Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La gala del MET, que es a Nueva York lo que los Oscar a Hollywood, se ha consagrado esta edición a lo antinatural. En concreto a la estética 'Camp' que rinde homenaje a lo exagerado y artificioso. En la alfombra roja se han reunido las mayores extravagancias nunca antes vistas: Lady Gaga ha triunfado con un modelo compuesto por cuatro capas o el cantante Jared Leto con un doble de su cabeza.