Bueno, vamos a hacer algo. ¿Unas restas?

¿Unas sumas?

Pues no, multiplicaciones.

Tomad nota. Venga.

487 mil...

...novecientos setenta y tres...

...por...

...585,3, con decimales.

Adelante.

Hola, señor.

Buenas tardes.

¿Ha llegado el profesor?

Sí, señor, ya está arriba dando clase.

Iré a verle. Reserva una mesa en el Bernabé para dos.

¿Una cena importante? Sí.

Ah, y otra cosa.

He mandado arreglar el collar de Olga: me daba pena verlo así.

Y además lo necesito para...

Da igual. Cuando vengan de la joyería,...

...me avisa. Muy bien, señor.

Amalia, ¿te pasa algo?

-Ni que hubieras visto un fantasma, ¿qué pasa?

Amalia.

¿Qué?

Que no sé, si te pasa algo.

Nada. -Cualquiera lo diría.

Joder.

¡Ah!

Se me olvidó antes.

Sí, dame, dame.

Bueno.

¿Vamos a cenar otra vez?

No puede ser.

Pero ¿por qué?

Me has dicho que sí. -Ya no.

¿Te caigo mal?

No, no, me caes muy bien.

Pero...

Pero soy muy aburrida, ¿no?

Mira, Catalina.

No puedo ligar contigo: Bruno está colgado por ti.

Defíneme "colgado".

Pues que le gustas mucho.

¿A Bruno?

Y cualquiera le tose al mayordomo.

¿A Bruno? ¿Yo le gusto a Bruno?

Mogollón.

Y además...

...haría cualquier cosa si sabe que me gustas.

¿Cualquier cosa?

Menudo animal.

Aunque...

...siempre podríamos hacer...

...para que no se entere.

¿Otra vez aquí?

Eh...

El paquete, lo he traído.

¿A que lo he traído? Estoy tonto.

Te lo digo por enésima vez.

Catalina.

No te fíes de ese.

No, claro.

Hola.

Hola.

Ya veo que de mates ni idea.

¿A quién se le da bien la literatura?

¿A nadie?

Entonces...

Hola. Hola.

Hola.

Ana... Hola...

¿Quién es ese que está con mis hijos?

¿Ese? El nuevo profe.

¿El profesor? Sí.

¿Ese tipo medio desnudo...

...es el profesor? Sí.

Está medio desnudo porque ha tenido un accidente.

Le traía ropa para que se vistiera.

¿Y los pelos de punta? Por el susto.

Sí, justo. Ya.

Es que es muy largo de explicar.

¿Y está capacitado?

Es licenciado en Químicas.

¿No te parece muy joven?

Sí, mucho mejor. Utiliza el mismo idioma de tus hijos.

Le encantan los niños, le vuelven loco.

¿No es muy guapo?

Sí, está buenísimo... pero...

Que sea guapo no es un problema, ¿no?

No, claro.

¿Te lo presento? ¿Se viste primero o...?

Te lo presento ahora. Vamos.

Vale.

Hola. Hola.

Alberto, es Fernando, el padre de los niños.

¿Qué tal? ¿Qué tal?

¿No ibas a darle la ropa?

Ah, sí.

Claro, perdón. Está lavada y planchada.

Bien.

Espero que superen sus deficiencias.

¿De acuerdo? ¿Sus qué?

Si tiene dudas, a Ana.

Sí, encantada, sí.

O mejor me pregunta a mí, ¿está claro?

Sí, señor. Muy bien.

Le dejo seguir trabajando.

Eh... Ana. ¿Sí? Ya voy.

Bueno, niños.

Atended.

No le hagáis sufrir.

Menuda pinta tiene vuestro padre.

Es un hueso, ¿verdad?

¿Qué significa eso?

Que es muy duro, muy serio. Que no se enrolla.

No se enrolla nada. -Ni un poco.

Con nosotros tampoco.

¿Le habré caído bien?

