arriba Ir arriba

El incendio de Llutxent (Valencia) ha arrasado más de 3.270 hectáreas aunque se prevé que quede controlado este viernes por la humedad y las lluvias. Las llamas han afectado a los vecinos de las urbanizaciones Montepino, Montesol y Las Cumbres de Gandía, que no tienen luz ni agua potable, aunque esperan que el suministro eléctrico se restablezca en dos días. Ante la situación, los vecinos se quejan de la falta de información, mientras que la Generalitat valenciana y el Gobierno han asegurado que priorizarán las ayudas a las primras residencias y la Consellería de Medio Ambiente prepara una declaración de emergencia para prevenir la erosión.