Anterior Esta semana, en 'Historia de nuestro cine' Siguiente Muere Ángel Nieto, el mito del motociclismo español. Arriba Ir arriba
Página Dos - José Sanclemente

La nueva novela de José Sanclemente, "Ilusionarium"

  • Una nueva entrega de la serie Tinasky, donde conocemos más detalles de la vida de este enigmático escritor

  • ¿Cuál es el canon de Luisgé Martín que acaba de publicar una nueva novela, "El amor del revés"?

  • ¿Cómo ha ido la adaptación de "La chica del tren" de Paula Hawkins?

|

Esta semana la magia, el periodismo y la investigación se hermanan en la nueva novela de José Sanclemente, Ilusionarium (Roca). El protagonista es un prestigioso periodista que trabaja en el Sentinel de Nueva York, ganador en el pasado del prestigioso Premio Pulitzer por un reportaje sobre corrupción en Las Vegas, que recibe el encargo de la editora de su diario de que encuentre a su hija desaparecida hace años. Esta joven era una famosa maga que ante la imposibilidad de poder dedicarse a lo que más le gusta se marcha de casa.

  Nos confesó el escritor José Sanclemente que algunas de las cosas que le ocurren al periodista le han pasado a él también en la vida real Nos confesó el escritor José Sanclemente que algunas de las cosas que le ocurren al periodista le han pasado a él también en la vida real

Con esta sugerente trama, Sanclemente nos habla del mundo de la magia, en un curioso ejercicio comparativo con el mundo del periodismo que conoce muy bien. Pero también nos confirmó que esa búsqueda que realiza el periodista le llevará también a una búsqueda de sus propios fantasmas que permanecen arrinconados en su propio pasado. Un pasado que lo trasladará hasta París, ciudad donde nació y donde deberá reconducir de nuevo su vida. Nos confesó el autor, que algunas de las cosas que le ocurren al periodista le han pasado a él también en la vida real, como por ejemplo, las presiones para no abordar ciertos temas políticos muy delicados. De ahí que aprovechemos la entrevista para reivindicar un periodismo independiente como el que se puede encontrar en los Estados Unidos.

Para todos los públicos Página Dos - José Sanclemente - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

José, "Ilusionarium" es tu cuarta novela.

Pero creo que es la primera sin el policía Julián Ortega.

No sé si es un mero descanso o te has cansado de él.

No, no me he cansado de él.

Pero también es la primera en la que tampoco aparece su pareja,

Leire Castelló, la periodista.

Quizá porque los tres primeros libros quería hablar más sobre periodismo.

Dentro de la trama, estaba muy implicado que el objetivo

era contar cómo está el periodismo, los medios de comunicación.

Y creo que en esta me he ido a otro tema,

aunque el protagonista sea un periodista.

He estado más en el mundo de la magia,

en el mundo del ilusionismo y en el mundo del engaño.

Hablemos de ese argumento, porque efectivamente aquí el investigador

es un periodista, es Cristian Bennett,

un prestigioso periodista ganador del Pulitzer,

que trabaja en el periódico Sentinel de Nueva York.

Y un día recibe un encargo muy particular.

¿Qué debe hacer?

Debe buscar a la hija de la editora, que está gravemente enferma.

Hasta ahí podemos leer.

Él tiene que encontrarla porque sino el periódico puede pasar a manos

de un fondo de inversión.

Su hija desaparece hace muchos años, se dedicaba al mundo del ilusionismo,

que era una afamada maga.

Es curioso, precisamente una maga cuando en el mundo de la magia

no suele haber magas, son ayudantes de los magos.

En este caso es la maga la que realmente inventaba los trucos

es la que lo mejoraba. Y sin embargo, por la época,

ella tenía que aparecer como una mera ayudante de su pareja,

del mago Larry.

Es una novela de corte policiaco, pero utiliza estos elementos

que hacen que sea una novela muy particular.

Que es, como bien comentabas, el tema del periodismo

y el tema de la magia sobre todo.

Y además consigues que casen bien. Como si tuvieran cosas en común.

De alguna manera he intentado, me gustaría que el lector

entrara en la novela como cuando entra un espectáculo de magia.

Cuando entramos a un espectáculo de magia,

sabemos que vamos a ser engañados.

Sin embargo, nos abandonamos.

