Anterior Unos 300 inmigrantes intentan saltar la valla fronteriza de Ceuta Siguiente Junqueras pide salir de prisión porque el Govern "ni se ha reunido ni tomado decisiones" tras la aplicación del 155 Arriba Ir arriba
Tráiler de 'Los ocho odiosos'
Premios Oscar 2016

Tarantino desata sus filias en 'Los odiosos ocho'

  • El director estrena su octava película: un western teatral y coral

  • Con Samuel L. Jackson, Jennifer Jason Leigh, Kurt Russell y Bruce Dern

|

3 NOMINACIONES A LOS OSCAR

-Mejor actriz secundaria: Jennifer Jason Leigh

-Mejor banda sonora: Ennio Morriconne

-Mejor fotografía: Robert Richardson

La octava película de Quentin Tarantino. No hace falta echar cuentas: un rótulo antes del título deja claro que el director lleva la contabilidad de su obra y presume de narcisismo. ¿Y por qué no? Sus películas están por encima de la media y las mejores son legendarias. Y aunque Los odiosos ocho no pertenezca a estas últimas, es plenamente Tarantino: diálogos alargados y discursivos, serie B, formato 70 mm., western o violencia catártica.

Los odiosos ocho no ha podido tener más zancadillas. Hace dos años el guion se filtró en internet y Tarantino renunció a filmarlo. Hasta que seguramente comprendió que nadie lee un guion de cine. Y menos de 146 páginas. Ni siquiera los hermanos Weinstein, famosos por recortar la duración de todas las películas que distribuyen salvo las de Tarantino.

Justo antes del estreno, la propia película apareció en internet. El anuncio de las nominaciones de los Oscar, otro pequeño jarro de agua fría. Solo tres candidaturas: Mejor banda sonora (Ennio Morriconne), Mejor actriz secundaria (Jennifer Jason Leigh) y Mejor fotografía (Robert Richardson). No importa. Hay que saborear a Tarantino porque, según dice, solo le quedan dos películas por hacer y Los odiosos ocho contiene muchas de sus filias:

1. Samuel L. Jackson

Tarantino ha confesado que es uno de sus mayores placeres: escuchar a su actor fetiche recitar sus diálogos. Y Los odiosos ocho es la cinta en la que Jackson tiene más protagonismo. En el papel de un cazarrecompensas, implacable, astuto y ético a su modo, se luce con deliciosos y morosos monólogos.

Es obvio que Los odiosos ocho es su película más teatral por el peso del diálogo y la unidad de espacio. Esta misma semana Tarantino confirmaba que llevará adelante una versión para las tablas. Si, como también ha declarado, cuando abandone el cine se dedicará solo a escribir, tal vez su futuro sea Broadway.

2. Ennio Morricone

Desde Kill Bill, Tarantino incluye piezas de Morricone espigadas de la extensa filmografía del compositor italiano. Estaba por ver si al crearlas originalmente para Tarantino, Morricone entendería el universo del cineasta. Y vaya si lo ha logrado.

A sus 87 años, ha ganado el Globo de Oro y podría obtener su primer Oscar por una banda sonora (en 2006 le dieron el honorífico). Estamos ante el Morricone oscuro y thriller. El del El clan de los sicilianos o Frenético. Y con la guinda irónica del Morricone emotivo en el tema de trompeta que acompaña a la lectura de la carta de Lincoln que guarda celosamente el personaje de Samuel L. Jackson.

3.Las vergüenzas de EE.UU.

Si Django azotaba el esclavismo, la temática continúa en Los ocho odiosos. Bruce Dern, genial en el papel de un general sureño resume sarcásticamente su desconfianza al progreso. “Siéntese, los yanquis dicen que este es un país libre”.

Pero el debate norte-sur tiene los nada disimulados ecos de la lectura América conservadora vs. liberal de la actualidad.

4. Quentin Tarantino

Habría que distinguir los autohomenajes de los que es, simplemente, su estilo. Pero, como en cualquier autor fuerte cuya filmografía crece, se suceden los momentos reconocibles.

Quizá el más revelador sea la preocupación de la verosimilitud de la ficción dentro de la ficción. Channing Tatum coloca a Bruce Dern en la escena; Samuel L. Jackson escoge las palabras exactas para que la carta de Lincoln funcione. “Los detalles hacen la historia”, decía Tim Roth en Reservoir dogs. Y eso es Tarantino: un narrador privilegiado acelerando, frenando, o directamente, abandonando, la trama de sus historia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente