Enlaces accesibilidad

Siempre nos quedará París

  • Megan Hess ilustra su particular recorrido por la capital francesa
  • La moda sirve de hilo conductor para la autora
  • Hess cuenta anécdotas de los lugares más emblemáticos 

Por
Megan Hess te lleva de viaje a su adorado París.

Vuelve Megan Hess y de nuevo lo hace para dibujar la moda. Tras el éxito con la vida y el legado de Coco Chanel retoma sus lápices de colores para enviar una carta de amor a París. Hess conduce al lector, página a página, por la Ciudad de la Luz, y desvela los lugares que la enamoran, los edificios que más le gustan, sus rincones favoritos y los barrios que adora recorrer. Pero además hace una selecta y glamurosa lista de casas de moda que es necesario conocer, desde los históricos talleres de costura a las firmas más vanguardistas.

Portada del libro 'París a través de la moda'.

Con emoción y pasión, por la ciudad pero también por el diseño, Hess retrata un París idílico que varias veces al año se convierte en la pasarela más importante del mundo pero que también ha sido el escenario de películas inolvidables, tanto títulos franceses como producciones de Hollywood, desdPrêt-à-porter de Robert Altman o Midnight in Paris de Woody Allen.

En el libro, editado por Lunwerg, no faltan ilustraciones de la Tour Eiffel, el gran icono y símbolo de la ciudad que ha saltado a la pasarela de la mano de Jean Paul Gaultier o Karl Lagerleld. El primero la ha ‘cosido’ a muchos de sus vestidos y el segundo ha llegado incluso a reproducirla para uno de sus desfiles. También figuran el Arco de Triunfo, el Museo del Louvre y el Moulin Rouge, inmortalizado también en la gran pantalla. Primero con John Houston de la mano de Zsa Zsa Gabor y después con Baz Lurhmann y Nicole Kidman. Pero además se transformó en pasarela para el desembarco en la moda francesa de Josep Font.

Josep Font desembarcó en la capital francesa con un desfile realizado en el Moulin Rouge.

Para Hess París no es solo moda. La autora destaca también los famosos perfumes de Annick Goutal o Guerlain, los irresistibles zapatos de Louboutin, las joyas de Cartier y Van Cleef & Arpels, las velas de Dyptique y Cire Trudon, los chocolates de Angelina… “Me enamoré de París antes de ir a Francia. De pequeña sonaba con todos los clichés parisinos: desde subir a la Torre Eiffel hasta montar en bicicleta por las calles adoquinadas y, por supuesto, comer baguettes y pasteles a todas horas”, dice Hess en la introducción.

Coco Chanel fijo su residencia en el Hotel Ritz de París.

La ciudad es la gran protagonista y junto a ella destacan nombres tan vinculados a su historia como Coco Chanel, Christian Dior o Yves Saint Laurent. Mitos de la moda que ahora coinciden en distintas versiones, como tienda, como casa de costura o como museo que recoge el legado de sus fundadores, como en el caso de Dior o Saint Laurent, recientemente inaugurado. “El museo deleitará a los fashionistas con una visión singular y sugerente de uno de los grandes genios de la moda del siglo XX”.

El Hotel Costes aloja a Beyoncé y Victoria Beckham. noticias

Hoteles lujosos que saben guardar secretos y que han sido testigos del devenir del país y de los cambios de la industria de la moda, bares, restaurantes, cafés… La guía de Megan Hess recorre los lugares más excitantes de la ciudad mientras cuenta sus curiosidades y anécdotas. En el Ritz fijó su residencia Coco Chanel, en el Costes se alojan divas como Victoria Beckham y Beyoncé, en la tienda de Cartier han atendido a la duquesa de Windsor y a Grace Kelly… Ya no es necesario cruzar los Pirineos para sumergirse en la magia de París. Ahora solo se necesita abrir el libro porque leer el capítulo dedicado a la Rue Saint-Honoré permite pasear por la mítica calle de la moda y recorrer con la vista el dibujo del Grand Palais te traslada a uno de los desfiles que Lagerfeld organiza para Chanel. Es un placer al alcance de todos.

Noticias

anterior siguiente