Combinas lo que es las escenas de acción, porque hay acción,

solo hay que ver el arranque.

Y lo haces con una investigación policíaca de corte más clásico.

De entrada, que la editora de un periódico le encargué

a su periodista estrella la búsqueda de su propia hija,

eso tiene ese aire clásico que tanto gusta.

Sí, quizá puede recordar aquellas novelas negras

más americanas, también los escenarios

donde está basada la novela, Nueva York, Las Vegas...

son escenarios como tradicionales.

Pueden cambiar pero no acaban cambiando.

Me parece que he intentado que sea una novela mucho más amplia.

He encontrado prácticamente en todos los escenarios de la novela

los he vivido, la documentación ha sido asistir a estos espectáculos

de magia, conocer de primera mano cafés teatros

que están dedicados prácticamente a la magia.

Hay todo un mundo detrás de esoterismo, de magia,

de sobriedad dentro de la propia novela

que le acerca un poco a la novela negra,

aunque el color de la magia es el rojo por excelencia.

Hombre, guiños hay algunos.

Aquí encuentro guiños a Hammett, a Chandler, a Rose McDonald.

Hay un pianista que toca "Times goes by".

E incluso el nombre del perro yo no sé si es fruto

del inconsciente, pero el nombre del perro del protagonista

es el mismo apellido que la protagonista de la película

"Halcón maltés", de Mary Astor.

No caí en eso, pero seguramente me iba aproximando

a ese mundo oscuro y de hecho, el pianista existe

y el pianista toca esa melodía que la toca en la calle 55.

Entonces, todo es bastante verdad.

-Hola a todos. Yo soy Javier Ruescas

y aquí se habla de libros.

Y hoy vengo a hablaros de escritores que tuvieron infancias terribles.

¿Sabíais que Virginia Woolf, las hermanas Brontë,

Sylvia Plath e incluso Herman Melville

perdieron a un padre cuando eran pequeños?

¿Y sabíais que Jack London tuvo que empezar a trabajar

en una fábrica cuando solo tenía 12 años?

Un tema muy interesante, pero antes quiero daros la primicia.

Me han contado que pronto se publicará un nuevo libro

de Guillermo Tinasky, un autor que tuvo un éxito brutal

antes de que yo naciera y que me encanta leer.

Así que, estad muy atentos a mi canal porque pronto os contaré

mucho más sobre este tema.

-Yo no creo que sea necesario tener una infancia dura.

Sí que creo que es necesario ser algo diferente.

Ser una persona un poco original o rara, ya desde niño.

Para mirar los acontecimientos, lo que sucede de una manera particular.

En caso de Tinasky, al parecer tuvo una infancia durísima.

-La infancia de Guillermo Tinasky es una tragedia de manual.

Su padre desapareció en 1974, durante un viaje de negocios

en México junto al escritor y activista chicano, Óscar Acosta.

A partir de entonces nadie volvió a saber de ellos.

Zeta Acosta, más conocido por su relación con Hunter S. Thompson,

en "Miedo y asco en Las Vegas", publicó un libro

que marcó la juventud de Tinasky.

"Autobiografía de un búfalo pardo".

Sin padre desde los 11 años, vivió con su madre y su hermana

en Washington.

Sus compañeros de clase recuerdan su terror antológico

a ser fotografiado.

Las pocas fotografías que han salido a la luz pública

lo retratan en un segundo plano, ágilmente colocado

para no ser reconocido.

La única en la que aparece de cara es un plano muy abierto.

Desgraciadamente, la calidad de la foto impide una ampliación óptima

y alimenta, como no podía ser de otro modo,

el misterio tras Guillermo Tinasky.

-Guillermo Tinasky siempre fue diferente.

Aunque solo teníamos 15 años, todos lo sabíamos.

A él le interesaban otras cosas.

Leía todo el rato, le gustaba subir montañas y dormir al raso.

La desaparición de su padre fue un golpe muy duro para él.

-Lamentablemente en el caso de Tinasky

sí que le sucedió y el riesgo que él podía correr

era resobar demasiado o recrearse demasiado en ese dolor

porque probablemente la escritura de Tinasky

hay un elemento muy importante que es el elemento de purgación

de los propios dolores.