Un poco.

Nada. -La vas a cagar.

Le has caído bien.

A los que les cae mal...

...lo que les hace. -Al último...

Chist, quietos ahí, garrapatas.

¿Nos llamas garrapatas?

Eso he dicho: garrapatas.

Soy el único profesor...

...de vuestra gusana vida.

Así que no me vais a engañar.

¿Has dicho gusanos?

Sí. De ciencias estáis bien.

A ver qué tal copiáis.

Venga.

¿Sí? Dime.

Ahí está tu padre. Aprovecha...

...y díselo. Voy a acabar con De la Torre.

¿Aprovechar qué?

Lo del profe. -Ahora o nunca.

Ya hablaremos.

Hola. TODAS: "Hola".

Amalia quiere decirte algo. Dime.

Que últimamente no voy bien en las mates.

Y no me vendría mal una ayuda.

¿Contrato a otro profesor?

No, no, el mismo.

No necesito mucha ayuda, y así te ahorras contratar a otro.

¿Desde cuándo te preocupas por la economía?

No sé.

No sé.

Ya hablaremos.

Bueno, ¿qué?

¿Qué? Yo alucino contigo. Pero ¿qué dices?

Quiero ayuda con las mates.

¿Necesitas ayuda? Pero si eres la primera de clase en matemáticas.

Últimamente no.

Ya. ¿A ti te han abducido...

...o algo...?

Adiós.

El profe nuevo.

Ya, tú vas mal en mates y yo.

Hola. -Hola.

Ríen

¿Qué ha sido eso? Señorita Silvia.

¿Qué le ha pasado? Vaya torta.

Pero ¿cómo ha sido? A ver.

Puerta

Un momento.

¿Sí, señor? ¿Qué deseaba?

Vengo de la joyería.

Ah, sí, dijo que lo traería.

Sí. Esto es.

¿Hay que firmar? Sí.

Esto es.

Buen día. Hasta luego.

Hasta luego.

¿Qué es eso, Bruno?

¿Esto? Cosas del señor. Un collar.

¿Un collar? Sí, pero vamos...

¿Un collar?

Sí, pero se puede...

Bueno.

¿Sí? ¿Qué desean?

Venimos a ver a la hermana... -A mi hermana Catalina.

¿Son ustedes hermanas de Catalina?

Encantado. Tenía ganas de conoceros.

¿Pero son...

...hermanas o...

CANTA: "...hermanas?"

¿Cómo?

Si son hermanas hermanas.

Las de toda la vida.

O hermanas...

...de la otra vida.

Es igual, pasen.

Ahora mismo voy a avisarla.

Catalina.

¿Sí? Hay alguien...

...que te busca.

Pasen, por favor.

Ah, her...

Hermana.

Pero ¿qué hacéis aquí?

¿Has visto qué ropa?

Como nadie sabía que habías sido monja.

Lo de ir sin hábitos me parece un disparate.

Pero han insistido las hermanas.

Ay, qué sorpresa.

Sentaos.

¿Qué es esto?

¿Cómo te va la vida?

Muy bien.

¿Te has echado novio?

¡Hermana! -Perdón.

Creo que le gusto al mayordomo.

¿El que abrió la puerta? -Sí.

No te haremos perder el tiempo.

Necesitamos tu ayuda.

¿Para qué?

¿Y estos aparatos?

Hermana, ¿quiere callarse? -Perdón.

Si no reunimos una cantidad de dinero para la semana próxima,...

...cierran el convento.

Y nos llevarán a sitios diferentes.

¿Me dejas hablar a mí?

Sí, perdón. -¿Por qué os echan?

Porque el convento está muy viejo.

Casi es una ruina, se cae a pedazos.

Estaba mal cuando te fuiste. Y ahora está peor.

Necesitamos dinero para reformarlo.

¿Cuánto? -Mucho. Las ayudas...

...que tenemos no son suficientes. Si no conseguimos dinero...

En fin,...

...en una semana...

...nos echan.

¿Y qué haremos con los pobres que van a por comida y ropa?

Llevamos juntas muchos años.

Y nos repartirán en diferentes conventos.

Estamos desesperadas.

Vaya.

Puedo daros mi sueldo.

Muchas gracias, pero necesitamos mucho más que tu sueldo.

A ver si se te ocurre algo.

No sé cómo ayudaros, no se me ocurre nada.

Tengo que ir a tender la ropa. Ahora vengo.

No os mováis.

A ver si se me ocurre algo.

Voy a ver las escaleras.

Ten cuidado y no molestes. -Vale.

Catalina.

¡Violador!

¡Virgen santa! -Me ha tocado el culo.

Cochino.

Teléfono

¿Sí?

¿Están ahí? ¿No era la semana próxima?

Tenemos que irnos al convento. -¿Y la hermana Catalina?

Luego la llamamos. -Va a venir ya.

Ahora lo más importante es esto. -Vale.

Delincuente. -¡Ah!

Cochino.

Pero bueno... ¿Qué ha pasado?

Ay... Ha sido Bruno, ¿verdad?

¿Cómo ha podido hacer algo así?

Está celoso.

¿Y las hermanas?

Marcha nupcial

Estás preciosa, tigresa.

Tigrecito mío, estás monísimo.

Grrr, te voy a comer.

Cuando Vd. quiera.

Estamos reunidos para unir en matrimonio...

...a Fonti y a...

¿Crees que un tipo como tú se puede casar con Ana?

¿Qué? ¿Crees que te casaré?

Pero si nosotros nos queremos. Sí.

¿Nos queremos?

¡Padre! ¡Padre! ¡Padre!

Fonti, despierta. -Padre, que me voy a casar.

¡Que yo me voy a casar!

¿Qué pasa? -Que te has dormido en mi cama.

¿Con quién te ibas a casar? -Con nadie.

Con nadie. -Es que decías:

"Que me caso, padre". -¿Te has enamorado y no sé nada?

No me he enamorado.

Vale, vale.

Mañana se casa mi abuelo con la madre de Ana.

Qué bonito. -¿Qué hora es?

Son las 7.45.

Esperadme, voy al baño.

¿Me harías un favor?

Si es sexual, no.

Ni que siempre estuviera pensando...

...en lo mismo.

Mira, tengo que comprar una cosa...

...y necesito una opinión.

Vale. -Pues vámonos ya.

¿Ahora? -Claro, que cierran las tiendas.

Espera, ¿qué vas a comprar? ¿Algo raro?

Que no, mujer. Es que...

¿Qué?

Jo... Mira,...

...quiero comprarle a una chica algo de la joyería...

...y necesito una opinión.

¿En una joyería? -Sí.

Vaya, Fonti. ¿Y cuánto piensas gastarte?

Pues nada. Todos mis ahorros, el sueldo de tres meses.

Todo el sudor... -¿Estás bien?

Solo de pensarlo, me mareo, pero estoy bien.

Van a cerrar las tiendas.

Venga, antes de que me arrepienta. -Gracias.

Fonti, ¿con quién te...?

¿Fonti? ¿Vero?

¿Cuánto he tardado? Nando,...

...¿no está Fonti? Se acaba de ir.

No hay manera de pillarle. Quiero acabar con esta bromita.

¿Qué bromita? ¿No te lo ha dicho?

Hablo con él y te lo cuento.

Televisión

Tómate este vaso de leche antes de ir a dormir.

Vale.

¿Sabes quién vino a verme?

¿Quién? -La priora y la hermana Inés.

¿Quieren que vuelvas al convento? -No.

Es que necesitan ayuda.

No te vas a ir, ¿verdad?

¿Y cómo te voy a dejar sola?

No me estás mintiendo, ¿verdad? -No, mi vida.

La lotería de Navidad.

María, ¿te gustaría tener un papá?

¿Un papá nuevo?

Claro. -Depende.

Hola, Catalina. Hola, Bruno.

Hola, María.

Bruno,...

...hoy te has pasado con Fermín.

Solo le he dicho... Bueno, ha sido por tu bien.

Lo siento, pero te has pasado.

Que yo sepa, solo le he dicho que se andara con ojo.

¿Qué le habrá contado Fermín?

Ese traje te debe de haber costado una fortuna.

Todos mis ahorros.

¿Te has gastado tus ahorros en ese traje?

En un traje que usaré una noche.

¿Estás loca o qué?

Mamá, a lo mejor no eres la única a la que le piden que se case.

¿Qué? -Chist.

Puerta

¿Sí?

Hola. Hola.

Perdona que te moleste. No molestas.

Es que...

Tengo un problema. ¿En serio?

Siéntate. Cuéntamelo. Bajito, que está durmiendo.

¿Crees que está bien que la mujer tome la iniciativa...

...cuando él es tímido y sabes que no la tomará?

Antiguamente, la mujer esperaba a que el hombre la tomara.

Pero las cosas han cambiado. ¿Sí?

Ya no es lo mismo. ¿No?

No. Entonces, ¿puedo...?

Vamos a ver. Lo que debes saber:

¿tú le pones?

¿Qué le pongo?

Que si le gustas, que si le excitas.

¡Huy! Sí, mogollón.

¿Sí? Pues cógele,...

...agárrale fuerte...

...y no le dejes escapar. Porque hay muy pocos que merezcan la pena.

Vale. Gracias, Ana. De nada.

¿Está María? Sí, está en la cama.

Voy a darles las buenas noches. Vale.

Agarrarle...

"Joer".

Vaya pedrolo. Parece que lo he sacado del "Titanic".

Buenas noches. Y que sueñes con cosas bonitas.

Oh...

Ana.

Ana.

Hola, Nicolasín.

¿Cómo estamos, tronco?

¿Cómo estamos, chiquitín?

Ay, ay, ay, ay...

¿Qué? ¿A que molo como padre?

No te hubieras imaginado tener un viejo como yo.

Di "papá". Di "papá". "Papá Fonti", "papá Fonti".

Nicolás, si es que... Ahora que te miro,...

...veo que nos parecemos mogollón.

Hasta en la estatura.

Mira.

Mira.

¿Qué te parece? ¿Te gusta?

Cuando se lo ponga a tu madre, se quedará flipada.

Es un sitio precioso.

¿Te gusta?

Suelo venir aquí en las ocasiones importantes.

¿Cuándo me dirás lo que querías decirme?

Pues... Será mejor esperar al postre.

Soy muy impaciente. Por favor.

Muy bien.

Verás.

Creo que le doy muchas vueltas. Sabes que me casé un par de veces.

Una vez con Olga...

...y otra vez con Alexia.

He oído hablar de ella. Sí.

No sé si me volveré a casar de nuevo.

Pero ahora no pienso casarme con nadie.

¿Con nadie?

Ni tener ningún tipo de relación estable con nadie.

¿Eso me incluye a mí?

Sí. Creo que lo nuestro no funcionaría nunca.

Hola.

Gritan

Fonti, qué susto me has dado.

No seguiré con algo que fracasará.

Lo mejor es dejarlo.

Podemos ser amigos.

¿Estás seguro?

Completamente.

Lo siento mucho, no quería asustarte.

¿Se puede saber qué haces en mi dormitorio?

Nada, charlando con el Nico. Qué bien.

¿Y qué tal la conversación? Muy bien.

Charlando los dos de fútbol.

Fonti...

¿Es eso lo que quieres? Sí.

Espero que no te lo tomes a mal y que me perdones.

Seremos grandes amigos, te lo prometo.

Y eres la hermana de Ana.

La hermana de Ana, claro.

Mira, yo tenía que decirte algo. Sí.

Fonti, yo también.

Tú primero. Vale.

Mira... No, si es una tontería.

Los dos nos diremos lo mismo, así que yo primero.

Quería decirte algo muy serio para mí que la he estado... Que sí.

¿Y la señorita qué desea?

¿Qué deseo?

Yo...

Aquí los pescados están muy bien. Los pescados.

Son excelentes.

Es la primera vez que digo que sí.

¿El qué? ¿A qué?

¿Cómo que el qué? Que a qué.

A lo de casarse. ¿Te quieres casar?

Pero eres muy joven.

Pero ¿qué dices? Estoy en lo mejor de la vida.

Haz lo que quieras. Lo que quiero decirte es que...

..lo de... ¿Te parezco muy joven?

Para casarte, sí.

¿Estás bien?

Fonti, lo de las flores... No hay ningún problema.

Lo estaba pensando y no me importa esperar unos años.

¿A qué? Mientras tú aceptes...

...tener relaciones prematrimoniales...¿Yo, qué?

El amor, los efluvios. Tú me quieres, yo te quiero...

Por favor. Ven aquí, que te encantará.

¡Fonti!

Eso va a ser que no, ¿verdad? Fonti, Fonti.

¿Se ha ido?

Sí, señor.

Bruno... No, no abras.

Solo quería decirte que sí, que acepto que seamos novios.

Bueno...

No es que seas mi tipo, ni me gustas mucho.

Pero lo que importa es el amor.

Y como sé que estás tan enamorado de mí,...

...a lo mejor, conociéndonos poco a poco y con el tiempo,...

...quizá llegue a quererte tanto como tú a mí.

Puerta

Buenas noches.

Perdone que la abra en estas condiciones.

Mañana no os casaréis.

Lo juro.

Bueno, ya sé que eres muy tímido y que debo tener yo la iniciativa.

No te preocupes. Sé lo malo que es ser tímido.

Lo pasaba fatal con los chicos cuando era pequeña.

Por eso entiendo que no quieras salir aquí, al pasillo.

Oye...

Podíamos hacer una cosa que yo hacía con un novio que tenía.

Mira.

Mañana te pregunto si te gustan los tocinillos de cielo.

Si me dices que sí, pues nos hacemos novios.

Y que cuando tú quieras, pues salimos y... Y eso.

Y ya está.

Puerta

Hola, señor. Buenas noches. Hola.

Perdone que le abra... Ya.

Buenas noches, Bruno.

Que tú también me gustas.

No mucho, pero ya lo solucionaremos.

Venga, hasta mañana.

Buenas noches, cariño.

Buenas noches, señor.

Buenas noches.

Cariño.

Imposible.

Hasta mañana.

Buenas noches.

Silvia. Abre la puerta, por favor.

Silvia.

Buenas noches, Fernando. ¿Buenas?

Silvia.

Silvia.

¿Qué ha pasado?

¿Te han pedido en matrimonio?

Silvia, ¿estás dormida?

Me gustaría que supieras lo feliz que soy...

...casándome mañana con Nicolás.

A ver.

Estás guapísima, mamá. ¿Te gusta?

Estoy hecha un flan.

Seguro que Nicolás está tan tranquilo.

Mamá, te voy a echar mucho de menos.

Ay. Habíamos quedado en que nada de dramatismos.

Es verdad. Ni lloros, ni caras tristes.

La que se casa soy yo. Pues venga, arriba ese ánimo.

Estás guapísima. Gracias, hija.

Abuelo, vale ya.

Estoy muy nervioso.

Pero si te dirá que sí.

Pero no puedo evitarlo.

Estás muy guapo. -Gracias, hija.

Anda, vamos a tomar el aire.

Venga, que tenemos que ir a casa a cambiarnos para la boda.

¿Puedo ponerme el abrigo rojo? -Claro. Sí.

¿Le gustarán los tocinillos de cielo?

¿Qué pasa, tía?

Vamos a comprar lotería, pasamos por el convento y nos vamos a casa.

Pero ¿qué pasa?

He tenido una idea para ayudar a las hermanas.

Venga, vamos.

Puerta

Buenas.

¿Qué, eh?

¿A que molo?

Tú, o no llegas o te pasas.

Muy bien, sí.

¿Qué ha pasado?

Me he pegado con una puerta.

Es lo que se dice en estos casos.

¡Qué guapa! Gracias.

No.

¿Que no?

Bueno, sí. Ah.

Hola, Fernando.

¿Qué te ha pasado? Eh...

Me he dado con una puerta.

Bueno, voy a llamar a Sharon.

¿Qué te ha pasado? Nada, señor.

Yo también me di con una puerta.

¿De qué os reís? No, nada. Nunca lo entenderías.

Ana, espera un momento.

Dime.

Yo...

Bueno, que...

Le regalé este collar a Olga y quiero que la madrina lo luzca.

¿Te importa?

¿En serio?

Sí.

Es precioso.

Es bueno, ¿verdad? Sí.

¿Me ayudas a ponérmelo? Vale.

A ver. Muchísimas gracias.

¿Qué tal? Ya.

¡Vámonos!

TODOS: "¡Oe, oe, oe, oe! ¡Nos vamos de boda!"

Estás muy guapo.

Gracias. Es verdad. ¿Y yo?

Siempre estás guapa.

Qué pelota. -¿Estamos todos listos?

Hola, Sharon. ¡Qué guapa! Toda de azul.

Sí.

Debo ir al baño.

Vamos en mi coche. La llevo yo.

Bueno. He dejado a los niños en la guardería.

¿Cómo se han quedado?

Venga, que llegamos tarde. -Vámonos.

Espera un momentito, Sharon.

Me voy con Sharon.

Voy al baño, que luego quiero ir en la mejor parte.

Te llevo yo.

Tengo que ponerme la pamela y voy a tardar.

Vale.

¿Te importa? No.

Te queda muy bien el ojo morado. Y a ti, el collar.

Bueno, ¿vamos? Vamos.

Adiós, padrino. Adiós, madrina.

Bueno.

Vamos a ponernos...

¡Huy! Vaya.

Pero bueno...

¿Hay alguien hay?

Hola. -Hola.

¿Esperas a alguien? -A Ana.

Ha salido. -Se viene conmigo.

Se ha ido con Fernando. -¿Sí?

Vamos.

¡Me he quedado encerrada!

Estos gemelos... Los voy a matar.

¡Los voy a matar!

Sharon.

¿Y Ana? Venía contigo.

No, venía contigo.

¿Se ha quedado allí? Tranquila, voy a llamarla.

Móvil

El teléfono.

¡Que está sonando el teléfono!

¡Cogedlo, estoy aquí!

¡Estoy aquí encerrada!

Papá, tenemos que empezar ya.

Quizá está viniendo, ¿no?

¿Pasa algo? Ana, que no viene.

Bueno, vamos adentro.

¿Qué pasa, hijo?

Ana no aparece.

Siempre pasa algo.

Hay movida.

¿Qué pasa? -No sé.

Bruno.

¿Te gustan los tocinillos de cielo? Sí, pero...

A mí también. Qué bien.

Si no te importa...

¿Carmen no ha llegado? Sí, pero no sale.

Está en la sacristía con su hija.

¿Qué dices? -Lo que oyes. No te cases.

¿Cómo?

Aquí no nos quiere nadie. Nicolás se casa contigo por lástima.

No te quiere.

No me digas eso.

Es verdad. Nunca nos han querido: ni Ana, ni Fernando, ni Nicolás.

Son unos falsos. -Estoy empezando a sentirme mal.

Mamá...

No desperdicies tu vida con Nicolás.

No puede ser cierto.

No puedo creerlo.

La puerta.

¿Hay alguien ahí abajo?

¡Por favor, escuchadme, que estoy encerrada!

Catalina.

Catalina.

No está.

¿Nos ha tocado o no?

Todavía nada.

Puerta

¿Qué hacemos?

Abrir, ¿no? -Sí.

Hola.

¡Hermana!

Soy el profesor de los gemelos. Tenemos clase.

No hay nadie.

Lo sabía. Ya me extrañaba que hubiese clase.

Ya. Es otra broma de los gemelos diabólicos.

¡Silencio!

Nada. -Tenemos una mala suerte.

¡Por favor, estoy aquí encerrada!

Que no. Que esta vez no caigo.

¡Por favor! ¿Alguien me escucha?

¿Tenéis a una mujer encerrada? -Es un secuestro.

Que no. Es una broma. Te pillé.

¿Me escucha alguien?

¿Por qué no sale Carmen?

¿Qué pasa? ¿Y Ana?

Debía estar aquí.

Tengo otra boda. Si no se dan prisa, tendré que suspenderla.

Claro.

Vámonos, que les da igual. -¿Qué pasa?

¿Por qué dices eso?

Siempre hemos estado bien juntas. No necesitamos a nadie.

Seremos felices.

Te cuidaré el tiempo que te queda. Te haré más feliz que nadie.

Vente conmigo.

Vente, vámonos de aquí. Juntas.

Me casaré con Nicolás. Lo deseo. -¡No!

Sí.

No tienes madrina.

Sí tiene.

Y, además, el novio está impaciente esperándola.

Cuando acabe la ceremonia, hablaremos.

-No, mamá.

No volveréis a verme nunca más.

Silvia.

Vamos.

¿Qué haces aquí?

Me ha invitado Ana.

Sí, quiero.

Carmen, ¿quieres recibir a Nicolás como esposo...

...y prometes serle fiel en las alegrías y en las penas,...

...en la salud y en la enfermedad,...

Móvil

...y amarlo y respetarlo todos los días de tu vida?

¡Que nos ha tocado!

¡Nos ha tocado!

¡Nos ha tocado!

¡Nos ha tocado! ¡Nos ha tocado!

¡Nos ha tocado!

¡Nos ha tocado!

Huy, perdón. Catalina.

¿Podemos continuar?

Sí.

Carmen...

¿Quieres recibir a Nicolás como esposo y prometes serle fiel...

...en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad,...

...y así amarlo y respetarlo todos los días de tu vida?

Sí, quiero.

A ver a quién le cae.

TODOS: "¡El ramo! ¡El ramo! ¡El ramo!"

¿Para qué lo cojo yo?

Te prohíbo que hables con el ginecólogo.

¿Qué tal con tu prima?

¡Están llenos!

Me convertiré en una piba.

VOZ FEMENINA: "Me acabo de liar.

Vamos a hacerla del tirón. Me he liado".

Lo hiciste a propósito.

Revisemos el plan. -¿El B o el A?

-¿El plan A? El B.

Vale.

Ven aquí.

¡Uh!

Si quieres, quedamos. Yo hago un "huejecito".

Hago un "huejecito" y ya está. Me cago en...

Buenas noches, eh... Buenas noches, señor de un gato.

¿Por qué lo del gato?

Ana y los siete - Episodio 78 - La boda de Carmen y Nicolás

07 dic 2012

Los gemelos no han conseguido que Alberto no vuelva. Éste, armado de valor, vuelve a la casa a dar las clases particulares animado por Sharon, pero el recibimiento no será de su agrado debido a un pequeño accidente provocado por los gemelos.

Carmen sigue preparando su boda con Don Nicolas y le pide a Ana que sea su madrina. Cuando le comunica esta noticia a Silvia, quien pensaba en todo momento que la madrina sería ella, Silvia decide hacer algo para impedir que Fernando y Ana sean los padrinos y, si esto falla, que la boda no tenga lugar.

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 78 - La boda de Carmen y Nicolás" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 78 - La boda de Carmen y Nicolás"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos