www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1510264
No recomendado para menores de 7 años Ana y los siete - Capítulo 33
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto -TVE

# ¿Qué es lo que baila Ana...

que hasta los muertos le tienen ganas? #

# ¿Qué es lo que baila Ana que todo el mundo se pide un turno? #

# ¿Qué baila? #

# El Papa se lo consulta al Dalai Lama. #

# El reportero de El Mundo al de Semana. #

# ¿Qué baila? #

# Y el pijo del cochecito coupé,...

..a los que ligan a pie por la cara. #

# ¿Qué es lo que baila Ana? #

-Ana, qué morro, te vas de boda. -Llévanos, nos portaríamos bien.

Si es de mayores, os aburriríais.

¿La novia dirá que no como en la de papá?

No, la novia dirá un sí pero que muy alto.

Lo de decir no sólo pasa pasa una vez cada mucho, ¿a que sí, Ana?

Pues mola más cuando dicen no. A ver, atended un momento.

Sólo tengo dos vestidos, ¿cuál llevo, este o este?

-Ese.-Ese. Bien, pues vaya ayuda.

El azul es muy sexy y el cura no te dejará entrar en la iglesia.

Ya, pero esta boda no será en la iglesia.

-¿Qué?-¿No? En el Registro Civil.

Os explicaré. El Registro Civil es una oficina...

..donde se apuntan los que se casan. ¿Se van a casar en una oficina?

No, es que es una boda civil.

Ah, hay dos clases de bodas, la civil y la militar.

No, tonto, son civiles o religiosas.

¿Y si no hay cura también vale la boda?

Sí, en vez de un cura, hay un juez. ¿Y la novia va de blanco?

Pues como se vea más guapa. Por cierto, tenéis que desempatar.

Si no, no sé qué me voy a poner.

Si elegís este, tengo que comprarme zapatos azules.

Y estás deseando comprártelos. Pues sí.

Todos: El azul.

No, no pienso hacerlo. Harás lo que yo te diga.

Te estás pasando, Alexia. El el último favor que te pido.

Esta semana son mis días fértiles. Y a mí, ¿qué?

Me tengo que quedar embarazada de Fernando, y ahora va en serio.

No quiero que sea una falsa alarma como la otra vez.

Tengo que conseguirlo. Mañana es el día más propicio, ¿entiendes?

¿Qué quieres que haga yo?, hazle un striptease.

Mira, haz lo que quieras pero a mí déjame en paz.

Eres su psicoanalista, apriétale el botón que sea...

..pero haz que quiera estar conmigo mañana por la noche.

Eso no es tan fácil como te crees. ¿Que quiera estar conmigo?

No, apretar el botón. Fernando no se deja manipular fácilmente.

Ya. Pero tú eres inteligente, persuasivo y se te ocurrirá algo.

¿Verdad, mi amor? No me defraudes.

Y ahora me voy, Fernando no sabe que estoy aquí.Yo también me voy.

No sé cómo lo haré, pero de mañana no pasa.

Nunca he dudado de tus recursos.

¿Y ahora qué?Pero...Te recuerdo que nos gastamos todo el dinero...

..en un piso que no existe. Ya lo sé, ya lo sé.

Pero todo tiene arreglo. ¿Sí?, pues dime cómo.

Porque nos han timado, Manuela, timado.Ya pero yo digo...

Mira, el jefe de la constructora ha huido con nuestro dinero.

Y nuestro piso se ha vendido a más de 50 personas.

Que nos han estafado, Manuela. Ya lo sé, no soy tonta.

Lo sé perfectamente. ¿Y qué se supone que tenemos que hacer ahora?

Tú sabrás. ¿Cómo que yo sabré?

Sí, tú eres la que nos has metido en todo esto lío.¿Yo?

Sí, tú con tus ganas de casarte y tener un piso.

Mira cómo hemos acabado.

¿Y qué culpa tengo de que sean unos sinvergüenzas?

Si lo hubieras tomado con calma, quizá no hubiéramos acabado así.

Lo que pasa es que tú nunca has querido casarte conmigo.

Y ahora estás tan contento con lo que ha pasado.

¿Que yo estoy encantado?

¿Me he quedado sin dinero, debo un crédito y aún estoy encantado?

Te recuerdo que yo también estoy en la ruina.

Eso no me consuela. Pero, Bruno, que todo tiene arreglo.

¿Sí?Sí.¿Sí?No tenemos un duro y tenemos que pagar el crédito.

El crédito es del banco del señor. ¿Y?

Pues que podemos hablar con él. No.¿Por qué no?

Porque D. Fernando es D. Fernando y nosotros, nosotros.

No pienso decirle que nos saque de esto.

Oye, si se está en apuros es normal pedir ayuda a los amigos, ¿no?

Sí, pero D. Fernando no es nuestro amigo sino nuestro jefe.

Este es nuestro problema y nosotros tenemos que solucionarlo.

Pero vamos a ver, Bruno... No, no insistas.

La culpa ha sido tuya, no mezclemos al señor en esto.

No es justo que me eches toda la culpa.

¿No?, ¿a quién se la echo, a Donald?

Vosotros sí me invitaréis a vuestra boda, ¿a que sí?

-¿No me vais a invitar? -No, porque no habrá boda.

¿Ni en una oficina? -Ni en oficina ni en ninguna parte.

-¿Por qué? -Porque, -que lo sepas, Lucía-...

..yo nunca me casaré con alguien de esta calaña.

Dile que yo tampoco. Dice que él tampoco.

Dile que ya me puede olvidar para siempre.

Dice que.., ¿Estamos jugando al teléfono roto?

Dile que la he olvidado hace tiempo. Que...

¿Por qué os habéis enfadado? Es que la vida es muy complicada.

Tú tampoco lo entenderías.

Le puedes decir: Alberto, estás como un queso.

No, que eso ya lo sabe y sólo le falta que se lo crea aún más.

Mejor le digo que le quiero y tengo ganas de verle.

-Eso también lo sabe, ¿no? -Pero para que no lo olvide.

Mira, dice que también tiene ganas de verme.

-¿Le digo que venga? -¿Aquí?

Si no quieres, podemos quedar en otro sitio.

No, si no me importa, que venga si quiere.

Ahora viene. ¿Y por qué no llamas a otro chico?, así somos cuatro.

No, se supone que estamos estudiando. Además, ¿a quién llamo?

Pues a cualquiera, en clase hay muchos que estarían encantados.

Carlos, por ejemplo.

No te preocupes, si me aburro cojo un libro y ya está.

Espera que sepa venir, como es tan despistado y nunca ha venido aquí.

-¿Quieres tomar algo? -Vale.

¿Sabe cuál es mi problema?¿Cuál? Se lo voy a decir.

Creo que desde pequeño no he sido bien querido, eso es.

Un problema afectivo. Exacto.

¿De verdad cree que sus siete hijos no le quieren?

Tampoco es eso. ¿Cree que su padre no le quiere?

Mi padre sí pero..., quiere más a mi hermano.

¿Y sabe por qué?¿Por qué? Porque de niño era más conflictivo.

No lo entiendo.Él necesitaba más atención porque era muy travieso.

Y yo era el típico hijo perfecto, buen estudiante, disciplinado, etc...

La típica persona que se sabe que no dará problemas.

Pero mi hermano era una bomba de relojería.

Y por eso necesitaba más atención, más mimos, más pijadas.

Sí, es posible. Es seguro.

Bueno, cambiemos de tema.

Fíjese, si mis padres me daban un beso, él se ponía a llorar.

O a llamar la atención como fuese. Se pensaba que no me daba cuenta.

Vaya si me la daba, a mí no me engañaba.

Está obsesionado con su hermano. ¿Yo con mi hermano?

Usted, que no para de preguntarme por él.

¿Yo?Sí.

Bueno, hablemos de usted.

Creo que su problema afectivo tiene que ver con sus relaciones sexuales.

¿Cómo?

Pudiera deberse a que la relación con su pareja...

..no es del todo satisfactoria. Qué tontería.

¿Cuántas veces a la semana hace el amor con su pareja?

¿A la semana? Sí.

Muchísimas. ¿Y... bien?

¿Qué quiere decir? Que si se queda satisfecho.

Pues claro que sí. Qué pregunta. ¿Y su pareja?

Pues también, claro. Ya. ¿Y cómo lo sabe?

Porque lo sé.

A veces parece que sí pero luego por detalles se ve que no es así.

Pero qué detalles. Detalles, detalles.

El inconsciente siempre nos delata.

¿Podría ser algo más concreto? Pues sí.

Supongamos que habla con su pareja de lo bien que estuvo la última vez.

Ella le dará la razón. Pero habrá un momento en el que se ponga nerviosa.

Intenta cambiar de conversación, se le caen las cosas....

Y acabará diciendo lo bueno que es usted en la cama.

Pues si es por eso, no hay problemas, va todo bien.

Ah, pues me alegro. Bueno, pues ya me tengo que ir.

Hasta la última semana, ¿verdad? Bien, pues gracias y adiós.

Hasta la próxima semana. Que lo pase bien.

¡Mis relaciones sexuales! Tienen mucha importancia. Adiós.

Alexia, acaba de estar aquí Fernando.

-Será mentira. -Sí, será una trola. -No, es verdad.

Si es mentira nos quedamos con tu paga semanal.

-¿Y si es verdad? -Te quedas con la paga de Álex.

Eh, no te pases que cobras.

Vamos a la cocina.

Hola.

¿Alguien quiere decirle a Manuela que mañana hay una cena importante?

-Oye, cómo mola. -¿Es que Manuela está sorda?

¿Yo?, yo oigo perfectamente. Tengo un oído finísimo.

Sobre todo para oír las tonterías que se dicen.

-Yo se lo digo. -No, yo- -Vale.

Manuela, dice Bruno que mañana hay una cena muy importante.

Vale, dile que cuántos comensales.

-¿Que cuántos qué? -Que cuántos comen sal.

Dile que 4.Dile que necesito dinero para la compra.

Dice que necesi...

Dáselo.

-Toma.-Dile que gracias. -Gracias.De nada.

-Dile a Álex que me dé una magdalena. -Que le des una magdalena.

-Dile que no hay más. -Claro, te las estás comiendo.

No vale, me lo tienes que decir a mí.

Ah, se siente.

Hola, cariño.Hola. ¿Estás ocupado?No, pasa.

Te traigo el Proyecto de fusión. Bien, gracias.

Te quería preguntar una cosa y te ruego que seas sincera.Dime.

Cuando hacemos el amor...¡Cariño!, ¿vamos a hablar de sexo?

Es sólo una pregunta, dime la verdad.

Sí, te contestaré con sinceridad. Dime.

En esos momentos, ¿te lo pasas bien? Maravillosamente, cariño.

Eres magnífico en la cama, la verdad, creo que un experto.

Vamos, genial, no tengo palabras. De verdad.

¿De verdad?, ¿lo dices en serio? Sí, en serio. ¡Ay! Perdona.

¿No estarás exagerando un poco? ¿Exagerar?, en absoluto.

Me quedo corta. Yo considero que tú... No sé qué me pasa.

Estoy como nerviosa.

Mañana cuando vengas a cenar... ¿Podrías?¿Quedarme a dormir?

Eso, ¿qué te parece? Verás, es que estoy tan cansada.

Te lo pido por favor. Bueno, si insistes, de acuerdo.

Bueno, pues quédate el informe. Nos vemos luego, ¿vale?Vale.

Eres único.

¡Bien!

Y la cara del dependiente. Qué quieres que hiciese.

¿Qué, nerviosísima? Un poco.Que todo irá bien, mujer.

No tiene por qué salirme mal, ¿verdad?

No, no hay motivo para que salga mal.

Él dirá que sí, yo también y todo arreglado.

Y seréis felices, comeréis perdices y... ¿me pones una cerveza?

De todas formas, una ya no se puede fiar de nada.

Recuerda lo que pasó en la última boda.

Sí, pero esa era una boda un tanto rarita, ¿no?

Lo vuestro especial. Te casas con mi novio de toda la vida.

Tú le quieres, él te quiere y ya está. Patatas.

Oye... y... Tony dirá que sí, ¿verdad?No.¿No?

Digo que no comas patatas, que no te cabrá el traje.

Que te va a decir un sí como una catedral.

Mira, mira cómo me tiemblan las manos.

Soy muy feliz, Ana. Y yo de verte tan contenta.

Mañana será un día precioso. Todo es perfecto, Ana.

Mira, David y tú sois los padrinos, y Tony y yo lo seremos de la vuestra.

Sharon, no empecemos. Yo lo sé, que lo he soñado.

¿Qué has soñado? Que os casabais.

No digas tonterías y no comas más patatas.

David no es un tío que se comprometa. Nunca me pediría la mano.

Igual me hice un lío y era con el calvo.

Tú con tal de casarme, te da igual.

Tony estará tan pancho, los tíos estas cosas las toman tranquilamente.

Yo no he dormido ni una hora, Ana.

Seguro que Sharon estará tan tranquila, como si nada.

-Como si la estuviera viendo. -¿Tú crees?

Sí, las tías es como si nunca fuera con ellas.

Supongo que no.

Cómo se nota que no las conoces.

Mírame a mí, estoy como un flan, no he dormido en toda la noche.

Pues seguro que ella ha dormido como un lirón.

-¡Que me haces daño! -Pero si está flojo.

-Es que no tienes costumbre. Oye, ¿y si dice que no?

-¿Por qué iba a hacerlo, hombre? -Pues Ana ya lo hizo una vez.

-Y mira al calvo, le dejaron colgado. -¿Qué calvo? - Pues tu hermano.

Ahora está de moda decir que no en las bodas.

-Pero, ¿tú estás enamorado? -Hasta la médula.

Y ella está loca por ti. No habrá problemas.

El teléfono, a ver.

¿Sí?, Tony Entretenement. Carlos, qué alegría.

No puedo atenderte, me voy de viaje dos semanas

Ya sé que te urge verme. Hasta dentro de 10 días nada.

Porque tengo que solucionar cosas. Anda, no me líes, adiós. Qué plasta.

¿Por qué no le has dicho que te casas mañana?

Y se presenta en la boda y fastidia todo. Lo que faltaba.

Es un hipnotizador de segunda, de lo más aburrido.

Le he dicho que espere 10 días pero no hay manera.

Ya está listo. Vas a estar guapísimo mañana.

-¿Qué te parece? -Muy bien.

-Oye, ¿y tú? -¿Yo qué?

-¿Cuándo te vas a decidir con Ana? -Cuando Ana se aclare un poco.

Sigue enganchada con mi hermano aunque no lo reconozca.

Creo que te equivocas. Yo sé que le haces tilín.

Pero no es suficiente eso.

Por cierto, ¿tú hasta dónde eres capaz de llegar con Ana?

-Hasta donde ni ella misma se lo imagina. -¡Pillín!

Bueno, parad ya, ¿no?, que pueden entrar mis hermanos.

-¿No estaban jugando? -Pero pueden dejar de hacerlo.

-Amalia, ¿me dejas tus...? -Nando, ¿qué tal?

-Hace mucho que no te veo el pelo. -Ya, ¿y tú qué tal?

Bien, bueno, muy bien. Mira, este es Alberto.

-Hola. -Qué tal. ¿Vas a su clase? -No, yo soy... -Es su chico.

-¿Qué querías? -Nada, tus rotuladores. -Ahí están.

-Bueno, encantado, Alberto. -Me alegro de verte.

-Vosotros sois muy colegas, ¿no? -¿Por qué lo dices así?

-Es su ex. -Tú lo has dicho, mi ex.

¿Es tuya? Podías hacernos una foto, no tenemos ninguna juntos.

-No sé si tengo carrete. -Mira, sí tienes. Anda. -Vale.

Otra, "porfa".

-No quedan más. -¿Se ha acabado? No ha rebobinado.

-Quizás quede una de propina. -Poneos vosotras.

Qué hay, parejita. Nada.Nada.

A ver cuándo me enseñáis el pisito. No hay nada que enseñar.

¿Es que no os ha gustado? No es eso exactamente, es que...

Era muy caro y no nos convenía.

No importa, encontraréis uno más barato y más bonito.

Seguro que sí. Yo estoy muy contenta.

Mañana se casa Tony, mi ex. Me hace mucha ilusión.

Oye, cuidado, que cada vez que vas de boda alguien dice que no.

Qué catastrófica estás. ¿Y vosotros, para cuándo?

Para cuándo, ¿qué? Pues qué va a ser.

Tenéis el pisito, lo estáis buscando. ¿Y ahora qué?

Pero, ¿qué he dicho? Nada, nada.

Eh, ven aquí. Somos amigos, ¿qué es lo que os pasa?

Pues que hemos roto. Nada más. ¿Por qué?

Porque sí. Cómo que porque sí.

Son cosas nuestras.

Buenas tardes. Buenas tardes, señor.

Bruno, mañana después de la cena Alexia se quedará en casa.

Sí, señor.

D. Fernando, ¿podría hablar con usted un momento, por favor?

Dígame, adelante.Pues... ¿Hablamos en la biblioteca?

Será mejor. Muy bien.

Llaman a la puerta. Hola, ¿está Felipe?

Creo que se ha confundido. -Hola, Rebeca. -Hola, Nando.

-Venía a ver a Felipe. -¿Felipe?, ah, claro.

Bruno, ya me encargo yo. ¿Todo bien?Sí, muy bien.

¿Está segura? Segurísima, señor.

¿No hay forma de convencerla? Me temo que no.

Qué fastidio, sabe que la teníamos en mucho aprecio.

Estábamos encantados con usted y con sus comidas, sus menús.

Gracias, señor, pero mi madre está mayor y me necesita.

Y el trabajo que me ha salido está cerca de casa y será mejor.

Siento perderla, Manuela. Muchas gracias.

Llaman a la puerta.

Si se arrepiente, ya sabe que nos tiene aquí para cuando quiera.

Es usted muy bueno, pero creo que eso no va a pasar.

Siento que haya sido así, de sopetón. No me ha dado tiempo a reaccionar.

Bueno, la echaremos mucho de menos. Y yo a ustedes, señor.

Yo le pediría que no se fuera antes de mañana.

Es que viene a cenar un juez amigo de la familia.

Y quisiera que degustara sus maravillosos platos.

Por supuesto, señor, no se preocupe, mañana estaré aquí.

Ha sido un placer tenerla decocinera, de verdad.

Muchas gracias, D. Fernando. Bueno, adiós.Adiós, señor.

Hola, ¿está Carolina? No, pero estará al llegar. Pase.

Puedo llamarla para saber cuánto tardará.

Te dije que no le dijeras nada al señor.

Bueno, pues...me siento.

Mañana vendré antes para la cena del señor.

¿Se puede saber qué le has dicho?

Habrá que comprar vino blanco, creo que no queda.

Qué va a pensar de mí el señor, ¿que soy un idiota?

¿Que me dejo timar así como así?

Me has dado una puñalada mortal, Manuela, que lo sepas.

También falta harina para la repostería.

O sea, que a ti te da igual, ¿eh? Que hable de mí, de nosotros...

Pues a mí no me da igual, voy a decirle que todo es mentira.

Que son invenciones de una cocinera loca.

Hasta mañana, Bruno.

¿Te vas sin decirme nada? ¡Manuela!

Hola. Soy Jorge, el amigo de Carolina.

Ya, me acuerdo de ti. Qué, ¿vienes de trabajar?Sí.

¿Trabajas en un bufete de abogados? Sí, en Guardiola y Asociados.

Ah, gente muy seria y de mucho prestigio.

¿Eres muy amigo de mi hija? Creo que sí.Ah, muy bien.

Cuando quieras puedes venir a cenar y charlamos de temas jurídicos.

O de cualquier otra cosa. Cuando quiera, muchas gracias.

Tranquilo, hoy no te propondré que trabajes para mi banco.

-¿Y cuándo va a venir? -No sé.

A veces cuando sale de currar se pasa por aquí.

-¿Trabaja? -No, de currar de estudiar.

¿Sabes lo que me gusta de él?, que no parece un pijo.

Ya sé que su padre está forrado pero parece que a él le da igual.

Parece muy enrollado.

Sí, pese a lo forrado que está es un tío muy sencillo.

-Te contaré un secreto. -¿Cuál?

-Su nombre de guerra es Fonti. -¿Fonti?

-¿Por qué Fonti?, suena a fontanero. -Pues no es porque sea fontanero.

Hombre, ya lo sé.

Le empezaron a llamar así de pequeño y así se quedó.

¿Ves?, mejor que Felipe, me encanta Fonti.

-¡Jo!, te ha picado fuerte, ¿eh? -Su familia es riquísima, ¿verdad?

Sí, sí, tiene el doble de pasta que mi padre.

Qué tal, tío Bruno. Voy a ver al Nando.Un momento.

¿Puedo preguntarte algo personal? Oh, lo que quieras, moreno.

Si tú y yo somos como de la familia.

¿Qué tal has visto a tu tía estos últimos días?

Pues ahora que lo dices, algo rarita.

Últimamente, llega a casa y no dice nada nadie y se va a su cuarto.

Dice que está pachucha. Pero, vamos, buen rollo, ¿no?

Vamos, que si hay buen rollo entre los dos.Sí, sí, muy bien.

"Da buten".

¿Qué pasa, Box? ¿Perdona?, ¿cómo dices?

Qué... tal está usted, D. Fernando. Bien, bien. Nando está arriba.

Con su permiso.

Señor, con su permiso. Quería decirle que seguro esta mañana...

..Manuela le habrá contado... Sí, sí, lo sé. No se preocupe.

¿Se lo ha contado?

Quería contarte algo que no he contado a nadie en el colegio.

¿El qué?

-¿Qué pasa? -Nada, mi hermana. Cuéntame.

Perdona, ¿puedo saber de dónde vienes?

Pues de la ONG, papá. Pues tienes cara de cansada.

Tienes que descansar. Es que ando muy liada.

Ya, pues la salud es lo más importante.

Ah, tienes hay alguien esperándote en el salón.

¡Jorge! El letrado Jorge.

¿Y por qué lo dices así, papá? Por nada, hija.

Es un chico muy serio y responsable, ¿verdad?Sí, lo es.

Este el es tipo de amistades que hay que fomentar en Carolina.

Voy a mi cuarto. Avíseme a la hora de cenar.Sí, señor.

Con su permiso, señor.

Entonces, ¿Manuela se atrevió a contárselo?

Le costó un poco decírmelo pero sí. Ya buscaremos una solución.

¿El señor piensa ayudarnos? Necesitará ayuda la casa.

Es usted un santo, señor. Un santo.

Hombre, tampoco es para tanto.

Para usted no supone nada pero para mí lo es todo.

Bien, bien, ya me llamará.

-¿Qué te ha dicho? -Que me invita a cenar aquí.

-¿En serio? -Sí.

Desde que te vio con traje se le iluminó la bombilla.

Ya sé: "Es el chico ideal para la descarriada de mi hija".

Oye, ¿me puedo cambiar?, ya no aguanto la corbata.

Ve al baño, primera puerta a la derecha.

¡Aaah!

-Hola. -Pero, ¿qué hacías ahí?

Estaba buscando una moneda que se me cayó.

-¿Y qué hacías en mi habitación? -Es muy largo de contar.

Pues ya puedes empezar.

Hola, el Fonti. Encantado. Oye, ¿podrías dejarme tu traje?

-¿Mi traje? -Sí, te lo devolveré perfecto.

-Qué morro, ¿no? -Si es por una buena causa...

-Lo es, te lo aseguro. -Ah, vale. -Dame, dame.

No lo he dicho porque hacerlo en colegio supondría...

..que te miren por encima del hombro.

Pero, ¿qué hay de malo en tener una beca?

Fácil, es un colegio de ricos y mi familia está lejos de serlo.

Y además, yo he dicho que mi padre tiene esto y lo otro.

-Vamos, como si estuviera forrada. -Ya. -Y ahora me gusta un chico.

Fonti, y resulta que es riquísimo.

Cuando sepa que le he mentido, seguro que me manda a la mierda.

Bueno, salvo que Fonti...

-Hola, Rebeca, cómo por aquí. -Vine a ver si te pillaba con Nando.

-Vaya, qué faena, se me acaba de estropear el Porsche. -Claro.

-Pero a ti eso no te importa, ¿no? -No, teniendo el Ferrari de repuesto.

Bueno pero si tienes que usar un utilitario no pasa nada, ¿no?

¿Un utilitario?, pero, ¿tengo yo cara de fontanero, o qué?

-Me tengo que ir. -Fonti. -Qué, Fonti.

Le he contado que Fonti es tu nombre de guerra.

-¿Y qué más?-Nada. -A mí me gusta Fonti.-¿Sí?

-Ah, pues llámame Fonti. -Me voy.

Si quieres te llamo más tarde y salimos.

No creo que sea buena idea. Adiós.

Rebeca.

