Enlaces accesibilidad

"Prodigios", un talent show único y diferente

Repasamos las valoraciones de un grupo de periodistas de diferentes medios de comunicación
La apuesta por la música clásica y el papel del jurado, entre los elementos más destacados del programa
La gran final de 'Prodigios', este sábado 27 de abril a las 22:05 en La 1
 

Por
El jurado realiza la valoración final a los duelistas

‘Prodigios’, el talent show musical producido por RTVE en colaboración con Shine Iberia, ha sido definido como un talent show único y diferente al unir el entretenimiento con disciplinas artísticas clásicas, en una clara apuesta de la cadena pública por la cultura y el entretenimiento y acercar la música clásica al gran público. Además, muestra el esperanzador futuro de las disciplinas clásicas a través del talento de 27 jóvenes entre 10 y 16 años. Este sábado 27 de abril a las 22:05 se pone el broche final a esta aventura y hoy repasamos qué opinan y qué destacan los periodistas de diferentes medios de comunicación de esta temporada de ‘Prodigios’.

Federico Marín, del periódico ABC pone en valor el gran casting de los cantantes, bailarines e instrumentistas que han actuado en el programa asegurando que "Prodigios es un concurso con talentos puros y un futuro de verdad, independiente de las campañas de marketing"

Candela canta en lírico Alfonsina y el mar

Marcos Méndez, del portal especializado en televisión Vertele habla de ‘Prodigios’ como un ejemplo de un formato necesario en la televisión: “Es una ventana abierta a mostrar y acercar artes que no suelen tener cabida en los medios de comunicación, y un ejemplo perfecto de formato divulgativo, formativo y de entretenimiento que debe tener una televisión pública”. Entre los elementos que más destaca se encuentra “la emoción y la profesionalidad que transmiten los niños, junto a la atinada elección del jurado, logra que sea un talent diferente tanto en contenido como en protagonistas.”.

El periodista de La Información, Borja Terán, destaca la apuesta de RTVE por acercar la música clásica al gran público y el papel de Ainhoa Arteta, Andrés Salado y Nacho Duato: “Ha existido siempre una mentalidad en la que la música clásica tenía que ser relegada a formatos escondidos en la programación. Cuando la música clásica puede ser muy atractiva dentro de un programa de entretenimiento y eso lo ha demostrado ‘Prodigios’. Ha evidenciado que en un ‘prime time’ se pueden despertar inquietudes con ayuda de la emoción del prime time televisivo. Sobre todo, ha acertado en contar con un jurado que no se queda en la frase hecha, si no que argumenta de una forma muy didáctica sus veredictos y esto sirve para que el espectador y los chavales aprendamos juntos. Es un programa que despierta la curiosidad y eso es el motor de la televisión. Es un entretenimiento inclusivo, que está accesible para la gran mayoría“.

Fernando S. Palenzuela, del portal especializado en televisión FórmulaTV habla de la brevedad del programa como uno de sus mayores aciertos: “Prodigios ha encontrado en su brevedad su mayor aliado. El hecho de que solo se componga por cinco galas es un aspecto muy positivo, pues dinamiza las diferentes fases y le resta la posibilidad de que acabe resultando repetitivo con cada emisión. Además, tiene una puesta en escena sencilla que casa muy bien con su estilo, sumándole el hecho de contar con una orquesta que interpreta en directo, lo cual es uno de sus mayores atractivos”. Sin embargo, también destaca la apuesta por la música clásica, el papel del jurado y el casting de los pequeños talentos: “Prodigios ha conseguido traer al prime time español un programa donde se pone de manifiesto la música clásica, algo que era muy necesario y que todavía no estaba presente en nuestra televisión. Además, tanto el jurado como el casting están muy bien seleccionados y ya no solo eso, sino la implicación de los mentores, que no tienen problema en salir a escena a dar lecciones no solo a los jóvenes participantes, sino también al público”.

Andrés Salado dirige la orquesta sinfónica de Castilla y León

La periodista y analista de televisión Mariola Cubells (Cadena Ser) pone en valor el contenido divulgativo y de entretenimiento del formato y la profesionalidad del jurado: “Prodigios me ha parecido una apuesta interesante de la tele pública. Creo que es el formato por el que debe apostar: potenciar la cultura menos comercial, divulgar esas disciplinas que más apoyo necesitan y darle el punto necesario de divertimento, para que al espectador actual les pueda interesar. Creo que las tres figuras del jurado son incontestables en sus facetas, buenos y reconocibles representantes de sus disciplinas artísticas”.

La presentación de los increíbles jueces de Prodigios

Virginia López, en un artículo en El País, subrayaba el día del estreno el hecho de que, por primera vez, la música clásica ocupe un espacio en el prime time “Este fino momento musical se está grabando para televisión, pero no se verá en horario de madrugada. Ni en una cadena temática. Ni en un canal especializado. A Manuel se le escuchará en prime time (22.35) y en una La 1 porque es uno de los 27 participantes de Prodigios, el nuevo concurso que se estrena esta noche; la primera vez en la memoria reciente que la música clásica ocupa un horario tan destacado.”

Raphael, pura inspiración para los pequeños concursantes

El periodista Juanma Fernandez de Bluper comparte opinión con sus colegas sobre el jurado: “El jurado ha sido un completo acierto, no solo por sus opiniones sino por lo que enseñaban con cada una de ellas”. Además de destacar la calidad del formato “Prodigios me ha parecido un gran ejemplo de lo que debe ser la televisión pública. Ha conseguido que el espectador se quite los prejuicios que pudiera tener sobre la música clásica, el canto o la danza y ofrecer un producto entretenido y enriquecedor. Además ha servido de plataforma para niños que no tienen fácil poder dedicarse a la música.La televisión ha de emocionar y con Prodigios y es imposible no soltar en algún momento alguna lágrima por la pasión con la que estos niños sentían la música. Da gusto ver que existen nuevas generaciones con esa especial sensibilidad”.

Después de todas estas críticas positivas, solo nos queda esperar a la noche del sábado para disfrutar por última vez con las actuaciones de los seis últimos prodigios que se disputarán el gran premio: Ser el mejor “Prodigio del año” en España, 20.000 euros en metálico y un curso intensivo de perfeccionamiento en el centro de alto rendimiento Musical de la Universidad Alfonso X El Sabio.