Que eso es de algún modo, lo convierte en un escritor

verosímil, auténtico y que llega a mucha gente.

-No me aclaró mucho. A veces le preguntaba.

Hay frases que tú como traductor entiendes,

pero que no acabas de entender del todo.

Sin la ayuda del autor, pues si el autor está vivo,

se la pides.

Era un tipo un poco extraño. Como que le molestaba las preguntas.

-La niñez de Tinasky terminó en 1979, cuando su madre y su hermana

fallecieron en el incendio del hotel donde se hospedaban

mientras visitaban a unos familiares.

Después, Guillermo vivió dos años con sus tíos

hasta que se mudaron en 1981 a Nueva York.

Un año más tarde se enroló en un barco pesquero en Maine.

La infancia es, para muchos escritores,

el origen de su vocación.

Así lo fue para Raymond Carver, un autor básico para entender

la obra de Tinasky.

Carver trabajó en un aserradero con su padre,

también alcohólico como lo sería su hijo.

Se casó a los 19 con una chica de 16. Fue padre a los 20.

La literatura era su única esperanza de prosperar.

Vía de escape que comparte con otro escritor que,

como Tinasky, también triunfó en la década de 1980.

James Ellroy.

El autor de la Dalia negra encontró a su madre asesinada brutalmente

en la entrada de su casa. Difícil de superar.

-Las novelas de Tinasky ofrecen una mirada honesta

al lado oscuro de la infancia, ya lo dijo Hemingway,

"La mejor manera de convertirse en escritor es ser un niño infeliz".

-Tú te pones a leer a los grandes escritores americanos

y todos han tenido experiencias muy fuertes,

Desde Richard Ford a la actual Lucía Berlín.

Pero incluso con una infancia convencional, creo que lo importante

es la mirada del niño. Del que va a ser escritor.

Y tiene que ser sin duda diferente.

En el caso de Tinasky se daban las dos cosas.

tuvo una infancia muy dura y por lo que se ve,

era una persona muy original.

(Música)

Mi canon literario está compuesto por orden cronológico

de lectura por: "Crimen y castigo", "Frankestein", de Mary Shelley

y los "Cuentos completos" de Julio Cortázar.

"Crimen y castigo" fue para mí biográficamente

un libro fundamental. Lo leí muy joven.

El libro en el que yo asocio el insomnio, es decir,

esa obsesión de terminar un libro de leer.

Para mí concretamente "Crimen y castigo",

suponen esa forma de meterse hasta el fondo del cerebro

de un personaje, conocer sus obsesiones,

sus retorcimientos y ver cómo se puede conducir hasta el abismo,

hasta el extremo, los sentimientos humanos.

Frankenstein es un libro que yo tardé tiempo en leer

porque lo desdeñaba por infantil o por fantasioso

o por el terror. Cuando lo leí por primera vez

y luego todas los veces que lo he leído,

creo que contiene toda la esencia de lo que es la condición humana,

los sentimientos que nos permite acercarnos a la tristeza,

a los sentimientos, la búsqueda del amor.

Toda una serie de cosas que para mí, en mi literatura,

han sido fundamentales y que, como lector me fascinan.

Los cuentos de Cortázar que son muchas formas de ver la literatura,

muchas historias distintas, muchas aproximaciones al mundo.

Para mí supusieron, creo que son una colección de cuentos

inmejorable en toda la historia.

Por primera vez, yo veía como entraba la fantasía, la imaginación,

como se rompía el realismo. Como entraba el azar

en la concepción de la vida de los personajes,

y por lo tanto, tienen un valor absoluto como escritor por supuesto,

pero como lector sobre todo.

(Música)

José ¿el tema de la magia te interesaba antes de la novela?

No excesivamente.

Siempre he sido un curioso de temas esotéricos e incluso de estudiar

las bases del tarot.

Pero no esencialmente. A mí el tema me surgió

porque leí un libro de magia y neurociencia

en el que me interesó conocer cómo funciona un poco nuestro cerebro

en relación a los trucos que los magos iban haciendo.

Entonces, leí un libro de Susana Martínez Conde,

una neuróloga gallega que está afincada en Estados Unidos

y ese fue el punto de arranque.

Me pareció que saber por qué nos engañamos o nos dejamos engañar

era una buena trama para iniciar un proceso en el que yo quería,

de alguna forma contar que a veces, es mejor vivir engañado

que no saber la verdad.

