Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Ayuntamiento de Madrid ha denegado el permiso para operar en la capital a tres compañías de patinetes eléctricos, VOI, Wind y Lime, y les ha dado 72 horas para retirar estos vehículos de las calles. El veto a estas empresas se debe a que las aplicaciones no determinan, como pedía el Consistorio, que el trayecto tenga en cuenta las zonas por las que no pueden circular estos vehículos, como calles y espacios peatonales o vías con múltiples carriles de circulación y con una velocidad de 50 kilómetros por hora.

La puesta en marcha de Madrid Central, el área de restricción de tráfico más grande de todas las capitales europeas, ha suscitado distintas opiniones, positivas y negativas. Abarca 472 hectáreas, casi cinco kilómetros cuadrados.
Entre los conductores, hay opiniones diversas. Los repartidores aseguran que son los más afectados. Primer día de prueba al que seguirán muchos... Aunque hasta marzo no llegarán las multas de 90 euros para los infractores.

La nueva realidad que ha traído Madrid Central a la movilidad de la capital se ha manifestado de manera tibia en la jornada inaugural de la medida, en la que los madrileños han observado escasos cambios en el área restringida al tráfico, aunque muchos coinciden en que habrá que esperar para calibrar su impacto real.
Esta medianoche se ha dado el pistoletazo de salida a una de las iniciativas más emblemáticas del mandato de Manuela Carmena como alcaldesa, y la primera mañana en la que el perímetro rojo que rodea el distrito Centro de Madrid ha gozado de vigencia ha transcurrido con la normalidad como nota predominante.

La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha asegurado este viernes en Las Mañanas de La 1 que Madrid Central, que lleva en vigor unas horas, "va yendo todo muy bien" y espera que "estas medidas bajarán el dióxido de carbono". Madrid Central es una gran Área de Prioridad Residencial (APR) del centro, que cubre un total de 472 hectáreas, y que tiene como objetivo priorizar a los peatones, las bicicletas y al transporte público, al tiempo que se garantiza la protección de la salud frente a los efectos de la contaminación atmosférica.

A partir de la medianoche del 30 de noviembre, el Ayuntamiento de Madrid pone en marcha el llamado Madrid Central, un plan para restringir el tráfico de vehículos privados en el centro y, con ello, reducir la contaminación y mejorar la movilidad.  Es un proyecto no exento de polémica, nos lo cuenta nuestra reportera Iratxe Llarena y entrevistamos a Pascual Medel, portavoz de la plataforma de afectados por Madrid Central.