Enlaces accesibilidad

Una veintena de provincias, en alerta por calor

  • El tiempo soleado, el calor y la presencia de calima, claves de la jornada dominical
  • Se esperan temperaturas de 40 grados en el valle del Guadalquivir

Por
Una veintena de provincias, en alerta por calor

Las tradicionales hogueras de la noche de San Juan, que se celebraron en múltiples municipios españoles la pasada noche, han dado paso este domingo a altas temperaturas de una veintena de provincias españolas. En dos de ellas, Córdoba y Jaén, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha elevado el nivel de amarillo hasta naranja, pues pueden alcanzar los 40 grados centígrados.

El tiempo soleado y el calor en amplias zonas de España serán la tónica dominante, y medio país tendrá calor sofocante, con termómetros que marcarán, al menos, 35 grados. En puntos de Extremadura y Toledo llegarán a los 39 y en zonas de Madrid, Sevilla y Granada se rondarán máximas de 38.

San Juan también se celebrará con temperaturas elevadas y alertas amarillas en zonas del norte peninsular, como es el caso del Valle del Miño en Orense y la comarca del Bierzo en León, donde se alcanzarán los 36 grados, mismos niveles que se registrarán en el interior de Valencia, y en Zaragoza.

En Castilla-La Mancha están bajo aviso amarillo Albacete, Cuenca y Guadalajara, con temperaturas de entre 34 y 37 grados. Y en Castilla y León, los termómetros podrían alcanzar los 37 grados en Ávila, mientras que en León, Salamanca, Valladolid y Zamora se prevé llegará a los 36 grados, respectivamente.

Además, la entrada de aire africano provocará que la calima afecte a amplias zonas de la Península, que será más probable en el sur.

Cielos poco nubosos, temperaturas significativamente altas y calima en la Península

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) Delia Gutiérrez ha asegurado a EFE que esta será la jornada "más estable y calurosa". A partir de la próxima semana, la situación atmosférica vendrá marcada por la presencia de una depresión en niveles altos (DANA) situada al oeste del país, que se aproximará de forma lenta, con el consiguiente aumento de la inestabilidad.

El lunes será un "día de transición" -ha detallado Gutiérrez- con probables lluvias y tormentas dispersas en el noroeste peninsular; el martes, las lluvias se extenderán a la mitad norte del país. En el resto, se prevé un tiempo más estable y poco nuboso con temperaturas que tienden a descender, salvo en el área mediterránea, donde no se esperan grandes cambios.
 

Noticias

anterior siguiente