Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Se aleja de la costa la mancha de fuel del pesquero ruso hundido frente a las costas canarias. Este lunes llega a la zona un robot que se va a incorporar al operativo de vigilancia y de limpieza, en el que ya trabajan cuatro barcos y dos aviones. Este martes está previsto que el robot baje hasta los 2.400 metros de profundidad, donde está el pesquero hundido, para comprobar si sigue saliendo fuel y enviar imágenes, para que los técnicos decidan si se puede extraer lo que queda en las bodegas.

Se hunde a 15 millas del sur Gran Canaria el pesquero ruso que el pasado domingo tuvo que ser remolcado fuera del puerto de Las Palmas, tras sufrir un incendio. El barco se encuentra a más de dos kilometros de profundidad y lleva en su interior unas 1.400 toneladas de fuel. Durante varios días los equipos de emergencia han tratado de apagar las llamas de su interior sin éxito.

Salvamento Marítimo ya ha movilizado los medios de lucha contra la contaminación para verificar si se ha producido un vertido. El barco se ha hundido el día en que técnicos de Capitania Marítima tenían previsto acceder al buque.

El pesquero ruso se hundió anoche a quince millas al sur de Gran Canaria y se encuentra a 2400 metros de profundidad. Capitanía Maritima de Las Palmas tenía previsto acceder al barco asegura que solo ha dejado pequeñas manchas de combustible. Los expertos ven poco probable el derrame de las 1400 toneladas de fuel aunque será casi imposible extraerlo de sus tanques.

El pesquero ruso Oleg Naydenov, que fue arrastrado fuera del puerto de Las Palmas este fin de semana al no poderse apagar el incendio que tenía a bordo, se ha hundido a 15 millas (24 kilómetros) al sur de Maspalomas, Gran Canaria. El centro coordinador de Salvamento ha movilizado medios hacia la zona para verificar si se ha producido algún vertido y para actuar si fuera necesario. 

La ONG internacional Save the Children ha alertado de que 400 personas podrían haber desaparecido en el mar en el naufragio de una embarcación que había partido de Libia para intentar alcanzar las costas italianas.

La embarcación se hundió el lunes a 80 millas de la costa libia y la Guardia Costera italiana recuperó a 144 supervivientes y nueve cadáveres. Save the Children se basa en los testimonios de los supervivientes que el martes llegaron a puerto, y que afirman que en el barco viajaban en total unas 550 personas, incluyendo niños.

Hasta el momento, la Guardia Costera italiana no ha podido confirmar esta información.

En total, 250 migrantes llegaron a Porto Empedocle, en Sicilia, a última hora del martes, desde la isla de Lampedusa, donde fueron inicialmente trasladados. También han llegado dos cadáveres.

La Policía italiana ha detenido además a tres personas sospechosas de ser los tripulantes de las embarcaciones.