arriba Ir arriba

Angela Merkel ha ganado las elecciones generales según las primeras proyecciones de voto. Su partido, la CDU, ha conseguido un 32% de los votos, 12 puntos más que los socialdemócratas de Martin Sultz, que obtienen un 21%, el peor resultado de su historia. El líder de SPD ha anunciado que no formará coalición en el próximo gobierno de Merkel. También es historia la entrada en el Parlamento, por primera vez después de la segunda Guerra Mundial, del partido ultraderechista Alternativa por Alemania, que queda en tercera posición.

El partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) ha logrado representación parlamentaria en las elecciones celebradas este domingo, según los sondeos a pie de urna. El 13% de los votos alcanzados por la formación xenófoba le convierten en tercera fuerza parlamentaria, tras el bloque conservador de Angela Merkel y los socialdemócratas, que han cosechado su peor resultado histórico.
Tras conocerse los primeros sondeos, el candidato ultraderechista, Alexander Gauland, ha asegurado que los alemanes "recuperarán" su país.
 

  • El partido del primer ministro, Mark Rutte, revalida la victoria con 33 escaños
  • El ultraderechista consigue 20 diputados y se aupa, por poco, a segunda fuerza
  • Con todo, la coalición de gobierno recibe un severo castigo y pierde 36 escaños
  • La Unión Europea felicita a Rutte y respira aliviada tras la derrota de Wilders
  • Especial elecciones en Holanda 2017 || Las claves de los comicios

Más de 12 millones y medio de holandeses están llamados a las urnas este miércoles, en unos comicios que pueden tener una importante repercusión en Europa porque medirán la fuerza de la extrema derecha.

Los colegios electorales han abierto a las 7:30, hora local, y cierran a las 21:00. Los ciudadanos tienen disponibles más de 10.000 centros de votación repartidos en todo el país.

Al contrario que en elecciones pasadas, el recuento será manual, para evitar ataques cibernéticos y hackeos.

El VVD, el partido de centro derecha del primer ministro, Mark Rutte, parte como favorito por delante del xenófobo Partido de la Libertad (PVV), de Geert Wilders. Se da por hecho que Wilders no gobernará en ningún caso ya que el resto de partidos se han comprometido a no pactar con él.