Anterior La llegada de migrantes a las costas españolas bate récord desde la crisis de los cayucos de 2006 Siguiente La defensa de uno de los acusados de la violación en los sanfermines retira el informe del detective sobre la víctima Arriba Ir arriba
Tráfico planea colocar cámaras para vigilar el uso del móvil y del cinturón

Tráfico planea colocar cámaras para vigilar el uso del móvil y del cinturón

  • La DGT estudia aplicar esta medida, sobre todo en carreteras secundarias 

  • El sistema se instalaría como muy pronto en los próximos seis meses

|

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene previsto instalar en las carreteras secundarias cámaras que detecten si el conductor está haciendo uso del teléfono móvil y si los ocupantes del vehículo llevan puesto el cinturón de seguridad.

Se trata de un proyecto sin fecha concreta para su implantación, aunque, según informan fuentes de Tráfico a TVE, tardaría en hacerse realidad al menos seis meses.

El objetivo es dar un paso más para reducir la siniestralidad en las vías convencionales o secundarias, donde se produce entre un 70 y un 80% de los accidentes con víctimas mortales. En estas carreteras ya se han adoptado otras medidas de control, como la instalación de radares de tramo para sancionar los excesos de velocidad.

Con estas cámaras, parecidas a los radares, se recogería la imagen, pero no medirían la velocidad. Tráfico ya adelanta en su revista mensual que el número de cámaras podría ser de 70 en un principio y asegura que son capaces de captar unas 50 imágenes por segundo y comprobar si se está usando el cinturón o se utiliza el móvil al volante. Así, se podrán ver una a una las imágenes e identificar el vehículo.

Preocupación por las carreteras secundarias

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha expresado en numerosas ocasiones su preocupación por la siniestralidad en ese tipo de vías y, por ello, decidió el año pasado incrementar la vigilancia de la velocidad e informar a través de la web de los tramos más peligrosos y en los que se puede estar ubicado un radar.

Según el balance de 2015, mientras el número de muertos en autovía se redujo en 51 hasta los 213, los fallecidos en las carreteras convencionales aumentaron en 45 hasta los 913, lo que consolida a estas vías como las de mayor índice de siniestralidad, con el 81% del total de víctimas mortales.

Y es que el índice de peligrosidad de las secundarias dobla el de autovías y autopistas y el de letalidad (el riesgo de que suceda una muerte una vez ocurrido el accidente) también es mayor.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente