Anterior El Parlament balear prohíbe la muerte del toro durante las corridas Siguiente I Arriba Ir arriba
El incendio de Alicante mantiene a 1.400 personas desalojadas tras quemar varios chalés

El incendio de Alicante mantiene a 1.400 personas desalojadas tras quemar varios chalés

  • El fuego cobró una gran virulencia al mediodía tras un cambio en el viento

  • Hasta 16 urbanizaciones de Xàbia y Benitatxell permanecen desalojadas

  • Por la tarde ha quedado perimetrado y sin llama pero ha surgido otro foco

  • Según el 112, el incendio ha afectado por el momento a 812 hectáreas

|

El incendio que afecta desde este domingo a las localidades de Xàbia y Benitatxell, en Alicante, ha obligado a desalojar a 1.400 personas de 16 urbanizaciones y ha calcinado este lunes varios chalés después de que las llamas cobraran una gran virulencia por el viento. A última hora de la tarde la situación ha mejorado y el fuego está actualmente perimetrado y sin llama tras afectar a 812 hectáreas, pero ha surgido otro foco, lo que refuerza la idea de que ha sido intencionado, según informa TVE.

Las viviendas que han resultado afectados por las llamas pertenecen a la urbanización Cumbres del Sol, en Benitatxell. Este lugar había sido desalojado al mediodía debido a que el viento cambió y reavivó las llamas, que, desde el contiguo espacio protegido de La Granadella, pasaron a dirigirse a esta zona habitada.

Según el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, el fuego afecta a una zona muy urbanizada, con numerosos chalés y adosados habitados por ciudadanos nacionales y extranjeros, que no podrán volver a sus hogares en las próximas horas. La mayoría son segundas residencias en una de las zonas turísticas más cotizadas de la provincia alicantina.

El incendio de Alicante llega a Xàbia y se combate en dos frentes

En uno de los chalés desalojados había cinco niños, que han sido puestos a salvo gracias a la intervención de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, informa Efe.

Esta tarde, formaban parte del dispositivo de extinción 28 medios aéreos, 222 militares de la UME y 16 vehículos de lucha directa.

Un fuego presunta obra de un pirómano

El incendio forestal de Benitatxell y Xàbia, que se inició el domingo, ha contado con cuatro focos hasta ahora y, según todos los indicios, son producto de la acción de un pirómano. El fuego empezó el domingo en un mirador de Benitatxell, pero tras ser controlado y retirarse los hidroaviones, se registraron tres focos casi simultáneos en las inmediaciones pero distantes entre sí. Este mismo lunes ha surgido un quinto foco cercano.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, que ha visitado el puesto de mando avanzado, ha destacado que las condiciones climáticas habían favorecido a las llamas, con vientos cambiantes que superan los 30 kilómetros por hora, más de 30 grados y una humedad relativa por debajo del 20 por ciento.

A esto se añade, ha relatado el president, el "extraordinario combustible" que hay en este paraje de La Granadella por la prolongada sequía y la cantidad de barrancos de difícil acceso.

Puig ha insistido en que "todas las evidencias" apuntan a un pirómano como autor material del fuego y ha señalado que no se trata de un incendio más sino que afecta a un suelo de alto valor y también de uso residencial, por lo que se ha puesto en riesgo las vidas de muchas personas.

"Tengo que contenerme en adjetivos ante este nuevo terrorismo medioambiental que va más allá de poner en riesgo el patrimonio natural porque también lo hace contra las personas", ha subrayado.

El delegado del Gobierno también ha lanzado un mensaje a los pirómanos: "El Código Penal ha agravado los delitos y quien provoca un incendio comete un delito y caerá todo el peso de la ley sobre ellos".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente