arriba Ir arriba

Isabel llegó a Haití hace hace 9 años. Antes pasó 16 en Guinea. Era pedagoga y lo suyo dar clases a los niños hasta que el brutal terremoto destruyó el colegio. El ruido fue tan estremecedor que lo primero que pensé fue la escuela de al lado se nos ha caído y empecé a ver algunas manitas que me decían ayúdeme ayúdeme, socoro, sáqueme de aquí". En su escuela murieron 30 niños y una docena sufrieron amputaciones. Por eso Isabel decidió montar un taller de prótesis para que pudieran volver a caminar. "La reacción que hubo en España en primer lugar de mi hermano que se puso en contacto con muchos profesionales. Son ellos los que empezaron a montar esto" A Isabel la apodaron " la monja de los pies". Con la ayuda de donantes y voluntarios españoles, el taller ha producido centenares de prótesis. Francisco ha elogiado el trabajo desinteresado de los voluntarios como ella en la canonización de la madre Teresa de Calcuta.

Se cumplen seis años del terremoto de Haití y Se cumplen seis años del terremoto de Haití, que dejó entre 230.000 y 250.000 muertos, 1.500.000 de desplazados y destrozó las infraestructuras de un país que ya era entonces el más pobre de América Latina. La ONU ha pedido a la comunidad internacional que no deje de ayudar en la reconstrucción de Haití, porque esa ayuda sigue siendo imprescindible. Coincidiendo con este triste aniversario, la Asociación Audiovisual Educar desde la Infancia ha querido mostrarnos cómo viven un grupo de niños haitianos que han ido creciendo al tiempo que su país intenta recuperarse de aquella catástrofe. Mar Domínguez, periodista y documentalista y presidenta de la asociación, nos habla del documental Me llamo Haití, que han filmado durante cinco años.

Haití sufrió un devastador terremoto que destruyó su capital, dejó 250.000 muertos y 1.500.000 de damnificados en una ciudad de escombros sin agua ni luz y, aunque la comunidad internacional se volcó, no se pudo evitar una posterior epidemia de cólera. Cinco años después, solo quedan 80.000 personas en campamentos, la escolarización alcanza el 80%, y se ha restablecido cierta actividad agrícola y pesquera gracias a la cooperación, pero aún hay un abultado desempleo. Nos lo cuenta la encargada de la Agencia Española de Cooperacion en Puerto Príncipe, Carmen Rodríguez

A diario, en cualquier parte del mundo, ocurre un desastre. Para que no se olviden sucesos tan terribles como el terremoto de Haití de hace tres años, Cruz Roja reúne en una exposición fotografías del reportero de Televisión Española, Francisco Magallón, testigo de aquello, y de la reconstrucción del atormentado país caribeño.

Haití recordó hoy una vez más a las 300.000 víctimas del terremoto de 2010 y, al mismo tiempo, exigió protagonizar el proceso de reconstrucción del país, que debe realizarse "de otra manera", según coincidieron en señalar grupos de la sociedad civil y también el presidente, Michel Martelly. Los haitianos dedicaron la jornada de hoy a reflexionar sobre la catástrofe de enero de 2012, de la que hoy se cumplió el segundo aniversario, y a recordar y rezar por las víctimas, pero no olvidaron pensar en su futuro, en cómo se están haciendo las cosas y en cómo quieren que se lleve a cabo el proceso de reconstrucción.

El dolor y la pobreza aún están latentes en Haití. No son los protagonistas absolutos como lo fueron aquel fatídico 12 de enero de 2010 pero siguen ahí, impidiendo a sus habitantes que sean capaces de vivir su día a día por sí mismos.

Las ONGs desplazadas a la región, la comunidad internacional y el propio gobierno haitiano son conscientes de que el país está muy lejos de la normalidad. Aunque hayan pasado dos años. Sin embargo, es cierto que no todo es negativo, el mensaje más repetido sobre Haití ahora es sencillo: hay síntomas de cambio pero aún no son suficientes.

Un documental que cuenta, paso a paso y en tiempo real, la historia de cómo sobrevivió milagrosamente un bebé rescatado de entre las ruinas del devastador terremoto de Haití. Una niña de ocho semanas, llamada Landina, fue salvada por un cirujano británico que llegó a infringir las reglas al evacuar a la niña para darle el tratamiento que necesitaba urgentemente.

La reina Sofía está en Miami después de haber viajado a Haití, donde ha visitado el asentamiento de Titanyen, a las afueras de Puerto Príncipe. Doña Sofía ha reconocido la labor de los españoles que trabajan para la recuperación del país, tras el terremoto de hace casi 2 años.