Enlaces accesibilidad

#BloggerMC5 - Porridge dulce y salado

  • Dos propuestas fantásticas para el desayuno
  • Raquel Cabalga siempre marca la diferencia
  • No te pierdas las novedades cada semana

Por
#BloggerMC5 - Porridge dulce y salado

Tu alimentación no será más o menos saludable solo por incluir avena en tu día a día, pero sí es cierto que podemos considerarla un cereal versátil y de gran riqueza nutricional así que vamos a versionar el famoso porridge inglés u oatmeal norteamericano para que la disfrutes más allá de los mueslis, granolas y galletas del desayuno. 

Con estas dos versiones sencillísimas, rápidas y muy sabrosas tendrás la base dulce o salada para utilizar la imaginación y adaptar tus gachas o porridge a lo que tengas en la nevera/despensa:

PORRIDGE DULCE Y SALADOPORRIDGE DULCE Y SALADOpostres
Ingredientes Preparación
  • Versión dulce con crema de cacahuete y plátano caramelizado
  • ½ taza de copos de avena integrales
  • ½ taza de leche semi (o bebida vegetal)
  • ½ taza de agua (o 1 si te gustan las gachas más caldosas)
  • 1 cucharada de puré de dátiles
  • 1 cucharada de crema de cacahuete
  • 1 plátano grande o 2 pequeños
  • 1 puñado de fruta fresca (según tus preferencias y estacionalidad)
  • 1 puñado de frutos secos al natural
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal yodada
  • Versión salada con espinacas y queso de cabra
  • ½ taza de copos de avena integrales
  • ½ taza de leche semi (o bebida vegetal)
  • ½ taza de agua (o 1 si te gustan las gachas más caldosas)
  • 50 gramos de queso de cabra
  • 2 tazas de espinacas frescas
  • Sal yodada
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de sésamo tostadas
  1. PREPARACIÓN DULCE:
  2. Ponemos en una sartén, cazo o wok: la avena, la leche, el agua, medio plátano a rodajas, la pizca de sal, la canela, la crema de cacahuete (puedes comprarla o hacerla en casa, procesando cacahuete sin piel) y el puré de dátiles (puedes hacerlo triturando dátiles con un chorrito de agua, guardado en nevera sirve para endulzar cualquier preparación).
  3. Encendemos el fuego y removemos mientras cocinamos durante 5-10 minutos (el punto de la avena va al gusto, según si nos gusta más o menos entera o más o menos cremosa).
  4. Servimos y decoramos con un puñado de fruta fresca, la mitad del plátano que reservamos y pasamos por la sartén (se carameliza solo con el calor, no es necesario añadir nada) e incluso con unos frutos secos naturales o tostados.
  5. Si quieres un toque de dulzor extra puedes añadir 1 cucharada rasa de miel, melaza o sirope de ágave por encima (procura ir reduciendo la cantidad que consumes, poco a poco).
  6. PREPARACIÓN SALADA:
  7. Ponemos en una sartén, cazo o wok: la avena, la leche, el agua, el queso, la sal y la pimienta al gusto.
  8. Encendemos el fuego y removemos mientras cocinamos durante 5-10 minutos (el punto de la avena va al gusto, según si nos gusta más o menos entera o más o menos cremosa).
  9. Agregamos las espinacas en los últimos minutos y removemos bien.
  10. Servimos y decoramos con semillas de sésamo, unos trocitos de queso, alguna hoja verde fresca (puede ser la propia espinaca o cualquier otro vegetal) y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Televisión

anterior siguiente