Enlaces accesibilidad

Los políticos luchan por el voto de una España vaciada que clama por subsistir

  • Un 20% de españoles que viven en 26 de las provincias menos pobladas del país elegirán 101 de los 350 diputados del Congreso
  • La España despoblada se manifiesta este domingo para revertir una gestión que les ha dejado sin jóvenes ni servicios básicos

Por

Rivera propone una tarifa plana especial para mujeres trabajan en el campo
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la candidata de Cs al Congreso de los Diputados por Guadalajara, María Ángeles Rosado, mantienen un diálogo sobre la despoblación en España y las necesidades de la comunidad rural en Sayatón, Guadalajara. EFE eot

Las próximas elecciones generales del 28 de abril estarán más marcadas que nunca por lo que decida un 20% de los españoles. 101 de los 350 diputados que compondrán el Congreso de los Diputados tras los comicios saldrán de 26 de las provincias menos pobladas del país y que abarcan media España. En este contexto, los partidos políticos han comenzado su pugna por ganarse a la España despoblada mientras sus habitantes les exigen medidas urgentes para frenar el abandono que sufren la mayoría de sus municipios con una gran manifestación este domingo en Madrid.

El sistema electoral nacido de la Transición otorgó una “sobrerrepresentación” a esas provincias, adjudicándoles casi el 30% de los escaños del Congreso. Hablamos de las dos Castillas, la Galicia interior, el norte de España y Aragón, entre otras regiones.

Hasta ahora, estas circunscripciones han sido dominio prácticamente en exclusiva de PP y PSOE (en una metáfora agrícola, a Castilla y León se la ha tenido por "granero" tradicional del Partido Popular), pero ya en las elecciones de 2016, con la irrupción de Podemos y Ciudadanos, algunas dejaron de ser plazas seguras, por lo que los candidatos miran de nuevo hacia ellas.

En este contexto, el Gobierno socialista aprobó el viernes en Consejo de Ministros las directrices previas para elaborar una Estrategia Nacional frente al reto Demográfico que impulse el turismo y la innovación como “parte de la solución” a la despoblación.

También el líder de Cs, Albert Rivera, ha calificado esta problemática como un “asunto de Estado” y desde Sayatón, un pueblo de Guadalajara de apenas medio centenar de habitantes, anunció algunas medidas como la rebaja del 60% del IRPF para quienes residan en zonas despobladas o una tarifa plana para mujeres rurales autónomas. Lo hizo acompañado de quien será cabeza de lista al Congreso de los Diputados por esa provincia en las generales, María Ángeles Rosado, una mujer agricultora que lleva tiempo denunciando los problemas cotidianos a los que se enfrentan quienes viven en zonas rurales. El líder de Cs se ha unido a su vez a la manifestación de este domingo.

Y algunos líderes regionales del PP también están haciendo sus propuestas en esta materia, como el presidente popular en Extremadura, José Antonio Monago, quien ha prometido crear la primera Consejería de Despoblación para luchar contra la este problema si gobierna.

Una España vaciada y envejecida

La situación es extrema. El 70% del territorio español acoge tan solo al 10% de la población española, con una densidad media que apenas supera los 14 habitantes por kilómetro cuadrado, según datos del Comisionado del Gobierno para el Reto Demográfico. Y su población está envejecida: en 1.039 municipios hay 12 mayores de 65 años por cada menor de 15. En total, el 53% del territorio español está en riesgo de despoblación.

El municipio turolense de Toril y Masegoso, por poner un ejemplo, tiene un total de 34 vecinos censados para un territorio de casi 31 kilómetros cuadrados. De ellos, sólo hay una persona menor de 40 años, un joven de 25 que aspira a opositar para formar parte del operativo antiincendios de la zona. “No tenemos ningún pronóstico de futuro, en los últimos diez años hemos perdido 5.000 de los 50.000 habitantes de los 25 municipios que componen la Sierra de Albarracín”, lamenta su alcalde, Javier Dalda.

Canal Europa - Jóvenes contra la despoblación rural - 30/10/18

“Cuando los jóvenes llegan a una edad se tienen que ir a estudiar al instituto de la comarca o de la capital, y luego a la universidad a las facultades que haya y tienden a quedarse donde hay trabajo; tendemos a desaparecer”, expone el portavoz de la plataforma Soria Ya Carlos Vallejo, que destaca que de "160.000 habitantes que había hace unos años en toda la provincia de Soria sólo quedan 88.000, una cifra con la que no se llenaría el Camp Nou".

Soria y Teruel tienen menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado

Soria es con diferencia la provincia con menor densidad de población en España, con 8,8 habitantes por kilómetro cuadrado. Se da el caso, además, de que añguno de sus municipios, como Valdeprado,tienen más vecinos inscritos en el extranjero que viviendo en el pueblo. Tras Soria, el siguiente desierto demográfico es Teruel, con 9,1 habitantes por kilómetro cuadrado y Cuenca con 11,8. Nada que ver con los extremos opuestos de la Comunidad de Madrid (806,8) y Barcelona (708,3).

