www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1620062
No recomendado para menores de 7 años Ana y los siente - Episodio 89 - ¿Y ahorá qué? - ver vídeo
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana?

Que hasta los muertos le tienen ganas.

¿Qué es lo que baila Ana?

Que todo el mundo se pide un turno.

El Papa se lo consulta...

...al Dalái-Lama. ¿Qué es lo que baila Ana?

El reportero de "El Mundo" al de "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Y el pijo del cochecito cupé...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ana.

Sharon.

Sharon, esta noche vamos a celebrar la pedida de mano.

Sí, claro que sí.

Vamos a celebrarla.

No sabes qué anillo me ha regalado.

¡Es increíble, vaya pedrusco!

Tenía pensado llevarle...

...al sitio ese de salsa.

Ya sé que no es su estilo.

Pero los sitios adonde me lleva tampoco son mi estilo.

¡Huy, mi chiquitín!

¿Qué tiene ahí mi rechonchito?

¿Le llamas rechonchito a Fernando?

"No, tonta.

A Nico".

Ya verás, Sharon. Lo de esta noche es como un sueño.

Nos lo pasaremos genial.

Pues no sé si iré. Porque me encuentro mal.

¿No vas a venir a celebrarlo? ¿Estás de broma o qué?

Ya, pero es que no sé.

Estoy con náuseas...

...todo el día.

Sharon, tú no estarás embarazada, ¿no?

¿Cómo voy a estarlo?

"¿Qué ha sido eso?" No, nada.

Alberto, que del susto se ha caído.

¿Está todo a vuestro gusto, chicos?

Dabuten, Bruno.

Y nos compró los nuevos cereales.

Estás en todo.

Qué bien que volvieras.

¿Verdad?

Bruno vuelve. Ana dice sí a papá.

Y papá me deja seguir con la obra.

Y Paula y yo...

¿Qué? -Paula y tú, ¿qué?

Nada.

Pues yo también tengo una buena noticia.

¿Qué noticia? Rafa me pidió que me case con él.

¿Qué? -¿Sí?

Qué bien.

Enhorabuena.

Gracias.

¿Has dicho que sí?

Claro, ¿qué voy a decir?

¡Qué bien, dos bodas!

Para la mía hay que esperar un poco.

¿Nos invitas? Claro que sí.

Claro. Enhorabuena,...

...Catalina.

Gracias, Bruno.

Es como un cuento, acaba bien.

Pues no.

¿Por qué no?

Por nada.

Nunca llueve a gusto...

...de todos, ¿no?

¿Esta noche? Estupendo.

Tengo una sorpresa.

Importante, sí.

Muy bien, hasta esta noche. Adiós.

Desde luego, desde que Ana te ha dicho que sí, pareces otro.

Tengo una gran noticia.

¿Cuál?

Ha llegado el momento.

¿De qué?

He quedado con dos accionistas y van a vender.

Seré presidente y acabaré con De Latorre.

Eso es magnífico,...

...hijo. Llevo mucho esperando esto.

Le he pedido a Catalina que se quede con Nico.

Que sí, que tengo la mesa, aunque no ha sido fácil.

¿Sabes quién es el relaciones públicas? Bruce, el del Chicago.

Sí.

Se va a llevar una sorpresa Fernando.

Venga, reanima a tu chico. Luego hablamos.

Chao, chao.

Oye, Sharon.

Lo del...

...embarazo no va en serio, ¿no?

Que no, Alberto.

Pero vamos a ver.

Tú crees que si yo estuviera embarazada, ¿no lo sabría?

Claro, claro.

Qué miedo te da tener hijos.

¿Y si nos salen como los gemelos?

Me suicido.

Hola. Hola.

¿Cómo estás? Cariño.

Bueno, os dejo solos,...

...tortolitos. Vale, hasta luego.

Esta noche... Esta noche...

Sigue tú.

No, tú. No, tú.

Ana. ¿Qué?

Tú.

Vale. Esta noche...

...he organizado una fiesta en un sitio precioso con Sharon.

Me ha costado reservar.

Gracias a influencias,...

...lo logré. Escucha.

Sé que la salsa no te interesa, pero...

Anúlala.

¿Anularla?

Sí.

Si yo te enseño a bailar. No, no es eso.

Es que tenemos una cena con unos amigos míos.

¿Unos amigos tuyos?

Accionistas del banco, ¿no?

Sí.

Yo quiero celebrarlo con los amigos de verdad.

Estos también son amigos.

¿Amigos? Sí.

Son accionistas.

Vale, pero los necesito para controlar el banco.

Llevo mucho esperando esto. Quiero ser el presidente.

Ya.

Había pensado otra forma de celebrarlo.

En otro momento. Pero ¿cuándo?

Si nos casamos... Lo habrá.

¿Es definitivo?

¿Lo entiendes? Sí.

Bien.

Así ya no me iré con mis tíos.

¿No lo entiendes?

No, no lo entiendo.

Pues es muy fácil.

Si no se casa mi tía con Rafa, me mandan con mis tíos.

Eso ya lo sé.

Pero ¿no dices que no lo entiendes?

Que lo entiendo.

¿Ya lo entiendes?

Deberías decir a tu tía que no se case con Rafa.

Sí, y me voy con mis tíos, qué más.

¿Tú estás loca o qué?

Rafa...

¿Qué?

No te querrá.

No lo sé.

Pero estaré con mi tía.

Vale. Muy bien.

Cariño, una cosa.

¿Sí? Son gente de mucho...

¿Mucho?

De buena posición, de mucho...

Es importante cómo vayas vestida.

¿Qué quieres decir?

Que te voy a presentar a la jerarquía económica.

¿No te ilusiona? Mogollón.

Muy bien. Lo entiendes, ¿verdad?

Me temo que sí.

Quieres decir que no seré capaz de elegir la ropa adecuada.

No he dicho eso, no, no.

Quiero decir que si necesitas dinero, me lo pidas o hables con Bruno.

Claro, porque entre todo lo que tengo no habrá nada que...

No lo sé, pero lo dudo, la verdad. ¿No te molesta?

No, no, claro que no.

Llamaré al cáterin. Será una cena especial.

Sí.

No me gustan las bodas.

Me quiere presentar a los peces gordos.

Y por eso...

¿Qué hacéis ahí? Al cole. Llegamos tarde.

Venga, vamos, vamos.

Venga, todos al cole.

Sed buenos.

¿Y la boda?

Tu padre quiere que sea ya.

¡Bien!

Dejad las celebraciones. Todos al cole.

Y portaos muy bien. Sobre todo vosotros dos.

¡Eh, venga!

Adiós.

¿Qué haces aquí,...

...princesa?

¿Cómo quieres que te llame?

Vaya pregunta. Ana, como siempre.

¿No prefieres mamá?

¿Crees que lo merezco?

Vale, venga, mi vida.

Como tú quieras, princesa.

Venga, sé buena.

Hasta luego.

Bruno, Bruno, espera.

Necesito una cosa.

Una ayuda. Un placer, señora.

No me llames señora.

Lo siento, pero no te puedo llamar Ana más.

Pero si me llamas señora, no sabré que me hablas a mí y no contestaré.

Ya, pero Olga nos pedía que la llamásemos señora.

Ya lo sé.

Yo no soy Olga, obviamente.

Sí, pero ella era una gran señora.

Y usted ocupará su puesto.

¿Era una gran señora?

Exacto.

Y convendría que te fueras haciendo a la idea lo antes posible.

Por ello le he dicho a Catalina que te llame señora.

Venga, si... Por favor.

Y no se tome familiaridades...

...con su mayordomo.

¿Cómo te voy a dejar de tratar como Bruno? Es imposible.

Soy su mayordomo.

¿Qué desea? A la porra.

Eso no es correcto, Ana, señora.

Llámame como quieras.

¿Me ayudarás?

Por supuesto, señora.

Bruno.

Sharon, sal, por favor.

No aguanto más.

¡Qué pesado! Ya voy.

Que llevas media hora dentro.

Es que tú no tienes paciencia alguna para nada.

¿Por qué no me dejas entrar?

Ya está, todo tuyo. Todo tuyo. Qué pesadito eres, cariño.

Si aparece el color naranja, es que está embarazada.

El naranja, el naranja.

Si en un minuto no apareciese esa tonalidad,...

...es que no está embarazada.

En un minuto.

Un minuto.

Uno, dos, tres,...

...cuatro, cinco, seis,...

...siete, ocho, nueve, diez,...

...once, doce, trece, catorce...

¿Qué haces?

Pues contar, pareces tonto. Dieciséis.

Lo veo, no soy tonto, pero ¿para qué?

Para acordarme y que no se me olvide que cuento.

Veintidós.

Estás de coña, ¿no?

Me lías.

De verdad, espera. 38, 39. Ya está.

¿Quieres un bocadillo?

No.

¿No?

Sí.

¿No, sí, sí, no?

Me vuelves loco.

Me vuelvo tarumba escuchándote.

Quieres un bocadillo, ¿sí o no?

Portazo

¿Sharon?

¿Sharon?

¿Todo bien?

Sí, pero ¿por qué tantos cubiertos?

Y si solo tomo sopita, ¿qué?

Ana.

Señora.

Ana.

Empecemos. Venga.

Los más alejados...

...del plato son...

...los que, en teoría, usaremos antes.

¿Qué?

Según nos acercamos al plato,...

...usaremos cubiertos...

...de los postres.

¿Entendido?

Sí. Bueno, más o menos.

Bueno, empiezo, ¿no?

Mal.

¿Mal?

¿Qué he hecho?

Airear servilleta.

Mal.

Mejor.

Sírvase la ensalada.

Lo de la ensalada está tirado.

Sírvase, por favor.

Mal.

¿Mal?

Pero ¿qué he hecho ahora?

Servirse tipo pinza.

Ni es camarera ni es un restaurante.

Coja la cuchara de servir con la derecha.

Y el tenedor en la izquierda.

Primero con la cuchara.

La introduce en el plato. Y levemente...

...empuja con el tenedor.

Esto es. Ahí.

Más o menos, sí.

¿Sabes lo que vamos a hacer? Explícamelo todo.

De principio a fin.

No quiero quedar mal. Ya.

Gracias. Bien.

Vamos allá.

Usar la servilleta tipo babero,...

...mal. Mal.

Gesticular con los cubiertos en la mano, moviéndolos, mal.

¿Eso también? Sí.

También.

Limpiarse los dientes con palillo.

Mal. Mal.

Limpiar los cubiertos.

Mal.

Dejar la cuchara...

...en la taza...

Mal. Sí.

Hay que dejarla en el plato que hay bajo la taza.

Coger el panecillo...

...del plato de la derecha.

Mal.

Cortar ese pan...

...con cuchillo.

Mal.

Cortar la verdura...

...y...

Para, para, me estoy liando de verdad.

Me estoy liando. Cuántas cosas.

Doña Olga era una señora...

...estupenda.

Aunque tuviera manías, no soportaba a alguien...

..sin modales para...

...sentarse a la mesa.

Joder.

Pero ¿me tengo que beber todo eso? Me voy a agarrar un pedo...

Me temo que sí, Ana, digo, señora.

Por favor, me estoy poniendo nerviosa, no me llaméis señora.

AMBOS: "Sí, señora".

Bueno, de verdad, esto no es fácil, Bruno.

Timbre

Voy a abrir. Con su permiso, señora.

Bueno.

Pues venga, vamos a ver.

Hola, ¿y Ana?

¿Dónde anda? He de hablar con ella ahora mismo.

Lo siento, señorita, pero yo no conozco a ninguna Ana.

¿Cómo?

Bruno, ¿qué te pasa?

Anita, pregunto por Ana.

Usted no emplea los términos en su modo más apropiado.

