Presentado por:  Antonio Ferrandis, Agustín González, Jacinto Martín Dirigido por: Antonio Perezgrueso | Sebastián Álvaro | Pedro Amalio Antonio Perezgrueso | Sebastián Álvaro | Pedro Amalio López

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

2049679 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - Rodando por ti  - Ver ahora
Transcripción completa

Toma, ahí tienes eso.

Y es urgente.

Allá va el caballero en su espléndida montura

camino de otra desigualdad.

No son los mejores tiempos

para la noble orden de caballería sobre dos ruedas.

La tierra está tomada por unos enemigos mortales,

torpes monstruos de hierro

que echan humo, y no precisamente por la boca.

Lo ocupan todo, lo arrasan todo

y han llegado incluso a devorar vivos a los honrados ciudadanos.

Desde luego algo de Quijano

deben de tener los que se atreven en esta jungla

a confiar su físico a la pericia y a un artefacto tan simple.

Pero no todo es sufrir,

cuando se cruzan dos esforzados caballeros el reto surge inevitable.

Es el momento de poner, de igual a igual,

la destreza del arrojo pero, sobre todo,

de divertirse compartiendo las emociones

que solo sobre sus monturas pueden alcanzar.

Desde que pisan el asfalto,

se están midiendo con estos brutos de cuatro ruedas.

A la prepotencia de las válvulas

oponen únicamente imaginación y habilidad.

Claro que no todos sus novedosos adictos

han velado las armas como estos auténticos caballeros,

hay quien sólo la usa

para comprar el periódico los domingos

y jamás sale al campo donde sería, sin duda,

atacado por la víbora hocicuda.

Los animosos caballeros en cambio buscan la exploración,

las cotas inexpugnables, la aventura.

Las miradas de los transeúntes

translucen un sentimiento parecido al que debió experimentar

el bueno de Sancho cuando su señor Quijano

galopaba al encuentro de los molinos que él creía gigantes.

Quizá sean ellos la última esperanza

de movernos por nuestra propia energía

en el más amplio sentido, es decir,

de acuerdo con nuestra verdadera voluntad.

Lo cierto es que hay más dragones en la calle de los que podría lidiar

incluso los alegres muchachos de la Tabla Redonda.

Por tanto, se impone una estrategia que burle a estos pesados egoístas

incapaces de compartir un centímetro de asfalto.

Para los adictos a lo cercano,

la ciudad es cada vez más un tedioso paréntesis

por momentos interminable entre dos destinos.

Pero un poco de imaginación que mate la pereza

nos descubrirá mil recovecos en el macizo hormigón.

Estos atajos creados de improvisto en el mismo momento de cruzarlos

permiten huir del atasco tan limpia como ágilmente.

Pero sobre todo hacen sentir la sangre circulando por las venas,

esta sí, a toda velocidad.

La excelente visibilidad que ofrece la posición conduciendo,

su cambio de amplio gama y la robustez de su montura

les permiten lidiar los estorbos con enorme soltura.

Pero a pesar de todo el brío de las cabalgaduras

y la intrepidez de sus jinetes,

lo cierto es que la ciudad se ha convertido en un pardo vial,

que solo incita a la huida.

Esto no hay quien lo aguante, vámonos.

-¿Y a dónde? -Fuera de aquí.

Para casi todos que quedaron en la urbe,

Juan y Juanma deben de ser una especie rara.

Puede que no anden muy descaminados y es que quizá no es una casualidad

que un veterinario escocés inventara la cámara de aire.

El invento acabó con las burdas rudas macizas

ligadas a la bicicleta y a sus alocados dueños.

Más adelante el lujoso "bulldozer" de dos ruedas llamado Excensio,

orgullo de sus colegas, los carteros americanos en los 30,

puede considerarse el antepasado directo

de esta herramienta maravillosamente versátil y capaz.

El camino recorrido hasta llegar a esta perfecta máquina todo terreno

ha sido muy largo y tortuoso, tanto como el del propio hombre.

Ambos llevan más de un siglo creciendo juntos.

No resultaría difícil

recordar cómo cada uno adquirimos la sorprendente habilidad

de sostenernos y avanzar sobre dos ruedas.

Y no es tan complicado

porque esa hazaña viaja por nuestro cerebro

con la ligereza de los juegos,

nuestra primera bicicleta fue, sin duda, el mejor juguete.

A pesar de rozar los albores del siglo XXI,

en medio de este mundo ruidoso y robotizado,

podemos ver cómo la bicicleta

sigue siendo el juguete preferido de chicos y grandes.

Las razones pueden ser muchas y variadas, es un vehículo autónomo,

un transporte ecológico

con el que moverse más rápido que andando con similar energía

y, sobre todo, un gran compañero de aventuras.

La conclusión puede ser que, afortunadamente,

a cada uno nos satisface por razones diferentes y una común:

jamás decepciona.

Pero lograr un vehículo tan polivalente como este,

capaz de subir y superar prácticamente todos los obstáculos,

no fue fácil.

Hubo un largo periodo de divorcio

entre la bicicleta y el común de los mortales.

Mientras en países como en la República Popular China

la bicicleta seguía siendo masivamente utilizada,

los años 70 vieron nacer

unos velocípedos de ensueño y precios de pesadilla,

pero solo servían para asfaltos perfectos y cuerpos atómicos

que ansiaban mayores colorines.

Se acababa el juego y empezaba la procesión.

Al menos en apariencia porque los irreductibles rebeldes,

fieles a la noble orden de la caballería

a pedales se refugiaron en las bicicletas de trial o el BMX.

A sus lomos abrieron nuevos y divertidos horizontes.

Tarde o temprano tenía que nacer una bici tan robusta como una BMX

y tan versátil como una de ciclo turismo.

Las playas de California vieron los primeros engendros tan pesados

como sólidos rodando entre cuerpos espléndidamente diseñados.

Inventando llegamos a hoy cuando millones de pedales

giran en todo el mundo contra lo imposible.

La conducción de una bicicleta de montaña

puede ser el mejor deporte del mundo,

ofrece una infinita gama de posibilidades

en cuanto a desafíos físicos y mentales.

Ellos se combinan con la posibilidad de aprender y adquirir experiencia

en pistas, montes o cualquier tipo de terreno.

Es la primera que vive sin fronteras.

Se ha integrado profundamente en la sociedad y más que un medio

de transporte, se ha erigido una verdadera forma de vida.

Las sensaciones que recibimos a bordo de una de estas máquinas

son tan gratas y diversas como electrizantes.

Es necesario leer el terreno,

aprovechar el impulso y el propio peso.

Equilibrar fuerzas, acariciar los frenos,

hay que flotar sobre el obstáculo.

La forma en que cada persona conduce su bicicleta

está en función del temperamento del propio individuo y del entorno.

Todo depende del motor, es decir, de nosotros mismos.

Si queremos ir más rápido o más alto

solo tenemos que hacer un esfuerzo mayor.

Pero eso supone que los pulmones no puedan coger más aire,

que los músculos se endurezcan como piedras y duelan.

Pero la sensación de dolor

es algo que puede ser controlado y contenido.

A cambio, podemos superar la montaña.

El sabor de la progresión,

de conocer hasta donde puedes llegar

te endulza el sudor y el ardor de las piedras.

La bicicleta es un vehículo mágico

que nos permite movernos con gran rapidez,

pero toda su energía proviene única y exclusivamente

de nuestras piernas y brazos y de nuestra mente.

Ello nos proporciona una sensación de autonomía muy reconfortante.

Para el neófito puede resultar asombroso

ver como trepan rápidamente por estas abruptas cuestas,

casi interminables y con tanta facilidad.

Tal capacidad reside en una buena forma física

y una sabia dosificación del esfuerzo.

Pero, sobre todo, depende de la destreza en su manejo.

Ese dominio es producto de años de entrenamiento,

es algo que deben tener muy en cuenta

los que se sientan tentados de subir al Everest,

o bajar las cataratas del Niágara,

nada más salir de la tienda con su bicicleta.

También puede ocurrir

que la pájara nos sobrevuele, el pedaleo se agote

y no nos quede más energía.

Lo único que se puede hacer es descansar y comer,

el resultado llega a ser milagroso.

Nada, aquí la bici al hombro.

El Sáhara, las cumbres del Montblanc o el Kilimanjaro,

han visto estas bicicletas.

Los mismos compañeros de "Al filo" ayudaron en su día a un muchacho

algo tronado a subir su bici hasta la cima del Aconcagua.

Pretendía bajar desde allí montado en ella.

La bicicleta llegó perfecta,

al menos, algo mejor que su magullado jinete.

Con ella podemos descubrir parajes, empaparnos de naturaleza.

Es cuando descubrimos cómo con una maquina sencilla

que se adapta a un entorno natural y que erosiona menos que un caballo,

llegamos a cualquier lugar.

Eso siempre que quien la dirige sea consciente de dónde está,

y el cuidado y el respeto que se merece

para que esas experiencias no tengan final.

Toma. ¿No tendrás algo de comer?

Estoy muerto de hambre.

-Esto.

-¿Solo esto? -Tenía que haber entregado esto.

Era urgente, vámonos que me echan, seguro.

Las bajadas son un asunto aparte,

la bicicleta es capaz de descender

tan solo con unas cuantas dedicadas sugerencias

sobre la ruta que pretende seguir el piloto.

Pero el ciclista inconsciente rinde poco, por norma.

Se divierte poco y tiene poca vida social como no sea en un hospital.

Invertir en seguridad evita ingresar en ese poco recomendable club.

Una buena visión, un estilo de conducción relajado

y un montón de experiencia, harán del descenso algo inigualable.

Estos provocan excitación y miedo, júbilo, agotamiento, poder,

en definitiva, la búsqueda de los propios límites.

Esa búsqueda nos lleva a jugar con la gravedad,

ella nos obliga a pasar por esa curva un poco más rápido,

desafiando el umbral de la adherencia.

Nos incita a vaciarnos en el esfuerzo.

Si la pendiente es suficiente,

podemos llegar a velocidades de vértigo

y se disfruta más cuánto más complicadas son.

Requiere toda la atención y concentración.

Hay que leer cada trazada de una curva.

Decidir en centésimas de segundo,

buscar ese resalte del terreno que te permita apoyarte en él.

A veces ocurre que a estas velocidades

se pierda la noción de rapidez.

Por ello, alguna curva abierta y poco complicada,

yendo no muy rápido,

se convierte en un embudo cerrado y difícil

que requiere el tanteo delicado y firme de los frenos.

El golpe de adrenalina es tan fuerte que nos volvemos algo locos.

Pero también alcanzamos una percepción más afinada.

Es como si nos volviésemos hipersensibles

y capaces de controlar cualquier situación.

Saltamos o evitamos

todos los baches, las piedras, las raíces,

a velocidades que pueden alcanzar los 70 kilómetros por hora.

Esta sensación de control supone una felicidad instantánea,

los problemas se desvanecen

y los malos tragos vuelan con el viento.

La terapia de la bicicleta surte efecto siempre.

Ella se convierte en una amiga inestimable,

por eso la queremos tanto.

La ciudad les espera ahí delante,

el obligado regreso al caos oscuro y macilento,

se endulza con el sueño de poder volver a la naturaleza.

Y también con la evidencia

de que mientras eso ocurre no estarán prisioneros.

Su estupenda herramienta es útil también aquí.

Nos vemos otro día. -Hasta luego.

-Hola, buenas. -Buenas tardes.

¿Pero esto qué es? -Un sobre.

-Eso me parecía a mí. -Hasta luego.

-Adiós, buenas tardes.

Por cierto, ¿Por qué no te compras un coche?

-Porque esta me quiere más.

Allá va el caballero dispuesto a seguir desafiando entuertos

y rendir monstruos de hierro.

Porque las aspas de los molinos te pueden tirar al suelo

pero también lanzarte a las estrellas.

Al filo de lo imposible - Rodando por tí

27:20 06 oct 2013

El deporte, la aventura, el riesgo, son las características principales que abordan estos documentales, rodados en escenarios naturales como los Alpes Suizos, el macizo de Hoggar, en el Sáhara Argelino o el Parque Nacional de Ordesa, entre otros.

El deporte, la aventura, el riesgo, son las características principales que abordan estos documentales, rodados en escenarios naturales como los Alpes Suizos, el macizo de Hoggar, en el Sáhara Argelino o el Parque Nacional de Ordesa, entre otros.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Rodando por tí" ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Rodando por tí"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Jorge

    Los ciclistas son Juanma Montero y Juan Ochoa. El mountain bike es un deporte que con la gran afición que existe en españa, pocas cosas se retransmiten por televisión. Estaría muy bien algún programa sobre rutas, consejos, competiciones de copa del mundo... etc. En las bicicletas solo se retransmiten las las grandes vueltas de carretera. La bicicleta de montaña está más olvidada, y es una pena. Pd: copio enlaces de las fuentes: Dbiker Store de su facebook que lo compartieron: https://www.facebook.com/dbikerstore.es/posts/511473209225249?__tn__=-R. Un saludo.

    04 sep 2018
  2. Jesus

    Hola. ¿Alguien puede decirme como se llaman los ciclistas? Gracias.

    17 ago 2018

Los últimos 255 documentales de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:08 16 feb 2020 35 horas, 64 kilómetros a más de 4.500 metros de altitud. Una dura travesía no apta para cualquiera, solo para cuatro embajadores del alpinismo: la alemana Elisa Deutschmann, el francés Pierre Vignaux, la andorrana Stefi Troguet y Ferrán Latorre,14 años siendo el cámara del programa 'Al filo de lo imposible' y con 13 'ochomiles' coronados.

  • La exploración polar

    La exploración polar

    57:26 04 ene 2020

    57:26 04 ene 2020 En este comienzo de 2020 buscamos inspiración en los héroes que arriesgaron sus vidas para ampliar el conocimiento de las inhóspitas regiones polares de nuestro planeta. El explorador y creador de Al filo de lo imposible, Sebastián Álvaro, recuerda a los pioneros y comparte experiencias propias de sus travesías por la Antártida y el Polo Norte. Participa también en la conversación Jose Mari Azpiazu, montañero y coautor de La vida en los confines de la Tierra. Vivencias de exploradores polares para inspirar nuestro día a día. Con ambos aventureros evocamos la magia de los gélidos parajes recogidos en su libro. Mención especial merece la carrera por la conquista del Polo Sur entre el malogrado británico Robert Falcon-Scott y el noruego Roald Amundsen; el científico Javier Cacho nos recuerda dicho episodio histórico. También rememoramos la hazaña de supervivencia llevada a cabo por Ernest Shakleton y algunos turbios avatares ligados a la exploración del Ártico.

  • Monográfico: Ríos

    Monográfico: Ríos

    29:42 29 dic 2018

    29:42 29 dic 2018 El interés por los ríos nos llegó de la mano de Antxon Arza, cuando en uno de los primeros rodajes de la serie, al que asistió por cosas del azar, nos contó que se dedicaba a bajar ríos de aguas bravas en kayak. La pasión que mostraba describiendo la actividad nos animó a probar y muy pronto nos embarcamos en un proyecto que contemplaba descensos por varios ríos del Pirineo. Aquella experiencia sirvió para descubrir que Al filo de lo imposible podía plantearse el descenso de otros ríos, dentro o fuera de la Península Ibérica. Así que dimos el salto a Chile atraídos por la información que disponíamos de uno de los más bravos del país: El Bío Bío. Más tarde llegó el Indo en Pakistán, el Zambeze en Zimbabue y otros que hicieron aumentar el currículo del que damos cuenta en este capítulo.

