Anterior ¡No es magia, es ciencia! El ilusionista Jorge Blass visita 'Órbita Laika' Siguiente El Carnicero y sus hostiles contra Márquez y el Enlace Arriba Ir arriba
Metrópolis - Paisajes Made in Austria

Paisajes Made in Austria

Emisión 5 de octubre de 2016 · La 2

|

Paisajes Made in Austria reúne trabajos de seis artistas austríacos dedicados a la experimentación audiovisual que, partiendo de entornos reales grabados en distintos lugares del planeta, han producido obras sumamente personales que muestran las inmensas posibilidades que el paisaje, todavía en el siglo XXI, ofrece a la creación contemporánea.

Las diez películas incluidas en el programa se distinguen por una gran carga poética surgida de una intensa confrontación con los espacios naturales o urbanos en cuestión. Yendo mucho más allá de la mera representación, sus autores utilizan el paisaje como estructura formal, materia prima, superficie de proyección narrativa o campo de investigación sociocultural. Mediante sus  intervenciones, unos crean nuevos paisajes de gran intensidad visual, mientras que los otros presentan una visión alternativa de los lugares y de la sociedad que los habita.

En Vintage Print (2015), Siegfried A. Fruhauf parte de un negativo fotográfico de finales del siglo XIX, que es sometido a mutaciones cinematográficas y digitales hasta crear un delirio audiovisual que produce vértigo, a la vez que mantiene el efecto tranquilizante de la contemplación de un paisaje.

Michaela Grill define sus obras como experimentos perceptivos. Después de realizar varias películas basadas en el paisaje urbano -como Cityscapes (2007) donde recuperó y digitalizó imágenes históricas de Viena para convertirlas en una sinfonía contemporánea de estructuras planas y vectores de movimiento-, ha ido centrado su interés en las formas y superficies que le ofrece la naturaleza. En Forêt d’Experimentation (2012) invita a un paseo por un bosque experimental canadiense saltando entre realidad y abstracción, y evocando las múltiples maneras en las que la naturaleza ha sido retratada a lo largo de la historia. 

Vertigo Rush (2007) de Johann Lurf también es un experimento de percepción audiovisual, donde el paso de la realidad a la abstracción se produce mediante una sucesión cada vez más rápida de dolly zooms de la vista de un bosque. El vertiginoso movimiento hacia adelante y atrás es sustituido en Kreis Wr.Neustadt (2011) por un continuo movimiento circular alrededor de las rotondas en una región situada al sur de Viena. Para el artista, los objetos instalados en su centro crean paisajes que son un claro reflejo de la sociedad que los habita.    

La arquitecto Lotte Schreiber utiliza los medios audiovisuales para traducir el lenguaje formal del paisaje y de la arquitectura al lenguaje cinematográfico. Borgate (2008), que forma parte de una serie de investigaciones en torno a la ideología y la arquitectura modernistas, expone el fracaso de aquellas utopías mediante un retrato del barrio obrero Don Bosco en la periferia sudeste de Roma. En GHL (2012), la arquitectura tardio-modernista de unos baños públicos vieneses comparte protagonismo con un personaje que deambula solitario por el paisaje invernal, creando una atmósfera apocalíptica a través de sus enigmáticos mensajes enunciados por teléfono móvil.  

Después de trabajar quince años como artista plástico investigando sobre el espacio abstracto, Josef Dabernig comenzó a utilizar otros medios para explorar también el espacio concreto y su potencial narrativo. Desde 1994 viene realizado la serie Panoramas en la que yuxtapone fotografías tomadas en diversos puntos del planeta como El Cairo (2006-2008) o Halle, Ereván, Charleroi (2006-2010). Su compleja relación con el paisaje se evidencia en  la película Lancia Thema (2005) donde se retrata a sí mismo tomando fotos de su coche en paisajes mediterráneos, mientras que Hypercrisis (2011), rodada en un antiguo centro recreativo para cineastas soviéticos en el sur del Cáucaso, constituye un ejemplo de cómo el artista utiliza el paisaje como superficie de proyección de historias.

Elements (2005) de Dariusz Kowalski refleja exactamente lo que el título sugiere: a través de composiciones en loop de imágenes del “Alaska Weather Camera Program” obtenidas de Internet, se confronta el fútil empeño humano de dominar la naturaleza con la fuerza indomable de los elementos que la rigen.