¿Que qué?

Bruno, por favor, di a Ana...

...que necesito hablar con ella.

Y que tengo prisa.

Déjalo, ya subo yo y se lo digo.

Alto ahí.

¿Me vas a tener aquí todo el día?

Es que la señora...

...no está en su dormitorio. ¿Qué señora?

La señora.

Yo pregunto por Ana.

Le repito que la señora...

...no está en su dormitorio.

¡Ah, la señora! Que la señora es...

Anda la...

...señora.

¿Me reformula su pregunta?

Bueno, cómo está el patio.

Reformulo.

¿Está la señora...

...en la casa? Está.

Pues dile de una vez que estoy aquí.

Veré si puede recibirla.

¿Cómo? No se mueva de aquí, por favor.

Espere.

¿De parte de quién?

No me lo puedo "de" creer, Bruno.

Es que no, no...

¿Con cuál empiezo?

Con su permiso, señora.

Una tal señorita Sharon...

...desea verla.

¿La recibe? Sí.

¡Sharon! Gracias, Bruno.

Gracias.

¡Sharon! ¿Tú quién te has creído que eres?

¿Se puede saber qué te pasa?

Mírame bien. Yo soy Sharon.

¿Se te ha subido ya a la cabeza? ¿De qué hablas?

Que si la señora.

Que si igual me recibe.

Ya, ya. Que si no puedo subir...

¡Sharon! ¿Qué?

Que es cosa de Bruno.

Con su permiso, señora.

¿Desean tomar algo...

...en el salón?

Creo que habla contigo.

Bruno, que te den, ¿vale?

Señora.

¿Y cómo la llamamos?

A ver.

Yo, mamá.

No lo es.

No.

Pero a partir de ahora lo va a ser.

Es madrastra.

¡Hala! -Madrastra.

Yo no la llamaré madrastra.

Ni yo. -¿Qué dices?

La llamaremos todos igual.

Es verdad. -Yo la llamaré vieja.

Sí.

Y te da.

No, pero mamá solo hay una, Lucía.

Pero no está.

No es nuestra madre, y punto.

Aunque quieras.

No es así.

Podemos votar y así saber el nombre.

Yo, lo contrario.

Yo diré mamá.

Pues nada, que queda anulado lo de la salsa, Sharon.

Tengo cena de negocios con Fernando.

No sé. ¿Qué?

Mira, Ana, tú eres Ana.

Y Fernando tiene que comprender que tú eres Ana.

¿Qué?

Lo que has oído.

Es que te explicas muy bien.

Vamos a ver.

Lo que no puede pretender Fernando es que seas alguien que no eres.

Vale, que soy una showgirl.

No, no exactamente eso.

Pero no puedes pretender convertirte de la noche a la mañana en ella.

Ella.

Que nunca estaré a su altura, ¿no?

No, no nos engañemos.

Gracias, Sharon, y ya. Ya está.

Oye, que se me olvidaba para lo que he venido.

¿Qué? Es importante.

Claro.

Es que quería que fueras la primera en saberlo.

¿El qué?

Estoy embarazada.

¡Sharon!

Gracias. Cariño.

¡Sharon!

Joder. Bruno, no diga esas cosas.

Perdón, señora, es que... Ana, Bruno, Ana.

¡Bruno!

Estoy embarazada.

¿Estás embarazada?

¡Enhorabuena!

Estará encantado Alberto.

Bueno, ese es el problema.

¿No es suyo?

Ana. ¿Qué?

¿Cómo no, mujer?

Es que Alberto...

...aún no lo sabe.

Y yo no sé cómo decírselo.

Pues es verdad.

Es un gran problema.

Bueno.

No está mal.

Es lo que he encontrado.

Nadie sospechará nada, ¿no? -Nada.

Fotocopié la documentación.

Y lo dejé todo allí.

La caja de seguridad era fácil de abrir.

No tienen miedo a que les roben.

Son confiados.

Bien, manipulando...

...esta documentación, me servirá.

Pero mantenme informado...

...de la agenda de Fernando Hidalgo.

Ahora no puedo fallar.

Estaré atento.

¿Cómo va tu otro negocio?

Viento en popa.

No he visto en mi vida una mujer más ingenua.

No, si al final tendrás suerte en la vida.

Alguna vez me tenía que tocar.

No se adelantará nada hasta que no esté firmado.

Sé que será la bomba.

Latorre ha sido presidente solo seis meses.

Cuando tenga las firmas, te llamo.

Me juego todo mi futuro en esta cena.

Pero todo irá bien.

O eso espero.

Vale.

Hasta luego.

Hola, buenas tardes, soy Fernando Hidalgo.

Necesito sus servicios.

Buenas.

Pues eso, que la gente cambia.

Sí, pero Ana no. -Eso pensaba yo de mi padrastro.

Antes de casarse, bien con nosotras.

Fue casarse y no hay quien le aguante.

Solo broncas.

Era majo, pero ahora es borde.

Pues yo creo que Ana no va a cambiar.

Ojalá. Pero no me fiaría.

Ana no es como él.

Si yo no digo nada.

Ya me lo diréis.

No se puede saber.

Sí que se puede. Hay maneras.

¿Cuáles?

Pruebas.

A ver.

Lo que Ana os deja hacer ahora no os lo dejará hacer.

Ya me lo diréis.

Que ese buen rollo cambia, te lo digo yo.

Sharon, que tengas mucha suerte.

La voy a necesitar. Verás como se lo toma...

Mira un cosa.

Va a venir, te puedo ayudar.

No, estas cosas tiene que hacerlas una sola.

Así se habla, Sharon, así.

Fuerza. Con su permiso, señora.

Bruno, Ana.

Preguntan por usted.

Sí. Buenas tardes.

¿Es usted la futura señora Hidalgo?

Sí, sí.

Chicas.

Espere, pero...

El traje corto hasta mediodía puede llegar hasta la rodilla.

O un poco por encima.

Jamás minifalda.

Los colores más subidos...