  • Monográfico: Desiertos

    Monográfico: Desiertos

    28:32 22 dic 2018

    28:32 22 dic 2018 En este capítulo hacemos un repaso de las expediciones que el equipo del programa ha llevado a cabo en los más de treinta años de historia. Desiertos como el Sahara, el Taklamakán, o el Líbico son lugares de la tierra donde la presencia humana escasea, en alguno de ellos solo la actividad turística se asoma a las puertas. En nuestro caso quisimos ir más allá, sentíamos curiosidad por descubrir que era lo que atraía a exploradores del siglo XIX y principios del XX, hombres como Sven Heden que exploró el Taklamakán o Ladslo Almasy, uno de los últimos exploradores románticos del XX a quien los beduinos del Sahara llamaban “Padre de las arenas” escribió, "Amo la infinita extensión de temblorosos espejismos, las cadenas de dunas como rígidas olas del mar. Y amo la simple vida de un campamento primitivo en el frío gélido, a la luz de las estrellas de la noche y en las calurosas tormentas de arena". Asumimos el calor asfixiante, las largas jornadas caminando y nos adentramos en esos desiertos donde dejamos que el espacio nos asombrara, para aceptar la lección de humildad que nos ofrecieron sus paisajes descarnados y brutales.

  • GREIM, la esperanza verde

    GREIM, la esperanza verde

    27:18 15 dic 2018

    27:18 15 dic 2018 El aumento de las actividades al aire libre durante la década de 1960 trajo consigo la necesidad de rescatar a personas accidentadas o extraviadas, por esa razón en 1967 se crean las Unidades de Esquiadores-Escaladores de la Guardia Civil para encargarse de llevar a cabo esa tarea. En 1981 se reorganiza el Servicio de Montaña creándose los actuales Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM). Es en esa década de los 80 cuando en algunas zonas de los Pirineos una nueva actividad se abre paso: el descenso de barrancos, que requirió la correspondiente evolución de los especialistas en montaña. Ya en la década de los 90 su actividad se extendió a cavidades subterráneas interviniendo en rescates de espeleólogos y espeleobuceadores. Debido a la dificultad orográfica de las zonas de actuación, las acciones de rescate se realizan frecuentemente en colaboración con el Servicio Aéreo de la Guardia Civil. El equipo de Al filo comparte con ellos algunas de las situaciones a las que se suelen enfrentar. Con este capítulo queremos mostrar a la sociedad el espíritu de servicio a la comunidad que muestran los miembros de ese cuerpo.

  • 27:37 08 dic 2018 El ingenio humano ha recorrido un largo camino desde aquel troglodita aficionado a la pesca que se montó sobre un tronco y, con una rama, se impulsó hacia el centro de una masa de agua. Hoy ese ingenio y el avance tecnológico en el diseño de embarcaciones nos permiten una innovadora forma de disfrutar.

  • Ver con las manos

    Ver con las manos

    32:34 01 dic 2018

    32:34 01 dic 2018 Javier Aguilar tiene un grado de ceguera que solo le permite distinguir entre luz y oscuridad, después de participar en los juegos paralímpicos de Sidney en la disciplina de natación, decide abandonar ese deporte y dedicarse a subir montañas. Las primeras ascensiones las realiza en compañía de amigos por las proximidades de Lorca, su lugar de nacimiento. Tras varios años de dedicación empezó a sentir la necesidad de ir un poco más allá y se planteó iniciarse en la escalada, cosa que hizo de la mano de su amigo Damián. Poco a poco se dio cuenta de que esa actividad le atraía lo suficiente como para dedicarse a ella plenamente. Hoy Javier es uno de nuestros mejores representantes en las competiciones de paraescalada que se celebran tanto a nivel nacional como internacional.

