arriba Ir arriba

Los hospitales en la Franja de Gaza están colapsados desde el lunes. El elevado número de heridos, la falta de recursos sanitarios y los cortes de luz han provocado que en hospitales como el Shia, se hayan tenido que improvisar áreas de cuidados intensivos en pasillos. Desde los disparos israelíes a manifestantes palestinos que protestaban en la Franja, los centros sanitarios, en crisis desde hace meses, se han visto obligados a priorizar la atención a los heridos más graves. 

La comunidad internacional ha mostrado su preocupación por el alto número de muertos en Gaza y los más de 2.700 heridos, la mitad de ellos por bala o metralla de los disparos del Ejército israelí, que usó munición real y métodos de dispersión contra los manifestantes y advirtió que no permitirá disturbios cerca de la vallas que separan el territorio que controla de las zonas palestinas. Turquía y Sudáfrica llamaron a consultas a sus embajadores en Tel Aviv, en protesta por lo sucedido en Gaza. Mientras, en el extremo opuesto, EE.UU., Australia y Alemania han responsabilizado de las muertes al movimiento islamista Hamás.

Los territorios palestinos viven este martes una huelga general y una jornada de luto en el 70 aniversario de la Nakba (la Catástrofe, en árabe) -que conmemora la creación del Estado de Israel y la expulsión de 800.000 palestinos de sus tierraa- en medio del luto por la muerte de 60 personas en las protestas en Gaza convocadas para reclamar el retorno de los refugiados y contra el traslado a Jerusalén de la embajada de EE.UU., que implica el reconocimiento de esa disputada ciudad como capital de Israel.

  • Denuncia que Israel ignora "una y otra vez" las leyes internacionales
  • Insta a Hamás a no usar las protestas "como tapadera" para colocar bombas
  • Avisa de que la situación sanitaria en la Franja de Gaza es "una pesadilla"
  • Médicos Sin Fronteras califica de "inaceptable e inhumano" lo ocurrido

Las protestas registradas en la Franja de Gaza contra el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén han desembocado este lunes en la jornada más sangrienta desde la guerra de 2014, con al menos 52 muertos y más de 2.400 de heridos por los disparos de los soldados israelíes contra los palestinos que se manifestaban en la frontera del enclave, según el último balance de las autoridades palestinas, que han denunciado una "masacre" mientras Israel esgrimía su derecho a "defender su territorio".

  • Unos 40.000 palestinos se han manifestado en las inmediaciones de la frontera
  • Las fuerzas israelíes han respondido con gases lacrimógenos y fuego real
  • Las autoridades palestinas acusan a Israel de perpetrar "una masacre"
  • Es la jornada más sangrienta en el enclave palestino desde la guerra de 2014
  • Además, los israelíes han bombardeado cinco "objetivos terroristas" en la Franja

Al menos 37 palestinos han muerto y más de un millar han resultado heridos en los enfrentamientos con el ejército israelí en la frontera de Gaza, durante las protestas por el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén. Junto a fuego real las fuerzas israelíes han utilizado drones para lanzar gases lacrimógenos a los manifestantes.