Enlaces accesibilidad

Bienvenidos al apartamento de Coco Chanel

Por
Chanel recrea la casa de Gabrielle Chanel en el Grand Palais de París AFP

Hacía 17 años que Chanel no presentaba una colección de su exclusiva línea Métiers d'Art en París. Fue en el año 2002 y ahora la capital francesa, cuna de esa moda que solo se escribe con mayúsculas, acoge este acontecimiento. Un evento que la casa celebra año tras año en el mes de diciembre. Ahora, el lugar escogido ha sido el Grand Palais y allí han acudido las estrellas del cine internacional que son amigas y embajadoras de la firma, como Penélope Cruz, Marion Cotillard, Kristen Stewart y Lily-Rose Depp.  

Carrusel del desfile de Chanel en mítica escalera de Coco. AFP

La nueva directora creativa, Virginie Viard, juega a los contrastes, quizá para poner el acento en esa virtud que tiene la mítica maison para rejuvenecer los códigos Chanel que el tiempo ha convertido en iconos. La colección es una de las más especiales de la historia de la casa ya que se inspira en el apartamento de la rue Cambon en el que vivió Coco Chanel. "Era como un escaparate donde guardaba todos los pequeños tesoros que le regalaban sus amigos, como la espiga de trigo pintada por Dalí. El trigo simboliza la vida y la prosperidad y le en todas partes", dice Viard que suele visitar el apartamento en el Coco volvió a ser Mademoiselle.

Las texturas metalizadas destacan en la nueva colección. AFP

Un espacio en el que convivían esculturas, pinturas y objetos exóticos que ahora Viard traslada a la nueva colección Leones dorados (Coco era del signo Leo), la doble C entrelazada, el 5 (su número de la suerte y el nombre de su primer y legendario perfume), las camelias (su flor emblemática)... talismanes de la diseñadora que se entrelazan ahora con sus icónicos códigos: los lazos, las cadenas, el binomio blanco y negro... “El apartamento de Gabrielle me recuerda al primer apartamento de Karl que conocí, allí uno se sentaba en camas con dosel disfrazados de sofás. ¡Soy hija de Karl y Gabrielle!", exclama Virginie.

Las plumas son el elemento estrella de la colección. AFP

El romance entre blanco y negro es una de las señas de la casa y ahora recorre esta colección de distintas maneras. Destaca el uso de las plumas, elemento estrella, tanto en faldas como en vestidos y capas. Llaman poderosamente la atención las que van pintadas formando dibujos de camelias. La silueta de esta flor se hace también con perlas blancas bordadas sobre tejido negro o se estampa con trazos negros sobre fondo blanco.

"Esta colección conecta con los códigos de la casa y con el primer desfile de Métiers d’Art celebrado en 2002, que en realidad tuvo lugar en los salones de la rue Cambon. Aquel desfile es muy especial para mí. Las modelos fumaban mientras escuchaban a Lou Reed. Era una actitud, y la actitud de Chanel es el nuevo vocabulario de la casa.¡Hablamos de una mujer cuyo lema era 'la moda cambia pero el estilo perdura'!", añade Viard.

Conjunto en mohair decorado con siluetas de camelias. AFP

No faltan las prendas realizadas en tweed, como los abrigos que tienen el bajo desflecado y los monos con el cuerpo de una chaqueta de esmoquin. El mono se desarrolla en diferentes versiones: en tejido de twedd y lentejuelas, en lúrex e incluso en un atrevido híbrido entre mono y vestido. Vemos conjuntos de sudadera y falda tubo hechas en mohair, y vestidos eternos que caen al suelo en raso de seda junto a otros por encima de la rodilla, revisiones del famoso LBD (Little Black Dress). Lo más novedoso son los mitones de perlas de colores, los bolsos-jaula, las prendas con acabados metalizados y las que se tiñen con degradés de tonos cálidos o fríos. Y lo más aplaudido, la chaqueta hecha con camelias blancas que ha cerrado el desfile. 

El espíritu de Mademoiselle Coco rejuveneces con Viard. AFP

La Colección Métiers d'Art se presenta siempre en el mes de diciembre y siempre fuera del calendario oficial. En los últimos años el desfile se ha celebrado fuera de Paris: Tokyo, Nueva York, Montecarlo, Londres, Moscú, Shanghái, Bombay, Edimburgo, Dallas, Salzburgo…Las prendas, como explica la casa, son el fruto del excepcional savoir-faire de los mejores artesanos franceses: el bisutero Desrues, el plumero Lemarié, el sombrerero Maison Michel, el zapatero Massaro, el guantero Causse y los bordadores Lesage y Montex.

La esencia de la casa Chanel está en el espíritu de Coco. AFP

La casa mima y cuida los talleres que hacen posible sus prendas más especiales, sobre todo las de alta costura. Y ahora da un importante paso con la inauguración de una nueva sede en el norte de París. Allí se mudarán seis de esos talleres de artesanos y Eres, la empresa de lencería y baño que pertenece al grupo. Se llamará 19M, por varios motivos: el 19 del distrito en el que se ubicará, es un guiño a la fecha de nacimiento de Coco Chanel (el 19 de agosto de 1883) y la M es la letra inicial de moda.

Virginie Viard, diseñadora de Chanel, saluda delante de las modelos. AFP

Chaqueta hecha con camelias, la flor preferida de Gabrielle Chanel. AFP

Los clásicos de Chanel actualizados por Virginie Viard. AFP

Capelina de plumas decoradas com camelias. AFP

Televisión

anterior siguiente