Enlaces accesibilidad

Música

Rosalía, Dua Lipa y Halsey, entre las mejores actuaciones de los EMAs 2019

  • La gala de premios sevillana estuvo llena de eclecticismo, color y coreografías espectaculares
  • Rosalía montó un tablao vertical, Dua Lipa arrasó en negro y amarillo y Halsey subió al escenario un tiovivo

Por
Imagen de la actuación de Rosalía en los EMAs 2019 en Sevilla

Del pop adolescente a la samba hasta el colosal tablao vertical de la incombustible Rosalía: los European Music Awards (EMAs) se transformaron a cada paso en lo que se esperaba: un cóctel musical consagrado al eclecticismo con guiños muy flamencos.

Los premios, herederos de los MTV americanos, contaron con coreografías milimetradas y vestuarios impactantes como el futurista-y amarillo- del cuerpo de 30 bailarinas de Dua Lipa.

Una gala eminentemente visual y-global- colmada de efectos digitales que siguieron 5.000 espectadores en directo, y que se celebró en el FIBES de Sevilla. Un escenario convertido en pasarela de moda y decorado con azulejos similares a los de los patios andaluces. Un nuevo guiño aderezado con puro homenaje a la cultura pop y a los fans.

Las dos principales ganadoras, Taylor Swift y Billie Eilish –dos premios para cada una– no acudieron a la ceremonia pero dieron las gracias en video en unos galardones en los que triunfó el talento femenino con permiso de Shawn Mendes (premio al mejor artista). A continuación, algunas de las mejores actuaciones de los EMAs 2019.

Rosalía, al mando del tablao flamenco

Rosalía solo se llevó un premio (estaba nominada a cuatro): el de mejor colaboración por el popularísimo tema "Con altura" que interpreta con J. Balvin, pero su actuación fue una de las más aplaudidas y puso al público en pie. Ella repartió besos y se emocionó arropada por su fiel escudero, el productor canario El Guincho.

La cantante convirtió el escenario en un impresionante tablao flamenco vertical (lleno de sillas y mesas) y derrochó carisma cantando a capela. La barcelonesa, rodeada de un cuerpo de bailarinas, arrancó un mix de éxitos con "Pienso en tu mirá", "Di mi nombre" y culminó con "Cositas de ayer": un tema rescatado del cantante y compositor Vicente Castro Jiménez, “Parrita”. Una interpretación orgánica.

Dua Lipa, futurismo retro en amarillo

Hay coincidencia: la kosovar Dua Lipa coronó una de las actuaciones más espectaculares con un poderoso minimalismo entre futurista y giro a los 80. Vestida con un mono negro presentó su pegadizo single "Don't start now" hipnotizó al público y arrancó la gala. El escenario sevillano se metamorfoseó en un cuadrado amarillo en el que la estrella pop emergió arropada por más de treinta bailarinas vestidas de amarillo.

Halsey y su cuento de hadas

Halsey fue una de las artistas de la noche. Se alzó con dos premios: el de mejor imagen de la gala y el de Honores Generacionales, que va a parar a jóvenes que se distinguen por su activismo. La cantante de Nueva Jersey emuló en su actuación la estética de fantasía de su video "Graveyard". Ataviada como una princesa de cuento de hadas, su ‘perfomance’ situó sobre las tablas un tiovivo con caballitos y miles de flores. Un efecto grandioso y natural.

Becky G: reggaetón y llamas sobre el escenario

Otra de las estrellas: la estadounidense de origen mexicano Becky G que puso el sabor bilingüe como conductora de una gala en la que interpretó dos temas. El primero, el dúo con Akon en el que cantaron el reggaetón "Cómo No" entre carrozas de carnaval y colorines. Becky G se cambió varias veces de vestuario, una de ellas en pleno directo, e interpretó entre llamas un popurri de sus éxitos como  "24/7", "Sin Pijama" y "Mayores". Aquí tampoco faltó la iluminación láser.

Mabel y su teléfono morado

Mabel se ha convertido en un fenómeno adolescente y protagonizó otro de los momentos estelares. La hija de Neneh Cherry, nacida en España, interpretó su exitoso "Don't Call Me Up"-mezcla de pop- y se subió a un teléfono gigante de color morado. Arropada por iluminación láser, la cantante se atrevió con un solo de dance mientras el público enloquecía.

Liam Gallagher: un guiño a la nostalgia

Liam Gallagher cerró la gala con una concesión pura a la nostalgia y fue muy aclamado. El cantante de Oasis cambió una frase del mítico "Wonderwall" con un guiño al público español, interpretó su canción en solitario "Once" y confirmó el homenaje a toda una generación de fans que han coreado sus canciones. El antaño deslenguado Gallagher recibió el inédito galardón Rock Icon. El toque punk lo aportó la retransmisión grabada de la actuación de los Green Day en la monumental Plaza de España de Sevilla.

Noticias

anterior siguiente