  • Los caminos del vacío

    Los caminos del vacío

    27:19 24 nov 2018

    27:19 24 nov 2018 La llamada de los grandes espacios, de las paredes que desafían la gravedad, del vacío... constituye un elemento del que muchos no pueden sustraerse. Julio Verne puso en boca de uno de sus personajes el irresistible atractivo de un vacío que se apoderaba de todo su ser de manera incontrolable. Escribió que nada tenía más fuerza que él; que nada embriagaba más que el abismo. Acurrucado a los pies de inmensas torres de pudinga que en esta región se denominan mallos, se sitúa el bello pueblecito de Riglos. Un lugar marcado por formidables caminos verticales. Ana y Cecilia son dos personas que, junto a David, están atrapadas por esos caminos. Hoy se dan cita aquí para recorrerlos.

  • 27:45 30 dic 2017 Para llegar donde nace el Dudh Kosi, cuyo nombre significa "el río de leche" y describe el color lechoso que cogen las morrenas de la cascada de hielo del Khumbu, hay que remontar un camino que serpentea por las colinas y la lluviosa selva nepalí hasta las mismas pendientes de hielo del glaciar.

  • El silencio blanco

    El silencio blanco

    27:31 23 dic 2017

    27:31 23 dic 2017 La Iditarod es la carrera de trineos tirados por perros más bella y dura de cuantas se celebran en el mundo. Una verdadera aventura en Alaska, donde hombres y perros se enfrentan al Gran Norte a lo largo de 1.800 kilómetros. 'Al filo' viaja hasta esas tierras fronterizas con el Ártico para vivir esta experiencia y recorrer ese territorio como lo hicieron sus primeros exploradores. El equipo busca rendir homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente. Murió aquí en 1980 en un accidente de aviación mientras rodaba la Iditarod junto a dos compañeros de TVE Teodoro Roa y Alberto Mariano Huéscar. Pep Parés es el fundador y organizador de Pirena, la mejor carrera de trineos de perros de Europa, que se celebra anualmente en los Pirineos. Él ha sugerido a Juan Alcina como el hombre idóneo para conocer desde dentro esta verdadera aventura. Por primera vez desde el inicio de la Iditarod en 1973, un español afronta el reto de recorrer con sus perros más de 1.800 kilómetros en el corazón salvaje de Alaska. A partir de Unalakleet, la ruta discurre sobre el mar helado paralela a la costa que baña el mar de Bering. Juan es consciente de que la parte más dura de la Iditarod le aguarda ahí. El equipo abandona este ligar para acercarse hasta donde sufrieron el accidente Félix y sus compañeros. Será la primera etapa de una travesía para rendir homenaje a Félix. Un íntimo viaje de descubrimiento del reino del Silencio Blanco y de lo que supone recorrer estas inmensidades heladas como lo hicieron los primeros hombres que se adentraron en ellas.

  • La última gran carrera

    La última gran carrera

    27:16 16 dic 2017

    27:16 16 dic 2017 La Iditarod es la carrera de trineos tirados por perros más bella y dura de cuantas se celebran en el mundo. Una verdadera aventura en Alaska, donde hombres y perros se enfrentan al Gran Norte a lo largo de 1.800 kilómetros.

  • En las orillas del cielo

    En las orillas del cielo

    27:06 09 dic 2017

    27:06 09 dic 2017 La Mancha ofrece vientos favorables, una extensa planicie sin grandes obstáculos para que el globo despegue y aterrice sin problemas. Además, en su cielo está la zona aeronáutica denominada 'Delta 98' con poco tráfico aéreo civil, que facilita los vuelos. Laureano Casado y el militar Cielo Pérez Cremades, de la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire, intentarán batir el record de España de salto en paracaídas desde alta cota. A la vez se quiere superar el salto en parapente desde un globo que unos años antes realizó Laureano. El objetivo es ascender por encima de los 10.000 metros de altitud.

  • Tierra

    Tierra

    28:36 02 dic 2017

    28:36 02 dic 2017 Edmund Hillary, Tenzing Norgay o los antárticos Roald Amundsen, Robert Falcon Scott y Ernerst Sackleton, son entre otros, los héroes que recorrieron aquellos confines remotos de la Tierra, de gran altitud o inquietud. Se suma Robert Peary que alegó ser la primera persona en llegar al Polo Norte. Everest, Polo Sur y Polo Norte -un trío conocido como los Tres Polos de la Tierra- fue el primer gran reto de 'Al filo de lo imposible'. Como amantes de los grandes espacios de la Tierra, al equipo le atrajo la posibilidad de llegar más alto o recorrer un itinerario más largo por los desiertos helados. El programa buscaba dar un paso más allá y experimentar este viaje a los polos opuestos. Sabían que el Everest, como también el Ártico y la Antártida, apenas apuntaban entonces un proceso de transformación que, por distintos motivos, hoy se ha convertido en un serio peligro de destrucción. En el Everest, el equipo de 'Al filo…' pudo vivir una montaña sin la masificación actual que arrasa con el significado original que tuvo para los héroes. La experiencia adquirida en la expedición al Hielo Patagónico Sur supuso un incentivo que sirvió para acelerar el deseo de alcanzar los Tres Polos, una sucesión de pasos lógicos que se concibió en alianza con el Grupo Militar de Alta Montaña y algunos de los alpinistas más comprometidos y capaces. El Annapurna, fue la primera cumbre que unió a Juanito Oiarzabal con 'Al filo'. A partir de entonces se sucedieron las expediciones conjuntas, la unión de fuerzas tuvo dos objetivos: Juanito quiso dar una segunda vuelta a sus ochomiles, y a la vez se sumaba a la consecución de los catorce de Edurne Pasaban.

  • 27:14 25 nov 2017 Lo que convierte a Groenlandia en un lugar excepcional para la aventura son sus numerosas montañas. Accesibles desde sus fiordos, presentan paredes cuya verticalidad asusta.

  • Agua

    Agua

    27:46 18 nov 2017

    27:46 18 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el medio acuático, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras que nutren nuestra extensa biografía.

  • El sueño de volar

    El sueño de volar

    29:31 11 nov 2017

    29:31 11 nov 2017 Capítulo dedicado al medio aéreo, centrado en la fusión de tres especialidades de vuelo: velero, ala delta y parapente con tres personas conocedoras de cada una de ellas que aportarán su visión profesional: Alfredo Martín, Blay Olmos y José Isidro 'Josito'. Alfredo Martín, parapentista de alto nivel y piloto de velero, aporta la visión del velero pero también la del romanticismo del vuelo libre, expuestas a través de su amplia experiencia en parapente donde ha realizado hasta 348 kilómetros de distancia. Blay Olmos es piloto de ala delta, reconocido a nivel mundial, y recordman español de ala delta y parapente. Este protagonista proporciona el prisma del competidor que busca las marcas; una visión deportiva encarnada por un piloto de la nueva generación con la energía de la juventud. La polivalencia con diferentes disciplinas del parapente (monoplaza, biplaza) la representa José Isidro 'Josito', alpinista y parapentista de distancia y montaña. La participación de Marga Sanz parapentista y David Gutiérrez paracaidista especialista en salto B.A.S.E hace de este capítulo un referente para los amantes del vuelo.

  • Al Filo aire

    Al Filo aire

    28:16 04 nov 2017

    28:16 04 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el aire, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras aéreas que nutren nuestra extensa biografía.

  • 27:56 28 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:07 21 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida . Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:09 05 feb 2017 Pamir, significa en persa " techo del mundo" y en realidad es la unión de las cordilleras del Tian Shan, Karakorum, Kunlun e Indu Kush, situadas al oeste del Himalaya. Cuatro montañeros, Pepe, Emilio, Antonio y Benito, viajan desde la población murciana de Caravaca de la Cruz con el objetivo de conquistar uno de los picos más emblemáticos del nudo del Pamir: el Pico Lenin.

Mostrando 1 de 13 Ver más