arriba Ir arriba

Los cinco acusados de haber violado a una mujer en los pasados sanfermines llevan un año en prisión provisional. Según ellos, la relación fue consentida, pero la víctima asegura que fue introducida a la fuerta en un portal y obligada a mantener relaciones sexuales. Los detenidos tenían un grupo de WhatsApp donde se hacían llamar "la manada". Según el auto, a través de él intercambiaron grabaciones y fotografias que hicieron con sus móviles durante el acto. Esta prueba será clave para que el juez determine su culpabilidad. Todavía no hay fecha para el juicio. La fiscalía pide para ellos 22 años y 10 meses de prisión.