arriba Ir arriba

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, que investiga el caso Erial, ha ordenado prisión incondicional y sin fianza para el expresident de la Generalitat Valenciana y exministro Eduardo Zaplana por riesgo de fuga y de destrucción de pruebas. La juez ha dejado en libertad con medidas cautelares a los empresarios Vicente y José Cotino, sobrinos del ex director general de la Policía y expresidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino.

La Audiencia Nacional ha condenado al extesorero del PP Luis Bárcenas a 33 años y cuatro meses de cárcel y a su mujer, a 15 años, en el juicio principal del caso Gürtel, cuyo cabecilla, Francisco Correa, obtiene la pena más alta, 51 años y 11 meses de prisión. Además, el PP es condenado por su principal caso de corrupción en una sentencia que incluye penas que suman un total de 351 años de prisión para 29 de los 37 acusados. Así, el Partido Popular ha sido condenado, como persona jurídica, a pagar 245.492 por lucrarse de la trama Gürtel a través de sus exalcaldes en Majadahonda y Pozuelo, Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda, y a la exmujer de este último, la exministra Ana Mato, al pago de 27.857 euros por beneficiarse de los regalos que su exmarido obtuvo de la red corrupta.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dictado una sentencia de más de 1.600 folios, tras el juicio por la Época I del caso Gürtel (1999 a 2005), en la que, además, se acredita que el PP tenía una "caja B"- una "estructura financiera y contable paralela a la oficial"- desde, al menos, el año 1989. Los jueces consideran que los acusados del caso cometieron delitos de asociación ilícita, fraude a la administración pública, cohecho (activo y pasivo), falsedad en documento mercantil, malversación de caudales públicos, prevaricación, blanqueo de capitales, delitos contra la hacienda pública, tráfico de influencias, apropiación indebida, exacciones ilegales o estafa procesal intentada.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han trasladado este miércoles a Madrid al exministro Eduardo Zaplana para practicar nuevos registros antes de ponerle a disposición judicial. Zaplana, que fue detenido este martes a primera hora a las puertas de su domicilio en Valencia, ha pasado la noche en la Comandancia de la Guardia Civil en la ciudad, después de que durante toda la jornada se efectuasen registros tanto en su domicilio de la capital como en Benidorm en el marco de la Operación Erial.
 

Los magistrados que integran la Sección 23 de la Audiencia de Madrid han celebrado este martes la segunda sesión de la vista oral contra el exprofesor del colegio Valdeluz acusado de abusos sexuales por catorce exalumnas de este centro privado, que tiene lugar a puerta cerrada a instancias de las partes personadas. Cuatro exalumnas del centro han ratificado su denuncia ante el tribunal.

El exprofesor del Colegio Valdeluz de Madrid acusado de haber abusado sexualmente de 14 alumnas, Andrés D.D., ha negado los hechos que se le imputan en el primer día del juicio, que ha arrancado este lunes en la Audiencia de Madrid a puerta cerrada. En esta primera jornada han declarado también dos de las alumnas que le denunciaron y que han relatado ante el juez los supuestos abusos que sufrieron en la academia de música que tenía con su mujer al lado del centro escolar privado.

Una madre de diez hijos fue ingresada hoy en una prisión local después de que la Fiscalía del Condado de Sonoma, al norte de California (EEUU), la acusará formalmente de nueve cargos por golpear y torturar a los menores. Ina Rogers, de 31 años, compareció hoy en la corte y se le fijó una fianza de 495.000 dólares, además de presentársele los nueve cargos debido a los maltratos que propinó a sus hijos, con edades comprendidas entre los 4 meses y 12 años de edad.

El caso salió a la luz pública cuando las autoridades respondieron a una llamada por la desaparición del hijo mayor y que dio pie el lunes a la detención por negligencia de la mujer, que fue liberada tras pagar una fianza de 10.000 dólares, así como de su esposo y padre de los hijos, Jonathan Allen, de 29 años.

De acuerdo a la Fiscalía, los agentes encontraron en la vivienda familiar ubicada en Fairfield, al noreste de San Francisco, a los pequeños con heridas y cicatrices producidas por armas punzantes, además de quemaduras y hematomas a causa de disparos con pistolas de perdigones.
La Fiscalía asegura que los niños, hallados en la sala de la casa regada de "inmundicia" y heces, fueron sometidos a la tortura de ahogamiento simulado, entre otros castigos.

Sharon Henry, vicefiscal del Condado, dijo incluso que los menores fueron torturados "con fines sádicos". El hombre, al que se le impuso una fianza de 5,2 millones de dólares, se declaró el martes no culpable de al menos siete cargos graves de tortura en contra de niños y nueve cargos de abuso infantil y poner en riesgo la vida de los menores.

La acusaciones a la pareja tiene lugar cinco meses después de que las autoridades del sur de California arrestaran a los esposos David y Louise Turpin, acusados de maltratar y mantener secuestrados a sus 13 hijos en su hogar. Ina Rogers y Jonathan Allen comparecerán de nuevo en la corte el próximo 24 de mayo.