-Qué pedazo de capullo. -¿Yo?, ¿qué he hecho?

¿Que qué? ¿"Me has visto cara de fontanero"?

Y lo de, "tener un Ferrari de repuesto..."

A que la he dejado flipada, ¿eh?

Sí, la has perdido, que no es lo mismo.

-Cómo que perdido. -Sí, tonto del culo.

Pero si a las pibas les mola mazo los tíos con Porsche y eso, ¿no?

No, no. Me parece que Rebeca no es así.

Tío, no hay quien se aclare con las pibas.

¿Y si dicen que no? Nadie dirá que no.

Y si Sharon no está embarazada, ¿qué?

¿Cómo que si no está embarazada?, no hay que estarlo para casarse.

Mucha gente se casa y luego tienen niños.

Pero también hay muchos que los tienen y no se casan.

Nos podías llevar a la boda. Ya, pero va gente...

Perdón, ¿de qué boda habláis? De la de una amiga mía, señor.

¿Recuerda?, le pedí el día libre. Sí, es verdad, ya recuerdo.

Como la novia diga que no dirán que eres gafe, Ana.

Nadie dirá que no. Venga, a dormir. Cuida de Samuel, cariño.

Os dejo un ratito para hablar con vuestro padre.

Buenas noches, Ana. Buenas noches.

Buenas noches, hijas. Que descanséis.

Buenas noches, papá. Buenas noches.

Señor, debería hablar más con los niños.Si acabo de hacerlo.

Eso no es hablar, es darles las buenas noches.

No siempre tengo el tiempo necesario para dedicárselo.

Pues debería sacarlo de donde sea. Necesitan estar más con usted.

Bien, sacaré tiempo.

Por cierto, ¿vas con algún amigo a la boda?

Con su hermano David. Ya, lo lógico.

Bueno, que os divertáis. Gracias, señor.

Buenas noches. Buenas noches.

Buenas noches, señor. Hasta luego.Adiós.

Muy buenas noches, D. Fernando.

Ha dicho que no, ha dicho que no. Tranquilízate, Sharon.

¿Qué me tranquilice?, ¿cómo? ¿Sabes lo que pasa?Qué.

Que Celia tiene razóm. ¿Qué quieres decir con eso?

Que eres gafe.No es verdad.

Cada vez que vas a una boda dicen que no.

Que no soy gafe, Sharon.

Consigues que siempre alguien diga no.

¡No!

Cantan.

# Sí, sí, sí. No, no, no. #·

#Sí, sí, sí. #

# No, no, no. #

# Sí, sí, sí. #

# No, no no. #

# Sí, sí, sí. #

# No, no no. #

# Sí, sí, sí. No, no no. #

# No, no, no, #

# Sí.#·

¡Sííí!

Oye gritar sí.

Oye gritar a Ana: Sí, sí, sí.

Oyen los gritos.

¿Qué pasa?, ¿te pensabas que era yo? Entonces, ¿quién es?

Sigue gritando sí.

Buenas noches.Hola. ¿Qué pasa?

Habíamos oído un ruido aquí y... Extraño.

Pero, ¿qué hacéis? ¿Estás bien? Sí.

No estarías soñando en algo... O con alguien.

Sí, tenía una pequeña pesadilla.

Pues no lo parecía, ¿verdad? No lo parecía, no.

¿No creéis que no son horas para hablar de pesadillas?

Bien, pero si necesitas ayuda... No dudes en llamarnos.

Buenas noches.Buenas noches.

Buenas noches. Adiós.

¿Dónde habré dejado los anillos? Al final llego tarde a mi boda.

No me va a dar tiempo a vestirme. ¿Dónde están?

Aquí están.

Ana, sí, ya sé que me caso dentro dos horas.

Oye, saca el traje y comprueba que está bien. Yo ya voy. Adiós.

¿Sabe dónde puedo encontrar a Tony?

Pues hoy no es buen día para buscarlo.

Es urgente, soy Carlos, el hipnotizador. Le habrá hablado de mí.

Claro, muchísimo, sí. Pero hoy tengo mucha prisa. Adiós.

-La acompaño. -No. -¿Sabe realmente quién soy yo?

-El hipnotizador. -¿Le hago una demostración?

No, no, mire, me está poniendo algo nerviosa.

Hoy es un día especial y no estoy para bromas.

¿Que pretende hipnotizarme?, por favor.

Cuando diga tres, a lo que te pregunten contestarás que no.

Esa palabra que tanto parece gustarte. ¿Entendido?, no.

Uno, dos y tres.

Oiga, por favor, márchese, disculpe, hoy no estoy para trucos.

-Bien, me marcho. -Le diré a Tony que vine. -No.

-Adiós.-Adiós. -¡Uf, qué plasta!

Llaman a la puerta. Soy Clo.

Pasa, pasa.

-Hola, qué sorpresa, no te esperaba. -Ya ves, me apetecía verte.

-¿Han quedado bien las fotos? -¿Las fotos?, no, han salido fatal.

Vamos, no han salido, se ha velado el carrete.

Pero no te pongas así que no es para tanto.

-Si quieres las repito. -No es por las fotos.

Es que me he peleado con Alberto, hemos roto.

¿Qué ha pasado?

Le he pillado con una foto de otra chica cogidos de la mano.

¿Se ha liado con otra?

Él dice que no, que sólo son amigos.

No sé, ¿tú crees que he hecho bien en cortar? ¿O me he pasado?

-Pues, sí, claro que has hecho bien. -¿Tú crees?

Lo mejor es cortar cuanto antes, cuanto más tarde, más se sufre.

Creí que me dirías lo contrario, que intentara reconciliarme.

Tú verás, pero yo no te voy a engañar.

Si aguantas con una tendrás que aguantar con todas.

¿Cómo que con todas?

Bueno, ya sabes cómo es Alberto, todas están por él.

-Hola. -Hola. -Bueno, me voy. -¿Y Alberto?-No está.

-¿Ya no estás por él? -Lucía, cierra la boca.

-Alberto es mi amigo. -Lo es de todo el mundo según veo.

En el "cole" me da "chuches" y cuando viene aquí...

-Lucía, ¿qué dices? -¿Que ha venido aquí a estudiar?

Ve a jugar con Celia, anda.

Muy bonito, Amalia. Tú encantada de que corte con él, ¿no?

Así, camino libre. Y eso que eres mi mejor amiga.

Bueno, lo eras.

Espera, Clo.

Por Dios, ¿puede saberse dónde te metes?

Un tío plasta, Ana. Venga, vamos.

Oye, ¿qué haces con ese gorro de My Fair Lady?

Venga, ¿te quieres vestir?Vale. Corre, Sharon. Vamos.

Voy, voy.

¿Encontraste los anillos? ¡Ay! Qué cabeza tengo.

Oye, ¿te habrás puesto la liga roja, ¿no?Por supuesto.Bien.

¿Te falta mucho?El velo. Te lo pongo en el taxi, sal.

¡Anda, estás guapísima!

¿De verdad? Qué guapa, Sharon.

Venga, vámonos. Deberías casarte tú y no yo.

No digas bobadas, vamos. Ana, Ana.¿Qué?

¿Sabes por qué me quería casar hoy? Me lo cuentas luego.No.

¿Sabes por qué?¿Por qué? Porque en este día se casó mi madre.

Y mi abuela y mi bisabuela.

Vamos. Los anillos, los anillos. Los anillos. Venga.

Cómo vas a ir con ese bolso y de novia, tíralo. Vámonos.

Estoy muy tranquila, ¿eh? Ya, ya.

Venga.

Aquí está la novia.

Gracias.

¿Está el novio? Aún no, pero qué guapa estás.

Anda, pues vámonos. No, que yo me quiero casar, Ana.

Pero la novia tiene que llegar después que el novio.

No, dejaos de bobadas, yo me quedo por si acaso.

Dónde se habrán metido.

¡Ya llega!

Es que había un atasco.

Qué guapas todas. Pero vamos, ¿no?

Artículo 66. Marido y mujer son iguales en derechos y deberes.

Artículo 67. Deben ayudarse, respetarse y actuar...

..en interés de la familia. Y artículo 68.

Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad,...

..y socorrerse mutuamente. ¿Lo habéis entendido?

-Sí, ¿verdad? -Sí, hemos pillado todo.

Os recuerdo también el artículo 14 de la Constitución.

Los españoles son iguales ante la ley sin que pueda prevalecer...

..discriminación alguna por razón de sexo.

-Por supuesto, hombre. -Si lo dice ella, está clarísimo.

Veo que habéis entendido.

Pasaremos a preguntar lo que todos estáis deseando.

-Tony y.... -Sharon. -Tony y Sharon.

¿Consentís libremente en contraer matrimonio?

-Tony.-Sí.

Sharon.-No.

¿Qué pasa?

¿Qué pasa?

Es que has dicho que no.

No te pongas nerviosa tienes que decir sí.

Perdón. Perdón.

No pasa nada, tranquila. Volveré a preguntar.

Los nervios juegan malas pasadas.

Sharon, ¿consientes libremente en contraer matrimonio?

No. ¡Sharon!

-Oye, has vuelto a decir que no. -Es que no me sale otra cosa.

Cómo no te va a salir.

Lo siento, pero si no le sale otra cosa la ceremonia se anula.

Y espero que la próxima vez te pienses mejor la respuesta.

Yo me quiero casar, señor. Pues di que sí.No puedo.

El que se va soy yo. Tony.

Tony, te acompaño.

Por favor, di sí. No.

Sí.No.

Lo sabía, lo sabía.

-Tiene que haber una explicación, Tony. -Pero cuál.

Déjame conducir a mí.-No. -Sí, yo conduzco.

-No va a pasar nada. -Siéntate ahí.

El señor me dijo que le contaste todo.La mantequilla.

Y que le convenciste de que nos ayudara.

Y porque es un santo que si no...

Mira que te dije que no le dijeras nada.

Has debilitado mi posición frente al señor.

Ahora ya no me tendrá la misma confianza.

La canela, por favor.

Claro, que reconozco que al decirlo hemos solucionado el problema.

Pero no era el método adecuado.

¿Se puede saber de qué estás hablando, Bruno?

Pues de tu conversación con el señor.

Tú no querías que le dijera nada de la casa y no le he dicho nada.

¿No?No. ¿Y de qué hablaste con él?

De cosas mías.De cosas tuyas. De cosas mías, sí.

Ya. La nata.

O sea, que seguimos como estábamos.

El señor no sabe nada. ¿Eso es lo que querías, no?

Sí. Yo ya pensaba que lo había solucionado.

El señor no sabe nada y ya está.

Bueno, perdona por lo que te he dicho.

¿Y se puede saber de qué hablaste con el señor?

Tú y yo hemos roto, ¿no? ¿Roto?

Pues no tengo por qué decirte nada. El azúcar.Cógelo tú.

-Eres una bocazas. -No lo soy. Sí. -Y una chivata. -No lo soy.

Sí, porque has descubierto que Alberto estudió con Amalia.

-Se lo has dicho a Clo. -Se me ha escapado.

-¿Sabes qué vamos a hacer? -¿Qué?

No hablarte hasta que aprendas a callar cuando debes.

-Vale. -Mola. -Bueno.

-Diremos a todo el mundo que no te hable.

-¿A Ana también? -Pues claro.-A Ana no.

Cuando venga de la boda le diré que no te hable.

Pues le diré que... que te peleaste con uno de tu clase.

Dile a Celia que... Álex podíamos jugar al teléfono roto como Bruno.

-¿Cuánto tiempo no tenemos que hablarla?-Unos diez años.

Por lo menos.

¿Sabes qué es esto? ¿Otra muñeca? No.

Lencería fina y muy provocativa. Para esta noche, ¿no?Sí.

Esta noche, Fernando y yo, concebiremos a nuestro hijo.

Eso no es tan fácil, ¿sabes? Llevo preparando este día dos meses.

He tomado de todo para estar más fértil.

Además, algo me dice que esta noche será la definitiva.

Bien, te deseo mucha suerte. Gracias.

Si no fuera por ti, quizá este plan no hubiera podido realizarse.

Eres un cielo. ¡Qué emoción!

El nuevo heredero de Fernando Hidalgo será concebido esta noche.

Ah, si es niño le llamaremos Pablo. Qué detalle.¿Verdad?

Voy a ponerme estas maravillas. Ya te llamaré.Adiós.

Ha perdido la cabeza.

Y me temo que yo también.

Los señores estarán a punto de llegar.

Pues ya está lista mi última cena. ¿Qué quieres decir?

