Anterior 'Los perros', Premio Radio Exterior de España Siguiente Próxima parada: Molina de Aragón, en Guadalajara Arriba Ir arriba
 Viñeta de Carlitos y Snoopy, de Schulz
Viñeta de Carlitos y Snoopy, de Schulz Planeta DeAgostini

Carlitos, el eterno perdedor, y Snoopy, el soñador imparable, cumplen 60 años

  • También se cumplen 10 años de la última tira y de la muerte de Schultz

  • Es una de las tiras más editadas de la historia y un icono del siglo XX

|

En 60 años, Carlitos no ha ganado un solo partido de béisbol, sigue sin entender a las niñas y ni siquiera ha crecido, pero este eterno perdedor es uno de los iconos de la cultura americana (que siempre ha promovido a los vencedores). Se publica en más de 40 países y sigue teniendo unas ventas anuales por valor de más 2.000 millones de dólares.

Y eso que hace diez años que se publicó la última tira, el 13 de febrero de 2000, justo un día después de la muerte de su creador, Charles M. Schulz, a los 77 años. El dibujante se despedía de sus lectores y también de sus personajes; nunca aceptó que los dibujase otro autor. "He tenido la fortuna de dibujar a Charlie Brown y sus amigos durante 50 años. Eso me ha permitido hacer realidad lo que ambicioné desde niño", escribió Schulz en su despedida.

Hay mucha gente que nunca habrá leído una tira de Peanuts, pero reconoce inmediatamente a Carlitos, a Snoopy (creado apenas dos días después que su amo) y al resto de esa panda genial ideada por ese dibujante que descubrió el secreto del éxito: la sencillez.

'Peanuts' nació el 2 de octubre de 1950

Charles Schulz tenía 24 años cuando publicó por primera vez una tira en el diario de su ciudad, en Minnesota: Li'l Folks, en la que contaba las historias de una pandilla en la que ya figuraba un chaval amable y bueno, pero que siempre perdía,  llamado Charlie Brown. Era semanal y cuando solicitó que fuera diaria, fue despedido.

Tres años después, el 2 de octubre de 1950, Peanuts (Cacahuetes) (Un título impuesto por el editor, que Schulz siempre detestó) se publicó en 7 periódicos, y comenzó la leyenda. Al principio Charlie tenía una camiseta blanca y una cabeza enorme, pero pronto conseguiría la camiseta amarilla con la raya negra y su cabeza se haría más pequeña.

Poco a poco se irían sumando los personajes de su pandilla, Snoopy (el perro soñador, que terminaría robando el protagonismo a Carlitos), Sally (Hermana de Carlitos), su amigo Linus (Siempre aferrado a su manta), Lucy (Hermana de Linus), Marcia (La empollona), Peppermint Patty (Amiga de Marcia), Emilio (El pájaro amigo de Snoopy), Schroeder (Virtuoso del piano y acosado por Lucy) y los hermanos de Snoopy, Spike y Canicas.

Un fenómeno mundial

Pronto Snoopy, el perro de Carlitos, un soñador empedernido que cree ser el enemigo del Barón Rojo en la primera Guerra Mundial y que se pasa el día soñando (o simplemente durmiendo) encima de su caseta, se convirtió en el personaje favorito de los lectores.

Y cuando en mayo de 1969 el Apolo 10 exploraba la Luna para el aterrizaje de los primeros seres humanos dos meses después, la nave tenía como señal de llamada las palabras "Charlie Brown". El módulo lunar se llamaba "Snoopy".

Después llegarían cuatro películas de dibujos animados, especiales navideños de televisión (El primero galardonado con un Emmy), series, todo tipo de libros y recopilatorios,  y un auténtico aluvión de objetos de todo tipo, desde camisetas hasta llaveros que hicieron de Carlitos y, sobre todo de Snoopy, estrellas a nivel mundial. Aunque en España hubo una temporada en la que Snoopy era un símbolo adjudicado a los "pijos", por gente que no había leído nunca la tira original.

Actualmente Planeta DeAgostini publica los 25  números que recogen, integramente,  los 50 años de tiras de Carlitos y Snoopy (Han sacado 8 hasta el momento). Una obra que no puede faltar en la biblioteca de cualquier aficionado al cómic y a la lectura en general.

Schulz dibujó 17.000 tiras

Durante esos 50 años (1950-2000) Schulz  fue el único dibujante de Carlitos Y Snoopy, que nunca faltaron a su cita diaria con los lectores. Y en su momento de mayor popularidad la tira se publicó en más de 2.600 peródicos, con 355 millones de lectores en 75 países y siendo traducida a 40 idiomas.

Desde su fallecimiento, hace ya diez años, aparece en los primeros puestos de la lista Forbes de los muertos que más beneficios generan (35 millones de dólares tan solo el año pasado).

Había mucho de Schulz en Charlie Brown, pero al contrario que su personaje, que nunca creció, Schulz pasó de ser un niño tímido al que nada le salía bien a convertirse en el dibujante que con más ternura consiguió mostrar el lado oculto del sueño americano, y el de mayor éxito de crítica y público.

Más contenidos de RTVE

anterior siguiente