Enlaces accesibilidad

Así se vió anoche la lluvia de estrellas de las Perseidas

  • Anoche se pudo disfrutar, a simple vista, de hasta 120 estrellas fugaces por hora
  • Fue el día en que alcanzaron su máximo, aunque todavía podrán verse hasta el 24 de agosto

Por
Las Perseidas: un fenómeno astronómico al alcance de todos

Anoche se pudo disfrutar, a simple vista, de un espectáculo asombroso, la popular lluvia de estrellas de las Perseidas.

El astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias, Miquel Serra, ha informado de que en algunos lugares del mundo se han cumplido las previsiones y se han llegado a ver hasta 100 perseidas por hora gracias a las buenas condiciones astronómicas derivadas de la falta de luz de Luna.

“La Luna estaba prácticamente nueva, de hecho la Luna nueva es el día 14 y entonces la noche estaba muy oscura y eso iba a permitir ver meteoros muy leves en brillo. Las previsiones eran las mejores, no vamos a tener unas condiciones similares hasta el 2018″, ha subrayado.

Los meteoros asociados a las perseidas se pueden observar desde mediados de julio y hasta el 24 de agosto, pero lo cierto es que la pasada es la mejor noche.

Os recomendamos esta fotogalería con imágenes de las estrellas fugaces captadas en varias partes del mundo.

Galería de imágenes de la lluvia de estrellas de las Perseidas

anterior siguiente
9 Fotos 1 / 9 ver a toda pantalla
  • Fotografía con larga exposición que muestra un meteoro cruzando el cielo hoy, miércoles 13 de agosto de 2015, sobre Gemuend (Alemania).

    Fotografía con larga exposición que muestra un meteoro cruzando el cielo hoy, miércoles 13 de agosto de 2015, sobre Gemuend (Alemania).

    Fotografía con larga exposición que muestra un meteoro cruzando el cielo hoy, miércoles 13 de agosto de 2015, sobre Gemuend (Alemania).

  • Las perseidas han recorrido el cielo de la Sierra Morena cordobesa, reserva Starlight avalada por el comité Man & Biosphere de la UNESCO, en una noche nublada donde las temperaturas dieron un respiro y rozaron los 20 grados.

    Las perseidas han recorrido el cielo de la Sierra Morena cordobesa, reserva Starlight avalada por el comité Man & Biosphere de la UNESCO, en una noche nublada donde las temperaturas dieron un respiro y rozaron los 20 grados.

    Las perseidas han recorrido el cielo de la Sierra Morena cordobesa, reserva Starlight avalada por el comité Man & Biosphere de la UNESCO, en una noche nublada donde las temperaturas dieron un respiro y rozaron los 20 grados.

Pequeñas partículas de polvo

Las llamadas estrellas fugaces son en realidad pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que van dejando los cometas a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol.

Cuando un cometa se acerca a las regiones interiores del Sistema Solar, su núcleo, formado por hielo y rocas, se sublima debido a la acción de la radiación solar y genera las características colas de polvo y gas.

La corriente de partículas resultante se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su recorrido alrededor del Sol.

Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros.

El espectáculo de las Perseidas

Lágrimas de San lorenzo

El nombre de Perseidas, aunque en España también se las conoce como 'Lágrimas de san Lorenzo' por la festividad del santo, se debe a que la zona del cielo de donde parecen salir los meteoros por un efecto de perspectiva (radiante), se encuentra en la constelación de Perseo.

Su popularidad se debe en parte a su actividad, de las más intensas, y en parte a que se produce en agosto, mes de verano en que, lejos de las luces de las ciudades, se puede disfrutar más del cielo nocturno por las cálidas temperaturas.

Las Perseidas tienen su origen en los pequeños fragmentos -meteoroides- desprendidos del cometa periódico 109P/Swift-Tuttle, que da una vuelta alrededor del Sol cada 130 años.

Las Perseidas han sido observadas durante siglos pero fueron reconocidas oficialmente a mediados del siglo XIX y es una de las lluvias mejor estudiadas.

Los meteoroides de las Perseidas golpean nuestra atmósfera a 59 kilómetros por segundo -mucho más rápidas que las Gemínidas, que lo hacen a 35- por lo que resultan meteoros rápidos y brillantes.

Sin embargo, sus tamaños son pequeños, pues los meteoroides que causan las Perseidas de brillos intermedios tienen unos pocos milímetros de diámetro y los que producen los bólidos (meteoros muy brillantes) solo unos centímetros de ancho.

Video divulgativo sobre la observación de las perseidas

Noticias

anterior siguiente