arriba

El grupo de Gravitación y Relatividad de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), el único español que forma parte del descubrimiento de las ondas gravitacionales ha tenido una participación activa en el registro de este evento por primera vez y cien años después de su predicción por parte de Albert Einstein.
En concreto, el doctor austríaco Sasha Husa -que investiga en la universidad balear- ha sido uno de los "revisores" del equipo científico internacional del proyecto LIGO que registró el pasado 14 de septiembre por primera vez las ondas gravitacionales, es decir, que registró el "eco" en la Tierra de la fusión de dos agujeros negros que ocurrió hace unos 1.000 millones de años.

La misión, la más ambiciosa de la Agencia Espacial Europea (ESA), tiene como objetivo probar una novedosa tecnología que busca las ondas gravitacionales predichas por EinsteinEn su famosa teoría de la relatividad Einstein predijo la existencia de estas ondas que nos pueden dar pistas sobre el origen del Universo. Los científicos han comprobado de forma indirecta que son reales pero hasta ahora no se han podido registrar.