Enlaces accesibilidad

Felipe VI pide objetividad y contrastar las informaciones frente a las noticias falsas

  • Entrega los Premios de Periodismo Rey de España y Don Quijote de Periodismo
  • Ha animado a los periodistas a informar con "libertad y rigor"

Por
Felipe VI, en la ceremonia de entrega de los XXXV Premios Internacionales de Periodismo Rey de España
El rey Felipe VI, durante su discurso en la ceremonia de entrega de los XXXV Premios Internacionales de Periodismo Rey de España. EFE J.J. Guillén

El rey Felipe VI ha subrayado este martes que un periodismo "profesionalindependiente", inspirado en "valores éticos", que despliegue su "auténtica responsabilidad social", contraste sus informaciones y verifique sus fuentes, es "más necesario que nunca"  para hacer frente al fenómeno de las "noticias falsas.

Por eso, ha animado a los periodistas a "no arredrarse ante las dificultades" y a mantener la visión de su principal responsabilidad, "informar con libertad y rigor" mientras se adapta a los cambios tecnológicos.

Así lo ha señalado durante su intervención en la entrega de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España y el Premio Don Quijote de Periodismo, que convocan anualmente y de forma conjunta la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

"Los premiados son un ejemplo de periodismo veraz"

"Los premiados son un ejemplo de periodismo veraz y de calidad en un momento en el que la profesión se ve sometida a nuevas demandas y retos derivados de la inmediatez y la interactividad de la comunicación", ha recalcado el rey, antes de alertar sobre "la generación y la difusión exponencial en tiempo real de noticias falsas" que atentan "contra el derecho de los ciudadanos a recibir información rigurosa y veraz".

Felipe VI ve necesario "impulsar un periodismo comprometido con valores como los que representan un futuro de paz, mayor bienestar e igualdad de oportunidades" y también con la protección de los derechos fundamentales y libertades públicas, que refuerzan las democracias", el "rechazo a la violencia y a toda discriminación, y el avance hacia un desarrollo más solidario y sostenible".

Aunque "las tecnologías marcan nuevos ritmos y obligan a asumir nuevos formatos", el rey ha destacado que "permanece vigente, más que nunca, el principio que anima la capacidad del periodismo de informar", una capacidad que es un "instrumento eficaz de las sociedades libres para garantizar el derecho a la información", ligado intimamente a la calidad de "los sistemas democráticos".

Además de destacar el "coraje, valentía y vocación de servicio a los ciudadanos" como cualidades de los periodistas, ha destacado que los medios afrontan hoy un reto que no es del todo nuevo, pero sí en su intensidad y en su mecánica, "la generación y la difusión exponencial en tiempo real de noticias falsas que llegan a permear todos los ámbitos de la comunicación social atentando así contra el derecho de los ciudadanos a recibir información rigurosa y veraz".

Ante "este desafío", es "hoy más necesario que nunca" un "periodismo profesional, independiente, sujeto a las reglas del contraste y verificación de las fuentes, inspirado en principios y valores éticos, que despliegue su auténtica responsabilidad social informando con honestidad" para "orientar a los ciudadanos en la libre conformación de sus juicios y opiniones", ha reflexionado.

Recuerdo a Pedro Erquicia

El rey, que ha entregado los galardones a los premiados, ha comenzado su discurso dedicando "un recuerdo muy sentido y apenado" al recientemente fallecido periodista de TVE Pedro Erquicia, al que ha considerado un "gran profesional del periodismo.

"Pedro representó siempre los mejores valores de la profesión que hoy nos reúne de nuevo. Su legado forma ya parte de la mejor historia del periodismo español. Desde aquí les mando, les mandamos, un abrazo fuerte a sus familiares, amigos y compañeros", ha dicho.

El jefe de Estado ha estado acompañado por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis; el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Fernando Garcia Casas; y el presidente de la Agencia EFE, José Antonio Vera.

Los premiados

El escritor y periodista Fernando Aramburu ha recogido de manos del rey el Premio Don Quijote por su artículo "Estamos hechos de palabras", publicado en el diario El Mundo, en el que reivindica el poder del lenguaje.

El argentino Juan Roberto Mascardi Vigani ha recibido por su parte el Premio Iberoamericano de Periodismo, que patrocina la consultora

Llorente&Cuenca, como autor de la crónica deportiva "Farré, el jugador que se había olvidado de hacer goles", en la que relata la vida de un futbolista que hizo historia con un gol.

La presente edición incorpora una categoría nueva, el Premio al Medio de Comunicación más Destacado de Iberoamérica, que ha ganado el diario El País por extender su mirada hacia América Latina y ha recogido su director, Antonio Caño.

En la categoría de Televisión, el jurado ha reconocido al costarricense Alexánder Rivera González por un reportaje sobre los efectos del huracán Matthew y en la modalidad de Radio a la portuguesa Rute Isabel da Silva Fonseca, por un programa sobre la vida de una familia dedicada a la fabricación de violines.

En la modalidad de Prensa, la española Alicia Hernández Sánchez ha resultado premiada por un artículo publicado en The New York Times sobre el tráfico ilegal de gasolina en la Guajira venezolana, mientras que la brasileña Patricia Toledo de Campos ha recogido el premio de Periodismo Digital por el trabajo "Un mundo de muros", que denuncia el aumento de barreras físicas en el planeta.

El galardón de Fotografía ha recaído en el colombiano Santiago Saldarriaga Quintero, por la instantánea "El reto de volver a levantarse", que ilustra la devastación causada por la riada que arrasó el municipio de Mocoa en 2017.

En cuanto al Premio Especial Iberoamericano de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible, que patrocina la Fundación Aquae, ha distinguido al cubano Julio Batista Rodríguez como autor del reportaje "Las aguas muertas del Havana Club", sobre la contaminación causada por los vertidos de una destilería.

El acto de entrega se ha cerrado con la actuación de la Délica Chamber Orchestra, un conjunto perteneciente a la Fundación Excelentia y formado exclusivamente por mujeres procedentes de prestigiosas orquestas europeas, que ha interpretado la conocida pieza brasileña "Tico Tico", de Zequinha de Abreu, y el popular tango de Carlos Gardel "Por una cabeza".

El Premio Don Quijote está dotado con 9.000 euros y el resto de galardones, salvo el Medio de Comunicación más Destacado de Iberoamérica, con 6.000 euros cada uno, además de una escultura de bronce de Joaquín Vaquero Turcios.

Noticias

anterior siguiente