Enlaces accesibilidad

Un paseo por Madrid con Charles Bukowski

  • Un espectáculo de Rubén Buren y Carmen Soler, que mezcla música y poesía
  • "Bukowski habla de la bella suciedad del amor, sin decorados televisivos ni influencers", asegura Rubén
  • Jueves 14 de febrero en Madrid

Por
Rubén Buren y Carmen Soler en un momento de su actuación

Si hablamos de escritores malditos, uno de los que siempre encabezan la lista es el norteamericano (nacido en Alemania) Charles Bukowski (1920-1994), el símbolo del llamado Realismo sucio" y la literatura independiente. Ahora, un original espectáculo le rinde homenaje: Bukowski en Madrid, en el que Rubén Buren y Carmen Soler mezclan música, poesía, improvisación y unas gotas de humor. Podéis verla este jueves 14 de febrero, en el Teatro off Latina, en Madrid.

Pero mejor que no lo explique el propio Rubén: "Queríamos dar un paseo por Madrid con Charles Bukowski. Se nos ocurrió la idea de que el poeta nunca murió y que vive en los barrios más castizos de Madrid. Vive en la noche, esa noche que los diferentes gobiernos han intentado franquiciar pero que sigue siendo libre, resiste y tiene entidad propia; y también vive en el día, en la pobreza, la violencia de género, en la alegría que tenemos los que vivimos en los barrios y tenemos que estudiar y trabajar.

"Recuperamos poemas y pensamientos del viejo -continúa- y estoy componiendo canciones a partir de poemas íntegros de Bukowski con la idea de grabarlas el próximo verano. Además, cuando la sala lo permite, el espectáculo tiene proyecciones audiovisuales, con la colaboración de Roberto de Rojas. En sí, es un "Spoken Word" de música, poesía del viejo y mucho Madrid".

Un autor al borde del precipio

El espectaculo se centra en la faceta de bebedor de Bukowski. "Casi todos estamos al borde del precipicio -asegura Rubén-, vivimos en un momento de nuevas nominalizaciones (sexuales, sociales, económicas), de profunda interconexión y, sin embargo, la sociedad es la más desigual de los últimos años y, uno por uno, pensamos que somos lo que consumimos y eso es un error".

"Bukowski ahora es más necesario que nunca -añade-, porque habla del amor, de la bella suciedad del amor, de la verdad; sin decorados televisivos, ni sonrisas, influencers, ni aplausos de lata. La verdad en Carabanchel o Lavapiés es tan bonita que no necesita ser virtual, solo tenemos que cambiar la perspectiva".

"Sí -concluye Rubén-, “el viejo indecente” era un borracho, quería autodestruirse, pero tenía un “bluebird” dentro de su corazón que luchaba contra la guerra, contra el maltrato de su padre, contra la violencia social. Solo quería amor, sexo, y evadirse de vez en cuando. A fin de cuentas, ¿no queremos eso todos?"

Un espectáculo en construcción permanente

Este espectáculo es de esos que nunca es igual, que siempre añade cosas nuevas. "Está en una construcción permanente -afirma Rubén-, puesto que nos vamos nutriendo también de las sensaciones del público y su acogida. Con vino y mucha poesía, Carmen y yo nos juntamos con poetas, dramaturgos y ''gente de mal'', como nosotros, con quienes surgen reflexiones muy interesantes. Respecto al público, si son lectores de Bukowski, van a pasear por sus palabras y, si no le conocen, van a descubrir que ninguno somos tan raros, que nuestros límites o fronteras internas son más comunes y más poéticas de lo que habitualmente contamos".

Rubén nos comenta cómo surgió la posibilidad de trabajar juntos: "Me he paseado con el espectáculo El Olvido o la vida, durante años, junto a Héctor Checa, Blanca Lara o Fátima Plazas, haciendo recorridos por poetisas, poetas de los 50, los modernos, los beat… Con Carmen Soler, mujer del teatro, dramaturga y actriz, colaboro en el marco del Nuevo Teatro Fronterizo, con nuestro maestro José Sanchis Sinisterra. Es ahí donde nos conocimos y donde, además, nacen mil combinaciones y proyectos. Nos unimos en un proyecto de memoria histórica y teatro llamado ''Club Walter Benjamin'', y surgió un vínculo muy fuerte desde el principio, tanto artístico como personal. Carmen es una crack, intelectual y personalmente: es todo ideas".

Rubén Buren y Carmen Soler en un momento de su actuación

Combinando música y poesía

Pero... ¿Cómo combinan música y poesía? ¿Es musical la poesía de Bukowski? "Yo me he criado escuchando música en inglés, blues, jazz y rock -nos comenta Rubén-. Las canciones de los bluesman hablan de cosas muy parecidas a las del viejo borracho: el abandono, la soledad en la ciudad, el racismo, la guerra, el maltrato... el demonio que todos llevamos dentro. ''Me and the devil'', decía Robert Johnson, ¿no?"

Un espectáculo en el que también está muy presente el humor: "Bueno, no me puedo quitar mis años de humorista -afirma Rubén-, pero aquí tocamos las emociones internas, sin concesiones. Textos directos y canciones pequeñas, con una guitarra y una voz. Tratamos de seguir siendo naturales y espontáneos y tanto en nuestras formas de ser como en la manera de Bukowski de mostrar las emociones hay mucho humor pero no diría que es un espectáculo de humor".

Un espectáculo que está demostrando su capacidad para acercar la poesía de Bukowski a los espectadores. "Llevamos tiempo viendo editoriales y encuentros donde se trata de abordar la poesía sin corbata -afirma Rubén-. La poesía es del barrio, como el tango, y no hace falta saber quién era Bukowski para entender su poesía. Normalmente el público sale emocionado, nos regalan debates y conversaciones interesantísimas o simplemente se van a cenar pensando que, en el fondo, su vida, sus problemas, no son tan graves. Bucear por Madrid, ya sea por medio de los audiovisuales técnicos como del imaginario que nos hacen crear las palabras, es ver ese Madrid de gente que no tiene porqué ser guapa pero es preciosa y real".

De hecho, el espectáculo está teniendo tanto éxito que "Están empezando a llamarnos para mover este proyecto que un principio no parecía más que una locura -confiesa Rubén-. Realmente pensábamos que a nadie le iba a interesar el realismo sucio del viejo, pero parece que nos equivocábamos. Todos tenemos un niño dentro que quiere romper con sus miedos".

En cuanto a los proyectos de ambos, Rubén nos anuncia que: "La idea es llevar este espectáculo por España. Carmen está con mil proyectos de teatro, como siempre, y yo con mil cosas: la siguiente novela, mis clases en la universidad; en semana santa empezamos a grabar, por fin, la película de Maquis y, juntos, Carmen y yo, con el Club Benjamin estamos a punto de publicar el primer conjunto de textos con Primer Acto y este año nos estamos dedicando a investigar el Exilio del 39. Y ser papá en breve, que es el proyecto más importante y poético de mi vida".

Noticias

anterior siguiente