arriba Ir arriba

¿Quién es María Teresa Asplund? Una mujer negra con el puño en alto se encara a tres neonazis durante una manifestación. Un fotógrafo, David Lagerlöf, capta el momento y la imagen se convierte en un fenómeno viral poco después. Ocurrió el domingo, 1 de mayo, en la localidad sueca de Borlänge. Y esa mujer es Tess Asplund, de 42 años.

Una imagen vale más que mil patadas, puñetazos, golpes, cañonazos. Imágenes de gestos claros, acuñadas como símbolos en el momento preciso, son armas poderosas y perennes.

Pasó en Suecia este fin de semana. Pasó en 1989 en la plaza de Tiananmen, Pekín, cuando un hombre solo detuvo una columna de tanques chinos. Las han protagonizado personajes como el Ché o Mandela, o niños como Aylan Kurdi, el pequeño refugiado sirio muerto en una playa turca. Arraigan en el imaginario y a ellas solo pueden oponerse otros símbolos de igual poder.

Alepo ha sido bombardeada este viernes por octavo día consecutivo. En la última semana, una ola de violencia ha azotado esta localidad, a pesar de que sigue en vigor el alto el fuego iniciado en febrero. Han muerto más de 200 civiles. De ellos, al menos 27 han perdido la vida en un bombardeo de la aviación contra el hospital Al Quds, en el este de la ciudad. En él, ha perecido también el último pediatra que quedaba en el centro. A raíz de esto, nos preguntamos qué normas rigen en el derecho internacional humanitario en tiempos de guerra. José Luis Rodríguez Villasante, director del Centro de Estudios de Derecho Internacional Humanitario de Cruz Roja.

Estos días que seguíamos muy atentos el drama de los refugiados atrapados a las puertas de Europa, nos topamos con la noticia de que la Fundación Pau Casals y ACNUR habían organizado un concierto por la paz y los derechos humanos. La fundación siempre ha estado comprometida con ambas causas, como lo estuvo en vida el maestro catalán. Su viuda ha tomado el testigo y sigue volcada en difundir la música del genial violonchelista y su ejemplo como activista de la paz. Este jueves Marta Casals nos atiende desde Washington.

  • En un informe documenta "irregularidades y violaciones" de derechos humanos
  • HRW denuncia que al menos 13 de los que estaban en Chíos querían pedir asilo
  • No fueron informados de que iban a ser deportados ni a dónde, critica esta ONG
  • Human Right Watch subraya que Turquía no es un país seguro para los refugiados