arriba Ir arriba

Los dos intentos de mediación más importantes de Estados Unidos para conseguir la paz entre Israel y los países árabes cumplen años: este mes hace cuatro décadas de Camp David y 25 años de los Acuerdos de Oslo.

En 1978, Israel y Egipto firmaban un tratado de paz en una de las residencias del entonces presidente estadounidense, Jimmy Carter, por el que Israel se retiraba de la Península del Sinaí (ocupada desde la Guerra de los Seis Días) a cambio de que Egipto les reconociera como Estado, fue el primer país árabe en hacerlo.

En septiembre de 1993, Israel y Palestina firmaban en Washington el acuerdo de Oslo I por el que acordaban cinco años de negociaciones bilaterales para conseguir la paz y la creación del Estado Palestino. Se obviaron temas como el estatus de Jerusalén, las colonias israelíes y el retorno de los refugiados; estos son hoy los principales escollos en las negociaciones que, lejos de durar un lustro, ya van por el cuarto de siglo.

Han pasado 25 años desde la firma de los acuerdos de Oslo y el proceso de paz para el conflicto palestino-israelí está estancado. Desde la Autoridad Palestina se insiste en la vieja reclamación: "Solo queremos un estado con las fronteras establecidas en 1967", afirma el ministro Saeb Erekat a un equipo de TVE. Mientras, el gobierno israelí prosigue con su política de apoyo a los colonos y construcción de muros para aislar a la población palestina aduciendo la seguridad israelí.

Ocho meses después de su encarcelamiento, la adolescente palestina Ahed Tamimi y su madre han salido de prisión tras haber llegado a un acuerdo con la justicia israelí que implica aceptar algunas de las acusaciones que pesaban contra ellas. Nuestra corresponsal en Jerusalén, Cristina Sánchez, recopila los testimonios recogidos en Cisjordania durante el recibimiento de Tamimi. La abogada de la joven, Gabriela Lasky, nos cuenta que siguen pensando que las razones de su detención son más políticas que legales y nos habla de la situación de decenas de jóvenes palestinos que están pasando por lo mismo que Tamimi.

Tomamos el pulso a dos de los frentes con más latido de Oriente Próximo: Palestina y Siria. En el primero recuperamos los testimonios de la liberación de la adolescente Ahed Tamimi, encarcelada por la justicia israelí durante los últimos 8 meses, y hablamos con su abogada, Gabriela Lasky. En nuestra segunda parada analizamos los frentes que están abiertos ahora mismo en Siria con Gabriel Garroum Pla, investigador del King's College de Londres, y le preguntamos cuáles son las condiciones actuales para un futuro en paz.

La adolescente palestina Ahed Tamimi, condenada por un tribunal militar israelí después de aparecer en un vídeo abofeteando a soldados, ha salido de prisión junto a su madre, Nariman, tras cumplir una sentencia de ocho meses. A las pocas horas de recobrar la libertad, el presidente palestino, Mahmud Abás, la ha recibido en el palacio presidencial y la ha alabado como "modelo de la lucha palestina".

Ahed Tamimi, la adolescente símbolo de la resistencia palestina, ha sido liberada tras pasar ocho meses en prisión por abofetear a un soldado israelí. Tamimi, de 17 años, y su madre, que cumplían pena de cárcel en la prisión israelí de Ha Sharon, fueron trasladadas a un puesto de control de Cisjordania. La joven fue arrestada en diciembre después de que se hiciera viral un vídeo en el que se ve como se acerca a dos soldados israelíes que estaban apoyados en un muro de su casa y, tras pedirles que se fueran, abofetea a uno.