De ahí también esa frase recurrente de la novela

que aparece todo el rato.

Que el mundo quiere ser engañado.

Sí, es una frase que además estaba en la tienda,

que también existía. Fui a verla a Nueva York

pero ya en el 60 y tantos se trasladó y es una tienda por Internet,

es la tienda de los hermanos Martinka,

unos alemanes que se afincaron en Estados Unidos

y construyeron un taller.

Igual que estamos en un taller de marionetas, un taller de magia.

En ese taller, que desde 1800 y algo, en 1900 se construyó

la Sociedad americana de magos y en la entrada, igual que en este taller

de marionetas tan encantador, había una frase que ponían eso:

"El mundo quiere ser engañado", la ponían en latín.

Es una frase de Petronio.

Y dice: "Engañémosle".

En esa búsqueda de Ángela por parte de Cristian Bennett,

hay un tema que es clave también, no solo se habla

de corrupción política, de periodismo, de magia...

En esa investigación, él tiene que investigar también

sobre esos fantasmas de su propio pasado.

De su propia vida privada, tiene un papel muy relevante.

Sí, de alguna manera, hasta un poco avanzada la novela,

él no se da cuenta de que si ha sido escogido para buscar a Ángela

es porque también va a analizar su pasado,

a reencontrarse con su pasado y a intentar desmentir cosas

con las que él ha vivido toda la vida,

el engaño en el que ha vivido y en el que, desde el principio,

el engaño familiar, digamos en su propia profesión.

Entonces, sí, se va reencontrando consigo mismo,

cuando sube al escenario,

y resulta que el truco de magia se lo están haciendo a él.

(Música)

Aunque no lo parezca, estamos en la sección de cine,

lo que pasa que creo que es la primera vez en 10 años

que Desireé no está con nosotros,

el motivo ya lo sabéis, acaba de ser madre,

y ahora lo que toca es estar con la criatura,

pero eso sí, me ha puesto deberes, y me ha dicho que vaya a ver

"La chica del tren", la adaptación de la famosa novela

de Paula Hopkins de la que por cierto, se han vendido en castellano

más de 1 millón de ejemplares, o sea, una locura.

(Música)

"Es como tener un secreto.

Y solo yo sé lo que estoy haciendo".

La película la ha dirigido Tate Taylor,

que ya estuvo en esta sección, él es el director

de "Criadas y señoras", que también era otra adaptación,

y no sé si os acordáis del argumento,

bueno, os lo recuerdo, es la historia de una chica, Rachel,

una chica que se acaba de divorciar, que tiene problemas con el alcohol,

y que cada día coge el tren para ir a trabajar

y hay un momento en el que el tren se para siempre en el mismo sitio,

y ella ve la casa de un matrimonio joven aparentemente feliz

hasta que un buen día, ocurre algo, ve algo

y eso hará que cambie radicalmente de idea.

Lógicamente, no os voy a contar nada más del argumento,

así que lo mejor será que vayáis a verla.

"¿Puede decirme dónde estuvo el viernes por la noche?

-Estuve en la ciudad y luego fui a ver a mi marido.

-Exmarido, ¿no?

Según tengo entendido, la mujer que ha desaparecido era su niñera.

-Rachel, quiero que te quedes al margen".

La protagonista es Emily Blunt, y aquí encuentro

una de las primeras diferencias porque si habéis leído la novela,

sabréis que Rachel, en la novela, no es una chica muy agraciada,

y sin embargo, Emily Blunt es guapísima

y eso ya marca un poco una gran diferencia

en el personaje principal. Hay más cosas,

como por ejemplo, el tema del lugar escogido para la acción.

En la novela todo transcurre por la zona de Londres,

y sin embargo aquí, los directores o productores

han decidido que sea Nueva York.

Desireé nos ha comentado en alguna ocasión

que eso suele ocurrir por una cuestión puramente de producción,

a veces por intereses comerciales, porque saben que la película

pues bueno, si transcurre en Nueva York, tendrá más éxito

en los Estados Unidos, etc., etc. En cualquier caso,

la película es entretenida, los fans van a pasar un buen rato,

son estas películas muy pensadas también para estos espectadores

y para estos lectores que han disfrutado con la novela.

