arriba Ir arriba

Hato, el tifón más dañino de esta temporada, ha dejado al menos doce personas muertas, centenares de heridos y graves destrozos en el sureste de China, especialmente en la turística ciudad de Macao, una de las zonas más afectadas, informa Efe.

Durante la jornada del miércoles, el tifón ha golpeado las regiones costeras del sur de China con fuertes vientos. En Macao han muerto ocho personas y otras 150 han resultado heridas. La ciudad ha estado sin energía eléctrica durante casi 24 horas.

Otras cuatro personas han muerto en la provincia de Cantón, en China continental. Los fuertes vientos, de hasta 162 kilómetros por hora, han arrasado más de 200 viviendas en Cantón y el número de personas desplazadas asciende a 27.000.

En Hong Kong, el observatorio meteorológico emitió su alerta máxima en el sistema de tormentas, lo que no ocurría desde hace cinco años, y un total de 121 personas han resultado heridas, según el Gobierno local.

El supertifón Meranti llegó hoy a la costa oriental de China tras su paso por Taiwán, donde causó tres desaparecidos, nueve heridos y una gran devastación, según el Centro de Repuesta de Emergencias de la isla.
Meranti, el tifón más fuerte que ha afectado Taiwán los últimos 21 años y el más potente del mundo este año, llegó a la ciudad de Xiamen (provincia china oriental de Fujian, frente a la isla de Taiwán) a las 03.05 de la madrugada del jueves (19.05 GMT del miércoles), según la agencia oficial Xinhua.
Al entrar en China, Meranti ha disminuido la velocidad de sus vientos, que ahora son de hasta 118,8 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 154,8, mientras que ayer llegaron a los 263 kilómetros por hora en Taiwán, según datos del Servicio Meteorológico Central de la isla.
Aun así, se trata del peor tifón que sufre Fujian desde 1949, e imágenes divulgadas por medios locales muestran los cristales de edificios de gran altura hechos añicos y destrozos por las calles.

Las fuertes tormentas causadas por el tifón Soudelor, el más potente del año, a su paso por la costa suroriental china, ha dejado ya varios muertos y desaparecidos La mayoría de las víctimas perecieron en un corrimiento de tierras en zonas rurales próximas a la ciudad de Wenzhou, en la provincia oriental de Zhejiang, donde se llegaron a registrar las mayores precipitaciones del último siglo, en torno a los 645 milímetros, informó el centro provincial de control y prevención de desastres naturales