...que de noche. Las telas...

...tienen que ser nobles.

Para el traje de cóctel...

...usado por la tarde,...

...incluimos un elegante...

...bordado o pedrería.

Ni plumas ni diseños de noche.

Con un bolso pequeño.

Jamás un bolso grande.

¡Qué fuerte, Ana!

La noche requiere...

...sobriedad.

Las telas las podemos usar...

...de calidad.

Espere.

Terciopelo.

Espere.

¡Basta!

Basta.

Quiero saber quién le ha mandado.

El señor Hidalgo.

¿Fernando?

Bueno.

Bueno, bueno, bueno.

Bueno.

Bruno, ¿tú cómo ves esto?

De momento, fatal.

Como sigamos así, tendremos boda de infarto.

Hola, Alberto, buenas tardes.

Hola. Pasa.

¿Has hecho torrijas? No.

Anda, ¿qué haces aquí?

He venido a ver a Ana.

Me dejaste solo.

Sí, lo siento, fue sin querer.

¿Esperar a que termine?

Claro. -Muy bien.

Hasta ahora. -Hasta ahora.

¿Se lo tengo que decir?

Hombre, convendría que lo supiera...

...antes de que se saque el carné.

Muy gracioso.

Muy gracioso.

Tenemos que hablar.

¿Qué pasa?

¿Para qué has contratado a esa gente?

¿A los de la tienda? Sí.

Para ayudarte. Pues gracias.

No la necesito. Creo que sí.

Te equivocas.

Sé cómo vestirme.

¿A cuántas cenas así has ido?

He ido a... Da igual, sé cómo ir.

¿Cómo?

Vestida.

Desnuda no.

Quiero decir que no necesito... Sé lo que dices.

¿A Olga se lo harías?

No tiene sentido.

Mi esposa era un persona...

...con buen gusto.

Ya, claro. Y yo soy una hortera.

No he dicho eso, cariño.

No me digas cariño cuando discutamos.

Esos actos necesitan de una imagen.

No puedo cometer ningún error, ¿vale?

Bien. Para no meter la pata, no voy.

Así te aseguras el éxito.

Pero, Ana, hombre.

¿Quiénes son esa gente?

Son de una tienda de ropa.

¿Se prueba el vestido de boda? No.

Es que el señor tiene una cena importante.

Y quiere que Ana vaya bien.

¿Una cena importante? Sí.

Ha contratado una empresa de cáterin de lujo y todo.

¿Por lo del banco?

Pues no tengo ni idea.

Oye, Rafa.

Sí.

¿Tú crees que antes de la boda...

...deberíamos...?

¿No sabes con quién cena?

Pues no, no lo sé.

Bueno, pues eso, que...

Sí, dime.

Pues que si antes de la boda,...

...pues que si tú crees...

...que...

¿Qué?

Pues que...

¿Qué, Catalina?

Pues eso, que si crees que...

...tú y yo antes...

...de la boda...

¿Te explicas o...?

Que si debemos pasar una noche juntos.

Ya está.

¡Ah, eso!

¿Qué?

Sí, no sé, lo que tú quieras, sí.

¿Lo que yo quiera?

¿Y qué quiero?

Luego lo hablamos.

Tengo que llamar, ¿vale?

¡Ah, muy bien!

Con su permiso, señor.

La cena.

Cariño.

Fernando.

Fernando.

¿Estás ahí?

Que me habías prometido que podíamos ir a bailar salsa.

Sabes que tenemos un compromiso importante...

...con el Fondo Monetario Internacional.

Ya.

Ya lo sé.

Pero me prometiste...

Que es un compromiso muy importante.

Ya.

Pero es que...

Leo el periódico, ¿puedes dejar de molestar?

Es que llevo 40 años esperando a que me lleves a bailar salsa.

Ya iremos.

Bruno, no quiero comer. Tráigame el postre.

Sí, señor.

Con esa cuchara no, señora.

Esa no.

Nunca aprenderá.

Olga no se equivocaba nunca en eso.

¿Verdad, Bruno?

Cada vez estáis más cerca de Olga.

Cariño.

Cariño, vente con mami.

No llores, mi amor.

Ya sé que te pone triste, a mí también.

Eso es lo que va a pasar, ¿verdad, Nico?

¿Verdad, mi vida?

Todavía no sé, parece gente muy importante.

Sí.

Fernando le da importancia a la cena.

Puede estar relacionada con el banco.

"Tu sueño se ha hecho realidad.

Vas a ser papá".

Muy provocador. Sí.

Es que es verdad.

"Tu pesadilla se hará realidad, vas a ser papá".

No, demasiado negativo.

No podré decirlo.

No podré.

No lo sé. Nunca me he visto en una de estas.

Si el hijo fuera mío... No habría ningún problema.

Yo solo tendría que decir:

"Bruno, vamos a tener un hijo".

"Sharon, me haces el padre más feliz del mundo.

El más feliz de la Tierra".

Claro.

Y eso sería lo lógico, pero no pasará eso.

Mi novio es un paranoico.

Alguna solución habrá que encontrar.

Ya. Que no te pase lo de Ana.

El señor supo que Nico era su hijo 3 meses después de nacer.

¿Y si no se lo digo?

Pues claro que sí, no se lo digas.

Es fácil disimular esto.

Tienes que decírselo.

¿Me podrías ayudar?

¿Yo?

Ni lo pienses. Por favor.

No.

Es cosa tuya.

Bruno. Sharon.

Yo... Por favor.

No.

Hola, Ana.

Hola. ¿Qué pasa, Nico?

Hola. Queremos preguntarte algo.

Dime.

Cuando seas nuestra madre, ¿serás así?

Pues claro. Cuando uno se casa, no se convierte en el hombre lobo.

Pero ¿seguirás tan enrollada?

Pues claro, seré la misma.

Lo que quiere decir es que si cuando os caséis...

...irás en plan madre.

¿Madre?

Sí. Pesada, metiéndote en todo.

En plan cuartel, vamos.

Pues... Ya lo entiendo.

Eso depende.

¿De qué?

Si vosotras os portáis bien, yo también.

Esa respuesta tiene truco. No vale.No hay otra.

¿Irás en plan madre total?

Iré de lo que tenga que ir con tal de que no la cagues.

Lo sabía.

Ya.

¿Vuestra madre cómo era con vosotras?

¡Ay!

¿Cómo era?

Era superenrollada. -Sí.

No nos ponía hora. -Ni problemas con la ropa.

Nos dejaba ir a nuestro aire.

Pues lamento deciros que no ha colado.

Me he informado.

Y vuestra madre era superestricta. Tengo que dar de comer a Nico.

Ha sido un buen intento. Sí. Pero ahora largaos.

Adiós.

Venga, venga. Por tu culpa.

Encima. Venga, gordito.

Pobrecillo Alberto.

Hola, Fonti. -Hola.

Bruno, dile a mi padre que llegaré tarde: tengo una fiesta.

Se lo diré.

Gracias.

¿Y tú qué? ¿Pasas o sigues aquí mendigando?

Sí, sí, paso, paso.

¡Cobarde!

¿Cómo me has llamado?

Ya puedo volver con Paula.

No, con Paula no. Al apartamento.

Eso. -Has dicho con Paula.

Error. -Esos errores no me gustan mucho.

¿Cómo la has convencido?

Porque estamos liados.

¡No me jodas! Al final ha caído.

Qué suerte tienen algunos.

Sí, sí, sí. Lo sé.

Por eso ahora las insinuaciones sobre Paula,...

...dobles sentidos o cualquier cosa que pueda herirme...

...se prohíben.

Creo que lo he pillado.

No diré que tiene un culo...

No. -Mensaje recibido.

Oye, tú...

¿Tú no te habrás liado con Paula?

¿No serás un celoso?

No, no. Qué va.

Pero...

¿Te has liado con ella...? -No.

¿Seguro? -No se iba a dejar, y aunque se dejase, yo esas cosas no...

Y con "h" también se escribe "hurta" y "huidizo".

¿Lo habéis entendido?

LOS DOS: "Sí". -No.

¿No?

A ver, mendrugo...

¡Cuando sea mayor, te vas a enterar!

¡Alberto, tío!

Mira.

Estoy contigo. Cualquier cosa, lo que sea, yo estoy ahí.

¿Qué?

Tú tienes que ser fuerte. Tienes que ser fuerte y tener calma...

...para no dar un puñetazo en la cara al mayordomo ese. -¡Fonti!

¿Qué? -¿De qué hablas?

¿Por qué vas a hacer eso a Bruno?

Yo no. Mejor hablamos tú y yo solos luego.

¡Ah!

Te juro por mi vida que no se lo diré a nadie.

¿El qué? -Yo soy un buen colega. Soy Fonti.

Mírame a la cara.

Que me mires. Soy colega de mis colegas.

Y los ayudo en los peores momentos.

Fonti.

Acaba ya el rollo, ¿no? -Sí, sí, claro.

Luego seguimos hablando tranquilamente.

¡Tío, aguanta! Sé fuerte, hay que aguantar.

Fuerte, chaval.

Hasta luego.

Nando, tío... -¿Qué pasa, Fonti?

Vuelvo con la Paulita.

Perdón, al apartamento de Paulita.

Ah, muy bien. -Tío, tú tranquilo.

Si veo algo raro, te llamo. -Vale. Quedas advertido.

Chao, Fonti.

Hasta luego.

Fonti, ¿te pasa algo?

¿Que si me pasa? No te lo puedo contar.

Lo que tengo claro es que quien menos te lo esperas te apuñala.

¿Qué dices?

Que ya no me fío de nadie, y menos si hay una piba por medio.

¿Me quieres decir algo? -No.

No te cuento nada que, si no, luego...

Fonti, ¿qué pasa, tío?

Eres mi colega y te quiero. Pasa que...

Tú imagínate que un tío...

...se lía con tu pibita.

Él se niega a confesarlo y le pasa el marrón a ella.

Pero...

Quiero decir, tú hazte la ilusión, imagínate la retrospectiva...

...de que yo...

...voy y me tiro a la Paula. Pero no.

A la Paula uno no puede... eso.

A la Paula ni mentarla, ni tocarla, ni nada. Es tu piba.

Y las pibas de los colegas son sagradas. ¿Qué hora es?

Ahora vengo, ¿vale?

Hasta luego.

Claro.

Claro.

Este se refiere a Mac y a Paula.

Puerta

Hola, Ana. Hola.

Verás...

Lamento haberte molestado.

Me puse nervioso.

Sabes lo que significa el banco.

Te pido perdón.

Ya.

Yo soy Ana.

Ya, claro que eres Ana. ¿Y?

Soy como soy y siempre seré así.

Y a mí y no a otra le has pedido que se case contigo.

Claro.

Cuando te cases conmigo, serás el de siempre, ¿no?

Cuando uno se casa, no se convierte en hombre lobo.Ya.

¿No serás el típico marido marido?

¿Qué?

Sí. Poco romántico, aburrido,...

...poco pasional. A ver, ¿sabes con quién te casas?

Esa pregunta tiene truco.

Un poco sí, sí.

Pero yo soy como soy. Ya, pero...

Te casas con Fernando, y yo, con Ana.

Eh...

¿A las 21.00 la cena?

¿Bien? Sí.

Muy bien.

Fernando, tengo hambre.

Ya. No sé. Estará a punto de bajar.

No hay cosa que más me moleste que la impuntualidad.

Ya.

Yo creo que... Señor.

¿Qué pasa?

¿Qué tal, panda?

Soy Ana. Encantada.

Hola.

¿Qué tal? ¿Qué pasa, colega?

Bueno, ¿qué?

Fernando, ¿he elegido bien? ¿Qué tal el modelito?

Gracias, cariño.

Bueno, pues lo siento.

De verdad, que siento el retraso una barbaridad.

Tengo al niño con cagalera.

Y no una con la caca marrón.

Una caquita como amarillita. Liquidita, liquidita.

Así que lo siento muchísimo.

Bueno, ¿qué tal va lo de las acciones, colega?

A ver si le vendes las acciones a mi marido.

Está de un plasta que "¡joé!".

No hay quien lo aguante.

Bueno, pues nada.

¡Ana! ¡Ana! ¿Qué pasa?

No es tu servilleta.

¡Ay, perdón!

Perdón, perdón.

Perdón. Llevo una semana.

Una semana llevo intentando saber estar en la mesa.

Pero es difícil, ¿eh?

Hala, Bruno, a comer.

No, no, el plato no, Bruno. ¡Por favor, Ana!

¡Bruno!

Bueno, lo reservaba para después, pero no pasa nada.

Bueno...

Espero que salga todo bien.

Fonti, ¿se puede saber qué te pasa a ti?

Qué me pasa a mí.

Qué me pasa a mí. ¿Por qué lo de cobarde?

¿Me lo preguntas tú a mí?

Mira, Bruno, me has decepcionado mazo.

Que lo sepas.

Lo que tú has hecho no se hace.

¡Y menos a un colega!

¿A qué te refieres?

¿Que a qué me refiero? Tú vas de listo.

Tú tienes mucho morro.

Tú no sabes lo que es la vergüenza.

Coge un diccionario, lee "vergüenza"...

...y no entenderás qué es.

Una cosa te digo.

En cuanto salga el Alberto de hablar con Sharon, se lo digo.

¿Entiendes?

Todo.

¿Qué dices, Fonti?

La poca razón que estaba en tu cerebro...

...te acaba de abandonar.

Yo por lo menos no soy un ¡cobarde!

¿Otra vez me llamas eso?

Mira, Fonti,...

...tienes dos opciones.

Puedes elegir:

o cojo el cuchillo...

...o te estrangulo con mis propias manos.

Me gustaría más estrangularte.

Puestos a elegir...

Estoy embarazada. -¿Qué?

Lo que has oído, Alberto.

No puede ser. -Pues va a ser que sí.

Me lo dices así, sin avisar.

Te lo digo ahora. -Ahora que no tiene remedio.

Te haces a la idea poquito a poco y...

...va a salir bien.

No sé para qué limpias. El guarro de Mac lo ensuciará. -Sí.

Al final siempre lo haces tú.

Se va a enterar.

Reconócelo, siempre te convence.

Timbre

Bueno, bueno, bueno. ¿Qué tal las mujeres más guapas...

...y más maravillosas?

¡Pero qué jeta tienes, tío!

Me piro, que llego tarde.

Chao.

¿Qué, contenta de que haya vuelto?

La ilusión de mi vida.

Por cierto, tu cuarto está sin limpiar.

Ya sabes lo que hacer.

¿Qué dices? ¿No me vas a dar ni un beso, ni un abrazo?

¡Qué morro tienes!

Así me gusta. Sé que Nando y tú estáis...

Estoy loquita por él.

Me alegro mogollón. Un beso para celebrarlo.

Lo sabía.

¡Es que lo sabía!

Qué imbécil he sido.

Ahora me tendrás en cuenta, ¿no?

Pero ¿tú eres imbécil?

¡Ven aquí!

Que yo ya...

Vamos, que me voy.

¿Todo bien?

¿Cómo que todo bien? ¿No le dices nada más?

A Sharon la espero en casa. Sí.

Se lo diré.

¿Cómo que se lo diré?

¿Qué te pasa?

¿Qué me pasa?

Alberto, en serio.

¿En qué no vas a hacer nada? -¿Qué?

Has hablado con Sharon. Te estás metiendo...

No soporto a los traidores.

Ni yo, a las garrapatas.

¡No me callaré lo del hijo de la Sharon!

¿Lo sabéis? ¿Tú también?

¡Hombre, por fin se hace la luz!

¿Pasa algo, cariño? ¿Te casarás con Rafa?

Claro que sí, tesoro.

Me lo ha pedido.

Lucía, sé por qué no quieres...

...que me case con él. ¿Sí?

Claro.

Porque piensas que me iré de esta casa...

...con tu mejor amiga, a María.

¿A que es eso?

Sí.

Pues no te preocupes, tesoro.

Yo no me iré de este trabajo.

Seguirás viendo a María todos los días.

¿Estás contenta?

Buenas tardes. Hola.

¿Catalina?

Sí, soy yo. Son los del cáterin, ¿verdad?

Sí. ¿Dónde dejamos la sopa, el marisco, las ensaladas?

Bueno, vamos a ver, Nico.

El cuchillo para el pescado...

...es el que tiene forma de pala.

Muy bien.

Y el tenedor, en vez de tener...

...cinco puntitas, tiene dos.

O tres.

¿Dos o tres? No me acuerdo.

Da igual. Si no ponen ni marisco,...

...ni caracoles, ni sopa, ni ensalada,...

...va a salir muy bien.

Este vestido es muy bonito. Tengo más.

¿Cuál de ellas?

Esa. ¿Seguro?

Sí. Debe salir perfecto.

Si sigues así, saldrá mal.

Sabéis la razón de esta velada:

el fin de un periodo negro...

¿No podrías ser más coloquial? ¿Más?

Enfatiza menos.

Amigos, vamos a festejar...

Por ahí, por ahí.

Es que voy a ser padre. Y me pilló tan de sopetón que...

¿Qué? No me lo esperaba.

Y no sé. Igual no es tan mala idea.

Pues claro.

¿No piensas decírselo?

¿Qué quieres que le diga?

¿Qué?

Nada. Pobrecillo.

Por aquí.

Hola. Hola.

Los fuegos están ahí.

Esta es la sopa, ¿no?

¿La decoración de la mesa? En el salón. Hay que volver.

Síganme, por favor.

Bruno, ¿qué me tienes que decir?

Eso. Venga, díselo ya. Venga.

Sí.

Te lo voy a decir. Hombre.

Lo que me pasa es que yo a los enanos tocanarices...

...¡me los cargo!

Y me quedo tan a gusto.

Alberto. -Sharon.

Que no, que lo siento.

¿De verdad?

Lo siento.

Lo celebramos esta noche con una cenita.

¿Me harás croquetas de las que me gustan? -Sí.

Vámonos.

¿Permitirás que viva en un engaño?

¿A qué engaño te refieres? ¿Cómo que a qué?

Que no soy tonto.

¡No soy como Alberto, leche!

Sé que el hijo es tuyo, Bruno.

¿Que el hijo de Sharon es mío? Sí.

Es tuyo. ¿Eso...?

Sí. Es eso.

¿Te importa no moverte? ¿Cómo que no?

Ah, claro.

Quieres acabar con el único testigo.

Ahí.

¡No!

¿Qué he hecho?

Hacerle un hijo a la Sharon.

No puede ser.

Se ha vaciado por completo.

¿Es usted el mayordomo?

Sí, soy yo.

Esa sopa es la preferida de don Cosme.¿Don Cosme?

Le gusta que se la sirvan caliente.

Me acordaré.

Nosotros ya hemos acabado. Mañana vendremos. Que vaya bien.

Ojalá. O sea, sí, gracias.

La que te va a caer encima, macho.

¡Eh, eh!

Esa miradita.

No, no. Yo no he hecho nada.

El culpable de todo eres... Ven aquí.

¡No!

Hombre.

¿Qué pasa, y esa cara?

Mira, de no ser por ti, no me habría dado cuenta del engaño.

Muchas gracias.

De verdad.

Eres un amigo.

¡Mande!

Ah.

Que los he pillado juntos. Besándose.

No.

¿A Bruno y a la Sharon?

A Mac y a Paula.

¡Joder, cómo está el patio!

Es que ya no se respeta nada. Te das la vuelta y ya te están dando.

Venga, va. No lo pienses.

Venga, vamos.

¿Qué te parece este?

¿A que es muy fino?

¿Te gusta? ¿Sí?

Pues este, decidido.

¿Qué tal?

Perfecto. Espero que Ana haya elegido bien.

Seguro que sí. Tranquilo, saldrá de maravilla.

Eso espero.

Timbre

Buenas noches, señores. Buenas noches.

Cuánto tiempo. Pues sí.

Estoy en...

Encantado de verlos. Don Cosme, señora.

¿Y el anfitrión? Espero que nos dé bien de comer.

Si no, que olvide mis acciones. -Cómo eres.

Sí. El señor está aquí.

Es un placer veros de nuevo.

Espero decir eso después de cenar.

Cómo te pasas, Gerardo. Ya le conocemos.

Uno se llama Cosme, y el otro, Gerardo.

Sí.

¿Problemas?

Ya, me lo imaginaba.

¿Qué hago?

Ah.

Muy bien.

Tu futura esposa se hace de rogar.

Sí.

No soporto la impuntualidad. Perdona, pero...

Posiblemente es que...

Perdón. Siento muchísimo el retraso.

Es que mi hijo ha tenido...

...más hambre de lo normal.

No paraba.

Ya somos dos. Gerardo.

Encantada.

¿Nos conocemos? -Gerardo.

Eso es muy viejo.

Ana, un placer.

Cosme Fuentes. Encantada.

Menos mal. Pensé que estaría sola con estos aburridos.

Es usted guapísima. Gracias.

De tú, ¿eh?

¿Nos sentamos? Sí.

Espero que tengamos de cena mi sopa favorita.

Sí.

¿Qué tal he elegido? Perfecta.

Gracias.

Ya está.

Marchando una de sopa.

Vamos a ver.

Entonces, ¿qué? ¿Habéis estudiado mi propuesta?

Dejemos eso para los postres.

Sí. Disfrutemos ahora de la compañía femenina.

¿No lo dirás por mí, querido?

Por supuesto, querida.

Claro.

Bueno.

Vamos a probar...

...esta famosa sopa de cangrejo que me enloquece.

Un pelín...

Algo distinta de otras veces.

Pero me parece que han puesto más esmero.

¡Exquisita!

Le debes dar muy buena propina, Fernando.

Catalina. ¿Sí?

¿Qué?

¿Qué tal? Escucha:

"Un pelín distinta a otras veces".

Vaya. "Pero esta vez...

...se han esmerado mucho más.

¡Mmm!

¡Exquisita!"

¡Qué bien!

¿Cómo lo has conseguido?

Catalina, me has salvado...

...la vida. Eres un genio de la cocina.

¡Ay, Bruno!

Qué exagerado eres.

¡Que te largues! ¡Ya sé de qué vas!

Menudo día. Rodeado de traidores. Perdón. Si me disculpan...

Sí. Ahora vengo.

Gracias. No se molesten. Oye.

¡Que te vayas de aquí ya, hombre! Vete con tu Paulita.

¡Muy bien dicho! ¿Se puede saber qué ruido es este?

Hombre, el que faltaba.

El rey de los traidores ayudando al principito.

Fonti.

¡Chist!

Se está celebrando una cena ahí.

No lo sabía. Ya.

Aquí hay mucho buitre suelto. Me da igual.

¡Me da igual!

Venga, venga. Es muy fuerte.

En serio.

Bruno se lía con la Sharon.

Y el Mac, con la Paulita.

Mi ex.

¡Largaos o me lío a yoyas...

...y no dejo títere con cabeza!

¿Todo bien, Bruno?

Todo bien.

Bueno, ya estoy aquí.

Gracias.

Ya sé de qué te conozco. ¿Sí?

Chicago.

¿Chicago?

¿Qué hacía Ana allí?

¿Le vas a decir lo que hacías? -¿Estudiabas?

Baile. -¡Ay!

Exacto. ¿Y si hablamos de lo nuestro?

No tienes que preocuparte. Tienes mi apoyo.

No tan rápido.

Antes de dar nuestras acciones a Fernando Hidalgo,...

...deberíamos conocer su vida.

Quizá no sea tan de confianza.

Estoy segura de que sí lo es.

Qué cosas tienes, Gerardo.

¡Me cago en...!

¿Qué hacéis? ¿Estáis locos? -Como lo sepa papá, verás.

Es un bestia. Y el enano más. -¿El enano?

¡Mira que te reviento la cabeza!

Yo soy colega de mis colegas. -Yo también.

Pero ¿qué pasa?

Que este se lía con Paula a mis espaldas.

Yo lo haría.

Muy bien, tronca.

Tú pacificando el ambiente.

Paula.

Antes de irme y no verte más,...

...te diré algo.

¿Crees que te engaño,...

...que no te quiero?

Venga, contesta.

Dile algo. Venga.

Con su permiso, señor.

¿Sirvo los segundos? No.

Me llevo... Ahora no, Bruno.

Bien.

Perdón, pero tengo algo que decirles.

No, Ana, no digas nada.

Claro que sí. Es mi pasado y estoy orgullosa de él.

Qué interesante.

Ana, por favor. Soy quien soy y siempre lo seré.

Es verdad.

Soy una showgirl. Bailé en el Chicago.

Siento haberme creído el cuento de "La Cenicienta".

Qué tonta soy.

Siento mucho haber fastidiado la cena.

Perdón.

Me temo que he fastidiado la cena.

No pensé que fueras a casarte con una showgirl.

Pero ¿se puede saber qué estás diciendo?

El presidente de uno de los bancos más importantes...

...no puede hace esto.

Es una de tus bromas, ¿verdad?

Pobre chica.

¿Qué pasa? Tranquilo, hombre.

Solo es una showgirl.

Había pensado venderte mis acciones.

No quiero tus acciones.

¿No las quieres? No.

Sin ellas no controlarás el banco. ¿No?

¿Qué estás diciendo?

Levántate.

Sí. ¿Qué?

Buenas noches. ¿Cómo va esa cena?

Pero, Plácida...

Ya veo que va perfectamente.

Ana.

Ana.

Lo siento.

De verdad, Fernando, lo siento.

Hoy me voy de casa.

¿De qué hablas?

No quiero que seas el hazmerreír de la jerarquía económica de este país.

Me da igual: estaré felizmente casado contigo.

¿Estás loco?

No pienso destrozar tu reputación ni la de tu familia.

¿De qué reputación hablas? Déjame.

Me voy a ir lo más lejos posible. Déjame.

Ana.

Lo he echado todo a perder.

Me da igual.

Me he quedado mejor después de pegar a ese tipo.

¿Le has pegado?

Tardará en recuperarse, sí.

Por mi culpa has perdido el banco.

Pero no a ti.

Una cena excelente.

Y muy divertida.

Lo celebro. -Nicolás.

Dale este documento a Fernando...

...y dile que mis acciones son suyas.

Se lo diré.

Dile que le debo un puñetazo y dale mis acciones.

Lo haré con gusto.

Os agradezco que hayáis venido.

Creo que me voy a venir a vivir a esta casa una temporadita.

"Un momento, un momento. La próxima semana, más".

¿Y esto? Es preciosísimo.

Hola. ¡Ah!

¿Quieres como esposo a Fernando? -Ni de coña.

¿Cómo que ni de coña?

Lucía nos lo ha contado. ¿Sí?

Sabemos sus planes.

¡Me caso! Tranquila.

Has perdido. O no.

Tú te vas.

Es el nuevo presidente. ¡Fernando!

Es el día de su boda.

Le queda una hora. ¿Una?

¿Qué haces?

¡Dios mío! ¡Guille!

Me caso y seré feliz.

¿Fernando Hidalgo?

Fernando no se casa. ¿Qué dices?

¿Detenido? Sí.

Soy inocente.

Hablan a la vez

¡Joder!

-¿Cómo está la familia?

¿Qué pasa? -¿Por qué está papá preso?

Igual vuestro viejo del talego no sale.

No imaginé que lo nuestro terminara así.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Episodio 89 - ¿Y ahorá qué?

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Ana y los siete - Episodio 89 - ¿Y ahorá qué?

20 dic 2012

Toda la familia está emocionada ante la noticia de que, por fin, Ana y Fernando se unirán en matrimonio. Ana decide celebrarlo invitando a Fernando a bailar pero este tiene otro compromiso; una importante cena con los accionistas de su banco, cena que podría suponer la recuperación final de la entidad bancaria por parte de Fernando. Este le pide compresión a Ana y que le acompañe en la cena. El final de la velada será totalmente inesperado.

Una noche Ana sueña en su vejez junto a Fernando. Una romántica escena en la que ambos, ya con el pelo cano, cenan una noche celebrando algo que Ana no alcanza a ver en sus sueños.

Además, ante la inminente boda la diferencia de clases entre Ana, una ex show girl, y Fernando, un banquero educado de forma anticuada y extremadamente formal, se harán más reales de lo que nunca lo han sido hasta ahora.

Por su parte Lucía sigue preocupada por la posibilidad, cada vez más real, que Rafa se convierta en el padrastro de María al casarse con Catalina. Impotente no sabe que hacer.

Mak vuelve a vivir con Paula y Vero pero una inocente broma creará un gran conflicto entre él y Nando, conflicto que, gracias a un equívoco provocado por Fonty, afectará a mas miembros de la casa. En especial a Bruno, el mayordomo de la casa. Por su parte Sharon tiene una gran noticia que darle a Alberto. 

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 89 - ¿Y ahorá qué?" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 89 - ¿Y ahorá qué?"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. alicia

    Esta novela es preciosa y el hijo de ana niko es guapisimo y los demás niños

    30 jul 2016
  2. javieritosss

    Pero que tia mas ridicula. siempre metiendose en todod

    11 mar 2015