arriba Ir arriba

Achmad al Mahdi al Faqi, alias "Abu Turab" y primer acusado de crímenes de guerra por la destrucción de bienes patrimonio de la humanidad en Tombuctú (Mali), se ha declarado culpable ante la Corte Penal Internacional (CPI) en el juicio que ha comenzado este lunes.

Entre los monumentos que Al Mahdi, presunto integrante del movimiento terrorista Ansar al Din, habría destruido o ayudado a destruir en 2012 figuran nueve mausoleos y la mezquita y madraza de Sidi Yahya, del siglo XV, en la mítica Tombuctú.

"Con gran pesar debo presentar mi culpabilidad. Todos los cargos que se me imputan son precisos y correctos", ha señalado en una declaración el acusado, quien ha asegurado que siente un "gran dolor" por los hechos cometidos y pidió perdón a la población de Mali y a la comunidad internaciona

  • La magistrada propone juzgar a la actual tesorera y gerente, Carmen Navarro
  • También lleva al banquillo al asesor jurídico Durán y al jefe informático
  • Les atribuye supuestos delitos de daños informáticos y encubrimiento
  • El PP recurrirá la decisión de la juez que quiere sentarle en el banquillo
  • Lee el auto sobre el borrado de los ordenadores de Bárcenas (.PDF)

La líder del movimiento feminista Femen, Laura Alcázar, ha declarado este martes en el juicio por irrumpir semidesnuda en una marcha "provida" el 17 de noviembre de 2013 en Madrid que los manifestantes 'provida' las golpearon con paraguas, las zarandearon y las rociaron con espray.
Así lo ha señalado en la vista oral que se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 19 de Madrid por la causa abierta a Alcázar y a otras cuatro activistas de Femen, detenidas en 2013 por exhibicionismo en una manifestación antiabortista en la que proclamaron mensajes favorables al aborto con sus torsos desnudos.
"En ningún momento agredíamos ni a las personas allí presentes ni a la Policía. Queríamos protegernos a nosotras mismas porque fuimos atacadas", ha explicado Alcázar al juez.

La Audiencia de Barcelona ha condenado al jugador del FC Barcelona Lionel Messi y a su padre, Jorge Horacio Messi, a 21 meses de prisión para cada uno de ellos por tres delitos contra la Hacienda Pública entre los años 2007 y 2009. El futbolista y su padre ya han anunciado que recurrirán al Tribunal Supremo, porque consideran que la sentencia "no es correcta".