Enlaces accesibilidad

País Vasco

PNV y EH Bildu aprueban incluir el 'derecho a decidir' en el nuevo Estatuto

  • Aprueban la propuesta de Preámbulo para un nuevo Estatuto
  • Recoge que "el pueblo vasco es una nación" y un "pueblo con identidad propia"
  • PSE-EE y Elkarrekin Podemos muestran su desacuerdo, éste último con voto particular

Por
El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el Parlamento Vasco
El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante un Pleno en el Parlamento Vasco. EFE David Aguilar

PNV y EH Bildu han acordado incluir el derecho a decidir y la consideración de "Euskal Herria" como "nación" dividida en dos estados en su propuesta para un nuevo estatuto de autonomía que debe abrir la puerta a una relación "confederal" con el resto de España. En ese objetivo deben respetarse tanto el principio de legalidad como el democrático, según la propuesta. 

Así lo reflejan las dos formaciones nacionalistas en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco, que este miércoles ha aprobado la propuesta de preámbulo para un nuevo Estatuto. El texto no ha contado con el apoyo de Elkarrekin Podemos, que ha emitido un voto particular, el PSE-EE ni el PP.

"Euskal Herria", un "pueblo" dividido en dos estados 

El texto del preámbulo recoge que el "pueblo vasco es una nación" y que "Euskal Herria es un pueblo con identidad propia", que está "asentado geográficamente sobre siete territorios políticamente articulados en dos Estados, el español y el francés".

No obstante, el texto precisa que el "sujeto político-institucional" al que se refiere está constituido por los tres territorios que conforman la Comunidad Autónoma Vasca (CAV): Araba, Bizkaia y Gipuzkoa

Como parte de "Euskal Herria", el futuro estatuto de la CAV "contemplará la posibilidad de establecer relaciones con la Comunidad Foral de Navarra y con los territorios vascos radicados en el Estado francés", siempre "desde el máximo respeto a la voluntad de las instituciones respectivas".

Derecho a decidir

La propuesta contempla el derecho a decidir como la "capacidad de los vascos para decidir, expresar y ejercer su voluntad colectiva de cara a la consecución de fórmulas de convivencia acordadas voluntariamente y de establecer mecanismos que garanticen que los compromisos alcanzados sean respetados".

El nuevo estatus político al que pueda acceder Euskadi "se sustentará en la voluntad libre y democráticamente expresada por la ciudadanía vasca, tanto directamente, en distintas modalidades de consulta y/o referéndum, como a través de sus legítimos representantes", con un "acuerdo en el Parlamento", según el texto. 

En el texto se plantean varias alternativas para la denominación del eventual nuevo sujeto político: 'Comunidad Estatal Vasca', 'Comunidad de carácter nacional', Comunidad Foral Vasca, Comunidad Nacional Vasca, Estado Autónomo Vasco' y 'Estado Foral Vasco'.

Uno de los apartados del texto se refiere al "vínculo" que tendría ese nuevo sujeto político con el Estado español. La propuesta plantea que "se configurará un nuevo modelo de relación con el Estado, bilateral, de igual a igual, de respeto y reconocimiento mutuo, de naturaleza confederal".

Podemos: "La sociedad vasca es plural" 

En su voto particular, Elkarrekin Podemos afirma que la propuesta"desborda completamente" el actual marco jurídico, prioriza lo "identitario" sobre lo "social" y no respeta la "pluralidad de identidades" de la sociedad vasca. 

"Se habla hasta en nueve ocasiones de derechos históricos, se hacen once alusiones al 'pueblo vasco', mientras sólo cita cinco veces a la 'ciudadanía vasca' o solo cita en una ocasión el término 'Euskadi', nuestra actual denominación como Comunidad, frente a las cuatro en que se cita Euskal Herria", enumera el voto de Podemos. 

"Afirmar que la ciudadanía vasca tiene elementos culturales singulares, una lengua y una cultura propias, no está reñido ni contrapuesto ni enfrentado a la propia pluralidad de nuestra sociedad. Somos una sociedad plural en identidades, sentimientos de pertenencia, ideologías, opciones y proyectos personales. Y este enfoque que debe ser la base para avanzar en la definición de nuestra propia personalidad, está completamente desfigurado en la propuesta de Preámbulo", asevera la formación morada. 

Elkarrekin Podemos muestra "voluntad real de llegar a acuerdos y de mover posiciones de partida en aras a lograrlo", pero recuerda que "ese acuerdo tiene unas características que son literalmente" las que se aprobaron cuando se constituyó esta ponencia, con el apoyo de PNV, PSE y el suyo, y la abstención de EH Bildu.

Noticias

anterior siguiente