­ ­ ­ ­

Clases particulares

La educación reglada de Ciudad K es exquisita, no en vano los niños aprenden a leer con ensayos de Jürgen Habermas. El problema es que, como toda educación oficial, está supeditada a las tradiciones intelectuales, a los dogmas y a eso que el profesor de clases particulares denomina "herencia judeocristiana". Este atípico profesor (hippie, neurótico y bipolar) considera que la educación tradicional capa la creatividad y la libertad de pensamiento de los infantes, por lo que ha emprendido una particular cruzada para limpiar de propaganda bienpensante las mentes de sus alumnos.

En sus clases descubriremos porqué los poderes fácticos insisten tanto en que El Quijote es un buen libro, porqué Marx, Darwin y Mozart eran una panda de farsantes y porqué la teoría de la selección natural no mola si eres enclenque y feo. Escepticismo y crítica mezclados con trastornos y adicciones varias. 

Capítulo 13

El Quijot y el nacionalismo

Capítulo 12

La revolución industrial: una fábrica de burgueses

Capítulo 11

Carpe diem

Capítulo 10

Una lección incómoda

Capítulo 9

Che Guevara, un adicto a la violencia.

Capítulo 8

Darwin y la superviviencia del más cabrón

Capítulo 7

Nicolás aprende otra verdad: Los lectores de los periódicos son esclavos

Capítulo 6

'Para Elisa' de Beethoven ha sido malinterpretada

Capítulo 4

La democracia no existe, este país lo controlan 20 familias

Capítulo 3

Como Karl Marx salió adelante sin tener un duro

Capítulo 2

Sobre Ghandi, la no violencia y los pelirrojos

Capítulo 1

La verdadera lección de Albert Einstein no fue la Teoría de la relatividad.

Espacio reservado para promoción
cid:'TE_SCIUDAD'