(Música)

Que no se me olvide, que mientras estaba en el cine,

Desirée de Fez nos ha mandado un mensaje.

"Hola, Óscar, ¿qué tal? Siento no poder estar con vosotros hoy.

Yo creo que debes estar en el cine, porque me comentaste

que ibas a escaparte a ver "La chica del tren",

y yo todavía no he podido ir a verla, así que ya me contarás

qué tal está, lo que sí que he podido hacer

es echarle un vistazo a este libro, "Mad doctors, el sueño de la razón",

y es bastante curioso porque es una colección de artículos

a cargo de autores como Rubén Higueras Flores,

que también es el coordinador, Ángel Sala, Pilar Pedraza,

Israel Paredes, que lo que hacen es repasar

cómo han representado tanto en el cine como en la literatura

la figura del "Mad doctor", el doctor chiflado, el científico loco,

con personajes que van desde el doctor Frankenstein

hasta, por ejemplo, los doctores locos de las películas

de David Kronenberg. Yo creo que es bastante interesante

y que vale mucho la pena echarle un vistazo.

(Música)

Que sí, que la literatura también tienen su magia,

una magia que nos permite que hoy aparezcan aquí

3 libros estupendos como el de Eduardo Berti,

aquí vais a encontrar varias historias que se hilvanan

para conformar un todo. Por ejemplo, tenemos a un padre misterioso,

a un marinero que quiere asesinar a un escritor famoso,

y hasta un polaco que ha tenido 10 hijos

a los que les ha puesto nombres de reyes ingleses. Pura magia.

(Música)

Es verdad que la magia y el fantasy suele ir a menudo de la mano,

lo que pasa este libro no es el típico libro pensado

para lectores adolescentes. Es cierto, de hecho

aquí no está muy claro si la princesa está a disgusto

con el dragón, y además vemos que los unicornios

suelen atacar a las jóvenes que no son vírgenes.

Bueno, y es que además las caperucitas rojas

tienen muy mala leche. Ya conocéis esa máxima de la magia, ¿no?

"Nada es lo que parece".

(Música)

En su primera novela, Alicia Kopf nos desvela la fascinación

que siente por el hielo,

pero es un hielo que nada tiene que ver

con los polos y sus legendarios exploradores, de hecho,

aquí nos habla del autismo del hermano de la narradora,

y de la fría convivencia familiar que los envuelve.

Es una novela para quitarse el sombrero.

Bueno, casi mejor la chistera.

(Música)

Atención, atención, volvemos a estar amenazados.

Puede que nos ataquen unos monstruos siniestros

o puede que sean bichos metálicos

o puede que sea cualquier otra cosa.

Pero podemos estar tranquilos, porque el grupo de Hamish

y los nuncapersonas nos echarán una mano. ¡A leerlo!

Pues yo también estoy enganchada a la ciencia ficción,

estoy leyendo "El piso mil".

Una novela que nos lleva hasta el año 2118,

en el que la gente vive en una torre de 1000 plantas,

y hay más de un misterio, te lo aseguro.

(Música)

(Canción en inglés)

José Sanclemente es un escritor que está muy vinculado

al mundo del periodismo desde hace muchos años

y eso se nota en esta novela, lo que pasa es que aquí se respira

una cierta sensación de decepción

ante el periodismo de investigación, lo digo por el personaje principal.

No sé si es algo que compartes tú con el protagonista también,

esa sensación de que el periodismo de investigación

ya no es lo que era.

Es cierto que ya no es lo que era y hay honrosas excepciones.

Yo no denuncio quizás esa sensación

que se produce más por la situación en la que están

los medios de comunicación que por los propios periodistas,

pero es difícil que en el mundo en el que vivimos,

en los medios de comunicación, en las empresas periodísticas

se deje tiempo a un periodista, una semana, dos semanas, tres semanas,

o a un equipo de periodistas para llegar a fondo

en un reportaje de investigación. En Estados Unidos es más fácil,

hay, digamos, medios que están financiados

por patronos independientes y lo que quieren es que se haga

buen periodismo. En nuestro país estamos

en esa lucha en la que los grandes medios de comunicación

están sometidos a otros intereses, están reduciendo sus costes,

están reduciendo el personal y por tanto, hay cada vez menos medios

para investigar. Bennett sufre presiones

para no publicar todo lo que sabe. ¿Te ha pasado a ti alguna vez?