Hola. Conocéis a Sharon, ¿verdad? Sí, la que se casaba hoy.

Pero, ¿qué ha pasado?

Pues...¡No!Sí. ¿No, sí?

Otra boda con un no.

Cómo puede ser un novio tan mamarracho para decirte no a ti.

No ha sido el novio. ¿No?, ¿y por qué lloras entonces?

-Porque yo quiero decir... -Sí.

-Pero no puedo decir.... -Sí.

Porque me sale no.

Qué cosa tan rara, a mí me pasa lo mismo con Bruno.

Por más que quiera decirle guapo, no me sale.Qué graciosa.

No le digáis a nadie que estamos aquí. No la quiero dejar sola hoy.

¿Y el novio? Pues, sabe Dios.

Ya, que no hay moros en la costa.

Manuela, ¿a qué te referías con lo de la última cena?

-Pasa, pesado, pasa. ¡Hombre, el novio!

Cómo se está poniendo esto.

No le digáis a nadie que estamos aquí. No puedo dejarle solo hoy.

¿A nadie, nadie? Anadie.

No hay peligro, venga.

¿Cómo crees que terminará esto?

¿A quién llamas?

A mi madre, estos imprevistos le encantan.

Mamá, sí, soy yo. Un buen lío, otra novia que ha dicho que no.

Debe ser el subconsciente porque ella dice que quiere decir sí.

Dice que ojalá le hubiera pasado a ella con mi padre.

Mamá, esto ya no tiene remedio.

Buenas noches, señores. Buenas noches.Hola, Bruno.

-Tiene 7 hijos, fíjate. -¿Sí?, qué divertido.

No te vas a aburrir, ahora te los presento. ¿Subimos? Hasta ahora.

Que falle la canguro es un buen lío.

No pasa nada, aquí tiene con quien jugar.

Me dijo Fernando que acostumbráis a celebrar vuestro aniversario...

..de boda con alguna pareja de amigos. Qué curioso.

Así tenemos algo de qué hablar. Solos nos aburrimos como ostras.

Es tan romántico. Con permiso, ¿me acompañan al salón?

Esta es María, portaos bien con ella, ¿eh?

Si tiene sueño la lleváis al cuarto de invitados.

Sí, papá. Eso espero, Celia.

Hola, señor. ¿No estabas en la boda?

Si, pero surgió un imprevisto. ¿Es que hubo un no?

Qué gracioso, señor. Ella es la hija del juez Ortuño.

Sus padres cenan en casa. Por favor, échale una ojeada.

Sí, señor. Adiós.

María, me pillas en un mal día porque tengo un gran problema.

Así que no podré estar con vosotras. Pero si hay algo, me avisáis.

Estaré en mi habitación. Gracias, chicas.

-Ana, ¿qué ha pasado en la boda? Pues que...

Que ha dicho que no. No exactamente, luego os lo cuento.

Hasta luego.

Sharon, por favor, deja de llorar.

Es que te pasa algo que no es normal.

¿No será que no te quieres casar con Tony?

Claro que quiero, Ana, si es lo que más deseo en el mundo.

Entonces, hay algo dentro de tu cabezaque no concuerda contigo.

No llores, Sharon. Relájate. No pienses en nada.

Ahora di sí. No.

¡No, Sharon!

Tony, ¿dónde estás?

Aquí, muriéndome. Dignamente, como un vikingo.

No digas eso, Sharon ya se habrá arrepentido de lo que ha hecho.

Y qué. Cuando lo haya hecho, ya me habré tirado por un puente.

-¿Dónde vas?, ven. -Pues a tirarme de un puente.

-Déjate de bromas. -Es que estoy muy deprimido, tío.

Es mi culpa, soy gafe. Jorobo todas las bodas a las que voy.

No pienses eso, cariño, el problema soy yo.

¿Quieres un pitillo? Sí.

¿De verdad quieres un pitillo? Ya te he dicho que sí.

¡Lo has dicho! ¡Lo has dicho! ¿De verdad? Sí.

¡Sí!¡Sí!

Hay que celebrar la boda.

A saber dónde estará Tony ahora.

Tony, Tony. Está desconectado. David. David.

Déjalo. Sin novio es imposible. ¿Qué hacemos?

Quizá hayan venido. Métete en el baño y no salgas.Vale, sí.

Sí.Sí.

Sí, sí sí.

Sí, sí.

Sharon, no hay nadie.

Con la ilusión que tenía por casarme precisamente hoy.

El día en que se casó mi madre y mi abuela y mi bisabuela.

Lo siento. Bueno, pues yo me voy a casa.

-¡Tony! -¡Sharon!¡David!

-Que te quiero. -¿Por qué me haces esto, mi vida?

Escucha: Sí, sí. Es que no sé qué me pasó pero desde que...

Tenemos que contratar al Gran Carlos.

-¿Al hipnotizador? -Es fantástico. -¿Estás loca?

-Bueno, bueno, qué hacemos. Casarnos.¿Tú y yo?No, ellos.

Pero ahora está cerrado el juzgado.

Buenas noches, señores. Siento interrumpirles.

Vaya, todo iba demasiado bien.

Señor, tenemos un problema muy grave...

..y necesitamos una solución muy urgente.

¿Les pasa algo a los niños? No, no, están bien.

Tendría que robarle unos segundos a su excelencia, señoría, al juez.

¿Al juez?Sí. No he acabado de cenar.

Espero que sea realmente importante. Sí, lo es.

No pasa nada. Será un momento. ¿Me disculpáis?

Muchas gracias.

Se lo traigo ahora mismo, señora.

¿Quién es esa chica? Qué pregunta.

Pues alguien, un poco difícil de definir. Es la niñera.

Bastante peculiar como has visto. Le encanta llamar la atención.

Fastidiar los momentos agradables, estropear las cenas.

Capaz de todo con tal de llamar la atención.

Alexia, vale ya.

Disculpad, voy a ver qué pasa. La acompaño, señora.

¿Se puede saber qué está pasando aquí?

Algún numerito de tu encantadora Ana, como siempre.

¿No dijiste que estaba en una boda? Habrá habido algún problema.

Yo no caso a la gente, yo la meto en la cárcel.

Pues no hay tanta diferencia.

Esta es una forma irregular. Podrían esperar a mañana, ¿no?

Es que igual mañana le da por decir otra vez no.

Hay que aprovechar las ocasiones, señor juez. Si lo sabré yo.

