Enlaces accesibilidad

Mobile World Congress 2020

"La cancelación del Mobile no tiene que ver con Barcelona o España, sino con el brote internacional de coronavirus"

  • "Esperamos poder acoger a todos nuestros socios aquí, en Barcelona, en 2021", dicen los organizadores
  • "Nuestra prioridad es la salud y la seguridad, y en segundo lugar la reputación del evento", aclaran

Por
Los organizadores del Mobile World Congress justifican su cancelación por motivos de fuerza mayor

El director general de GSMA, Mats Granryd, ha recalcado este jueves que "la cancelación del Mobile World Congress no tiene que ver con Barcelona o con España, sino con el brote internacional de coronavirus". Granryd ha calificado la decisión tomada como "muy difícil", al mismo tiempo que ha aclarado que su "prioridad es la salud y la seguridad de todos, y en segundo lugar la reputación del evento en Barcelona".

"Nos hemos visto forzados a tomar esta decisión tan difícil, pero era imposible para nosotros celebrarlo en estas circunstancias, ya que se trata de una situación de fuerza mayor", ha aseverado el director de la patronal que organiza en Barcelona la mayor feria de tecnología móvil del mundo.

"Se trata de la explosión de una enfermedad", ha proseguido, "la gente está falleciendo globalmente". "Hubiéramos tenido a miles de personas reunidas en Barcelona y es el riesgo que queríamos evitar".

"Anhelamos acoger a todos nuestros socios en el Mobile World Congress de 2021 en Barcelona"

Preguntado sobre por qué se ha cancelado el Mobile World Congress mientras que ferias similares aunque más pequeñas, como la celebrada en Amsterdam, se han mantenido, ha respondido que "hemos tomado la decision aquí, en Barcelona, lo que hagan otros nosotros no lo podemos comentar".

Desde GSMA han querido restar importancia al hecho de que no exista una declaración de emergencia sanitaria que afecte a España y a Barcelona. Mats Granryd ha alegado que tienen "muchas declaraciones de centros de prevención europeos de control de enfermedades que dicen que es importante limitar o reducir las reuniones con tantos participantes".

"Un día muy negro"

Por su parte, el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, ha sostenido que ya trabajan para la próxima edición del MWC: "Esperamos poder acoger a todos nuestros socios de todo el mundo aquí, en Barcelona, en 2021".

Hoffman ha explicado que para tomar la decisión de cancelar la feria "tuvimos en cuenta muchos factores, en una situación que ha ido cambiando día a día y hora a hora. Incluso pensamos en reducir el evento, en hacerlo mas pequeño, pero las empresas dijeron que tampoco vendrían aunque fuera más pequeño". "Es un día muy negro, muy decepcionante, pero sabemos que volverá a brillar el sol", ha intantado transmitir optismimo.

Responsabilidades económicas

Respecto a posibles indemnizaciones y responsabilidades económicas derivadas de la cancelación del evento, GSMA ha asegurado que la medida obedece a una situación de "fuerza mayor", lo que, a su juicio, les exonera de responsabilidades económicas.

Tras reiterar que no tenían otra opción que cancelar el evento, tanto Granryd como Hoffman han señalado que los contratos de GSMA con sus clientes incluyen cláusulas de fuerza mayor y se han mostrado convencidos de que estas son aplicables a lo ocurrido estos días.

"Es una situación de fuerza mayor. No vamos a hacer especulaciones, veremos lo que especifican los contratos. Se analizarán los términos de cada uno. Hemos tomado esta decisión por una epidemia", ha afirmado Hoffman.

Sus declaraciones se han realizado en una rueda de prensa en la que también han participado también el conseller Jordi Puigneró; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, el presidente de Fira de Barcelona, Pau Relat; y el director general de la institución ferial, Constantí Serrallonga.

Cancelación del MWC por el coronavirus

El Comité de GSMA decidió el miércoles cancelar la celebración de la feria de tecnología móvil más importante del mundo que Barcelona acoge desde 2006, debido a la renuncia masiva de grandes empresas ante el brote internacional de coronavirus.

Anunciada la decisión, la incógnita ahora se traslada sobre el coste de la cancelación. Solo en 2019, el MWC congregó a 2.800 empresas y casi 110.000 asistentes. Además, se generaron casi 14.000 empleados directos con un impacto económico que rozó los 500 millones de euros.

Pimec, la patronal catalana, ha cifrado en 220 millones de euros las pérdidas que supondrá para las pymes la suspensión del Mobile World Congress (MWC). Según esta entidad, los sectores especialmente afectados son la hostelería, la restauración, el comercio, los servicios de movilidad y las tecnológicas.

"Plenas garantías sanitarias"

El Gobierno de España, por su parte, ha lamentado este jueves la cancelación del MWC en Barcelona, pero ha subrayado que "no obedece a razones de salud pública" porque España cuenta con un sistema sanitario que ofrece "plenas garantías" en momentos como el de la epidemia del coronavirus.

En un comunicado, expresa que "con la información disponible hoy y de acuerdo con los expertos, no hay razones de salud pública para no celebrar eventos de este tipo en nuestro país", y recuerda que ha seguido en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y así se lo ha transmitido a los organizadores del Mobile.

Noticias

anterior siguiente