Pues alguna vez, alguna vez, y es lo más complicado,

el intentar... Él lo lleva fatal.

Él lo lleva fatal, porque al final, cuando tú acabas

de alguna forma renunciando a contar toda la verdad

eso te queda, te queda como algo

digamos perenne, es algo difícil de olvidar.

Yo creo que las presiones

son comunes en el mundo de la información y del periodismo

y creo que hay que resistir a ellas, la única forma de resistir a ellas

y ser independiente es que realmente, tu medio de comunicación

sea rentable, que no le debas nada a nadie,

que no tengas deudas, ni siquiera financieras, deudas de otro tipo,

entonces eso no siempre es fácil.

Claro, este es un tema muy importante

porque podemos recordar a nuestros espectadores

que él gana el Pulitzer por un reportaje vinculado

con todo el tema de cobro de comisiones, corrupción política

en Las Vegas, con los casinos, la mafia,

el gobernador, etc.

Él hace un reportaje, es premiado, y efectivamente,

esto vuelve a salir muchos años después.

Estaba pensando, mientras la leía, que, caray,

todo este tema de las cuentas "off shore",

los paraísos fiscales te ha venido de miedo,

porque tú llevabas tiempo escribiendo esta novela

y no podía ser un tema de mayor actualidad.

Sí, la verdad es que se me pegó,

cuando salió los casos de Panamá yo ya había escrito

sobre este caso. Por eso.

Se llamó "El caso de los ilusionistas",

porque utilizaban a los ilusionistas para transportar dinero

de la mafia y de las drogas, ¿no?

Cuando Christian Bennett hizo ese reportaje,

hace 15 o 20 años,

él se dejó algo en el tintero.

Novelas como la tuya demuestran que la ficción

es una herramienta ideal para mostrar

la realidad que nos rodea.

Yo creo, ojalá fuera así.

Creo que la novela es bastante real.

Es bastante creíble.

A pesar de que corría el riesgo de que jugar con trucos de magia,

que son increíbles, no le hicieran tan plausible.

Pero a mí me parece que la novela es perfectamente creíble.

Incluso cuando escribía y salió el tema de los políticos,

pensaba que estos políticos son también grandes magos

que nos engañan.

Lo que pasa es que al final vemos que se ven los trucos.

Por lo tanto, los acabamos eliminando con el tiempo

y no vamos más a ver su espectáculo.

(Música)

No tengo previsto hacer ningún truco de magia a modo de despedida,

entre otras cosas, para no destrozar esta media hora televisiva

de libros, de la que os puedo asegurar que no hay trampa ni cartón

y todo es lo que parece. Bueno, casi todo.

(Música)

Tras la barra del bar está el escenario

donde se desarrolla el espectáculo.

Los vasos de mezcla, los jiggers para meter las cantidades,

el colador de gusanillo, las cubiteras.

Todo eso son las herramientas mágicas.

Con las botellas de licores crean el efecto de ilusionismo.

Lo mismo que si se tratara de naipes, cuerdas o esposas.

El resultado es diferente

dependiendo del barman que ejecute el número.

Toni, el de la izquierda, es un mago efectista.

Fíjese con qué destreza mueve la coctelera.

En cambio, James utiliza la cuchara de espiral

como varita mágica para mezclar adecuadamente los licores.

Si se equivoca en la mezcla,

el combinado resultante es decepcionante.

Un truco fallido.

A ellos los llaman mixólogos. A los magos prestidigitadores.

No hay mucha diferencia.

(Música créditos)

Página Dos - José Sanclemente

Las secciones de 'Página Dos'

Junto a Sanclemente el programa cuenta con una nueva entrega de la serie Tinasky, donde conocemos más detalles de la vida de este enigmático escritor.

Página Dos - Tinasky - Episodio 2

También averiguamos cuál es el canon de Luisgé Martín que acaba de publicar una nueva novela, El amor del revés (Anagrama).

Página Dos - El canon de Luisgé Martín

Y en el cine vemos cómo ha ido la adaptación de La chica del tren de Paula Hawkins.

Las recomendaciones de 'Págiona Dos'

Página Dos - Las recomendaciones del programa