Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La celebración de las elecciones generales en Bolivia deja un escenario que se encara hacia una segunda vuelta electoral. Los comicios, en los que el candidato a la reelección Evo Morales ha conseguido alrededor del 46% de los votos, y el aspirante a la presidencia Carlos Mesa en torno al 38%, han sido declaradas como irregulares por el segundo candidato.

Ante la negativa de la oposición a aceptar como certeros los resultados, la votación ha sido vigilada por más de 200 observadores. Vistos los resultados, en los que ninguno de los aspirantes ha conseguido más del 50% de los votos ni un 40% con una diferencia de 10 puntos respecto el segundo, no cabe la posibilidad de proclamar un vencedor y se debe volver a realizar la votación.

Ambos candidatos aseguran sentirse satisfechos triunfadores. Ahora solo queda esperar a que se realice la segunda vuelta, donde Morales intentará seguir gobernando y Mesa arrebatarle el poder que sustenta el primero desde 2006.

Evo Morales Ayma  busca su cuarta reelección tras gobernar Bolivia por casi 14 años. Enfrente tiene a una oposición fortalecida y que podría forzar una segunda vuelta por primera vez en 17 años. Por eso ha endurecido su discurso recientemente, alertando de las consecuencias de un cambio de Gobierno.  Morales ha basado su programa en el continuismo, con el objetivo de completar lo logrado en casi 14 años de Gobierno, apostando, eso sí, por una mayor industrialización, algo obligado por la bajada en precios del gas. La otra pata que sostiene a Morales es su popularidad en las zonas rurales. Pero ya no es tan popular como antes. Su decisión de insistir en optar a un cuarto mandato, a pesar de que la Constitución, que él mismo promovió hace una década, prohíbe ser presidente por más de dos periodos consecutivos, está haciendo mella en su candidatura. 20/10/19

Según los primeros sondeos, la mayoría de los bolivianos han votado este domingo en contra de modificar su Constitución para permitir una nueva reelección del presidente Evo Morales. Las primeras encuestas, difundidas cuatro horas después del cierre de los colegios, el 'no' ganaría con un apoyo entre el 51% y el 52,3% y el 'sí' obtendría entre 47,7% y un 49%.

Más de 6,5 millones de bolivianos estaban llamados a votar en este referéndum, en el que se votaba una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos. Con este resultado, Morales no podrá volver a ser candidato en las elecciones de 2019.

Sin embargo, el Gobierno boliviano ha interpretado estos primeros datos como un "empate técnico" y ha indicado que las cifras oficiales podrían variar con respecto a las encuestas por recuento rápido que dan la victoria al 'no'.