Es que hoy se casó... Ya, su madre y su abuela.

Lo siento, no me parece ortodoxo.

¿Ortodoxo?, estamos celebrando nuestro aniversario de bodas.

¿Y qué? Este no es modo de celebrar una boda.

¿Les cuento cómo se celebró la nuestra?

Todos: Sí.

No, no creo que esto, no.

Míralos. Se merecen una oportunidad y tú puedes.

Sé romántico por una vez en la vida. Hazme ese regalo de aniversario.

Por favor, señoría, sea romántico.

De acuerdo. Todos: ¡Bien!

Gracias, señoría.

En cinco minutos les veo en el salón. Les acompaño.

Voy por los niños que nunca han ido a una boda que los novios digan sí.

Un momento.¿Qué pasa ahora? Que Alexia conoce a Sharon.

Cuando a D. Nicolás le dio por ella. Y Fernando me descubrirá.

No puede ser. Es verdad. ¿Y qué hacemos?

¿Y si secuestramos al juez?

El juez está explicando al señor lo de la boda.

No sabéis la cara que está poniendo, y Alexia...

¿Sabes dónde guarda las pastillas de dormir D. Nicolás?

¿Las valerianas? Tráete todo el bote.

¿Para qué? Trae el bote y la copa de Alexia.

Ana, Ana.

¿Vas a hacer lo que estoy pensando?

Artículo 68. Los cónyuges están obligados a vivir juntos,...

..a guardarse fidelidad y a socorrerse mutuamente.

-¿Lo habéis entendido? -Sí, sí.

Sólo hace falta que diga sí una vez.

¿Consentís libremente en contraer matrimonio?

Sí.

Lo siento, no sé qué ha pasado.

Estará cansada, como trabaja tanto.

No parece que vaya a despertarse en toda la noche.

¿Consientes libremente en contraer matrimonio?

¡Sí!

Procedamos a la imposición de los anillos.

David.Los anillos. Los tenía yo.

Están aquí.

Bueno. Yo os declaro unidos ante la ley.

Todos: ¡Bien!

¿Y Manuela?

Bueno. Esto se acabó.

Manuela.

Un momento. La próxima semana.

Cuando se vea la vamos a cagar.

Buenos días.¿Qué desea?

Soy la nueva cocinera.

No será amiga de la niñera, ¿verdad? Soy la nueva cocinera.

Alberto está como un queso y si no espabilas, te lo quitarán.

Hola, buenas.

No habrán cambiado el mayordomo por una mayordoma.

-Soy David. -Yo la nueva cocinera.

-¿Amiga de Manuela? -No la conozco de nada.

Bienvenida.Charo.

-Buenos días. -¡Ay!

¡Ana! Sí, señorita Alexia!

¿Por qué has venido? Ayúdame con el equipaje.

¿Tú dónde vas a dormir?

A ver la sopa.

Nuestros problemas. ¿Cómo que nuestros problemas?

Pues sí. ¿Qué significa esto?

¡Dios!

¡Lucía!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 33 - Vivan los novios

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Ana y los siete - Capítulo 33 - Vivan los novios

20 ago 2012

Tony y Sharon están nerviosos porque se casan. Ana y David los acompañan durante el día y los ayudan con los últimos pormenores. Lo que debía ser una boda sin sobresaltos se convierte en una sucesión de sorpresas e imprevistos.

Bruno y Manuela descubren que los han estafado en la compra de su piso. Ahora tienen que pagar las letras de una casa inexistente. No se atreven a contárselo a la familia.

ver más sobre "Ana y los siete - Capítulo 33 - Vivan los novios" ver menos sobre "Ana y los siete - Capítulo 33 - Vivan los novios"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Olli

    Ols, podrian subir mas capitulos? Ya me los he visto todos estos y los que retrasmiten son mui tarde

    04 sep 2012
  2. david

    hola, queria proponer la posibilidad de subir 3 capituloos, y que sean diarios, y mas o menos todos a la misma hora. saludos y hasta mañana haber si subieron otro...

    04 sep 2012
  3. jose

    hola si for favor na saben lo feliz que me hacen lel dia cuando suben 2 capitulos, gracias y sigan asi....

    24 ago 2012
  4. Loli

    Ya empezamos otra vez igual esto no puede ser donde esta el capitulo 35 que es el de hoy vaya decepción rtv...

    24 ago 2012
  5. Dave

    Este ano apuesto por el Málaga así que no importa que os pongáis las manos en el paquete, pero pediría al Jeque que ponga más dinero porque sesenta billetes es poco dinero en ese tipo de deporte, que mire qué gasta un Valencia o Bilbao o Santander sdi es que aspira a estar entre los primeros. Málaga

    24 ago 2012
  6. Ana

    Seguir poniéndolos por favor y poner el de hoy no lo pongáis mañana por favor ponerlo

    24 ago 2012
  7. Eduardo Benedi Belmo

    Bueno, tampoco nos tenemos que quejar, que por lo menos nos van a subir TODA la serie completa, y hace unos meses esta opcion se veia imposible, yo llevo desde que termino en 2005 queriendo verla toda, y es un deseo hecho realidad, a si que mientras la suban, yo me quedo contento, aunque en parte teneis razon, si deciden subirlos cada dia se deberian de cumplir los plazos, al final lo han hecho, muchas gracias!

    23 ago 2012
  8. Loli

    Muchísimas gracias de verdad sigan poniéndolo todos los dias gracias otra vez

    23 ago 2012
  9. Cuqui

    Gracias por subír los 2 siguientes capítulos que correspondían... Pero bajo mi humilde opinión,si me lo permíten,quisiera sugerirles la posibilidad de que nos ofrecieran 2 capitulos diarios y respetando una franja horaria más o menos estable,siempre a la misma hora más o menos,para que quienes seguímos la serie,podamos hacernos una idea de a qué hora estarían disponibles los capítulos. Si ustedes están leyendo nuestros comentarios,se darán cuenta de que somos muchas las personas que estamos de acuerdo con este criterio y nos enfada un poquito la irregularidad con la que se suben los capítulos a la página.Un poco más de seriedad,por favor. Con mucho respeto les hago la petición arriba mencionada,espero que la puedan considerar y tengan en cuenta a los seguidores que día a día nos metemos en esta página para ver un nuevo capítulo._GRACIAS

    23 ago 2012