Enlaces accesibilidad

Paula Bonet: "Los rostros cuentan mil historias"

  • La ilustradora valenciana combina imágenes y textos en su nuevo libro
  • Se titula ‘Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End’
  • Los rostros, sobre todo los femeninos, son los grandes protagonistas

Por
Tráiler del libro 'Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End', de Paula Bonet

Paula Bonet

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, completa su formación en la NYU de Nueva York, en la UPC de Santiago de Chile y en Dédalo Arte, Italia.Hasta hace relativamente poco, su estilo era el óleo, un trabajo pictórico que combinaba con técnicas de grabado. Pero cambió los óleos, el cobre, la madera y las gubias por el bolígrafo, las acuarelas y la tinta china. El resultado es más rápido y directo, y su obra se ha expandido por internet como la pólvora. Ahora le llegan encargos desde puntos tan dispares como México, Hong Kong o París.

La valenciana Paula Bonet es una de las mejores ilustradoras de la actualidad y las grandes editoriales y firmas de publicidad se rifan sus trabajos, que le han granjeado una auténtica legión de seguidores en Internet. Pero aparte de esos encargos, Paula ha pasado un año ilustrando su libro más personal: Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End (Lunwerg), una auténtica joya en la que mezcla textos e ilustraciones.

“Nos ha costado mucho ponerle una etiqueta a este libro -nos comenta-. Yo no lo definiría como un libro de relatos ilustrados, sino de "ilustraciones relatadas", porque lo que más peso tiene son las ilustraciones. Aún así, no me imagino este libro sin esa combinación de imágenes y texto porque ambos se complementan”.

“Tengo que agradecer a Lunwerg que me haya dado un año para hacer lo que quisiera con total libertad. Normalmente colaboro con escritores, pero esta vez me he atrevido a escribir, a explicar una historia combinando imágenes y texto”.

“Dibujar un rostro es algo muy íntimo”

Como en trabajos anteriores destaca la fuerza, la vida, que Paula consigue dar a los rostros, sobre todo los femeninos: “Los rostros cuentan mil historias. La mayoría de las veces una cara puede contar mucho más con un gesto o una mirada que con lo que hablamos. Y las expresiones y las miradas pueden delatarnos. Por eso, dibujar una mirada puede ser muy interesante para un artista”.

“Además -continúa Paula- dibujar un rostro es como estar con la persona a la que dibujo. Por ejemplo, estoy muy unida a mi hermana, que vive muy lejos, y cada vez que la dibujo es como pasar un rato con ella. Es algo muy íntimo”.

Y dentro de los rostros, prefiere los femeninos: “Me identifico más con un rostro femenino, aunque no sé explicar muy bien por qué. Quizá me es más fácil jugar con los colores, me gusta trabajar con la línea de los cabellos. Creo que los rostros femeninos son más dulces, más delicados y dan más juego que los masculinos”.

“No cuento grandes historias”

En el libro Paula mezcla sus ilustraciones con 40 relatos que nos hablan de emociones y que se funden con las ilustraciones que los acompañan. “Es mi primer libro en solitario y me he acercado a la escritura con mucho respeto”, confiesa.

“Las historias del libro son autobiográficas, son relatos mínimos de mi vida cotidiana, de cosas que le pueden suceder a cualquiera -confiesa Paula-. Soy una gran admiradora de François Truffaut y me encanta como cogía una secuencia de lo más banal y cotidiana y la elevaba a la categoría de arte gracias a su punto de vista y a su forma de narrar. Las dotaba de una gran carga emocional y visual”.

“Salvando las distancias está claro que las historias que cuento son muy sencillas. Algunas tienen un inicio y un final y otras apenas son dos apuntes de un relato que no se complementa con palabras sino con los dibujos que la acompañan. El lector tiene que terminar de configurar la historia. Me parecía muy importante la participación de los lectores, no dárselo todo hecho”.

“Lo del título (Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End) lo decidimos al final porque realmente los protagonistas toman decisiones, muchas veces equivocadas, pero lo importante es aprender de esos errores –asegura Paula-. Por eso hay muchas historias sobre relaciones que acaban. Pero no me gustan los finales radicales, me gustan los que hacen que la historia mute en otra cosa, o en otra relación. Qué aprendamos de esas historias y de los errores para poder seguir avanzando”.

Una mezcla de pintura e ilustración

“Yo llevaba muchos años pintado y hace apenas cuatro que dejé la pintura para centrarme en la ilustración -comenta Paula-, estoy casi en los inicios de mi carrera como ilustradora. Pero creo que ha llegado un momento en que mi faceta de pintora y de ilustradora se están uniendo de alguna forma, la línea y el color están uniéndose para formar algo nuevo”.

“Creo que debe haber un equilibrio, una armonía, que la línea no se coma al color y viceversa. Lo importante es que las líneas estén donde tiene que estar y que las más agresivas convivan con las más delicadas para que la ilustración sea más rica”.

Muchos de sus dibujos combinan los rostros con paisajes o animales: “Empecé a combinar la figura humana con animales para una exposición en Barcelona y para un encargo de la discográfica The Indian Runners. Su logotipo es un zorro y lo combiné con la figura humana y me gustó la simbología, porque unía la fuerza del rostro a la del animal”.

“También me interesan mucho los paisajes y el arte paisajístico, aunque no me sentía cómoda con ellos hasta hice un viaje a Islandia. Entonces descubrí ese paisaje de estímulos que intento reproducir en mis obras”.

Una de las ilustradoras más populares

Paula es una de las ilustradoras más populares de la actualidad y un auténtico fenómeno en las redes sociales con centenares de miles de seguidores. “Es muy extraño tener tantos seguidores. Hasta tengo una ayudante que se encarga de la parte pública de mi trabajo, porque estaba desbordada y prefiero tener los pies en el suelo para centrarme en mis ilustraciones”.

Hablando de sus proyectos, Paula confiesa que “Me encantaría hacer más libros, el mundo editorial me apasiona. Sobre todo la posibilidad de  hacer trabajos muy distintos, pasar de ilustrar un libro infantil a una novela de Truman Capote, que sería mi sueño”.

Actualmente Paula trabaja en “Un libro infantil 'pop up' junto a Elisenda Roca; un libro ilustrado que saldrá en otoño sobre el director francés François Truffaut para La Galera, que compara las películas La piel suave y Jules et Jim; también trabaja junto al cantante y guitarrista de la disuelta banda Antònia Font Joan Miquel Oliver en la creación de un cortometraje, y en un proyecto con Christina Rosenvinge”.

Sin duda una de las mejores ilustradoras del mundo, que nos demuestra que también es una excelente narradora.

RTVE

anterior siguiente