Almagul Menlibayeva

Emisión 9 de marzo de 2012 · La 2

Programas no recomendados para menores de 12 años (NR12)
Ampliar foto Steppen Baroque, 2003

Steppen Baroque, 2003Copyright: Almagul Menlibayeva - Cortesía: Priska C. Juschka Fine Art

Ampliar foto Butterflies of Aisha Bibi, 2010

Butterflies of Aisha Bibi, 2010Copyright: Almagul Menlibayeva - Cortesía: Priska C. Juschka Fine Art

Ampliar foto Apa, 2003

Apa, 2003Copyright: Almagul Menlibayeva - Cortesía: Priska C. Juschka Fine Art

Ampliar foto Exodus, 2009

Exodus, 2009Copyright: Almagul Menlibayeva - Cortesía: Priska C. Juschka Fine Art

Ampliar foto Milk for Lambs, 2010

Milk for Lambs, 2010Copyright: Almagul Menlibayeva - Cortesía: Priska C. Juschka Fine Art

Metrópolis 

Metrópolis dedica un programa monográfico a Almagul Menlibayeva, embajadora de su país natal Kazajstán en el mundo del arte al que se dio a conocer en la Bienal de Venecia 2005 con la videoinstalación On the Road expuesta en el Pabellón de Asia Central.

Desde entonces se ha convertido en una nómada moderna que vive entre Almaty, Berlín y Nueva York, pero el tema central de sus obras sigue siendo Kazajstán con sus áridos paisajes y hermosas mujeres.

Un país también lleno de contradicciones en el que 80 años de dominación soviética han creado un vacío entre las tradiciones y religiones ancestrales y la vida moderna, dejando atrás un pueblo en busca de su identidad cultural.  

Metrópolis repasa la carrera artística de Almagul Menlibayeva a través de una entrevista y fragmentos de algunos de sus videos monocanal, cedidos por la artista y la galería Priska C. Juschka Fine Arts de Nueva York.

Almagul Menlibayeva empezó a estudiar pintura con el artista Sergey Maslov, quien la introdujo al arte contemporáneo como opuesto a la educación clásica que ofrecían las universidades en la Unión Soviética. Especializándose en diseño textil conoció técnicas y símbolos tradicionales y comenzó a investigar la historia de las culturas de Asia Central, su filosofía, sus religiones y su folclore. A partir de allí el chamanismo, el nomadismo y el sufismo se convirtieron en elementos predominantes de su producción artística, presentes ya en los primeros trabajos como Apa y Steppen Baroque (2003).

Las mujeres, protagonistas siempre en las obras de Almagul Menlibayeva, son hermosas y exóticas, fuertes y salvajes, pero sobre todo independientes. Aunque la artista reconoce la función social y espiritual de las religiones se opone a los dogmas que oprimen, sobre todo, a la mujer, cosa que no ocurrió en las religiones ancestrales como el tengrianismo a cuyos creencias, rituales y fiestas, celebradas todavía hoy en día, nos introduce en Milk for Lambs (2010).

La coexistencia de pasado y presente en el Kazajstán del siglo XXI se evidencia en Butterflies of Aisha Bibi (2010) donde la artista retoma la leyenda de Aisha Bibi, la versión de Asia Central de Romeo y Julieta, y la convierte en un drama actual en el que los trajes tradicionales de las mujeres contrastan fuertemente con la vestimenta moderna y uniformizada de los hombres.

Ancestral a la vez que actual e incluso sintomático para la sociedad contemporánea es el nomadismo, tema central de Exodus (2009). Levantar el campamento se ha convertido en algo bastante habitual para muchos nómadas modernos como la propia artista para quien una de las ventajas del nomadismo es la menor dependencia de objetos y bagajes.

Pero el éxodo no siempre es voluntario. Transoxiana Dreams (2011) nos transporta a los desoladores paisajes de lo que no tanto tiempo atrás fue el lago Aral con una floreciente industria pesquera y del que queda poco más que un desierto de sal poluto y abandonado por sus habitantes. 

Transoxiana Dreams se puede ver en el MUSAC de León hasta el 3 de junio, mes en el que Casal Solleric de Palma de Mallorca dedicará una exposición individual a la artista.

Espacio reservado para promoción
cid:1665