arriba Ir arriba

La policía de Nueva York busca al hombre que se acercó por la espalda a un imán y a su asistente, les disparó en la cabeza sin mediar palabra, y luego huyó, como constatan cámaras de seguridad y testigos. El clérigo, de 55 años, y su ayudante, de 64, acababan de salir de su mezquita, en el barrio neoyorquino de Queens, tras las oraciones del sábado. La policía los encontró en el suelo, aún con vida, y los trasladó a un hospital, donde fallecieron. Nada apunta, en las investigaciones preliminares, a que les dispararan a causa de su fé, dice este inspector, que no descarta ningún móvil. Aunque los vecinos del barrio, procedentes muchos de ellos de Bangladesh, como el imán asesinado, atribuyen el doble crimen al clima de islamofobia que hay en EEUU.

De nuevo la población civil se lleva la peor parte. Lo denuncia UNICEF tras el ataque a la escuela coránica en la que han muerto varios niños. Esta vez ha ocurrido en Sadá, al norte de Yemen, controlada por los rebeldes hutíes practicantes del islam chií. La coalición árabe liderada por Arabia Saudí, responsable del bombardeo, dice que se trataba de un centro de entrenamiento de niños soldado y denuncia la utilización de escudos humanos.

El papa Francisco ha pedido que no se identifique al islam con el terrorismo. Lo hizo el domingo durante el vuelo en el que regresaba a Roma desde Cracovia. Francisco ya había defendido con decisión este concepto cuando manifestó que el mundo está en guerra, pero que "no se trata de una guerra entre religiones". En la rueda de prensa que ha concedido a los medios de comunicación que volaron con él desde Cracovia, incidió en la idea cuando se le inquirió sobre la reciente muerte de un sacerdote francés a manos de dos jóvenes en nombre del islam. Explicó que no le gusta hablar "de violencia islámica ya que todos los días se leen en los periódicos violencias de todo tipo" y también cometidas por católicos. "Sí, yo no hablo de violencia islámica o de violencia católica. Los islámicos no son violentos ni tampoco los católicos. Es como una macedonia, hay de todo", comparó. Para Francisco "en todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista" y ha asegurado que también hay fundamentalistas entre los católicos. Francisco ha sido contundente: "Creo que no es justo identificar al islam con la violencia. No es justo ni es verdad", ha señalado.

La fiesta del Fitr es la recompensa de Dios para aquellos que ayunan durante el Sagrado mes de ramadán. Es una celebración de agradecimiento a Alá por darnos la oprtunidad y la fuerza de llevar a cabo sus órdenes en el mes bendito de Ramadán

En el noveno mes del calendario lunar, más de 1.600 millones de musulmanes conmemoran en el Ramadán la primera revelación del Corán que tuvo su profeta, Mahoma. La celebración se manifiesta de modos diferentes, pero quizás el que más la caracteriza es el ayuno. Durante unos 30 días, depende del año, mientras el sol esté en el cielo ningún buen musulmán disfrutará de alimentos o de otros placeres, como el sexo o la música. Quedan excluidos niños, enfermos y mujeres con la regla o con un parto reciente.

Defiende el Islam que esta disciplina es un camino de purificación que persigue concienciar al creyente hacia el sufrimiento del prójimo y los buenos valores morales. También sensibilizarlo, estimulando su capacidad para fomentar la paz y la convivencia.