arriba Ir arriba
  • El 6 de diciembre es el aniversario de la ratificación de la Constitución española
  • Al acto han faltado diputados de Podemos como Iglesias y también nacionalistas
  • Esta legislatura se presenta proclive a la ansiada reforma constitucional
  • Pastor: No se puede sustituir por otra "solo pensada por y para algunos"
  • Italia vota este domingo la reforma constitucional impulsada por el primer ministro
  • El principal cambio es la reducción del papel del Senado en el diseño institucional
  • También elimina las provincias y refuerza las atribuciones del Estado central
  • El objetivo es reducir la inestabilidad política, pero suscita considerables dudas

Según los primeros sondeos, la mayoría de los bolivianos han votado este domingo en contra de modificar su Constitución para permitir una nueva reelección del presidente Evo Morales. Las primeras encuestas, difundidas cuatro horas después del cierre de los colegios, el 'no' ganaría con un apoyo entre el 51% y el 52,3% y el 'sí' obtendría entre 47,7% y un 49%.

Más de 6,5 millones de bolivianos estaban llamados a votar en este referéndum, en el que se votaba una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos. Con este resultado, Morales no podrá volver a ser candidato en las elecciones de 2019.

Sin embargo, el Gobierno boliviano ha interpretado estos primeros datos como un "empate técnico" y ha indicado que las cifras oficiales podrían variar con respecto a las encuestas por recuento rápido que dan la victoria al 'no'.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díazve complicado alcanzar un acuerdo de legislatura que dé paso a un gobierno sólido y estable, más aún teniendo en cuenta, subraya, algunas de las situaciones vividas en la jornada de constitución del Parlamento.

El político 'popular' pide humildad al líder del PSOE, Pedro Sánchez, al que ha advertido de que sin el PP no podría llevar a cabo la reforma constitucional que promete.

"El único con el que se puede, porque necesariamente hay que contar con él, para una eventual reforma constitucional, resulta que con él se dice que no se pacte. Yo creo que ha llegado el momento de que hablemos en serio, que no se engañe a los ciudadanos. Es legítimo que uno aspire a presidir el Gobierno, pero no lo puede hacer a base de decir cosas que no puede cumplir en ningún caso", explica (14/01/16).

La reforma de la Constitución francesa nace ya con polémica, incluso dentro del propio Consejo de ministros. Finalmente, la Carta Magna sí incluirá la retirada de la nacionalidad francesa a los terroristas con doble nacionalidad, aunque hayan nacido en Francia, tal y como pedía la derecha. Sin embargo, la titular de Justicia aseguraba ayer en una entrevista que esta medida no se íba a aprobar porque no era eficaz y los partidos de izquierdas consideran discriminatoria. Hoy, el primer ministro ha explicado que este artículo estará estrictamente limitado.

El hasta ahora portavoz del Grupo Socialista en el Congreso y número 3 del PSOE por Madrid a la Cámara Baja, Antonio Hernando, ha considerado un error reformar la Constitución española para solucionar el problema del independentismo de Cataluña.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, Hernando ha asegurado que su partido cree necesaria la reforma constitucional pero no para dar salida al problema catalán. "Hay que modernizar la constotución, pero contando con todos los partidos", ha insistido.

El presidente del Gobierno y candidato del PP, Mariano Rajoy, no cree que la reforma de la Constitución sea una "cuestión prioritaria" y ha vuelto a insistir en que si no gana las elecciones no intentará ser presidente. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido una reforma de la Carta Magna para hacer frente a los "desafíos" que tiene España, como la "desigualdad" y alertado sobre la división del voto. El candidato de Podemos, Pablo Iglesias, no descarta un entendimiento con el PSOE pero ve muy difícil uno con Ciudadanos El líder de esta última formación, Albert Rivera, cree que el PP y el PSOE han puesto en marcha la operación "salvar al soldado Sánchez". Andrés Herzog (UPyD) plantea la necesidad de reformar la Constitución y Alberto Garzón, de Izquierda Unida, presenta un calendario para un nueva Carta Magna para enero de 2018.