Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, ha prometido este martes la anexión del Valle del Jordán, en Cisjordania ocupada, si es reelegido en las elecciones de la próxima semana.

El jefe de Gobierno israelí ha asegurado que el plan de paz con los palestinos que prepara Estados Unidos se presentará días después de los comicios y ha pedido al electorado israelí su apoyo para liderar unas negociaciones en la que buscará anexionar asentamientos judíos de Cisjordania ocupada.

Netanyahu ha hecho estas declaraciones en un discurso en hebreo interpretado como parte de su campaña, a siete días de la cita electoral, en el que se refirió al denominado Acuerdo del Siglo, de la Administración estadounidense de Donald Trump, "como una oportunidad histórica".

El primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu​, ha prometido hoy la anexión de Valle del Jordán si es reelegido en los comicios de la próxima semana. Para ello ha solicitado el voto de los ultranacionalistas con intención de aplicar la soberanía israelí a los asentamientos judíos del territorio palestino apelando "a la máxima cooperación de Estados Unidos.

Tres agentes de policía murieron este martes en Gaza en dos ataques con bomba contra puestos de control en la capital de la franja. Varias personas resultaron heridas.

La primera explosión pudo tener su origen en una motocicleta que, según los testigos, estalló al pasar por un puesto de control. Dos policías murieron y una tercera persona resultó herida.

Menos de una hora después, una segunda deflagración mató a un agente e hirió a varias personas en otro puesto policial en la ciudad de Gaza.

Hamás, que controla el territorio, ha declarado el estado de emergencia y ha puesto en alerta a todas las fuerzas de seguridad.

De momento, los ataques no han sido reivindicados por ningún grupo, ni se ha señalado a los posibles autores. Israel, que ha bombardado Gaza durante los últimos días, ha negado toda implicación.

En el pasado, Hamás se ha enfrentado a militantes alineados con Al Qaeda o con el Estado Islámico.

Cinco años después de la última guerra de Israel contra Gaza, continúa el bloqueo del Estado israelí sobre esta pequeña porción de tierra en el extremo oriental del Mediterráneo. Reducir a la mitad la entrada de combustible, con el que funcionan las estaciones que en Gaza abastecen a sus habitantes, ha sido una de las últimas medidas de presión que Israel ha impuesto sobre este franja de terreno habitada por dos millones de personas. 

Israel reduce a la mitad el suministro de combustible para la única central energética de Gaza. Es su respuesta al último lanzamiento de cohetes desde la Franja. El sistema antimisiles israelí ha interceptado la noche del domingo dos proyectiles que sobrevolaban un festival de música en la ciudad de Sderot. Es el cuarto ataque de este tipo en diez días.

En Oriente Próximo crece la tensión entre Israel y Líbano. La milicia chií de Hezbollah ha acusado al gobierno de Benjamín Netanyahu de haber enviado dos drones a Beirut. Uno de ellos explotó cuando sobrevolaba la capital libanesa, el otro se precipitó sobre el tejado de una oficina de prensa de Hezbollah. Además, estos ataques coinciden con el quinto aniversario del fin de la operación Margen Protector que dejó sin hogar a 108.000 familias en la franja de Gaza. Informa la corresponsal en Jerusalén, Cristina Sánchez.
 

Gaza ha estado de nuevo al borde de la guerra abierta. Algo más de dos días en los que los cohetes de los grupos armados palestinos, casi 700, no han dejado de elevarse hacia Israel y en los que el ejército israelí ha bombardeado más de 250 objetivos de Hamas y la yihad Islámica. Una escalada de violencia que se ha cobrado la vida de 29 personas. Entre los muertos palestinos una bebe de 14 meses y dos mujeres embarazadas. En el lado israelí, 4 civiles hasta la entrada en vigor de la tregua, poco antes del amanecer. Un alto el fuego ante el que los palestinos se muestran escépticos y los israelíes que viven cerca de la franja rechazan. En Gaza viven unos dos millones de palestinos al borde de la crisis humanitaria. Desde 2007 están sometidos al férreo bloqueo de Israel que invoca su derecho a defenderse de los lanzamientos de cohetes y de los grupos armados palestinos para mantenerlo.