Enlaces accesibilidad

Los Pujol cuestionan ante el juez la nota de Ferrusola como "madre superiora"

  • En una nota, hablaba en clave religiosa para ordenar traspasos de fondos
  • La familia Pujol cree que la prueba que aportó el banco es un montaje
  • Pujol evita hablar tras cifrarse en 69 millones el beneficio ilícito de su familia

Por
Jordi Pujol guarda silencio tras conocerse el lenguaje en clave que utilizó su mujer para mover fondos en Andorra

La defensa de la familia Pujol ha cuestionado ante el juez la nota en la que Marta Ferrusola se identificaba como "madre superiora" para "traspasar misales", al sostener que es fruto de una "fotocomposición" al aparecer junto a una solicitud de operaciones a la Banca Reig de Andorra.

Un día después de que trascendiera la nota en la que la mujer del expresidente catalán Jordi Pujol supuestamente ordenaba traspasar dos millones de las antiguas pesetas a una cuenta de su hijo, en una nota en clave en la que se identificaba como "madre superiora de una congregación", el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha guardado silencio mientras que su esposa no ha salido de casa.

"Reverendo mosén, soy la madre superiora de la congregación, necesitaría que traspasara dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia, él ya le dirá dónde se tiene que colocar. Muy agradecida", dice la nota, firmada simplemente por "Marta".

En un escrito, al que ha tenido acceso Efe, los abogados Cristóbal Martell y Albert Carrillo alertan al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que investiga a los Pujol de que el documento de la Banca Reig ya le fue remitido a través de una comisión rogatoria, "sin la fotocomposición resultante" de adjuntar la nota manuscrita de Marta Ferrusola.

Con su escrito de alegaciones, los abogados de los Pujol tratan de cuestionar el origen del documento bancario de solicitud de operaciones a cuenta, que incluye la mención manuscrita de Marta Ferrusola, en que esta usó supuestamente un lenguaje clave para solicitar a la Banca Reig un traspaso de dos millones de pesetas.

El documento -una fotocopia de un impreso de solicitud de operaciones en cuenta de 1995 y, debajo de este, la nota manuscrita de Ferrusola- fue aportado, según fuentes jurídicas, por Higini Cierco, quien precisamente acaba de pedir al fiscal general del Estado, José de la Maza, que investigue si hubo un "complot" contra el BPA ante la creencia de que ocultaban información de los Pujol.

Documentos que "causan perplejidad" a los Pujol

En su escrito, los abogados de los Pujol advierten de que los últimos documentos aportados a la causa "causan perplejidad y habrán de ser valorados", y piden al juez "su tutela judicial efectiva en el marco del procedimiento con todas las garantías" que reconoce la Constitución.

La defensa señala en sus alegaciones la "ausencia de explicación" de cómo Higini Cierco "tiene en su poder" la solicitud de operaciones de la Banca Reig, teniendo en cuenta que está fechada en 1995, cuando los Pujol no tenían ninguna relación con el BPA ni con su expresidente.

También alerta la defensa de que la mención manuscrita atribuida a Marta Ferrusola no fue "vehiculada judicialmente" a través de las comisiones rogatorias que el juez ha expedido a Andorra a lo largo del proceso.

En ese sentido, recuerda el escrito que el documento bancario de solicitud de operaciones a la Banca Reig fue entregado por las autoridades andorranas a la Audiencia Nacional "sin la fotocomposición resultante de lo aportado" por Higini Cierco, "y sin esa composición es utilizado en el informe UDEF de 16 de febrero de 2017".

"A este representación procesal se le escapa el escenario preambular, tratos preliminares y finalidad que puede alumbrar la comparecencia de Higini Cierco Noguer ante la Fiscalía Especial", apuntan los abogados de la familia Pujol.

La revelación de esa nota manuscrita ha llevado a un numeroso grupo de periodistas a la puerta de la casa del matrimonio Pujol en Barcelona, aunque el expresidente catalán ha callado cuando a las 9.30 horas de la mañana ha salido del domicilio, con semblante serio, sin hacer ningún tipo de comentario y con un periódico bajo el brazo, mientras que Marta Ferrusola no se ha dejado ver en todo el día.
 

Noticias

anterior siguiente