89 plataformas participan en la "revuelta de la españa vaciada"

Por eso, tanto Soria Ya como Teruel Existe han convocado este domingo en Madrid la marcha de la “revuelta de la España vaciada” en la que participan 89 plataformas con el objetivo, dice desde Teruel Existe Pepe Polo, de "dar mayor visibilidad" y de "marcar la agenda política", cuestiones que "ya se han conseguido". Sin embargo, "los partidos hacen política cortoplacista, de lo que dura su período electoral", añade. Por ello, espera que pueda lograrse un pacto contra la despoblación "a 15 o 25 años".

Pilar Burillo, profesora de la Universidad de Zamora y miembro de Serranía Celtibérica, elaboró un informe que concluía que España está "a la cabeza de los desiertos demográficos de Europa". La organización remitió dicho informe al europarlamentario español Ramón Luis Valcárcel y éste a su vez llevó el problema al Parlamento Europeo, que ha aprobado recientemente dotar de un 5% de los fondos FEDER a zonas que sufren despoblación y otros retos naturales y geográficos.

Precisamente la región de la Serranía Celtibérica, que abarca 1.632 municipios repartidos entre las provincias de Teruel y Zaragoza en Aragón, Cuenca y Guadalajara en Castilla-La Mancha, Burgos, Segovia y Soria en Castilla y León, Castellón y Valencia en la Comunidad Valenciana y la Rioja está considerada por algunos como la Laponia española, ya que en el total de sus 63.098 kilómetros cuadrados tan sólo hay 503.566 habitantes censados.

Carencias en servicios básicos y dificultad para emprender

“Imagínate que vives en un pueblo en el que el banco viene cada 15 días viene con un coche blindado a las 12 de la mañana a la plaza y ahí vas a sacar dinero para todo el mes porque no hay un cajero en la localidad”, expone Pepe Polo.”Si se te pone alguien malo, lo llevas al centro de salud en Madrid, pero aquí el médico viene con su coche, pasa consulta uno, dos o tres días a la semana y se va a otro pueblo haciendo una ruta”, añade.

“Un médico rural tendrá que atender a 20 pueblos en circunstancias extremas, con una visita de unas dos horas, así que imagínate qué ocurriría en el caso de una urgencia”, denuncia Francisco Burillo catedrático de Historia de la Universidad de Zamora y miembro de Serranía Celtibérica, quien asevera que muchos médicos rechazan trabajar en zonas rurales por sus condiciones de trabajo y se queja: “No somos ciudadanos de tercera”.

¿Qué empresa se va a situar en una zona incomunicada?

El otro problema es el de emprendimiento: todas las condiciones son desfavorables para establecer empresas y, por tanto, generar trabajo en estos municipios. “¿Qué empresa se va a situar en una zona incomunicada?”, se pregunta Burillo, que destaca que las empresas privadas de telefonía no tienen interés en poner más medios en estas zonas. Vallejo, de Soria Ya, destaca además la “gran carencia de infraestructuras y servicios” que hace que, por ejemplo, para recorridos cortos “se tarde una hora por carretera”.

Francisco Burillo atribuye la “catástrofe demográfica” a “una acción continuada de ‘demotanasia’, de falta de acciones políticas para solventar la situación” que están llevando a los pueblos a morir al no haber regeneración en ellos. Destaca el impacto que tuvo la industrialización del campo con nueva maquinaria. Pepe Polo denuncia además la gestión que llevó a situar las grandes industrias a zonas más grandes y pobladas, arrastrando con ello a los trabajadores de municipios aledaños más pequeños a esas zonas y recibiendo mayores inversiones para infraestructuras.

Focos de esperanza

Ante tantas adversidades, también hay quien aporta sus propias soluciones. Victoria Tortosa lleva desde 2014 con otros cuatro compañeros La Exclusiva, una iniciativa de “logística social” que trata de compensar las carencias en Soria.

Su actividad se dirige a quienes “no pueden comprar ni un litro de leche” porque no quedan tiendas en la zona o necesitan servicios que no tienen a su alcance. Trabajan repartiendo a domicilio los productos a los que los vecinos no tienen un fácil acceso y también les llevan a su alcance “servicios jurídicos, de tintonería o fontanería, todo menos medicamentos, dinero y transporte de pasajeros”. Celebran que todos salen ganando: “Las empresas sacan su stock a la venta y nosotros no cobramos a los vecinos, sino que pedimos un porcentaje de beneficio a los proveedores”. Su cobertura es de 518 municipios en Soria y 78 en Burgos, y piensan ampliar su actividad geográficamente para lograr una “nueva ruralidad”.

 La Exclusiva, logística social

Un miembro de La Exclusiva atiende las necesidades de un vecino del ámbito rural. La Exclusiva

Pero las iniciativas particulares no podrán revertir una crisis demográfica si no es de la mano de la gestión pública. Por eso, con la movilización de este domingo, sus convocantes creen que tras este 31 de marzo “nada volverá a ser igual que antes”.

Noticias

anterior siguiente