Anterior Simeone le gana otra apuesta a Setién Siguiente ¿Sin noticias de Cataluña? El procès engulle la campaña Arriba Ir arriba
Andrés Sardá ha contado con la actriz Hiba Abouk para su desfile en MBFWM. EFE
Madrid Fashion Week

Hiba Abouk, estrella del desfile de Andrés Sardá

  • Abouk interpreta a una joven que logra su sueño de ser actriz

  • Sardá enmarca su colección en el Hollywood de los años 40

  • Destacan los tejidos técnicos laminados en plata envejecida

  • Todos los desfiles de Madrid Fashion Week

|

La Madrid Fashion Week es desde hoy también la fábrica de los sueños y todo gracias a Andrés Sardá. El hilo conductor de su desfile recordaba al guion de muchas películas: joven de provincias que se va a la gran ciudad persiguiendo su sueño de ser actriz. Un papel que hoy ha intepretado Hiba Abouk.

El talento, la simpatía, la belleza y la sensualidad de la actriz encajan muy bien con la colección que habla del viaje con la maleta llena de miedos y esperanza, el casting, el gran papel y la primera alfombra roja.

 Propuesta de lencería de Andrés Sará. EFE

Una historia que se viste con prendas de organza que juegan al contraste entre lo interior y el exterior, entre lo íntimo y la exhibición. La segunda parte es más divertida y refleja los diferentes papeles que una joven puede interpretar, como una pin-up, una animadora, una novia que se casa en Las Vegas… Distintas personalidades con armarios diferentes de los que cuelgan piezas de tul plumeti, encajes y sedas. “Hacen referencia a la belleza y la sensualidad pero también a los mitos del cine”, señala Nuria Sardá.

 Esther Williams inspira la línea de baño. EFE

La figura y las películas de Esther Williams, la sirena de Hollywood, inspiran prendas de baño que son una adaptación de las que vimos en la línea crucero que Sardá presentó en Ibiza.

Las piezas más llamativas se hacen con un tejido laminado espectacular de última generación mezclado con tul invisible, también utilizado en la colección crucero, que provoca reflejos de oro, plata y bronce. Piezas de capricho: capricho de autor, capricho de clienta.

 La organza y el tul marcan las propuestas. EFE

En la bandera de tejidos, Nuria Sardá destaca el encaje que se tiñe de distintos colores, el tul mórbido y la organza tintada en tonos amables: pastel, nude, arena y castaño. “Toda la colección tiene un aire muy ligero, las prendas exteriores son el marco de la ropa interior, están muy presentes pero no llegan a eclipsarlas”, añade

También destaca la silueta que se desmarca de la dibujada en anteriores colecciones. “Sigue siendo muy femenina, como es normal, pero va siguiendo las líneas del cuerpo, sin apretarlo”. Porque la casa siempre mantiene un perfecto, y difícil, equilibrio entre la osadía y elegancia, algo que solo el talento y la larga trayectoria pueden lograr. 

 La intensidad del color aumenta la sensual propuesta de Sardá. EFE

La fiesta es poderosa, lujosa y brillante. Hiba Abouk cerró el desfile convertida ya en estrella, con un diseño en tul negro bordado con cristales de swarovski aplicados a mano y combinado con las pieles de Santiago del Palacio.

Abouk se suma así a la lista de chicas Sardá. La firma lleva varias temporadas contando con estrellas del cine como Bibiana FernándezVictoria Abril y Rossy de Palma. Todas han interpretado sobre la pasarela su papel más breve, quizá el más intenso también.

 Distintas propuestas de Andrés Sardá. EFE

 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente