Dirigido por: Antonio Perezgrueso

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

2232523 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos  Cervino-Matterhorn. La pirámide de bellas aristas
Transcripción completa

Pisadas

"Hoy vamos a escalar el Matterhorn o, al menos, lo intentaremos".

Cargamos nuestro equipaje de alpinistas en el tren

que nos lleva de Ginebra a Tasch y de ahí a Zermatt,

donde, altivo y aislado, se levanta de manera casi salvaje.

Cuatro caras y cuatro aristas que apuntan al cielo

y conforman una montaña de 4478 metros

y genio piramidal.

Un tótem de roca y nieve con dos cimas,

una para Suiza, el Matterhorn,

y otra para Italia, el Cervino,

que por alguna mágica razón geológica

quedó escindido de cumbres vecinas que le hagan sombra.

Por eso es tan elegante y cónico.

Por eso fue tan magnético para los pioneros del alpinismo.

Después de casi 150 años de la primera y trágica ascensión

por Whymper y sus guías,

escalarlo sigue sin resultar fácil.

Tampoco es difícil

si elegimos entre sus rutas más clásicas.

Una de ellas será nuestro objetivo:

la arista Zmutt,

abierta en 1879 por el indómito Mummery cuando tenía 24 años.

Allí, sus guías, Burgener, Gentinetta y Petrus,

pusieron la experiencia

y Mummery, el coraje de afrontar uno de los hitos de la historia alpina.

Hoy, "su reto es el sueño que nos activa a ponernos en movimiento

para seguir sus pasos,

para sentir la emoción de poner manos y pies donde lo hizo él".

Soy Joan Quintana, tengo 53 años.

Y los últimos 37 años

los he dedicado a mi actividad favorita:

la práctica del alpinismo.

Hoy nos encontramos en el corazón de la Suiza central,

en el macizo del Valais.

Y, detrás, tenemos el Matterhorn,

una de las montañas más impresionantes,

que ha marcado mi trayectoria como escalador.

Soy Xavi Ayuso.

Llevo casi 30 años escalando y haciendo montaña.

En los últimos años, me he especializado en cascadas de hielo.

Pero disfruto con cualquier actividad que se realice en montaña.

Me encanta la montaña.

Soy José Isidro Gordito.

¿Cómo puedo definirme?

Me encantan las actividades que se hacen en la montaña, como el vuelo.

El alpinismo me ha enseñado a vivir la vida.

Como aproximación terapéutica,

hemos tomado algunos trenes

que, desde Zermatt, nos llevan a las cumbres próximas

y que, con sencillas excursiones, aptas para todos los públicos,

nos permiten ver desde más cerca

el Matterhorn, que nos espera.

Para bajar,

mientras unos preferimos descender caminando

por los senderos que nos devuelven al valle,

dejamos que José Isidro compara el silencio de los pájaros.

Exultante, como Juan Salvador Gaviota,

cuando descubrió que el vuelo de la vida

no es una obligación ni una rutina.

Aunque no sintamos su pasión por el parapente,

todos sabemos que cada vuelo, cada escalada,

son razones que nos dan la vida.

De alguna manera, le envidiamos,

y más una vez que ha resuelto bien el complicado aterrizaje

en los altos prados de Zermatt,

una turística villa alpina que vamos a recorrer.

Primero veremos el hotel Monte Rosa.

De aquí salió Whymper en la primera ascensión al Cervino.

Luego iremos al museo. -De acuerdo.

-Mira.

-¿Por dónde vamos?

-¿Vamos al cementerio a ver a algún ilustre?

-Creo que aquí está enterrado Carrel.

-¿Sí? -Sí.

-Y nos explicas. -Claro.

-Vamos al cementerio.

-Conoceremos la historia de la montaña.

-Antes de subir os llevaré a un sitio donde tienen butifarra.

Y hacen unos bocatas cojonudos.

La más célebre villa del Valais acoge a montañeros y turistas,

tanto a los que quieren escalar alguno de los cuatromiles próximos

como para los que quieren recorrer sus senderos.

Libre de vehículos a motor,

paseamos por sus calles empedradas

que pisado los alpinistas desde el siglo XIX.

Algunos forman parte de su historia.

El Matterhorn preside un día espléndido,

sin su famosa muda enroscada.

-Ahí tenemos a Whymper.

Es la placa homenaje de Whymper.

Realmente, Whymper...

Sin Whymper y sin otros alpinistas en esa época

este deporte no sería lo que es.

Visionarios como él, que en el siglo XIX empezaron a investigar

la posibilidad de subir montañas como el Cervino,

nos han permitido llegar hoy a donde estamos.

Una historia de una gran actividad.

-Es el punto de partido de donde salió para conquistar el Cervino.

-Es el hotel Monte Rosa.

El hotel es de familia Seiler, de Zermatt.

En aquel momento, era el único hotel de Zermatt.

Era un hostal.

Él buscó sus guías aquí.

Y el padre de la familia Seiler

buscó a los mejores guías que le pudieran acompañar.

Este hotel es muy histórico.

Yo trabajé como guía.

Y traía a mis clientes al Monte Rosa.

Salir del mismo lugar del que salió Whymper es un sueño.

Subterráneo, bajo una pirámide de cristal,

el Museo del Matterhorn es el lugar con el que Zermatt

deja para los visitantes testimonio del paso de la historia.

Casi estremece sumergirse entre viejas y fieles reconstrucciones

de antiguas cabañas, paredes y vitrinas

que hablan de tiempos remotos.

Y, entre este viejo mundo debajo del mundo,

como una Atlántica sumergida,

no dejamos de buscar la montaña que venimos a escalar.

Este es un trozo de la cuerda original, que recuperaron después,

de la primera ascensión.

La llevaban los guías y Whymper.

Es de siete milímetros.

-Es muy fina. -Sí.

-Es increíble. -Está muy bien tejida.

Fijaos, ¿eh?

-Pero ¿qué puede aguantar esta cuerda?

-Con la capacidad que tenía...

-Yo no lo probaría.

14 de julio de 1865.

Edward Whymper tenía solo 25 años

y tanta pasión alpina como para querer ser el primero

que subía al Matterhorn.

Sube en cordado siguiendo a sus guías:

Michel Croz y los Taugwalder, padre e hijo,

junto con tres compatriotas.

Consiguen hacer cumbre por la arista Hörnli.

Pero, al bajar, la alegría dará paso a la desesperación.

Un miembro de la cordada cae.

En su caída, arrastra a los demás.

Uno, dos, tres, cuatro.

Finalmente, la cuerda se partió.

Al otro lado, solo quedaron los 3 últimos:

Whymper y los Taugwalder.

El Matterhorn había sido conquistado a un precio muy alto.

Tres días después, Carrel, con solo un compañero,

conseguía escalar la arista Lion.

La historia de la primera había concluido.

Carrel es otro personaje importante de la historia del Matterhorn.

Guía italiano y muy experimentado en escalada,

había intentado en varias ocasiones ascender a la cumbre.

Pero, en un último instante,

informado de que en la vertiente suiza

está Whymper preparando la escalada,

decide acometer desde la vertiente italiana, desde Cervinia,

la escalada por la arista de Lion,

una de las grandes ascensiones.

-La historia de Carrel, unida a la de la historia de Lion,

es la historia de una rivalidad nacional.

Italia contra Suiza e Inglaterra, representada por Whymper,

en pos de una cumbre mágica,

la del Cervino por Italia, Matterhorn por Suiza.

Las dos aristas que enfrentaron a estos personajes

son de trazado acrobático.

Pero debo decir

que, habiendo pasado por las dos aristas, la italiana y la suiza,

le tengo cariño a la italiana.

Es muy bella y tiene un trazado acrobático.

Y debo reconocer la visión de Carrel para ello.

La Hörnli, más frecuentada y más sencilla,

tal vez no sea tan estética.

Hay que reconocerle ese mérito a Carrel.

Para un alpinista, visitar el museo significa enfrentar dos mundos.

Cuesta imaginar cómo resolvían las dificultades de rutas,

como la Hörnli, la Lion o la Zmutt,

con el material del siglo XIX.

Gran coraje el de esos guías, como los de Whymper,

Michel Croz o los Taugwalder,

o el de Mummery, el supersticioso Alexander Burgener,

que debían su vida y gran parte de su valía

a no soltarse jamás de ningún agarre,

a no perder nunca a ningún cliente.

Entre todos, el Matterhorn tiene su guía de leyenda:

Ulrich Inderbinen, el Rey de los Alpes,

un hombre sencillo que comenzó a guiar en 1921.

Y en 1990, con 90 años,

condujo su última escalada.

Había subido esta montaña, al menos 370 veces.

"Nunca me aburrí", dijo.

"Solo me sentía así cuando mis clientes marchaban muy despacio".

Inderbinen siguió guiando hasta los 98 años

y falleció con 104.

Es el momento de tomar el teleférico que nos llevará al refugio Hörnli,

primera etapa,

mientras contemplamos montañas que también queremos subir o bajar

porque nuestra vida es alpinismo.

Yo escalo montañas

porque para mí la montaña es un espacio de libertad.

Hago lo que quiero.

-El Matterhorn es una montaña fantástica.

Llevo intentando poder escalarla desde hace más de 30 años.

Desde ya bien pequeño,

en las portadas de los lápices de colores,

veía la silueta y pensaba: "Quiero escalarla".

Y, 30 años después, he tenido la oportunidad de realizar mis sueños.

Es una montaña clave en la historia del alpinismo.

-Hörnli...,

la cresta es auténticamente larga.

-El alpinismo tiene una gran virtud,

la de seguir los pasos de los pioneros.

Eso hace que se valore más la ascensión.

Cuando se escala una ruta trazada hace más de un siglo,

siguiendo a Mummery,

y se desciende por otra trazada también hace mucho,

das más valor a la ascensión.

Y eso hace que valores tu papel en este momento

en la historia del alpinismo.

-A principios de 2000, tuve un accidente de moto.

Y, curiosamente, eso me hizo abandonar

la actividad de nivel que estaba realizando.

En una primera etapa, me sentí frustrado

porque no podía seguir con mis escaladas,

pero me he adaptado muy bien.

Hay más variables en la montaña.

Puedo seguir yendo a la montaña.

Puedo hacer otro tipo de actividades y me siento muy contento.

-Ascender una arista como la Zmutt y descender por la arista Hörnli

puede parecer que no tiene valor,

teniendo en cuenta el nivel alcanzado.

Pero, si se atiende

a que es una montaña de 4400 metros,

con aristas muy largas y con 1200 metros de desnivel,

hay que invertir muchas horas.

El compromiso y los objetivos son muchos.

Se puede vivir un cambio de tiempo, un cambio drástico meteorológico.

Eso pondría en riesgo la cordada.

Hoy hay que conceder ese valor y no menospreciar estas ascensiones,

a pesar de que vemos que el número de su dificultad sea muy bajo.

-La arista Zmutt al Cervino,

sin ser de una dificultad alta,

es una ruta de grado medio,

pero tiene una exposición y un compromiso bastante elevados.

Esto hace que sea una ascensión seria.

Y la tienes que tomar como lo que es:

una grande ascensión alpina.

En caso de mal tiempo, la retirada es muy complicada.

Pondrías en serios apuros a la cordada que esté metida en esta vía.

El camino que sube al refugio Hörnli

nos recuerda las palabras del guía Gaston Rébuffat,

refiriéndose al Matterhorn:

"La más bella escombrera del mundo".

Es cierto que la calidad de su roca

deja mucho que desear.

pero se compensa con la calidad de su ascensión.

Después de cruzarnos con muchos alpinistas y senderistas,

hacemos la primera parada.

Bueno, chicos, ya estamos.

-3200 metrillos, lugar magnífico.

-Al pie de la arista Hörnli. -Bien.

-Están de obras.

-Las nubes han evolucionado.

Tenemos buena "mete" para mañana. -Sí.

-¡Quién lo diría!

-Un paisaje maravilloso.

Tenemos el Monte Rosa,

el Breithorn, el Liskamm, el Cástor, un lugar magnífico.

-¿Es tuyo?

La tarde anterior es siempre el momento

de la última revisión y preparación

de todo nuestro material para la escalada.

Las mochilas quedarán listas,

así como las cuerdas, crampones, piolets

y el material de aseguramiento en roca y en hielo,

para realizar la ascensión con garantías de seguridad.

El bullicio del frecuentado refugio Hörnli,

en continuo movimiento,

contrasta con la soledad que nos espera mañana.

-La historia del refugio

está estrechamente ligada con la historia del Matterhorn.

La primera ascensión del Matterhorn

fue en el año 1865.

Siempre venía mucha gente por aquí para hacer el Matterhorn,

por la ruta Hörnli.

Y en el año 1880 construyeron un pequeño refugio.

Siempre venía más y más gente.

Construyeron otra vez un refugio nuevo

en el año 1880.

En el año 1911 construyeron la cabaña blanca que vemos aquí detrás.

Tenemos sitio para 170 personas,

de momento.

Pero ahora vamos a reconstruir la cabaña.

Y vamos a hacerla un poco más nueva,

un poco más moderna, con aseos, con duchas...

La ruta normal en el Matterhorn es la Hörnli.

Es la más fácil de hacer.

Y esta ruta la hacen casi 3000 personas en verano,

desde julio hasta septiembre.

Luego, en invierno, se hace también la Hörnli, la cara norte, el Zmutt,

que también se puede hacer en junio y desde octubre a diciembre.

La otra parte es la Furggen, la más difícil,

que solo la hacen los especialistas.

Como todas las grandes montañas,

el Matterhorn se comienza a escalar de noche.

Una vez más, cumplimos con la regla alpina que dice:

"Camina de cara al día para no acabar de cara a la noche".

Aun así, en montaña como en la vida,

a veces, las cosas no salen como está previsto.

Y al día le faltan horas

o ponen inconvenientes que nos obligan a replantear el objetivo

o invitan a pasar una noche en pared sin quererlo,

al menos por nosotros no será.

A la luz de las frontales,

el camino que nos separa del inicio de la escalada a la arista Zmutt

se concentra en poner un pie en un foco de luz

arropado por el de los compañeros.

Estamos acostumbrados y sabemos que la noche es traicionera.

Esto es así desde que existe el alpinismo.

Nuestro predecesores, Mummery, Burgerner, Gentinetta y Petrus,

salían a las 4:15 de la madrugada,

134 años antes que nosotros.

Y no habían dormido en un refugio,

sino vivaqueando bajo mantas al pie de la montaña.

Me he caído antes.

Me he torcido el pie izquierdo. Me duele mucho.

Y hemos decidido que no era oportuno que yo continuase.

Un compañero de cámara

me va a sustituir en la escalada.

Creo que tendrán una buena ascensión.

Es la decisión correcta.

En otro lugar, donde le esperaran peligros objetivos,

no le habríamos dejado descender solo

y habríamos puesto fin a la actividad.

Pero aquí le acompaña el equipo de apoyo.

La luz en la montaña es sinónimo de alegría.

Estamos en la primera gran vía abierta,

en este caso impulsada por Albert Frederick Mummery.

Hoy, su figura es indiscutible.

Se le reconoce como la referencia final en los debates éticos

sobre las ascensiones más limpias, ligeras, honestas,

las que se basan en hacer más con menos

en su británico "by fair means" o, al menos, en intentarlo.

En un juego de palabras, el futuro está en volver al pasado,

pero no a cualquier pasado, retornar a Mummery,

alguien del XIX que enseña cómo subir montañas al siglo XXI.

Pero el Mummery de la Zmutt aún no estaba preparado

para inspirar a los mejores de las generaciones posteriores

ni a renunciar a los guías y asumir la dirección de sus riesgos,

aunque apuntaba maneras.

Aquí no era más que un rico cliente inexperto

por más que hubiera escalado el Cervino con 15 años,

solo 6 después de las ascensiones de Whymper y Carrel.

Sin embargo, tan descarado como educado,

con sus estudios de economía y su flema británica

supo engañar a dos guías locales,

como Burgener y Gentinetta, para no descender antes de empezar.

Tan impasible y convencido, tan inmune a las nubes,

se mostró con su predicción de buen tiempo para mañana,

que sus cicerones llegaron a creer

que tenía conocimientos ocultos sobre meteorología.

Mientras, con la madurez de sus 24 años,

hacía gala de paciencia alpina

y guardaba la corrosiva inquietud

que precede a una gran ascensión,

más aún si es para entrar en una vía

donde no sabían si vencerían sus dificultades

que, entonces, rayaban lo imposible,

más aún si en el fondo no sabía

si el tiempo, en contra de su apuesta,

les podría arrojar con toda su furia de la pared,

aunque no en un "sálvese quien pueda",

como los que se aprecian en el "exonerismo" actual,

sino unidos por la cuerda

en un "salvémonos todos juntos" como pauta del alpinismo clásico.

Hoy podemos estar casi seguros de que si Mummery se hubiera retirado,

la arista Zmutt habría sido abierta

por su competidor William Penhall.

Con sus guías, Penhalll se había retirado

por un cambio de tiempo dos días antes

e hizo cumbre una hora después,

abriendo la cara oeste y bautizando la Couloir Penhall en su honor.

Mummery y los suyos también se mostraron como caballeros,

intentando no tirar piedras

que pudieran alcanzar a la cordada que pensaban les seguía.

A diferencia de lo que estará ocurriendo en la arista Hörnli,

con muchos pretendientes, solo nosotros escalamos la Zmutt.

Esto añade un placer y un compromiso adicional.

Aunque, a menudo, la montaña perdona,

los errores pueden pagarse caros y de manera instantánea,

por lo que nos esforzamos en no cometerlos.

Al igual que se esforzaron los primeros para superar sin caídas,

una caída habría arrastrado a toda la cordada.

Tramos de roca empinada

o pendientes de piedras unidas por el hielo

y cubiertas de traicionera nieve polvo,

donde Burgener subió de primero con la cuerda

y el último, Gentinetta, desencordado,

para que un resbalón de sus predecesores

no le arrastrara también

y que al menos uno pudiera contarlo.

Y si él caía,

¿lo contarían los otros?

Hemos intentado subir deprisa donde el terreno lo permitía,

escalando de manera simultánea en técnica de ensamble,

pero en los pasos clave es necesario detenerse,

montar una reunión tan sólida como sea posible

y asegurar los siguientes movimientos del compañero

para detenerle en caso de caída.

También aprovechamos algún material fijo instalado,

una ayuda con la que Mummery y los suyos no contaron.

Atravesamos por la nieve de la cara oeste

para seguir ganando altura.

Mientras la luz da paso a la oscuridad

y la alegría a la preocupación,

nos emboscamos en la nube que se abraza siempre a la montaña.

Nuestra esperanza de un día glorioso de claridad y paisaje

se desvanece con la misma velocidad

con que nuestro interés por descender aumenta.

Ahí está la cumbre.

Y a ella nos dirigimos con cautela,

asombrados por la fortaleza que mostraron

todos los pioneros del siglo XIX,

alpinistas y guías que abrieron estos senderos verticales

que tenemos el privilegio de recorrer.

Tocamos la cruz mientras recordamos otras ocasiones

en las que ya hemos estado aquí.

Y, sabiendo que las circunstancias nos obligan a bajar deprisa,

por un instante, sentimos

que ya soñamos con volar a nuevos horizontes.

Al filo de lo imposible - Cervino-Matterhorn. La pirámide de bellas aristas

27:58 15 dic 2013

 El Matterhorn o Cervino (4.478 m) es, sin duda, la montaña más espectacular de Europa y una de las más impresionantes del mundo, por lo que genera un incesante tráfico de turistas y alpinistas desde el siglo XIX.

 El Matterhorn o Cervino (4.478 m) es, sin duda, la montaña más espectacular de Europa y una de las más impresionantes del mundo, por lo que genera un incesante tráfico de turistas y alpinistas desde el siglo XIX.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Cervino-Matterhorn. La pirámide de bellas aristas " ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Cervino-Matterhorn. La pirámide de bellas aristas "
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. JoseMi

    Cervino o Matterhorn, la llames como la llames, es una montaña que todo alpinista deseamos escalar. Despues del Montblanc, la mas alta de los Alpes, me falta esta, la mas bella de los Alpes... y quizas del mundo entero...

    07 mar 2016

Los últimos 255 documentales de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:08 16 feb 2020 35 horas, 64 kilómetros a más de 4.500 metros de altitud. Una dura travesía no apta para cualquiera, solo para cuatro embajadores del alpinismo: la alemana Elisa Deutschmann, el francés Pierre Vignaux, la andorrana Stefi Troguet y Ferrán Latorre,14 años siendo el cámara del programa 'Al filo de lo imposible' y con 13 'ochomiles' coronados.

  • La exploración polar

    La exploración polar

    57:26 04 ene 2020

    57:26 04 ene 2020 En este comienzo de 2020 buscamos inspiración en los héroes que arriesgaron sus vidas para ampliar el conocimiento de las inhóspitas regiones polares de nuestro planeta. El explorador y creador de Al filo de lo imposible, Sebastián Álvaro, recuerda a los pioneros y comparte experiencias propias de sus travesías por la Antártida y el Polo Norte. Participa también en la conversación Jose Mari Azpiazu, montañero y coautor de La vida en los confines de la Tierra. Vivencias de exploradores polares para inspirar nuestro día a día. Con ambos aventureros evocamos la magia de los gélidos parajes recogidos en su libro. Mención especial merece la carrera por la conquista del Polo Sur entre el malogrado británico Robert Falcon-Scott y el noruego Roald Amundsen; el científico Javier Cacho nos recuerda dicho episodio histórico. También rememoramos la hazaña de supervivencia llevada a cabo por Ernest Shakleton y algunos turbios avatares ligados a la exploración del Ártico.

  • Monográfico: Ríos

    Monográfico: Ríos

    29:42 29 dic 2018

    29:42 29 dic 2018 El interés por los ríos nos llegó de la mano de Antxon Arza, cuando en uno de los primeros rodajes de la serie, al que asistió por cosas del azar, nos contó que se dedicaba a bajar ríos de aguas bravas en kayak. La pasión que mostraba describiendo la actividad nos animó a probar y muy pronto nos embarcamos en un proyecto que contemplaba descensos por varios ríos del Pirineo. Aquella experiencia sirvió para descubrir que Al filo de lo imposible podía plantearse el descenso de otros ríos, dentro o fuera de la Península Ibérica. Así que dimos el salto a Chile atraídos por la información que disponíamos de uno de los más bravos del país: El Bío Bío. Más tarde llegó el Indo en Pakistán, el Zambeze en Zimbabue y otros que hicieron aumentar el currículo del que damos cuenta en este capítulo.

  • Monográfico: Desiertos

    Monográfico: Desiertos

    28:32 22 dic 2018

    28:32 22 dic 2018 En este capítulo hacemos un repaso de las expediciones que el equipo del programa ha llevado a cabo en los más de treinta años de historia. Desiertos como el Sahara, el Taklamakán, o el Líbico son lugares de la tierra donde la presencia humana escasea, en alguno de ellos solo la actividad turística se asoma a las puertas. En nuestro caso quisimos ir más allá, sentíamos curiosidad por descubrir que era lo que atraía a exploradores del siglo XIX y principios del XX, hombres como Sven Heden que exploró el Taklamakán o Ladslo Almasy, uno de los últimos exploradores románticos del XX a quien los beduinos del Sahara llamaban “Padre de las arenas” escribió, "Amo la infinita extensión de temblorosos espejismos, las cadenas de dunas como rígidas olas del mar. Y amo la simple vida de un campamento primitivo en el frío gélido, a la luz de las estrellas de la noche y en las calurosas tormentas de arena". Asumimos el calor asfixiante, las largas jornadas caminando y nos adentramos en esos desiertos donde dejamos que el espacio nos asombrara, para aceptar la lección de humildad que nos ofrecieron sus paisajes descarnados y brutales.

  • GREIM, la esperanza verde

    GREIM, la esperanza verde

    27:18 15 dic 2018

    27:18 15 dic 2018 El aumento de las actividades al aire libre durante la década de 1960 trajo consigo la necesidad de rescatar a personas accidentadas o extraviadas, por esa razón en 1967 se crean las Unidades de Esquiadores-Escaladores de la Guardia Civil para encargarse de llevar a cabo esa tarea. En 1981 se reorganiza el Servicio de Montaña creándose los actuales Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM). Es en esa década de los 80 cuando en algunas zonas de los Pirineos una nueva actividad se abre paso: el descenso de barrancos, que requirió la correspondiente evolución de los especialistas en montaña. Ya en la década de los 90 su actividad se extendió a cavidades subterráneas interviniendo en rescates de espeleólogos y espeleobuceadores. Debido a la dificultad orográfica de las zonas de actuación, las acciones de rescate se realizan frecuentemente en colaboración con el Servicio Aéreo de la Guardia Civil. El equipo de Al filo comparte con ellos algunas de las situaciones a las que se suelen enfrentar. Con este capítulo queremos mostrar a la sociedad el espíritu de servicio a la comunidad que muestran los miembros de ese cuerpo.

  • 27:37 08 dic 2018 El ingenio humano ha recorrido un largo camino desde aquel troglodita aficionado a la pesca que se montó sobre un tronco y, con una rama, se impulsó hacia el centro de una masa de agua. Hoy ese ingenio y el avance tecnológico en el diseño de embarcaciones nos permiten una innovadora forma de disfrutar.

  • Ver con las manos

    Ver con las manos

    32:34 01 dic 2018

    32:34 01 dic 2018 Javier Aguilar tiene un grado de ceguera que solo le permite distinguir entre luz y oscuridad, después de participar en los juegos paralímpicos de Sidney en la disciplina de natación, decide abandonar ese deporte y dedicarse a subir montañas. Las primeras ascensiones las realiza en compañía de amigos por las proximidades de Lorca, su lugar de nacimiento. Tras varios años de dedicación empezó a sentir la necesidad de ir un poco más allá y se planteó iniciarse en la escalada, cosa que hizo de la mano de su amigo Damián. Poco a poco se dio cuenta de que esa actividad le atraía lo suficiente como para dedicarse a ella plenamente. Hoy Javier es uno de nuestros mejores representantes en las competiciones de paraescalada que se celebran tanto a nivel nacional como internacional.

  • Los caminos del vacío

    Los caminos del vacío

    27:19 24 nov 2018

    27:19 24 nov 2018 La llamada de los grandes espacios, de las paredes que desafían la gravedad, del vacío... constituye un elemento del que muchos no pueden sustraerse. Julio Verne puso en boca de uno de sus personajes el irresistible atractivo de un vacío que se apoderaba de todo su ser de manera incontrolable. Escribió que nada tenía más fuerza que él; que nada embriagaba más que el abismo. Acurrucado a los pies de inmensas torres de pudinga que en esta región se denominan mallos, se sitúa el bello pueblecito de Riglos. Un lugar marcado por formidables caminos verticales. Ana y Cecilia son dos personas que, junto a David, están atrapadas por esos caminos. Hoy se dan cita aquí para recorrerlos.

  • 27:45 30 dic 2017 Para llegar donde nace el Dudh Kosi, cuyo nombre significa "el río de leche" y describe el color lechoso que cogen las morrenas de la cascada de hielo del Khumbu, hay que remontar un camino que serpentea por las colinas y la lluviosa selva nepalí hasta las mismas pendientes de hielo del glaciar.

  • El silencio blanco

    El silencio blanco

    27:31 23 dic 2017

    27:31 23 dic 2017 La Iditarod es la carrera de trineos tirados por perros más bella y dura de cuantas se celebran en el mundo. Una verdadera aventura en Alaska, donde hombres y perros se enfrentan al Gran Norte a lo largo de 1.800 kilómetros. 'Al filo' viaja hasta esas tierras fronterizas con el Ártico para vivir esta experiencia y recorrer ese territorio como lo hicieron sus primeros exploradores. El equipo busca rendir homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente. Murió aquí en 1980 en un accidente de aviación mientras rodaba la Iditarod junto a dos compañeros de TVE Teodoro Roa y Alberto Mariano Huéscar. Pep Parés es el fundador y organizador de Pirena, la mejor carrera de trineos de perros de Europa, que se celebra anualmente en los Pirineos. Él ha sugerido a Juan Alcina como el hombre idóneo para conocer desde dentro esta verdadera aventura. Por primera vez desde el inicio de la Iditarod en 1973, un español afronta el reto de recorrer con sus perros más de 1.800 kilómetros en el corazón salvaje de Alaska. A partir de Unalakleet, la ruta discurre sobre el mar helado paralela a la costa que baña el mar de Bering. Juan es consciente de que la parte más dura de la Iditarod le aguarda ahí. El equipo abandona este ligar para acercarse hasta donde sufrieron el accidente Félix y sus compañeros. Será la primera etapa de una travesía para rendir homenaje a Félix. Un íntimo viaje de descubrimiento del reino del Silencio Blanco y de lo que supone recorrer estas inmensidades heladas como lo hicieron los primeros hombres que se adentraron en ellas.

  • La última gran carrera

    La última gran carrera

    27:16 16 dic 2017

    27:16 16 dic 2017 La Iditarod es la carrera de trineos tirados por perros más bella y dura de cuantas se celebran en el mundo. Una verdadera aventura en Alaska, donde hombres y perros se enfrentan al Gran Norte a lo largo de 1.800 kilómetros.

  • En las orillas del cielo

    En las orillas del cielo

    27:06 09 dic 2017

    27:06 09 dic 2017 La Mancha ofrece vientos favorables, una extensa planicie sin grandes obstáculos para que el globo despegue y aterrice sin problemas. Además, en su cielo está la zona aeronáutica denominada 'Delta 98' con poco tráfico aéreo civil, que facilita los vuelos. Laureano Casado y el militar Cielo Pérez Cremades, de la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire, intentarán batir el record de España de salto en paracaídas desde alta cota. A la vez se quiere superar el salto en parapente desde un globo que unos años antes realizó Laureano. El objetivo es ascender por encima de los 10.000 metros de altitud.

