Enlaces accesibilidad

Madrid redujo la contaminación en 2018 pero aún supera los límites normativos

  • Un informe presentado por Ecologistas en Acción constata un "notable descenso" de la polución
  • Sin embargo, se incumplieron por noveno año consecutivo los valores legales para el dióxido de nitrógeno

La principal causa de contaminación atmosférica en Madrid es el tráfico.
La principal causa de contaminación atmosférica en Madrid es el tráfico. EFE

Un informe sobre la calidad del aire en Madrid presentado por Ecologistas en Acción afirma que 2018 fue un año "relativamente bueno" para la ciudad en materia de contaminación, al registrarse un "notable descenso" de la polución, si bien se incumplieron por noveno año consecutivo los valores límite legales para el dióxido de nitrógeno (NO2).

El estudio, basado en los registros oficiales de las 24 estaciones de medición del Ayuntamiento de Madrid, constata una "apreciable reducción" de la polución en la capital, atribuida a las "favorables" condiciones meteorológicas durante "buena parte del año" y a medidas como la puesta en marcha de Madrid Central o el nuevo protocolo municipal anticontaminación.

Dióxido de nitrógeno (NO2)

De las 24 estaciones de la red municipal, siete rebasaron el valor límite anual de NO2, establecido en 40 microgramos por metro cúbico, frente a las 15 que lo hicieron en 2017, las nueve de 2016 y las 13 de 2015, mientras que en 2014 hubo seis.

La mejora es aún más palpable si se toman como baremo las superaciones del valor límite horario de NO2 (200 microgramos por metro cúbico). Según la Unión Europea (UE), esta cifra no debería rebasarse más de 18 horas al año en ninguna estación. En 2018, sólo dos estaciones se situaron por encima de ese listón (Fernández Ladreda, con 33, y Ramón y Cajal, con 25), mientras que en años anteriores eran siempre entre tres y nueve las que superaban el límite.

Además, el número total de superaciones del valor límite horario ocurridas en el conjunto de la red, 102 el año pasado, fue muy inferior al de 2017 (326 superaciones), 2016 (222) o el de 2015 (554).

Partículas en suspensión

Respecto a las partículas en suspensión, ninguna estación superó los límites legales anuales establecidos por la UE, que no obstante están, según Ecologistas en Acción, "muy alejados de lo que recomienda" la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tomando los valores que sugiere la OMS como referencia, cuatro de las trece estaciones que miden las partículas de mayor tamaño (PM10) superaron "por un estrecho margen" el límite (20 microgramos por metro cúbico). Asimismo, dos de las siete estaciones que miden las partículas más finas (PM2.5) rebasaron el límite anual que recomienda la OMS (10 microgramos).

Ozono troposférico

En cuanto al ozono troposférico, se ha mantenido en "valores similares" a los de los últimos años, y trece de las catorce estaciones que lo miden rebasaron "ampliamente" los límites que recomienda la OMS.

Ecologistas en Acción ha hecho hincapié en que el balance, generalmente favorable, de 2018 tiene mucho que ver con las condiciones meteorológicas que se dieron, y su coordinador de Calidad del Aire, Juan Bárcena, ha puesto los recientes picos de contaminación como ejemplo de que "esto enseguida se tuerce".

No en vano, el Ayuntamiento tuvo que activar su protocolo anticontaminación tres veces en diciembre, así como durante los seis primeros días de 2019.

Entre el 1 y el 8 de enero

Entre el 1 y el 8 de enero, la red de estaciones de medición ya ha registrado 27 superaciones del valor límite horario de NO2, de las que 11 se han producido en la estación de Fernández Ladreda. Bárcena ha apuntado que esta situación "no es nueva" y ha recordado que, por ejemplo, en 2015 se rebasó en 131 ocasiones este mismo límite durante los primeros siete días del año.

Por último, Ecologistas en Acción subraya que la principal causa de contaminación atmosférica en Madrid es "con mucho" el tráfico, por lo que insta a los poderes públicos a tomar medidas orientadas a reducir el uso del coche en la capital. 

Noticias

anterior siguiente