Helena: la bella que causó la desgracia

  • Helena, princesa de Grecia, posiblemente sólo existe en la leyenda
  • Eneas culpa a Helena de su desgracia
Ampliar foto Eneas con su padre muerto

Eneas con su padre muertortve

Ampliar foto Eneas y la diosa Afrodita

Eneas y la diosa Afroditartve

Mitos y Leyendas

¿Dónde?

En La 2 de TVE

¿Cuándo?

Los domingos, a partir de la medianoche

MITOS Y LEYENDAS 

Helena, princesa de Grecia, posiblemente sólo existe en la leyenda. Se supone que su gran belleza fue causa de una guerra. En todo caso, era hija de rey y fue secuestrada de jovencita, pero aún así la pretendían todos los príncipes casaderos.

la felicidad solo duro cuatro años, porque Helena conoció a Paris.

Así que su padre los convocó y les hizo jurar que lo que escogiera la chica estaría bien y salió elegido Menelao. Pero la felicidad solo duro cuatro años, porque Helena conoció a Paris.

El marido, Menelao había hospedado a Paris en casa y él se lo pagó llevándose a su mujer. ¡Traición! No únicamente al amigo Menelao sinó también al don de la hospitalidad.

¡Traición! No únicamente al amigo Menelao sinó también al don de la hospitalidad.

Huyeron juntos París y Helena, pero encima con un montón de bienes de Menelao... El marido abandonado, por su parte, no se dio por vencido: creyendo que Helena estaba en la ciudad, sitió Troya.

Eneas culpa a Helena de su desgracia


El príncipe Eneas desconfió del caballo de madera que los griegos habían situado frente a las puertas de la ciudad. Sí, un regalo, pero envenenado.

Eneas ya estaba casado y era padre, y cuando empezó la batalla decidió luchar para salvar a su familia. Durante la lucha, vio a Helena agazapada en un escondite y se dirigió hacia ella para matarla con la espada por ser la causa de la desgracia, del fin de la paz de su patria y de su hogar. 

Venus le indicó dijo a su hijo Eneas que dejara vivir a Helena

Y ahí apareció la madre de Eneas, la diosa Venus, quien le indicó que dejara vivir a Helena, que al fin y al cabo ella no tenía la culpa de nada y que la guerra era voluntad de los dioses... Así que Eneas abandonó el campo de batalla y tal como le dijo Venus, huyo a otro lugar con su familia.

Menelao no es la causa del infortunio de Helena


Asolar Troya le llevó diez años a Menelao, y para colmo su esposa no estaba allí. Así que se fue a Menfis, la encontró y recuperó sus bienes. Paciencia sí tenía, Menelao.

Cuando Menelao la encontró le pareció tan bella que le perdonó la vida

Y Menelao decidió matarla, pero le pareció tan bella -más quizá de lo que recordaba- que habiendo pasado 14 años -y una guerra, con toda su destrucción- la perdonó.

Polixena, reina de Rodas, era viuda por la guerra de Troya

Menelao murió poco después, y lejos de quedarse allí viuda y tranquila, los vecinos la arrojaron del país y tuvo que huir a Rodas. Allí reinaba Polixena, que precisamente se había quedado viuda por la guerra de Troya...

Así que finalmente fue Polixena quien le quitó la vida a la bella: hizo ahorcar a Helena en un árbol... Ya no le valió para nada más su belleza, que tanto dolor y muerte sembraron.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:58531