arriba Ir arriba

Una mujer de 39 años ha muerto este miércoles por la tarde en Murcia apuñalada por su pareja, un hombre de 46 con el que tenía dos hijas, de 20 y 25 años, y un bebé de menos de un año. Según fuentes de la Policía Nacional y de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno murciano, el presunto asesino ha sido detenido poco después del crimen y las hijas mayores han tenido que ser atendidas por ataques de ansiedad, según las mismas fuentes.

Una niña de 11 años ha dado a luz en Murcia a un bebé que podría ser de su hermano de 14 años, según las primeras investigaciones de la Policía Nacional, que ha tomado declaración a los familiares y a las personas de su entorno. Una unidad del Grupo de Menores se ha desplazado a la sección materno-infantil del hospital Virgen de la Arrixaca, de Murcia, donde permanecen ingresada la niña junto con su hijo.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha afirmado que el soterramiento del AVE en Murcia comenzará el próximo 15 de noviembre y las obras de alta velocidad lo harán en marzo de 2018. El ministro ha respondido así a las críticas de la diputada socialista María González Veracruz que ha acusado al PP de mentir repetidamente sobre la llegada de la alta velocidad a la Región de Murcia."Comprométase con los murcianos y no siga dividiendo a nuestra ciudad", ha espetado González Veracruz, quien ha exigido también que la llegada de la alta velocidad no implique pasos a nivel en Murcia."No son proyectos ni propuestas, hay una empresa constructora que está ejecutando los primeros 530 metros lineales de soterramiento" ha dicho el ministro. "Son hechos, no promesas. Es una autentica realidad y no lo que están diciendo. Les hemos reunido y van a poder ver que lo que hacemos es rigurosamente cierto", ha concluido De la Serna.

Más de 10.000 personas se han manifestado por las calles de Murcia, en el quinto día consecutivo de protestas, para pedir el soterramiento de las vías del tren de alta velocidad (AVE) a su paso por la ciudad. En un primer momento pretendían ocupar los raíles pero el despliegue policial lo ha impedido. Un vez que se levante el muro para la entrada provisional en supertficie del tren AVE, el barrio de Santiago el Mayor quedará separado del resto de la ciudad hasta que concluyan las obras de soterramiento previsto.