arriba Ir arriba

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una “supertierra”, un planeta rocoso y templado que orbita a una estrella enana roja y que, por sus características iniciales, podría contener agua, lo que le convierte en un muy buen candidato para albergar vida. El exoplaneta, bautizado como LHS 1140b, se encuentra fuera del Sistema Solar, y orbita en torno a una estrella tipo M, una estrella enana roja.
La "supertierra" y su estrella están en la constelación de Cetus (el monstruo marino), a tan solo 39 años luz de distancia de nuestro Sol.

Un cohete Falcon 9 del proyecto SpaceX Falcon 9, que regresó del espacio el pasado año, ha sido relanzado con éxito desde Florida, Estados Unidos, en el que ya es el primer lanzamiento con éxito de un cohete reciclado, y ha retornado de nuevo a una plataforma oceánica.
Son dos hitos sin precedentes, "un día grande", ha dicho el multimillonario fundador del proyecto SpaceX, Elon Musk, que pretende con estos hechos avanzar en reducir los costes espaciales y acortar los periodos de tiempo entre los lanzamientos al espacio. "Mi mente está en una nube", ha asegurado.
Para llegar hasta este punto, han sido necesarios 15 años para que la compañía Space Exploration Technologies Corp demostrara que un cohete que llega de vuelta del espacio al océano pueda ser reciclado y volver a lanzarse.

El programa europeo Copérnico de observación de la Tierra amplió su familia de satélites a cinco con el lanzamiento este martes del Sentinel-2B, con una innovadora cámara multiespectral de alta resolución para 'vigilar' la Tierra, capaz de fotografiar inundaciones, zonas quemadas por incendios o erupciones volcánicas. El lanzamiento del satélite, con contribución española, se realizó a bordo de un cohete Vega desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú, Guayana Francesa, a las 22.49 horas local del día 6 (01.49 horas GMT del día 7).

Poco a poco vamos encontrando planetas más conocidos a la Tierra. Planetas de un tamaño parecido, en la zona de habitabilidad que pueden tener océanos líquidos y que son candidatos a albergar vida parecida a la que conocemos en la Tierra.
Pero, además de agua, nos dicen los astrofísicos, para preservar la vida deberían tener una atmósfera que los protegiera de la intensa radiación solar.

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un nuevo sistema solar con siete planetas del tamaño de la Tierra. Algunos podrían tener incluso agua en la superficie y ser habitables. Está a unos 40 años luz de nosotros, en torno a una estrella tenue y fría del tipo conocido como 'enanas rojas'. En la investigación ha participado un telescopio terrestre situado en la isla de La Palma, en Canarias. Los científicos aseguran que este nuevo sistema tiene el mayor número de planetas con un tamaño similar al de la Tierra, lo que convierte a este descubrimiento en clave para futuras investigaciones.

Dos astronautas de la Estación Espacial Internacional protagonizan la primera caminata espacial de 2017. Durante más de seis horas van a tratar de actualizar el sistema eléctrico del laboratorio de la EEI, van a instalar láminas y nuevas conexiones eléctricas para seis baterias de litio. Los trabajos continuarán el próximo viernes con una segunda salida al exterior.

En su último año de operaciones, este 30 de noviembre, la misión Cassini de la NASA comenzará un atrevido conjunto de órbitas pasando por encima del borde exterior de los anillos principales de Saturno. Cassini volará más cerca de los anillos de Saturno que nunca antes desde su llegada de 2004. Comenzará el estudio más cercano de los anillos y ofrecerá vistas sin precedentes de lunas que orbitan cerca de ellos. Después, nuevas órbitas acercarán a Cassini a Saturno más de lo que cualquier nave espacial se ha atrevido a ir antes.

La misión espacial china Shenzhou XI, con los astronautas Jing Haipeng y Chen Dong a bordo, ha aterrizado este viernes en las estepas de la región china de Mongolia Interior (norte del país), tras pasar el último mes en órbita.
La Shenzhou-11 despegó el pasado 17 de octubre, se acopló tras dos días de viaje al laboratorio espacial Tiangong-2 y permaneció en órbita durante 30 días hasta que se separó, este jueves, para emprender el viaje de regreso.