  • Tierra

    Tierra

    28:36 02 dic 2017

    28:36 02 dic 2017 Edmund Hillary, Tenzing Norgay o los antárticos Roald Amundsen, Robert Falcon Scott y Ernerst Sackleton, son entre otros, los héroes que recorrieron aquellos confines remotos de la Tierra, de gran altitud o inquietud. Se suma Robert Peary que alegó ser la primera persona en llegar al Polo Norte. Everest, Polo Sur y Polo Norte -un trío conocido como los Tres Polos de la Tierra- fue el primer gran reto de 'Al filo de lo imposible'. Como amantes de los grandes espacios de la Tierra, al equipo le atrajo la posibilidad de llegar más alto o recorrer un itinerario más largo por los desiertos helados. El programa buscaba dar un paso más allá y experimentar este viaje a los polos opuestos. Sabían que el Everest, como también el Ártico y la Antártida, apenas apuntaban entonces un proceso de transformación que, por distintos motivos, hoy se ha convertido en un serio peligro de destrucción. En el Everest, el equipo de 'Al filo…' pudo vivir una montaña sin la masificación actual que arrasa con el significado original que tuvo para los héroes. La experiencia adquirida en la expedición al Hielo Patagónico Sur supuso un incentivo que sirvió para acelerar el deseo de alcanzar los Tres Polos, una sucesión de pasos lógicos que se concibió en alianza con el Grupo Militar de Alta Montaña y algunos de los alpinistas más comprometidos y capaces. El Annapurna, fue la primera cumbre que unió a Juanito Oiarzabal con 'Al filo'. A partir de entonces se sucedieron las expediciones conjuntas, la unión de fuerzas tuvo dos objetivos: Juanito quiso dar una segunda vuelta a sus ochomiles, y a la vez se sumaba a la consecución de los catorce de Edurne Pasaban.

  • 27:14 25 nov 2017 Lo que convierte a Groenlandia en un lugar excepcional para la aventura son sus numerosas montañas. Accesibles desde sus fiordos, presentan paredes cuya verticalidad asusta.

  • Agua

    Agua

    27:46 18 nov 2017

    27:46 18 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el medio acuático, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras que nutren nuestra extensa biografía.

  • El sueño de volar

    El sueño de volar

    29:31 11 nov 2017

    29:31 11 nov 2017 Capítulo dedicado al medio aéreo, centrado en la fusión de tres especialidades de vuelo: velero, ala delta y parapente con tres personas conocedoras de cada una de ellas que aportarán su visión profesional: Alfredo Martín, Blay Olmos y José Isidro 'Josito'. Alfredo Martín, parapentista de alto nivel y piloto de velero, aporta la visión del velero pero también la del romanticismo del vuelo libre, expuestas a través de su amplia experiencia en parapente donde ha realizado hasta 348 kilómetros de distancia. Blay Olmos es piloto de ala delta, reconocido a nivel mundial, y recordman español de ala delta y parapente. Este protagonista proporciona el prisma del competidor que busca las marcas; una visión deportiva encarnada por un piloto de la nueva generación con la energía de la juventud. La polivalencia con diferentes disciplinas del parapente (monoplaza, biplaza) la representa José Isidro 'Josito', alpinista y parapentista de distancia y montaña. La participación de Marga Sanz parapentista y David Gutiérrez paracaidista especialista en salto B.A.S.E hace de este capítulo un referente para los amantes del vuelo.

  • Al Filo aire

    Al Filo aire

    28:16 04 nov 2017

    28:16 04 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el aire, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras aéreas que nutren nuestra extensa biografía.

  • 27:56 28 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:07 21 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida . Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:09 05 feb 2017 Pamir, significa en persa " techo del mundo" y en realidad es la unión de las cordilleras del Tian Shan, Karakorum, Kunlun e Indu Kush, situadas al oeste del Himalaya. Cuatro montañeros, Pepe, Emilio, Antonio y Benito, viajan desde la población murciana de Caravaca de la Cruz con el objetivo de conquistar uno de los picos más emblemáticos del nudo del Pamir: el Pico Lenin.

Mostrando 1 de 13 Ver más