arriba Ir arriba

El Informe Anual de Naciones Unidas sobre Niños y Conflictos Armados cuestiona el papel de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, que combate desde hace un año en Yemen a los rebeldes hutíes. Y aporta datos: esa guerra causó el año pasado la muerte de 785 niños, y mutilaciones a casi 1.200. El 60% de esas atrocidades son atribuidas a los ataques saudíes. La ONU incluyó a Arabia Saudí en la lista negra y poco después dio marcha atrás. Hablamos con Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional.

“Soy el más grande". Es una de las frases más repetidas de la leyenda del boxeo, Muhammad Alí. Pero la carrera del tres veces campeón del mundo de pesos pesados y medalla olímpica transcendió más allá del deporte. Destacó por su compromiso social y político. También se le conocía como Cassius Clay antes de convertirse al Islam en 1964.

El parlamento alemán ha aprobado este jueves por practica unanimidad una resolución que reconoce como genocidio las masacres de los armenios cometidas hace más de un siglo por el Imperio otomano.

La votación se ha producido a pesar de las advertencias de Turquía de que las relaciones bilaterales se verán afectadas por esta decisión. De hecho, nada más terminar la votación Ankara ha llamado a consultas a su embajador en Berlín. Binali Yildrim ha dicho que "un lobby racista armenio" ha sido el responsable de esta decisión parlamentaria.

El texto reconoce como "genocidio" -término que rechaza Turquía- la muerte de entre 800.000 y 1,5 millones de las minorías cristianas de Armenia en las matanzas de 1915, así como la responsabilidad alemana en ellos, en tanto que país por entonces aliado al Imperio otomano.

La resolución, presentada de manera consensuada por la coalición de gobierno de conservadores y socialdemócratas, junto con los verdes, ha sido aceptada por tan sólo un voto en contra y una abstención, según ha confirmado el presidente del Bundestag, Norbert Lammert, tras aproximadamente una hora de debate.

La Organización Mundial de la Salud alerta de que 200 millones de niñas han sufrido ablación en el mundo. Esta práctica consiste en el corte de los genitales externos para eliminar la impureza que, según la creencia de algunas tribus, tienen las mujeres entre las piernas. Esta intervención provoca sangrados excesivos, dolor extremo, infecciones, problemas a la hora de dar a luz, traumas psicológicos e incluso la muerte. En el año 2000, nació la Fundación Kirira con el objetivo principal mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas, las familias y las comunidades de los países más desfavorecidos. En Kenia, esta ONG trabaja tratando de atajar las causas estructurales de la pobreza, dando prioridad a campañas contra la ablación. En la localidad de Kamaindi, como como resultado de sus campañas se ha reducido de un 90% a menos del 5% los casos de mutilación genital femenina. Esto se ha logrado poniendo paneles solares en las escuelas donde los maestros se comprometían con la iniciativa y otorgando becas de estudio a las niñas no mutiladas, algunas de las cuales se han licenciado en periodismo, enfermería y filología, y se han convertido en líderes de su comunidad (02/06/16).

La familia de Osman, el niño afgano con parálisis cerebral que llegó hace una semana a España desde el campo de refugiados de Idomeni, ha iniciado este miércoles los trámites para solicitar asilo y poder tener el estatus de refugiado en España. El niño recibió el alta en el Hospital La Fe de Valencia donde ha recibido un tratamiento.