arriba Ir arriba
  • La ley todavía permite practicar la ablación a mujeres de estos dos países
  • Casi 3 millones de niñas al año son mutiladas en todo el mundo
  • Diversas ONG instan a los gobiernos a que pongan fin a esta práctica arraigada
  • Plan International recopila los testimonios de víctimas en Sierra Leona y Mali
  • "Antes de eso, ningún hombre se fijaba en mí porque mi cuerpo estaba 'sucio'"

La mutilación genital femenina, es una práctica que todavía se practica en 29 países de África, Asia y Oriente Medio, con secuelas físicas y psicológicas horribles para las casi tres millones de niñas afectadas cada año. La ONG Plan International, que ha creado una campaña de recogida de firmas para pedir la creación de una ley que prohíba esta práctica en el parlamento de Mali, ha recopilado los testimonios de víctimas en Mali y Sierra Leona. Selina, una joven de Sierra Leona, todavía se emociona cuando se acuerda del "dolor y las chicas que estaban conmigo" en el momento en que le practicaron la ablación, cuando se sintió muy mal y lloró mucho. Un dolor que describe una de las cooperantes del Plan Mali de Plan International, Madina Bocoum, que explica que "las chicas se desmayan del dolor, que puede durar mucho tiempo". Pero ¿por qué se hace? Según relata Ramatou, otra joven de Sierra Leona, "la tradición es muy importante". Otra víctima asegura que "si no pasas este proceso como las demás, no se te considera mujer". 

Guinea, Liberia y Sierra Leona han superado su primera semana sin ébola. Los tres países de África Occidental más afectados por la epidemia, que se ha llevado por delante la vida de más de 11.000 personas desde marzo de 2014, han superado por fin el peor brote que ha sufrido el mundo. Luis Encinas, responsable en Ébola de Médicos Sin Fronteras, nos confirma si se ha vencido el virus.

La epidemia de virus del Ébola declarada en África Occidental cumple un año, en el que 10.194 personas han muerto y más del doble han resultado infectadas.

Según el último informe de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fechado el 19 de marzo, 4.264 personas han perdido la vida en Liberia, mientras Sierra Leona es el segundo país más afectado con 3.691 muertes y en Guinea se han registrado 2.224 fallecimientos. Las cifras, sin embargo, no están actualizadas y pueden ser sensiblemente más altas.

En este tiempo, la enfermedad ha salido también de África y ha llegado a Europa y Estados Unidos, bien por infectados que han sido repatriados o por casos aislados de contagio, como el de la enfermera española Teresa Romero.

Coincidiendo con el aniversario, varias ONG han recordado que sus avisos al comienzo del brote no fueron escuchados.